El pronombre personal que no se pronunció

Por: | 29 de enero de 2016

El sábado 23 de enero, la portada de EL PAÍS estaba dominada por un rotundo titular que se desplegaba a toda plana: “Rajoy se retira y deja que Iglesias y Sánchez intenten un Gobierno”. Bajo el titular, tres sumarios recogían otras tantas declaraciones de los tres líderes políticos mencionados, hechas la tarde del viernes.Junto al nombre de Iglesias, se reproducía la siguiente frase entrecomillada: “Que Sánchez pueda llegar a ser presidente es una sonrisa del destino que me debe agradecer”. El pronombre personal ‘me’, sin embargo, no fue pronunciado por Iglesias. Y su presencia en el sumario ha provocado protestas de los lectores.

Carlos Pérez Ortiz leyó el diario ese sábado y se quedó sorprendido por la declaración de Pablo Iglesias. “La frase me chirrió al leerla”, escribe, “pensando que Iglesias se había excedido al considerarse dueño del destino. La clave está en ese ‘me’. Por eso acudí a Youtube a oír su declaración y no utiliza ese ‘me’. Cambia mucho el sentido de la frase (y la imagen de Iglesias) con o sin ese ‘me’.

¿Un error inocente o algo más? Sinceramente, sigo lo que me decía siempre mi abuelo, tirando de refranero español: ‘piensa mal y acertarás’.

Me parece muy lamentable ese entrecomillado, sea o no un error, y más considerando que ha ocupado la portada de su diario. Le agradecería que, en nombre de sus lectores, pidiera explicaciones al director del diario, el señor Antonio Caño”.

Otros dos lectores, Miguel Ángel Collado Martínez, y Carlos Iaquinandi Castro, me han escrito también para protestar por la inclusión de ese pronombre, atribuyéndola a un deseo intencionado de este diario de presentar a Iglesias como un líder arrogante.

 El sumario que reproducía la frase de Pablo Iglesias es, sin duda, erróneo. Lo sorprendente del caso es que la misma frase aparece correctamente escrita en la pieza de las páginas interiores que firmaba Francesco Manetto, el redactor  que cubrió la rueda de prensa de Iglesias en la que pronunció esa frase, -por cierto, parte de la respuesta que dio el líder de Podemos a una pregunta de Manetto-.

He preguntado al director adjunto, David Alandete, qué ocurrió para que figurara la frase de Iglesias incorrectamente reproducida. Esta es su respuesta:

“Por un error de edición en la primera página se añadió el pronombre personal ‘me’ en la frase que le dedicó Pablo Iglesias a Pedro Sánchez:  'Creo que incluso la posibilidad histórica de que sea presidente es una sonrisa del destino que tendrá que agradecer'. Creo, sin embargo, que no cambia en absoluto el significado ni el sentido de las palabras del secretario general de Podemos”.

No me parece que se pueda minimizar un error así. Las frases entrecomilladas deben ser literales, de lo contrario es engañoso reproducirlas como tales. La gravedad del fallo queda amplificada por el hecho de que el sumario ocupaba un espacio bien visible en primera página. Creo que debemos ser muchos más cuidadosos al reproducir frases literales que se entrecomillan, so pena de devaluar esta práctica periodística. Y en este caso, el error debería haberse reconocido en una fe de errores.

Homeópatas contra Edzard Ernst

Por: | 20 de enero de 2016

EL PAÍS publicó el pasado 28 de diciembre, en su sección de ciencia Materia, un largo artículo dedicado al libro de memorias de Edzard Ernst Un científico en el país de las maravillas (A scientist in Wonderland, Imprint Academic), en el que este reputado médico alemán afincado en Reino Unido arremete contra las terapias alternativas y, en concreto, contra la homeopatía, sobre cuya naturaleza ha investigado intensamente para concluir que carece de validez científica. El artículo, repleto de entrecomillados que recogen las opiniones de Ernst, ha provocado una carta de queja de varios médicos homeópatas.

Seguir leyendo »

Herodes y el alcalde de Valencia

Por: | 13 de enero de 2016

Las cabalgatas de Reyes que se celebran todos los años en España han dado pie en 2016 a interminables polémicas. Los consistorios gobernados por coaliciones de izquierda, caso de Madrid o Valencia, han sido objeto de numerosas críticas a raíz de los cambios introducidos en la vestimenta de los Reyes Magos, y otras cuestiones. EL PAÍS no ha tratado el tema con excesiva amplitud, por considerarlo una cuestión menor. Sin embargo, varios columnistas se han hecho eco de la polémica, entre ellos, Rubén Amón. Su artículo  ¿A quién pertenece la cabalgata?, publicado el domingo pasado, ha provocado numerosas quejas de lectores que han señalado diversos errores en él. 

Seguir leyendo »

Sobre tipos de familias y de padres

Por: | 20 de diciembre de 2015

El sábado 12 de diciembre, el filósofo y escritor Fernando Savater dedicó su columna, titulada Discriminar, al tema de la maternidad o paternidad buscada fuera de la pareja heterosexual. El artículo consideraba tal opción discriminatoria para el recién nacido: “Huérfano programado y privado de una de las dos líneas de filiación que pertenecen a la condición humana”, escribía Savater.

Como era de esperar, el artículo ha provocado considerable revuelo. En España son muchas las mujeres que han optado por ser madres al margen de la vida de pareja, y no son pocas las parejas homosexuales que, amparándose en la ley y con la ayuda de mujeres que han aceptado ser gestantes subrogadas, tienen hijos. He recibido algunas quejas de asociaciones o personas que muestran total disconformidad con la posición de Savater. He decidido recoger algunas de ellas en este blog.

Uno de los mensajes lo firma Carolina de Dobrzynski Kearney, miembro de la Junta Directiva de la denominada Asociación Madres Solteras por Elección (MSPE), y, entre otras cosas, señala:

 “Entendemos que su argumento [de Savater] es válido única y exclusivamente desde la biología. Sólo desde la biología las familias están compuestas por un padre, una madre y su(s) cría(s). La realidad familiar es mucho más rica y diversa, hay niños criados por madre y padre, niños criados solo por su madre, niños criados por abuelos, otros que lo hacen criados por tíos o hermanos mayores. Niños criados por dos madres o dos padres, niños criados por la madre y las tías; en fin, una multitud de posibilidades, que aparecen cuando salimos de la estrecha senda de la biología y hablamos de la familia desde el punto de vista social”. 

       “Las madres solteras por elección, lo que hacen es dignificar y dotar de derechos unos modelos familiares que han existido siempre, aunque hayan estado ocultos o marginados. En todas las culturas y épocas, un porcentaje importante de las mujeres han criado solas a sus hijos; pero han sido estigmatizadas, avergonzadas, a veces encarceladas, excomulgadas, menospreciadas, sus hijos han crecido bajo el estigma del pecado y, en muchos casos, han carecido de derechos por la mera razón de haber crecido sin padre (muchas veces, porque el padre ha decidido no ejercer como tal). Las madres solteras por elección representan la superación de la vergüenza, el estigma y la falta de derechos”. 

La carta concluye así:

    “Vivimos en una sociedad en la cual coexisten muchos tipos de parentalidad distintas y todos podemos tener opiniones personales sobre ellas. Algunos pueden pensar que los padres jóvenes son incompetentes, o que los padres mayores corren el riesgo de dejar huérfanos a sus hijos demasiado jóvenes; que es un error que los niños crezcan sin hermanos o que no conozcan a sus abuelos. Las familias religiosas pueden pensar que los ateos no deben criar hijos, y los agnósticos, lo mismo de los fanáticos religiosos; algunos creen que para los niños es mejor que sus madres no trabajen y otros que sus padres (varones) asuman el 50% de su cuidado. Si nos atenemos a las opiniones particulares de cada uno respecto a distintos tipos de familia, ¿nadie debería tener y criar hijos?”

También recibí el jueves un largo mensaje condenatorio del artículo de Savater de la Plataforma Estatal de Familias Homoparentales, además de cartas de lectores como Juan Antonio Boure García y Yolanda Crespo Forcada, que querían dejar constancia de su total discrepancia con el mismo. Yolanda Crespo, se dirige directamente al filósofo en su mensaje, en el que dice, entre otras cosas:

“Soy madre de dos niños probeta, felices, seguros de sí mismos, tremendamente amados, a los que me esfuerzo por inculcar valores morales entre los que se encuentra la tolerancia. Ellos se sienten arraigados en el seno de una familia, su familia, que lucha por ellos cada día y no han debido de leer su artículo porque no parecen necesitar más filiación.

Yo soy hija de padre y madre y preferiría ser una niña probeta... no haber conocido jamás a mi padre, o mejor aún, que no hubiese existido.

Ojo, no odio a los hombres, perder a mi pareja y la vida misma me ha llevado por estos derroteros.

Es mil veces preferible un niño probeta a un niño maltratado o cuya madre o padre lo son. Preferible a los niños cuyos padres usan a sus hijos como arma arrojadiza. Preferible a los niños que tienen un padre o madre “maravilloso” y por el que sentir tanta filiación que de él o ella solo recuerdan abusos de toda índole”.

José Antonio Boure se muestra disconforme con que EL PAÍS haya acogido en sus páginas este texto ya que, dice: “Miles de lectores pueden estar insatisfechos como yo al leer este artículo tan retrógrado de este filosofo sin argumentos fundamentados. Desde nuestras asociaciones, ya que somos muchos, tenemos argumentos basados en estudios sólidos y en múltiples países ofreciendo una visión real de la situación”.

He trasladado estas quejas al jefe de Opinión, José Manuel Calvo, que es quien mantiene los contactos con los columnistas. Calvo considera perfectamente respetables las quejas de los lectores, pero sostiene que el artículo de Fernando Savater no es difamatorio para ninguna persona, y el periódico no tiene por qué censurarlo. Recuerda, en todo caso, que los columnistas se responsabilizan con sus firmas de las opiniones que defienden en sus escritos que no tienen por qué coincidir con las del diario.

El crimen de Pistorius y el de Girona

Por: | 16 de diciembre de 2015

La violencia de género o violencia machista es una lacra que comparten las sociedades poco desarrolladas con las más desarrolladas. El problema es sumamente preocupante en España, donde este año han muerto 60 mujeres a causa de ella. Con razón, el tema ha sido uno de los más debatidos en la campaña electoral. Esto explica que un artículo publicado en el suplemento de Deportes del lunes 7 de diciembre, dedicado al deportista Oscar Pistorius y a su reciente condena en segunda instancia, por el asesinato de su novia, Reeva Steenkamp, haya sido leído en esa clave, provocando algunas quejas.

Seguir leyendo »

Defensora del Lector

Sobre el blog

La figura del Defensor del Lector fue creada por la Dirección de EL PAIS para garantizar los derechos de los lectores, atender a sus dudas, quejas y sugerencias sobre los contenidos del periódico, así como para vigilar que el tratamiento de las informaciones es acorde con las reglas éticas y profesionales del periodismo. Puede intervenir a instancia de cualquier lector o por iniciativa propia.
Principios éticos del diario EL PAÍS

Defensora del lector

Lola Galán

se incorporó a la plantilla de EL PAÍS en 1982, tras una etapa como colaboradora del diario. Ha sido redactora de las secciones de España y Sociedad, y reportera de la sección Domingo. Entre 1994 y 2003 ha ocupado las corresponsalías de Londres y Roma. En los últimos años ha trabajado para los suplementos del fin de semana, incluida la revista cultural Babelia. Madrileña, estudió Filosofía en la Universidad Complutense y Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid.

Contacto

Los lectores pueden contactar con la Defensora del Lector:

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal