El edificio es el anuncio

Por: | 19 de septiembre de 2012

7673_11
FOTOS: Fernando Alda    

Se espera de los edificios que sepan ampliar sus programas y reducir sus costes. Se espera de los arquitectos que demuestren cómo la mejor arquitectura es capaz de adelantar el futuro sin dejar de escuchar al pasado atendiendo, además, a las condiciones, estrictas y esforzadas, del presente. En Navarra, el Centro Polivalente Valle de Salazar cumple todo ese rosario de condicionantes. El edificio tiene dos memorias, una inmediata: el contexto industrial y la voluntad de industrializar el valle, y otra histórica: el paisaje boscoso de la zona y la tradición constructiva local, con cubiertas a dos aguas y madera de pino. Además, el inmueble soporta un programa flexible apoyado en tres características fundamentales: es un edificio visible, identificable y polivalente. Los arquitectos madrileños Gutiérrez-Delafuente, le añadieron, además, un nuevo atributo: la humildad. Un edificio anuncio puede ser funcional, sencillo y también humilde.

 

Acostumbrados a lidiar con los problemas y habituados a resolverlos, Natalia Gutiérrez Sánchez  y Julio de la Fuente Martínez (ambos nacidos en Madrid, en 1980) trabajaron en París antes de formar estudio juntos. En las oficinas de Jean Nouvel vieron mundo y, así, pertenecen a una generación amplia de miras, crecida con una visión y una distancia que les permiten fundir futuro e historia en propuestas de gran realismo, como este centro polivalente.

El referente territorial del edificio es el Valle de Salazar, cerca del Pirineo, una zona que el Gobierno navarro quiere cuidar y desarrollar. Por eso el nuevo edificio estaba llamado a una tarea múltiple como centro de información y como oficinas temporales para las futuras nuevas empresas. La idea era anunciar el nuevo servicio con el nuevo inmueble. Hablar de nuevas posibilidades de trabajo sin descuidar el paisaje que también forma parte de la identidad plural de ese lugar.

Los arquitectos resolvieron la aparente contradicción de barajar industria y naturaleza  con un edificio forrado, en fachadas y cubierta, con panel de chapa de acero microperfilada tatuado con el grafismo del estudo Tres tipos gráficos. La cubierta a dos aguas alude a la tradición constructiva local, mientras que la chapa remite al entorno industrial, el deseable para el futuro laboral de la zona. En los interiores, de nuevo aparece la madera de pino local y también los pavimentos, de piedra caliza, remiten a los minerales de la zona.

Hay más presencia indirecta del lugar. En medio de una zona boscosa, la calefacción funciona con caldera de biomasa, pero además el inmueble está aislado con lana mineral de un espesor muy superior al exigido para asegurar un comportamiento energético óptimo. Por lo demás, la distribución interior es plural, con zonas más públicas y espacios más privados, y  flexible: está preparada para los cambios que debe ser capaz de absorber un edificio que quiere abrir una puerta al futuro.

 

Presupuesto: 941.526,00€. 1.047,78m2.

 

 

7673_12

7673_02

 

Hay 6 Comentarios

Un buen proyecto, coincido con la opinión de Raul. Saludos!!!

un buen proyecto y ajustando los costes, algo más que necesario hoy día

https://www.youtube.com/watch?v=SGxHJAFzedk&feature=plcp

¿Dónde está?

Curioso y singular proyecto. Formalmente muy agradable. El nivel de detalle de la envolvente es muy bueno, siendo realmente acertado el uso de la fachada principal como elemento "publicitario", un recurso que hace tiempo reclamo como profesional se haga más uso por estas latitudes ya que en el norte de Europa ya hace tiempo que existe un gran número de ejemplos. Las fotos son realmente buenas, lástima que no haya ninguna de los espacios interiores, dificiles de intuir desde el exterior.

EXCELENTE TRABAJO.Enhorabuena desde Barcelona.

Fantástico ejemplo. Se echa en falta una imagen donde se muestre el diente de sierra que lleva luz a los locales. Tan jóvenes y formando un estudio en estos tiempos, tiene mucho mérito.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal