Defensora del lector

La Defensora

del lector

La figura del Defensor del Lector fue creada por la Dirección de EL PAIS para garantizar los derechos de los lectores, atender a sus dudas, quejas y sugerencias sobre los contenidos del periódico, así como para vigilar que el tratamiento de las informaciones es acorde con las reglas éticas y profesionales del periodismo. Puede intervenir a instancia de cualquier lector o por iniciativa propia.

últimos artículosVer todos

Puertas abiertas

Esta sección recoge las quejas, preguntas y sugerencias que la Defensora considera de interés general y que no han podido ser tratadas en su artículo dominical por falta de espacio.

Los lectores nos corrigen

En este espacio se exponen las correcciones que los lectores envían, tanto sobre los contenidos del diario como sobre el uso del lenguaje, con el objeto de hacer más efectiva su muy apreciada colaboración.

Debates de periodismo

En este blog, la Defensora someterá a debate entre los lectores cuestiones relativas a la ética y la práctica del periodismo, con el fin de propiciar una reflexión colectiva al respecto.

ENLACES DE INTERÉS

Contacto

Los lectores pueden contactar con la Defensora del Lector:

05 abr 2010

Entre bambalinas sí es correcto

Por: Milagros Pérez Oliva

El pasado 15 de enero la edición de Valencia de EL PAÍS incluía un reportaje sobre un concurso de teatro para aficionados. El título era sugestivo: Levitando entre bambalinas. Luis Lasala, de Madrid, me escribe: “El uso de la expresión bambalinas no es correcto ya que si lo veteranos estuvieran “entre bambalinas” deberían estar suspendidos en el aire a más o menos cuatro o cinco metros de altura; las bambalinas son, según el diccionario de la Real Academia, “cada una de las tiras de lienzo pintado que cuelgan del telar del teatro de uno a otro lado del escenario y figuran la parte superior de lo que la decoración representa. Un término adecuado al espíritu de la noticia sería “entre bastidores”, que es el que se usa habitualmente entre las gentes del teatro, ya que los bastidores son las armazones que sustentan el decorado al nivel del escenario y en ese caso los veteranos podrían estar “entre bastidores” sin tener que levitar.

 

El lector tiene razón respecto del significado de la palabra bambalina. Pero el mismo diccionario  de la Real Academia Española admite la expresión “entre bambalinas”, a la que da dos acepciones: 1.- A uno u otro lado del escenario, sin poder ser visto por el público. Ejemplo: El director observaba la escena entre bambalinas. 2.- De manera encubierta.

 

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal