Javier Valenzuela

Treinta años de ataques a embajadas de Estados Unidos

Por: | 13 de septiembre de 2012

Asalto_Embajada_EEUU_CAIRO.Sept_2012
El asalto –por una turba, un terrorista suicida o un grupo armado- a una embajada o consulado de Estados Unidos empieza a ser todo un subgénero de la violencia política en el mundo árabe y musulmán contemporáneo. No es de extrañar que las sedes diplomáticas norteamericanas, auténticos búnkeres de por sí, tengan allí aún más muros exteriores, más bloques de cemento para dificultar el acceso de vehículos y más marines armados que en cualquier otro lugar.

    Diríase que, pese a los buenos deseos expresados por Obama en su histórico discurso en El Cairo, Estados Unidos parece estar condenado a tener siempre líos en el norte de África y Oriente Próximo. La cosa comenzó, de hecho, al poco de su independencia, durante la presidencia del mismísimo Thomas Jefferson.

     Para combatir el apresamiento de buques norteamericanos en el Mediterráneo por los que entonces se llamaban “corsarios de Berbería”, Jefferson envío una armada a Libia. En febrero de 1804, el capitán Stephen Decatur bombardeó Trípoli y terminó izando allí la bandera de las barras y estrellas.  Fue la primera vez que esa enseña triunfaba militarmente en tierra extranjera.

    Ion_PerdicarisJefferson consiguió que los corsarios de Berbería firmaran acuerdos con Estados Unidos renunciando a la piratería y el secuestro. Hasta que, en 1904, Ion Perdicaris, un ciudadano norteamericano de origen griego, fue secuestrado en Tánger por las gentes de El Raisuli, un señor de la guerra local. El entonces presidente, Theodore Roosevelt, pronunció entonces una frase célebre en la historia norteamericana: “Quiero a Perdicaris vivo o a El Raisuli muerto”. Envió una escuadra hacia Tánger, que no llegó a intervenir. Perdicaris fue liberado y el primer Roosevelt consiguió así la reelección.

    En el último cuarto del siglo XX, aquellos escarceos se convirtieron en una guerra muy sucia entre un Estados Unidos convertido en la primera potencia imperial y el gran protector de Israel, y los grupos, movimientos o Estados más insumisos del mundo árabe y musulmán.

     US_Embassy_Seized_Tehran_Keyhan_February_14_1979Quebrantando una regla de inviolabilidad diplomática hasta entonces universalmente respetada, el subgénero del asalto a la embajada norteamericana debutó el 4 de noviembre de 1979, cuando, ante la pasividad, si no el apoyo, de las flamantes autoridades de la República Islámica de Irán, estudiantes jomeinistas ocuparon la de Teherán.

    Tomaron más de medio centenar de rehenes, que solo fueron liberados tras 444 días de cautiverio, exactamente el día en que Jimmy Carter, que había perdido las elecciones por este asunto, le cedía la Casa Blanca a Ronald Reagan.

    En los años siguientes, el Estados Unidos de Reagan y el islamismo shií jomeinista combatieron ferozmente. El 18 de abril de 1983, un descomunal atentado con explosivos destruyó la embajada norteamericana en Beirut. Murieron 63 personas, norteamericanos y libaneses, y entre ellos, ocho agentes de la CIA que celebraban en ese momento una cumbre de la agencia en Oriente Próximo. Uno de los espías fallecidos era Robert C. Ames, el director de la CIA en la región.

   Atentado_Embajada_EEUU_Beirut_1983Aquel atentado –obra de un suicida con coche bomba- fue atribuido a Yihad Islámica, una de las franquicias empleadas en los años ochenta por Hezbolá, el movimiento shií libanés apadrinado por Irán. El 12 de diciembre de ese mismo año, la embajada norteamericana en Kuwait fue atacada por el mismo procedimiento y el mismo tipo de gente -8 muertos-. Repetirían el 20 de septiembre de 1984 en el anexo diplomático norteamericano en Beirut Este -24 muertos-.

    El frente jomeinista pareció calmarse, pero se abrió otro. Estados Unidos, protector asimismo de Arabia Saudí, había gozado hasta finales del siglo XX de la benevolencia del fundamentalismo suní. Pero la Guerra del Golfo de 1990-1991, con su corolario de presencia de tropas norteamericanas en Arabia Saudí, el país de La Meca y Medina, indignó a un personaje llamado Bin Laden, que había colaborado con Washington en la lucha contra los soviéticos en Afganistán.

    Estados Unidos vivía los “felices años noventa” de Bill Clinton, aquel período en que la Unión Soviética ya se había desplomado, el capitalismo florecía universalmente y la Prensa se ocupaba de escándalos sexuales, cuando, el 7 de agosto de 1998, las embajadas estadounidenses en Nairobi (Kenya) y Dar es Salam (Tanzania) saltaron por los aires. Murieron 250 personas y más de 5.000 resultaron heridas en aquellas primeras acciones terroristas suicidas de Al Qaeda.

    US_EmbassyBombingKenyaClinton respondió bombardeando con misiles de largo alcance un complejo farmacéutico en Sudán y un campo de entrenamiento de yihadistas en Afganistán. El pueblo norteamericano se dio por satisfecho hasta que llegó el 11-S.

    En los años siguientes, Al Qaeda siguió utilizando los ataques a sedes diplomáticas de Estados Unidos. El 14 de junio de 2002 le tocó al consulado de la ciudad pakistaní Karachi -12 muertos- y el 16 de septiembre de 2008 a la embajada en la capital de Yemen -16 muertos-.

    Bin Laden ya murió y lo más probable es que su organización inicial –la red de redes Al Qaeda- esté en desbandada. Pero la ideología salafista con la que estaba emparentado ideológicamente, y que Arabia Saudí riega con los petrodólares, goza de buena salud en el norte de África y Oriente Próximo. Así que ha bastado con que los salafistas se enteraran de que un bodrio cinematográfico norteamericano denigra a Mahoma para que se pusieran en marcha contra las sedes diplomáticas donde ondea la bandera de las barras y estrellas. En Libia, Egipto y Yemen, y en forma de turbas, grupos armados o una combinación de ambos.

      Es triste tener que escribir que sí, continuará.

Hay 19 Comentarios

No es necesario que AbduLáh explique nada. Valenzuela es "El traje nuevo del Emperador" hay quién lo ve vestido y una niña palestina lo vió desnudo y se rió de él.
Raúl eso de que somos mala materia prima se lo come usted con patatas, ¿de que vive Occidente si no de robarnos el petróleo? El odio irracional que despiden sus venenosas palabras destila racismo y una situación legal comprometida para usted. Hacer apología contra una étnia, religión, etc. está castigado por el Código Penal español, artículo 23. Reforma del año 2000...

De verdad, Mamón, tú naciste tonto y sufriste una recaída. Provocas lástima cada vez que perpetras un comentario.

De verdad, Mamón, tú naciste tonto y sufriste una recaída. Provocas lástima cada vez que perpetras un comentario.

La política nazi de Alemania, la staliniana de la URSS, y la democracia de Estados Unidos, tienen en común el mismo objetivo: el control del Mundo. Nada ha variado desde que homo sapien existe. Esa es la historia de todos los imperios que han asolado a la Humanidad. (el mongol, el chino, el japonés, el romano, el egipcio, el babilonio, el asirio, el otomano, el maya, el azteca, el inca, el español, el francés, el inglés, el italiano, etc., etc.)

ay, Abdullah, que te la tragaste doblada un dictador tras otro...Todo lo malo que es ocurre, es por culpa de vuestro atraso y vuestra cobardía, así que no busques enemigos fuera cuando los tenéis en vosotros mismos. ¿Qué aportáis al mundo aparte de fundamentalismo y terrorismo?. Sois mala materia prima.

La Primavera Árabe de Obama dejó la cagada en el medio oriente

La primavera árabe ha salpicado la cara de Obama con sangre de sus embajadores. Todo fue una mentira, y una ilusión de los izquierdosos y Chris Stevens, quien fuera amante islámico se ganó el amor de sus ultrajadores. Me hace pensar que pensaría antes de morirse, si en realidad “la cagó con sus utopías y ahora se ve arrastrado como un Gadafi y violado como la periodista Lara Logan”… ¿Sería eso lo que se le pasaba por la cabeza mientras alguien los cargaba en los hombros fritando ¡!Ala es Grande!!? En realidad fue él quien pusiera delincuentes en su embajada con salario fijo (sin guardias y sin armas) quienes más tarde abrieron las puertas para violárselo bien sabroso y luego arrastrarlo por las calles como un Gadafi indigno…. Je, que alguien me diga lo contrario si es que conoce la naturaleza del musulmán extremista. Y Obama, ese tonto, iluso que diera estupendas cátedras sobre un Nuevo orden islámico, va con la cola entre piernas y lanza una apología a los enemigos de los US quienes se bajan los pantalones con millones de dólares para que Morsi instaure su sharia…….. Jejejeje. Vaya, que iluso fue nuestro obamby. Ahora no sabe si los egipcios son aliados o enemigos y ya tiene a diez países del oriente cercano en las puertas de su Casa Blanca clamando odio como hienas salvajes, quemando y destruyendo cualquier cosa que se parezca occidental “made in US”. Pues, que alguien, de ustedes españolitos ignorantes me diga que si este presidente un inútil dilusional es un ojete estúpido…
Más muertos vendrán, marines y también musulmanes. Vete a mira las noticias y date cuenta cuantos países se le vinieron encima al incompetente de Berry…

La culpa, para no variar, es de Occidente porque, como todos sabemos, el orbe islámico se caracteriza por la paz, la concordia, el respeto a las libertades individuales, y la no violencia. Estoy cansado de los p-tos musulmanes y su salvaje atraso, que siempre se manifiesta en crimen y barbarie.

No digo que los datos expuestos en su articulo sean falsos , de hecho son "oficiales" , más bien me refiero a lo que expresa con su articulo dando a entender al lector (lo que hacen la mayoria de los periodistas occidentales) - "los musulmanes son los malos de la pelicula y los americanos los heroes que nunca son agradecidos"-Pero le entiendo ,un articulo a la inversa no venderia tanto.Los americanos han hecho mucho daño a los musulmanes con millones de muertos y lo menos que podria hacer USA es respetar la identidad de los musulmanes y la religion es un factor muy importante en esa identidad.

Sr Javier ¿que es periodismo puro respecto a este tema? ¿la propaganda de los sionistas y americanos de los ultimos 30 años? Ud. se aprovecha de la ignorancia de la inmensa mayoria de los lectores respecto al tema de oriente medio.Busca corresponder al odio del lector para ganarse su atencion.

Sr. Javier Valenzuela. Tan solo hoy tuve la oportunidad de leer su artículo titulado "EL CAZADOR DE OJOS", en ese importante documento se narra como un Oficial de la Policia Egipcia dirije disparos contra los manifestantes y literalmente les "saca los ojos a los manifestantes". Tamaña sorpresa, cuando al otro lado del mundo (en Colombia) existe un grupo de la Policía Nacional que se llama ESCUADRON MOVIL ANTI DISTURBIOS, mas conocidos como el ESMAD, donde existen franco tiradores colocados de manera estrategica para disparar y sacarle los ojos a los manifestantes. Tengo la autoridad civil y moral para realizar esta denuncia ante la comunidad internacional, por cuanto víctima de un disparo de un miembro del ESMAD, perdí mi ojo izquierdo y por poco pierdo la vida.... Sr. Javier acudo a Usted en grito deseperado buscando su respaldo y solidaridad en la denuncia de este hecho y de otros que tengo resportados de lo que sucede en Colombia...Como prueba, tengo el video dondes se ve la persecución que inicia el Policía y el disparo realizado de manera horizontal y todo para demostrar mi acusación...Mi correo es jcmargil@yahoo.es, espero me contacte para ampliar la información.

The Obama’s Arab-Spring Liberation, a mere illusion, now we see it to its full extension…usaworldgaze

un lector voraz y un escritor falaz. 30 años de periodismo, dice. Más bien 30 años de vomitar insulseces y propaganda barata.

Creo que la diferencia entre embajada y consulado es que la embajada es la representación diplomática de un país y el consuldado es la representación de la administración pública de un país en otro.

La embajada representa todos los atributos y características de un país: soberanía, inviolabilidad territorial, etc.; y el consulado es la oficina de atención al público para trámites (cómo una sucursal internacional de todos los trámites públicos de un país en otro).

Normalmente se puede ordenar el allanamiento de un consulado, pero no de una embajada.

Pobre Obama! Tratando de reconciliar EE UU con el el mundo musulmán después de que Bush lo jodiera tanto y los extremostas de uno y otro lado no le dejan

Tienes razón, Baga: las sedes diplomáticas son inviolables y, por tanto, los asaltos y ocupaciones -como la de Teherán en 1979- son ilegales. Por eso sonó a barbaridad cuando alguien en Reino Unido sugirió un posible asalto a la embajada de Ecuador en Londres para arrestar a Assange (al final no lo hicieron). Respecto al exabrupto del llamado Abullah, sólo puedo decir que todos los hechos recogidos en este post son absolutamente ciertos y verificables, o sea, periodismo puro.

Abullah ¿no es correcta la relación de atentados a las embajadas y consulados?
Sr Valenzuela, me interesaba mucho su artículo y encuentro que expresa en el texto lo que estaba buscando:
"Quebrantando una regla de inviolabilidad diplomática hasta entonces universalmente respetada, el subgénero del asalto a la embajada norteamericana debutó el 4 de noviembre de 1979, cuando, ante la pasividad, si no el apoyo, de las flamantes autoridades de la República Islámica de Irán, estudiantes jomeinistas ocuparon la de Teherán." Tenía entendido que el territorio de una embajada o consulado era intocable (ahí el ejemplo de la embajada ecuatoriana en Londres) y estaba respaldado por las leyes internacionales. ¿Es cierto? y de ser así ¿es delito su ocupación, aunque no haya derramamiento de sangre?

Sería de agradecer que el tal Abdullah explicase esos tópicos comunes y vulgares en que cae el artículo de Valenzuela.

Sr Javier es usted un novelista de policias y espías del 3/4 más que un periodista destacado y experimentado.Se dedica a desinformar a los lectores de una manera descarada utilizando sobretodo los tópicos comunes y vulgares que los ignorantes siempre relacionan con los fallos ajenos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Con más de treinta años de periodismo a sus espaldas, ha sido, entre otras cosas, corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de este periódico; también director general de Información Internacional en La Moncloa. Tiene siete libros publicados, trabaja como analista y reportero en El País y colabora como tertuliano en programas de radio y televisión. Es un lector voraz de literatura policíaca y de espionaje.

Entrevista Digital

Se cumple el primer aniversario de la Primavera Árabe, y Javier Valenzuela la analiza en su nuevo libro, Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata), del que charló con los internautas el miércoles, 01 de Febrero de 2012 de 13:00 a 14:00

Eskup

Nuevo libro

Crónica del nuevo Oriente Próximo

Crónica del nuevo Oriente Próximo (Catarata, 2012) es el último de los siete libros publicados por Javier Valenzuela. En su primera parte, el autor propone las claves de la Primavera Árabe, desde la revolución del jazmín tunecina a las victorias de los islamistas en las primeras elecciones libres en Túnez, Marruecos y Egipto, pasando por la sangrienta represión en Siria. En la segunda, una recopilación de sus reportajes de los últimos 25 años en Turquía, Siria, Palestina, la Península Arábiga e Irán, se ofrecen pistas para comprender las nuevas realidades geopolíticas de la zona.

Con anterioridad, Javier Valenzuela ha publicado Usted puede ser tertuliano (Península, 2011), De Tánger al Nilo (Catarata, 2011), Viajando con ZP(Debate, 2007), España en el punto de mira (Temas de Hoy, 2002), La última frontera (Temas de Hoy, 1996) y El Partido de Dios (El País-Aguilar, 1989).

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal