La imparable domesticación de la oficina

Por: | 20 de enero de 2012

 

 IMASOTO_48 recortada

 ¿Puede una mesa de oficina contentar a todo el mundo? ¿Ser eficaz en un despacho y no molestar en casa? ¿Servir para los grandes y los pequeños negocios? ¿Representar a la vanguardia y tranquilizar con la estabilidad del clasicismo? El arquitecto Pedro Feduchi estaba convencido de que era posible conseguirlo. Y no era una simple corazonada. Profesor de Historia del Mueble en la Escuela de Arquitectura de Madrid, Feduchi es un creador todo terreno que, desde la restauración, el interiorismo, el diseño de muebles o el de exposiciones ha sabido analizar, y elaborar, los milímetros de la arquitectura. Así, el reto de la mesa de trabajo universal no era un simple capricho, era un convencimiento. Y el premio If que ha logrado su serie Tray (Imasoto) parece darle la razón.

F01_imasoto1 baja

La marcada personalidad es el primer atributo que suelen sacrificar los muebles polivalentes, los que aspiran a poder ofrecer varios usos o a poder emplearse en los más variados ambientes. Sin embargo Feduchi ha conseguido evitar esa pérdida. ¿Cómo? ¿Cómo imprimir carácter a un mueble que busca ser versáttil y adaptarse a cualquier contexto? Con ideas y con equilibrio. Con memoria, atención y cuidado más que con riesgo o inspiración.

Para hacer su apuesta de futuro, Fecuchi ha huido de las utopías y ha partido de la realidad. Así, ha tendido una mano al pasado y otra al presente. Las aristas redondeadas que emplea en los bastidores que sirven para separar sus mesas son de rabiosa actualidad. También hacen más amables las mesas. Sin embargo, el arquitecto ha apoyado esa decisión en el mundo conocido, cálido y con referencias que remiten a los grandes del diseño, de la rejilla tapizada a mano.  Así, con una vela a cada polo temporal, Feduchi ha podido concentrarse en actualizar sin cortar las raíces. Solucionada la ubicación temporal del producto, ¿cómo consiguió domesticar y personalizar el mundo anodino y pragmático del espacio laboral?

Si llegó antes la combinación de materiales o las proporciones poco importa. La suma de ambos es lo que convierte estas mesas en memorables. La proporción es lo que domestica el sistema de apoyos. Anchos de 75 centímetros y largos de un metro y medio. Los materiales son los que lo acercan y hacen posible la convivencia entre delicadeza y función. La madera de haya maciza (procedente de bosques reforestados) con barniz mate en las patas o en los bastidores y el acero laminado en frío (pintado de blanco con pintura Epoxy secada al horno) para los sobres y los complementos: los cajones, los archivadores o las bandejas acercan el diseño funcional al campo de las emociones. Lo que hace que estas mesas funcionen como máquinas para despachos no se ve: desde la pintura de poliéster -para asegurar larga vida, muchos cierres y resistencia a los golpes en un mueble pensado para ser usado más que para ser mirado- hasta las canaletas para ocultar los cables. Y lo que convierte la serie Tray en un mueble domesticado es que además de verse puede tocarse (las proporciones, la madera de las patas o el trenzado de la rejilla). El difícil equilibrio entre eficacia profesional y calidez doméstica encuentra en la serie de mesas Tray aire fresco, un traje informal firmado por el sastre más serio.

 IMASOTO_43

IMASOTO_14

 

Hay 10 Comentarios

Esta clara que un buen diseño de oficina tiene que contemplar el espacio de reunión con los clientes.
Un saludo y buen post!

Felicidades por el artículo, es muy interesante ver que hay diseños pensados y preparados para el entorno de trabajo en Home Office, concepto que para muchos es habitual.
Pero los que trabajan desde casa o inician un negocio sin estructura de oficina, ¿dónde se reunen con sus clientes y proveedores? ¿en su casa o una cafetería ruidosa? La proliferación de la Oficna Virtual da solución a este problema, y por muy poco dinero, lo cual también ayuda a controlar los costes y mantenerlos bajos.
Un saludo a todos!

Desde mi mesa veo las estaciones pasar cada año como un suspiro.Ahora en el invierno todo está dormido, casi apagado. Un suelo embaldosado de hojas de roble y castaño sirven de tapiz donde pronto aparecerán las primeras hierbas de primavera. Árboles con gestos irregulares de brazos caídos pronto se podrán en movimiento y colgarán los primeros brotes casi ocultos sobre el fondo difuso del paisaje. Y casi sin pausa también aparecerá el primer cambio de la luz. Ésta menos frágil, mas brillante, más profunda.
Mi mesa acusa todas estas emociones ambientales desde hace mucho tiempo, ya que ha pasado de ser un mueble inerte a ser una parte viva de este paisaje abierto y circular.

Vivir y poder trabajar en casa y en el campo es un placer que no tiene más límites definidos que los del paisaje , la luz, el viento, el color y claro está: mi mesa ancha y larga que lo quiere abarcar casi todo.
Y mi silla.......

Buscamos hacer habitable nuestro entorno de trabajo, nuestro parque empresarial. De otro modo, la creatividad se abstiene

ES, que , qué más quisiéramos el común de los mortales, que tener un trabajo que nos permita trabajar desde casa, permitirnos una casa así y una mesa así, en un rincón así, meto yo horas extras si fuera necesario.
http://www.recetariodesirena.com

Muy, muy bonita. Además, es sencilla y práctica.
Estéticamente me parece perfecta.

Tenemos una de estas mesas en la recepción y además de preciosa es muy funcional. Además 100% producción nacional.

Amar es perdonar: http://cuentosdelizandro.blogspot.com/2012/01/y-ahi-estaba-yo-como-de-costumbre.html

Una buena idea, mobiliario todo terreno para poder utilizarse tanto para decorar una vivienda o trabajar en tu despacho. Una buena idea y con un muy buen diseño. Saludos!

Artículo increible sobre Tray. Para nosotros es un honor poder producirla!
aires fresco, traje informal firmado por el sastre más serio, para decisiones como decimos individuales o en equipo, con o sin corbata!.
gracias!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal