Javier Valenzuela

Rushdie, Charlie Hebdo y el derecho a ser conflictivo

Por: | 19 de septiembre de 2012

Portada EPS Salman RushdieA Salman Rushdie le sigue funcionando bien la cabeza pese a la pesadilla en la que vive desde que, un día de febrero de 1989, el ayatolá Jomeini le condenara a muerte en una infame y famosa fatwa. En unas declaraciones a NBC, recogidas en EL PAÍS por Walter Oppemheimer, el escritor afirma: “Uno de los problemas de defender la libertad de expresión es que a menudo tienes que defender a gente que, en última instancia, encuentras ofensiva, desagradable y asquerosa”.

     Rushdie alude de esta guisa a los autores de La inocencia de los musulmanes, el vídeo sobre Mahoma que ha provocado violentísimas reacciones de esos hooligans del islam suní fundamentalista que son los salafistas. A Rushdie ese bodrio no solo no le gusta nada, sino que, además, lo considera “provocador” y “malintencionado”.

    Pero esto es lo que tiene la libertad de expresión; si uno cree en ella, debe  vivir de acuerdo con aquella vieja máxima: “No me gustan tus ideas, pero daría mi vida para que puedas expresarlas”. O se es liberal en el buen viejo sentido de la palabra, o sea, partidario de la libertad en todos los aspectos de la vida individual y colectiva, o se es otra cosa (por ejemplo, eso que está de moda en la derecha contemporánea, lo de, como Esperanza Aguirre, ser ultraliberal en lo económico -defensa a ultranza del capitalismo- y mazo rancio en lo político, social, mediático, cultural y moral).

    Algo tan antiguo, tan medieval, tan bíblico -y del Antiguo Testamento- como la blasfemia, no puede ser considerado delito en ningún país que se pretenda mínimamente civilizado y democrático. Otra cosa es que determinados dardos a tal o cual religión sean de mal o dudoso gusto. La inocencia de los musulmanes es de muy mal gusto, pero hay que ser muy bestia para usarlo como pretexto para matar a gente.

     Los versos satánicos, la novela por la que Jomeini condenó a muerte a Rushdie, no pertenece en absoluto a la categoría de obras denigratorias de una religión y sus creyentes. Al contrario, el pobre Rushdie, nacido en una familia musulmana de Mumbai (India), creía hacer con esa obra una aportación a la espiritualidad islámica. Pero, probablemente sin leerla, que es como nacen estas campañas de estigmatización, Jomeini y los suyos se rasgaron las vestiduras por el hecho de que Rushdie incorporara como personaje de su novela al profeta Mahoma.

Charlie-Hebdo     Una más que milenaria tradición musulmana establece que Mahoma (cuyo nombre estaría mejor transcrito al castellano como Muhamad) no puede ser representado de ninguna manera (si aparece en alguna obra figurativa es, siempre, con el rostro cubierto por un velo), y mucho menos satirizado, ridiculizado o, ya no digamos, mancillado.

   En la era de la información global, cuando todo el mundo sabe de inmediato lo que hacen los demás, este tabú se ha convertido en explosivo. Recuérdese la violencia que desataron en sectores fundamentalistas musulmanes las caricaturas del profeta publicadas en un periódico danés. Y síganse ahora los disturbios y asesinatos que está provocando el filme sobre Mahoma.

    Por eso, las autoridades francesas no las tienen todas consigo ante la decisión del semanario satírico Charlie Hebdo de publicar hoy unas caricaturas de Mahoma. Pese a las súplicas de su Gobierno para que no se arrojara más leña al fuego, los directivos de Charlie Hebdo han tirado para adelante invocando la libertad de expresión. Y tienen razón: no hay ningún motivo en una sociedad democrática para que no pueda abordarse de modo humorístico tal o cual personaje considerado sagrado por una u otra religión. Si se acepta en esta materia algún tipo de autocensura, podemos terminar regresando a tiempos inquisitoriales (que es, por cierto, lo que desean algunos en todas y cada una de las religiones del Libro).

    Caricatura-Mahoma-Charlie-HebdoEn todo caso, las caricaturas de Mahoma no van en la portada de Charlie Hebdo. Ésta representa a un judío ultraortodoxo que lleva a un musulmán en silla de ruedas, una alusión explícita al divertido filme francés Intouchables. Las imagenes de Mahoma salen en el interior y abordadas con un humor relativamente "blanco" para lo habitual en esa publicación: en una aparece lloroso por su participación en una “película lamentable” y en otra, eso sí, con la espalda completamente desnuda mientras es filmado.  Nada, en todo caso, por lo que quepa desencadenar un apocalíptico llanto y crujir de dientes.

    Las autoridades francesas se temen, sin embargo, lo peor, y hacen bien dados los antecedentes de los salafistas suníes y los jomeinistas chiíes. Embajadas, consulados y liceos franceses en países árabes y musulmanes han sido colocados en estado de máxima alerta, según informa Miguel Mora desde París.

   Mal que les pese a los adictos a las teorías conspirativas, las coincidencias existen. Y lo es que el regreso a la actualidad de Salman Rushdie se produzca cuando hay liada una gorda con la película sobre Mahoma y lo que puede venir con la caricatura de Charlie Hebdo. Rushdie, con el que EL PAÍS SEMANAL publicará el domingo una amplia entrevista, acaba de sacar sus memorias de los nueve años en que, tras la fatwa de Jomeini, tuvo que vivir clandestinamente y bajo la protección de los servicios de seguridad británicos (el escritor tiene esa nacionalidad).

   Joseph_Anton_RushdieEl libro se llama Joseph Anton. Cuando empezaron a protegerle, los servicios de seguridad le pidieron que escogiera un seudónimo para ocultar su identidad. Él optó por éste: Joseph por Joseph Conrad y Anton por Anton Chejov, dos de sus autores favoritos.

   Lo más fascinante y terrible de estas memorias es cómo Rushdie tuvo que arrostrar una vida secreta bajo amparo oficial semejante a la de los testigos protegidos que declaran contra la Mafia: cambios constantes de domicilio; movimientos furtivos, siempre rodeado de gigantes armados; maniobras para despistar a eventuales seguidores; reuniones a escondidas con su hijo; entrada en cines cuando las luces ya se han apagado y salida antes de que vuelvan a encenderse...

      Rushdie cuenta cómo comenzó deseando poder explicarles a esa mayoría de buena gente que practica el islam que su libro, Los Versos Satánicos, no era lo que sus detractores fundamentalistas decían que era, pero que, al final, arrojó la toalla. Entonces, comprendió una cosa esencial: que los gobernantes de los países democráticos estaban obligados a "defender su derecho a ser conflictivo (troublemaker)”.  Tenía, tiene razón.

Hay 64 Comentarios

Lo que me hace gracia es que la mayoria de los blogueros y supuestamente defensores de la libertad de expresión, se ponen a linchar verbalmente a cual no es afine a sus ideas, un solo ejemplo Goyo expresa una idea y todos se le tiran al cuello, eso demuestra una enfermedad cronica que existe en Europa la Hipocresia lo cual se ha convertido en una virtud, la libertad de expresión no solo acapara la expresión verbal o escrita, sino por definición cualquier tipo de expresión del individuo, esto incluye su vestimenta, entonces por qué prohibirle a una mujer que se quiera tapar el pelo con un velo ese derecho. Jean Charles Angrand también con derecho a libertad de expresión dijo: "el hombre occidental ha alcanzado la cima mas alta de la civilización de la mentira y decepción", me pregunto como un escritor puede llegar a expresar tal idea????

Islam, el puro asco. La religión mas comoda para los palurdos analfabetos asesinos y miserables de todo el tercer mundo. asco de pedofilos, esclavistas, ladrones, asesinos, ultramachistas. ni un paso atras, que se larguen a sus paises y dejen de mentir con que ese horror medieval tiene algo que ver con la paz. Mahoma ese cabrón terrorista no esta en condición de hacer ninguna religión.

Resulta un poco fatigoso tener que explicitar lo obvio... Pero, bueno, por si alguien tiene la menor duda, vayan aquí algunas explicitaciones. 1.- Personalmente, soy una persona muy respetuosa de todas las religiones y de todos los creyentes. Como saben mis parientes y amigos, mi comportamiento es absolutamente decoroso cuando acudo a lugares o ceremonias de índole religiosa. 2.- No me hacen demasiada gracia las caricaturas de Charlie Hebdo y, por supuesto, creo que su publicación es inoportuna y provocadora. 3.- Dicho lo cual, y como bien dice Rushdie en la primera cita de mi artículo, la defensa de la libertad de expresión supone en muchas ocasiones tener que defender el derecho a ejercerla de gente con la que no estás para nada de acuerdo. 4.- Como los ilustrados franceses y como padres fundadores de la independencia de EE UU, creo que la libertad de expresión es un valor supremo del mundo civilizado y democrático. Sus únicos límites serían la injuria y la calumnia a personas (me refiero a acusarles falsamente en público de delitos o comportamientos deshonrosos) y la exaltación de ideas partidarias de la violencia. Saludo. JV.

Dementes... países enteros en manos de dementes. Publicar un dibujo está mal, en cambio asaltar legaciones diplomáticas, asesinar o cometer atentados suicidas está bien. Esta es la lacra del siglo XXI, con la que chocaremos inexorablemente.

Ricardo Villarino, ese mismo lamento (Cuanta falta hace...) lo expresan los fascistas con Hitler, Musolini, y usted claro está, con Franco. Lo mismo dicen, los fascistas-comunistas por los criminales de Stalin, Mao, Pol Plot, King Jong, Gadafi, Sadam, etc, etc. Pero la suerte de vivir en la DEMOCRACIA, es que por criticar, nadie les va a ir a buscar a su casa de madruada, para desaparecerlo, como todavía pasa en la arruinada Cuba, con la bendición de nuestros filofascistas-comunistas.El Poeta Balladeres pasó más de 20 años presos en Cuba porque escribió un poema, pero como nuestros comunistas son simples tarados, no se dieron por enterados .Otros, los más cinicos, trataron de justificarlo con simples clishés. A los Fanáticos Arabes, lo único que tienen que hacer es, educarse o marcharse a sus paises. No hay de otra. Tolerar la libertad de expresión o marcharse. Que no lean ni vean nada de Occidente y que se consuman entre ellos, pero por allá, bien lejos. Donde no "Jiedan". Demasiado nos ha costado (US$) ayudarlos a salir de sus sátrapas asesinos, ladrones y degenerados. Que disfruten su barbarie, pero por allá...

Ricardo Villarino , un dictadorzuelo como Franco solo pudo mantenerse en un pais agilipollado como España. Europa es otra cosa, está más cerca de la civilización y jamás hubiese permanecido, no 40 años, sino cuatro meses en países civilizados como Francia, Holanda, UK, Alemania o Italia.

Cuanta falta hacia un FRANCO en Europa,Un hombre de verguenza y cojones.

Lucastj, censúrate tú, vete a vivir a Irán, o a Egipto, allí supongo que te sentirías más cómodo.
Si vives en Europa estas son las reglas del juego democrático. El temor a los musulmanes no es justificativo para perder una de las más preciadas conquistas occidentales, como es la libertad de expresión.

Yo sigo pensando en que la libertad de expresión es importante, pero en este asunto deberíamos censurarnos.

Yo sigo pensando en que la libertad de expresión es importante, pero en este asunto deberíamos censurarnos.

Pero cómo no va a odiar este Goyo a los judíos, si éstos representan su antítesis. El taradito este no es más que un pajero tardío que todavía vive mantenido por sus padres.

GOYO: se te nota que eres una de esos tipejos que suelta todo tipo de execraciones antijudías (con el permiso de los moderadores, claro) a diario en este periódico. Pobrecito...das lástima de lo patético que eres. Ahorra, y cómprate una vida menos miserable porque, un infeliz como tú, es incapaz de cambiarla por sí mismo.

GOYO, cuanta ignorancia. De los cristianos y judios se dice y se ha dicho de todo y nada sucede. A nadie persiguen, a nadie linchan. En Occidente, no existe el veto a nada. Eres libre en tus criticas, en casi un 100%. Veo que deseas justificar a los fanáticos del ISLAM con comparaciones absurdas. Pero algo debería quedar claro de todo esto, los arabes gozan en Occidente de todo el respeto que está establecido en nuestras leyes y normas, de un respeto que ni remotamente un extranjero pudiera exigir en sus paises, por razones obvias. Pero es tiempo, de que si los arabes no se acostumbrar a vivir en nuestra civilización, con la libre elección y expresión, que hagan uso de sus derechos a irse a otra parte, a retornar a sus paises. Que no nos vengan a decir que y como debemos actuar. Simplemente que se vayan. Que se consuman entre ellos y nos dejen a nosotros en paz decir y hacer todo lo que está permitido. Para Ellos, todas las mujeres de Occidente, por dejarse tocar las manos y enseñar partes del cuerpo son prostitutas y nosotros no decimos ni hacemos nada. Así, si les molesta, si no son capaz de tolerar tiras comicas y cintas de cine asociadas a Mahoma, es su problema. Ellos tienen la misma solución que nosotros, no leerlas ni verlas. Sobre cristo nosotros hemos visto y leido de todo, y?. A quienes hemos agredido o matado?. Asi, los arabes que retornen a sus paises y todos en paz, como era hace muchos siglos. Que no leean ni vean nada que se produzca en Occidente y todo en paz. Pero que no dejen a nosotros hacer chistes y peliculas, buenas y malas de Cristo, Mahoma, Buda o de quien nos plazca. Que se vayan...

Suerte tienen los imames de París, Berlin o Madrid de poder soltar todas las sandeces que se les ocurre contra los que según ellos blasfeman. Pero lo tienen muy fácil, largarse allá donde el medieval concepto de blasfemia todavía tiene cabida y se reprime con la muerte, en los países musulmanes. En Europa,señores, ya hemos pasado demasiados siglos de abuso eclesiástico e inquisición y estamos hartos. Si queréis respeto por vuestra religión, empezad respetando vosotros la libertad que se ha ganado en Europa para cagarnos en dios, mahoma o buda. Si no os gusta que blasfemen, largaros.

Que no se puede criticar a los judíos y a su religión? Por favor, no jodamos, la libertad que se respira en Israel, aún a pesar de los ultraortodoxos, ya la quisiera cualquier país musulman. Bueno, ya la quisieran muchos ciudadanos porque a sus gobiernos ya les conviene tener a sus súbditos aborregados con el islam. Otra cosa es que los judíos no son tontos y saben como influir en la política y cultura de la primera potencia mundial, pero es que estos evolucionaron. Los musulmanes a su lado son cromañones.

Goyito: Tü te enteraste de que los judíos atacaran embajadas, quemaran edificios, etc. como respuesta a alguna viñeta o similar?. Además de tonto del culo, eres un mentiroso. Con gentuza de tu ralea es comprensible que tengamos el país hundido en la miseria. Continúa con los psicofármacos y el onanismo, que ya te van a avisar los psquiatras cuando te puedan dar el alta.

LOS MUSULMANES MERECEN RESPETO....CREO QUE SIEMPRE QUE LO TOCAN HAY INTENCIONALIDAD

No cabe duda estimados feligreses de la Libertad de Expresión. Para que te respeten en un Mundo de Edad Media prefabricada al más viejo estilo islamista. Hay que matar. Si por ejemplo los cristinas cuando se nos ofenden por cualquier mamarrachada de la caverna progre, se dedicara al asesinato. Seguro que se le respetaría mucho más. Así piensan muchos que se dejan amilanar y someter bajo la Dictadura Religiosa del Islam enfermo contra la Modernidad.

" ...the idea of God implies the abdication of human reason and justice; it is the most decisive negation of human liberty, and necessarily ends in the enslavement of mankind, in theory and practice... if God existed it would be necessary to abolish him".
"La idea de Dios implica la abdicación de la razón y la justicia humanas, y necesariamente termina en la esclavitud de la humanidad, en la teoría y en la práctica... si Dios existiera sería necesario abolirlo". -- Bakunin --

A mi me parece que es una absoluta falacia tratar de "comprender" en su contexto la "ira" musulmana. Occidente lo juzga desde sus logros, entre ellos, el de la libertad de expresión, más allá de la religión que se profese.
Quienes intentan justificar su anacrónica conducta me recuerdan a quienes intentan atenuar la gravedad de un crimen horrendo ahondando en la psicología del alienado que lo cometió, creyendo que con eso la culpabilidad del asesino se diluye.
Por ese camino del absurdo, puedo considerar "comprensible" que un criminal entre en mi casa, asesine a mi familia y luego exija comprensión y respeto. Pobre, es ignorante, bruto, por lo tanto lo consiento...

Le quiero decir a Valenzuela (con todo mi respeto hacia su conocimiento de la cultura árabe) que se equivoca y mucho en su apreciación de este conflicto. Es verdad que no hay que ceder al chantaje y defender a ultraje la libertad de expresión ..... Pero para transmitir mi punto me gustaría pedirte que que salieses del pellejo del mundo de libertad donde vives y analizarás las dos partes del conflicto, si se le puede llamar así. La sociedad musulmana en su relación con la religión estás como cuando aquí en España reinaba la iglesia católica hace más de un siglo. En una sociedad así nunca te atreverías a hablar libremente de libertad de expresión y aquí me costaría admitir argumentos basados en el modo de pensamiento actual. Caer en el error de comparar el modo de pensar de la sociedad occidental con una sociedad que todavía mantiene la religión en lo social, en lo político ... sin tener en cuenta ese contexto histórico es para mi gusto un error. En resumen, lo que quiero decir es que si se quiere entender lo que estás pasando hay que salirse un poco de su pellejo y ver la película como está desde los dos bandos. Verás que dos sociedades que se encuentran en distintas coyunturas históricas no se pueden comparar y cualquier argumento usado de un lado u otro no sirve. Opinar desde cualquier bando sin conocimiento del contexto histórico para mi gusto no hace más que amplificar un problema que no debió de existir. Se trata de entender (creo que sería un buena filosofía de vida) y no ser impulsivo en defender ciegamente lo que en nuestra corta experiencia hemos aprendido. Lo que pasó en Túnez y en el mundo árabe no fue una revolución!!!

Una cosa recuerdo del asunto Salman Rushdie y es el tibio apoyo, o nulo, que le dió la Iglesia Católica en su persecución.Clara demostración de que los integrismos se unen; hoy por ti, mañana por mi.

Respuesta a Victor: hablas como si los obispos catolicos no quisieran quitrnos a las mujeres los derechos a la contracepcion, el aborto, el divorcio, el uso del preservativo, como si los obispon catolicos no impidieran a las mujeres ser curas, obispos y papas... Hablas como si los rabinos ortodoxos judios no obligaran en Jerusalen a las mujeres a caminar por aceras diferentes a los hombres. Claro que me parece horrible lo de los extremistas musulmanes con las mujeres y tambien me parece horrible lo de los extremistas judios y cristianos. Las mujeres siempre pagamos en los aquelarres de la fe

Los musulmanes no saben razonar, son poco menos que insectos. Repugna la intolerancia en sus países de origen hacia las demás religiones y la forma cínica como exigen respeto en Occidente.
No hay que ceder, a más intolerancia, mayor libertad. Si no les gusta convivir con nosotros que regresen a su cueva cultural y practiquen allí la religión única.

GOYO, esa es una perfecta estupidez, digna de un antijudío recalcitrante. Me he cansado de ver y leer infinidad de chistes sobre judíos, ofensivos, la mayoría de ellos. Incluso, hasta pésimos chistes sobre el Holocausto y sin embargo no he visto a la comunidad judía matando dibujantes o cineastas por ello.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal