La Mérida romana se pone al día

Por: | 02 de marzo de 2011

 

 IMG_8856

02 
 

Una característica del legado romano de la ciudad de Mérida es que buena parte de sus edificios milenarios se mantienen en uso. Así los puentes y las cloacas, la vía comercial principal, el propio teatro y anfiteatro componen una ciudad que le habla de tú al pasado. Pero que, además de apropiárselo, también ha aprendido a respetar sus orígenes y a usar el usted. Algo así ha ocurrido con el mayor y mejor de sus edificios religiosos, el templo de Diana, que se conservó, y a la vez deterioró, al ser utilizado como Palacio del Conde de los Corbos hasta la época moderna, y que ahora se ha convertido en el centro de una nueva plaza pública no muy lejos del Museo de Arte Romano, para muchos la gran obra de Rafael Moneo.

 ¿Cómo recuperar para la vida cívica un templo levantado antes de Cristo? Fue el joven arquitecto extremeño José María Sánchez García quien ganó el concurso para adecuar el entorno del templo. Su propuesta, que se inauguró ayer, es un marco urbano, una cinta pétrea, un inmueble discreto de dos alturas y con  forma de U, que esconde las medianeras y habla, desde su textura de cemento y arena, con el granito del podio del templo. El nuevo y discreto edificio lineal sigue la traza urbana del antiguo criptopórtico, ahora visitable, y así devuelve el aire al corazón de la antigua Emerita Augusta.

 

Apoyado sobre micropilotes, que evitan la cimentación invasiva en la zona arqueológica, el nuevo edificio ofrece un paseo porticado y terrazas abiertas al público para poder observar el templo desde diversas alturas y cercanías. Comercios y actividades culturales ocuparán los locales disponibles en este inmueble-marco que ha hecho “cicatrizar las medianeras”, en palabras del arquitecto,  para recuperar la vida en torno al templo romano.

 

Frente al templo, la antigua “área sacra” con pavimento de tierra compactada –como de sitio arqueológico-  queda  separada del foro por el pavimento original, que allí, y frente a un graderío que permite observarlo, recupera el enlosado primitivo con una docena de losas originales.

 

Sánchez García optó por dejar vistas las capas de la historia acumuladas en el lugar. Así, más allá de recuperar el esplendor original, en la plaza puede leerse la huella de estructuras arqueológicas posteriores. No se trata de borrar nada sino de limpiar para verlo mejor. La idea, rescatar no solo edificios sino también espacios para la vida urbana sin perder la memoria, permite dar un salto en el tiempo. Hoy el foro de la antigua colonia romana recupera la imagen que tenía cuando fue construido. La ciudad ha ganado aire, memoria y un nuevo monumento para las visitas turísticas. Los ciudadanos, todo eso. Pero además, una plaza.

09 

13 

IMG_8879 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay 28 Comentarios

Leyendo los comentarios de esta noticia se puede ver la poca cultura arquitectónica hay en este país; para empezar, esto es arquitectura contemporánea, no moderna (esa es la de los años 20, hace casi un siglo); para seguir no se ha atentado en ningún caso contra el patrimonio, simplemente se ha realizado una cinta muy sutil que enmarca y enfatiza el templo, que es lo que tiene que destacar. ¿Qué solución proponen los que tanto lo critican? Porque viendo esta foto
http://www.comparepasajes.com/wp-content/uploads/2010/01/M%C3%A9rida2.jpg
de como estaba antes, yo me quedo con el proyecto.
Mis más sinceras felicitaciones a José María, es un arquitecto estupendo, el tiempo lo demostrará. Y Extremadura una tierra maravillosa, estoy deseando volver a Mérida para verlo.

Felicitaciones por la calidad de los articulos que publican. Un abrazo desde Buenos Aires.

http://detallesdebuenosaires.blogspot.com

Lo que nadie sabe es que querían cerrar ventanas de los edificios contiguos, que al hacer la obra no tuvieron presente las bóvedas de los edificios lindantes y varias cosas más. Creo que un buen arquitecto no sólo debe dedicarse a diseñar, sino que debe estudiar el terreno, y aquí desde luego han habido muchos fallos. La obra en sí ha quedado mejor de lo que esperaba. Ahora no me disgusta lo que veo. Eso sí, estoy de acuerdo con aquellos que dicen que a ver qué uso se les da a los locales....

El problema de los concursos es que una vez ganados nadie los discute. De verdad no podría haberse hecho algo con más sensibilidad hacia su entorno, que cercar el templo de Diana mediante este adusto muro de hormigon blanco ( y que viva el verano extremeño) y vidrio?!.
De verdad en pro de la mal llamada "arquitectura moderna" se debe exigir tanto sacrifico a sus ciudadanos?. Conviertiendo el templo de Diana en una pequeña (porque está fuera de escala) isla ajena a su contexto urbano?.
Hacernos creer que esta mole pesada, incluso visualmente, reinterpreta el antiguo criptopórtico, ofende a cualquier persona medianamente inteligente o con cierta sensibilidad. Por supuesto no tardarán en aparecer toldos en la galería-deambulatorio... que quien sabe....quizás lo humanice un poco.
Por otro lado, este proselitismo para inculcar a la gente de a pié este tipo de arquitectura áspera (eso sí, "moderna") con frases como: "la Mérida romana se pone al día" me parecen de lo más demagógico.
Y eso sí, con el dinero de todos. Of course.

Al corregidor de estilo de abajo me dirijo(02/03/2011 18:25:00) ,que al parecer no escribo como a el le gustaría, gracias por la corrección de la v y la g ; eso sí, la próxima vez,sin mayúsculas que no estoy ciego ni sordo.Claro que para lo que tú has escrito o vayas a escribirme ahora a continuación,no hacía falta señalar tanto error que al parecer te callas.Te aproveche, supino.O listorro, un caso no me entendieras.

Para: Fuera del tiesto | 02/03/2011 14:28:27

rebalorizado (es con V)

acojedora (es con G)

...y no digo nada de puntos y comas que faltan o están mal situados.

Una cosa, lo de verter hormigón sobre restos arqueológicos sin proteger, creo que está mal visto, y en las fotogradías no se aprecia, pero cualquiera que haya visto la obra se habrá dado cuenta de esto.
Otra idea personal del señor Mateo (no mencionado aquí en ningún momento, buena documentación, si señor) que se salta sus propios criterios cuando le interesa, eso sí, a los demás, ni mijita..

A la vista está que no se ha tocado y está intacto, prueba de que el monumeno se ha respetado.Ahora según compruebo en la foto, puede recorrerse en todo su perímetro, no como antes, que solo se hacía en forma de L, quedando siempre algo lejos a la vista y enjaulado aunque sin perder esa especie de extrañeza que da encontrarte ese monumento en una calle peatonal.De las calles adyacentes, ¿qué hubieran dicho el día que se construyeron los internautas que hoy se quejan tanto? Ah, perdón, que por entonces no había tanto friki del patrimonio. Yo creo que ha rebalorizado el lugar y se le ha integrado en la zona, no que antes de estas obras parecía un "residuo" en el que solo eran dueños los gatos que lo tenían como solar para asearse y lamerse las heridas al sol.Visiten Mérida, junto con la ciudad de Cáceres, una de las más bonitas y acojedora ciudad.Su río, su teatro, sus calles.Amén de sus mujeres.

Mis felicitaciones a José María Sánchez García. "Hablar de tú al pasado sin olvidar el uso del usted"

He dedicado un tiempo a ver las fotos del proyecto y del estado inicial, comparándolas y rememorando las impresiones de mi última visita a Mérida hace 10 años (y en agosto).
El proyecto pone en el valor los restos del templo mediante la dignificación del entorno, el cual pasa de ser un solar abandonado en la parte trasera de viejos edificios a un nuevo espacio urbano equipado para actividades.
El nuevo edificio además permite rodear el templo y contemplarlo desde cualquier punto de vista, cosa que antes no sucedía.
Las formas y la construcción del proyecto es sobria, con materiales modestos, de modo que evidencia que lo importante del proyecto son los restos del templo de Diana y no la nueva edificación.
El solar antes era accesible desde las calles Romero Leal y Santa Catalina, la primera calle se ha convertido en el acceso principal al entorno, mientras que la calle Santa Catalina, si no me equivoco, conserva su acceso bajo el pórtico de la planta baja.
Las comparaciones con Sagunto están fuera de lugar, como ha explicado Boro en su comentario, aquí los restos del templo no se alteran ni manipulan.
La crítica de imposibilidad de ampliación de la zona arqueológica es dudosa, existen restos arqueológicos debajo de la mayor parte de la Mérida actual, si todos se quieren sacar a la superficie habría que llevarse la ciudad a otro lugar.
Sí es cierto que algunos vecinos del entorno pueden quejarse porque han perdido las vistas hacia el monumento, aunque en la mayor parte de los casos estas vistas estaban en las traseras de los edificios, en espacios de medianeras o patios de luces que se han beneficiado de una condición que no les correspondía hasta que se ha construido el nuevo edificio. Las únicas vistas perdidas que sí son criticables son las que corta el nuevo edificio sobre la calle Santa Catalina.
Comprendo los miedos sobre una colonización agresiva del edificio por los comercios, ahí es donde debe intervenir el ayuntamiento estableciendo unas directrices para carteles, mobiliario, etc.
Resumiendo, me parece un proyecto muy bueno que realza el valor del templo de Diana y recupera para la ciudad un espacio que hasta ahora no podía usar.
PD. Totalmente de acuerdo con el comentario de Sin politizar.

Pues a mi me gusta, y mucho!!! Espero q hagan una terraza estupenda para poder tomarme un gin tonic en ese marco incomparable...

¿Por qué no se dice en la noticia lo que ha costado esta "hormigonada" obra? Pues se lo voy a decir: 3,6 millones de euros (unas 600 millones de las antiguas pesetas).

Yo no soy muy apasionado de la arquitectura moderna, pero he de reconcer que se ha dado un toque especial al Templo y lo llena de grandeza al darle su espacio vital que tenia cuando existia el foro. Tambien digo que hablar y criticar es facil, pero en este caso creo que es abusiva y poco acertada cualquier critica sin fundamento alguno.

Se gana espacio para las tiendas, no para los ciudadanos.
Se convierte una ruina digna en un parque temático igual que se hizo, un poco más arriba en la misma calle, con las ruinas del Foro.
Se limitan las posibilidades futuras de crecimiento del area arqueológica, al hacer imposibles nuevas expropiaciones o compras en el perímetro.
Se privatiza espacio público.

¿Por qué esa necesidad de construir?¿Por qué no limitarse a limpiar y adecentar el monumento?

Soy de Mérida, y ayer pude rodear el templo como nunca lo había hecho (ni yo ni los que tienen 50 años más que yo), y el edificio se puede observar de una manera más rica. Sinceramente animo a la gente a que antes de ponerse el birrete de arquitecto y opinar sobre fotos se acerque al lugar. Lo de que se han cortado accesos es simplemente mentira, y respecto al calor, ahora, al poder rodear el edificio, se puede encontrar sombra en varios rincones. Y la verdad es que en Agosto a las 4 es difícil ver nada, pero ni eso ni el Teatro Romano.
A lo que hay que estar vigilantes ahora es al uso comercial que se dé a los locales que rodearán el templo, que sean acogedores pero no agresores.
El valor de esta actuación se comprobará con el tiempo, cuando veamos si el edificio ha cobrado más vida gracias a los ciudadanos de Mérida y a sus visitantes. Mientras, espero que seamos constructivos.

Me parece genial, para criticar este proyecto hay que partir de la situación inicial del mismo, estaba en una calle trasera de tercera, mal urbanizada y conocida sólo por los del lugar. Con este proyecto se le ha sacado brillo al Templo de Diana y se le ha puesto en un "altar", se ha sacado espacio para la observación y para la ciudad, genial!

Es cierto que ahora se puede apreciar la obra desde cualquier perspectiva y ha mejorado las medianeras colindantes e incluso se permite el acceso, pero creo que ha perdido parte de su encanto.
Era muy agradable caminar por una calle estrecha y "encontrar casi por casualidad" un magnifico edificio de escala monumental encorsetado en un pequeño solar.
La intervención arquitectónica me parece de gusto discutible, tanto urbana como materialmente. ¿Era realmente necesaria construcción de esta apertura para crear otro “espacio público”? El nuevo edificio tiene demasiado peso y parece competir con el Templo. Como edificio me parece mediocre, las circulaciones discutibles, super-pilares,….
Yo me hubiera limitado a dar acceso perimetral, adecentando los accesos y las medianeras
Tengo miedo a lo que venga, bares y tiendas con sus sombrillas, ruedas de carro, tinajas, sillas de plástico y todo lo demás.

El proyecto me parece magnífico. Dos materiales tectónicos, la piedra y el hormigón, enfrentados como positivo y negativo de una imagen y espacio. Inteligente forma de resover la medianeras y el espacio de sol y sombra de circulación. Felicidades nuevamente.

Está claro que en Extremadura no hay ni cultura ni sensibilidad para comprender la arquitectura contemporánea... Vaya tela...

Entre todos pagamos políticos listos pero ignorantes y los calentones mentales de algunos. Mussolini no lo hizo peor en el Foro Trajano de Roma.

Si bien esta intervención es excesivamente sobria, fría y áspera, a mí lo que me ha escocido es leer la mención a Moneo y su museo m i e r d e r como una de sus mejores obras.
Con estos criterios se potencia una arquitectura pésima, continuísta de sustituir puertas de madera por otras de aluminio.

Las comparaciones con el teatro de Sagunto no se aguantan por ningún sitio. En ese caso (acertado o no) se intervenía directamente sobre el monumento, en este caso la obra nueva queda totalmente separada y "deja respirar" a la antigua.
Y al señor "me lo expliquen"... será que vemos otras fotos aéreas, pero no veo yo manera de abrir esa plaza a más lados a no ser que se derriben las casas que la rodean dándole la espalda. Y no creo que quienes vivan ahí estén muy a favor de esta idea.
Y ya por último, para "Bohemio"... según veo en las fotos, hay un porche (es decir, sombra) que recorre todo el perímetro de la plaza. Seguro que en agosto ayuda... y lo que está claro es que cualquier método para la protección solar evitaría que se pudiera contemplar sin impedimentos el monumento. Me explica usted como conjuga ambas cosas?

Yo solo echo en falta fotos de como estaba el entorno del templo antes de la actuación: Medianeras y traseras de multitud de edificios de distintas alturas sin nungun tipo de cuidado, el monumento solo se podía ver de frente a través de una reja metálica.
Entiendo que haya a quien no le guste, pero el entorno ha mejorado, ahora sí se puede contemplar y rodear el templo, ahora sí existe una plaza (como lo fue en su época).
Además comentar que no se ha cortado ninguna calle, todas las que daban a esa zona continuan y se han integrado dentro del proyecto.

Por que es un atentado contra el patrimonio? me considera conservacionista en estos temas pero... se ha afectado a los restos arqueológicos o destruido algo de valor patrimonial? han empeorado las vistas cuando antes eran medianeras, que daban la espalda al monumento? Entiendo que cerrar dos calles no sea muy acertado, además los foros tenían más de una entrada pero atentado contra el patrimonio... más bien contra la circulación. No veo que tiene que ver con Sagunto si no se ha actuado sobre los restos arqueológicos. Esteticamente me gusta, aunque esto es personal y en cuanto al calor el mismo que hacía antes, yo he estado un par de veces en verano y no hay dios que aguantara m´s de cinco minutos. Que alguien me explique la catastrofe.

Curioso las "gafas" que se les ponen a los supuestos arquitectos supermodernos. Donde ellos ven una plaza pública que abre "espacios para la vida urbano", los mortales vemos un cajón cerrado y aislado del entorno urbano por todos sus lados menos uno. No hay más que ver las fotos aéreas. De hecho, se ha bloqueado el acceso desde dos calles para poder "limpiar y ver mejor" el entorno del templo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal