Estos libros le harán dudar

Por: | 21 de diciembre de 2012

 

La vida secreta de los edificios

Tanto si no quieren, o pueden, malgastar dinero en estas fiestas como si quieren asegurar su inversión, permítanme sugerirles que se regalen una duda. Los siguientes libros están entre los mejores del año para sugerir, hacer pensar, ilustrar e invitar a dudar. Felices fiestas.

La vida secreta de los edificios

Edward Hollis. Editorial Siruela

 

Los edificios se transforman en la misma medida en que se conservan. Edward Hollis cree que la arquitectura es cambio y que es eso lo que le permite sobrevivir. Así, sostiene que la ruina de los monumentos es un primer paso para su posterior resurrección y reconversión. El fascinante  relato que traza sobre la vida de 13 obras lo demuestra.

Fueron muchos los que destruyeron el Partenón de Atenas. Algunas de esas destrucciones le dieron también nueva vida. Una liga santa de cristianos, un terremoto, los hurtos de los campesinos de la acrópolis o los del bienintencionado Lord Elgin -que pidió a Canova que restaurara las estatuas de Fidias al tiempo que llenaba el cobertizo de su jardín de Park Lane de mármoles decapitados- conviven en este libro que se lee como una revelación. Hollis descubre la historia esquiva de edificios como Notre Dame de París restaurada en el siglo XIX no de acuerdo al templo original, iniciado más de tres siglos antes, sino conforme a cómo Victor Hugo la describió en la novela en la que la catedral era morada del jorobado Quasimodo.

 

La ciudad en la historia

 

La ciudad en la historia

Lewis Mumford. Editorial Pepitas de calabaza

 

 

También Mumford, al hablar sobre ciudades –y ciudadanos-, creía que una de las pocas verdades estaba en el cambio. La elaboración y reelaboración de personalidades constituye una de las funciones principales de una urbe, un lugar de unidad y diversidad que multiplica el poder del hombre para imaginar, pensar, conocer, disfrutar y conseguir. Así, la ciudad como el escenario en el que el ser humano se supera y, se sobrepone a la mediocridad de lo seguro y lo habitual, nació en Grecia pero “que los griegos no repararan nunca el error de la esclavitud evidencia cuán alejados estaban del concepto de democracia”. Los argumentos de Mumford están cargados de razones válidas a pesar de estar escritos hace medio siglo. Así, el libro recuerda que la cooperación surgió con la ciudad medieval, pero solo en caso de catástrofe recuperan nuestras ciudades esas costumbres.

Sostiene también, o tal vez advierte, que cuando los griegos “perdieron su voluntad de luchar por la libertad ocultaron su vacuidad y su inercia moral reclamando artículos que podían adquirirse con dinero”.

 

Mumford fue un humanista y como tal un precursor de asuntos tan clave como la sostenibilidad o la convivencia. Así, critica la locura de no aprovechar los excrementos como fertilizante y, en su lugar, contaminar los ríos. Y encuentra las raíces de todos nuestros males en… ¿lo adivinan? “En Grecia un ciudadano no podía participar en actividades comerciales. Si optaba por esa carrera debía emigrar y establecerse como extranjero en otra ciudad. Del campesino surgió la desconfianza frente al comerciante y su intermediario, el banquero. (…) El mercader nunca es demasiado rico. Su éxito es la expansión”. Pero esa superstición, de crecimiento sin límites, todavía ejerce la influencia en la economía que todos ustedes conocen.

 

 

La arquitectura moderna y sus creadores

La arquitectura moderna y sus creadores. De Frank Lloyd Wright a Frank Gehry

de Martin Filler. Editorial Alba.

 

Un Le Corbusier que no se conformaba con ser el Picasso de la arquitectura y un Alvar Aalto cuya cualidad más valiosa fue, en opinión de Filler, la duda, componen junto a un Mies van der Rohe incapaz de improvisar el mordaz retrato de los arquitectos modernos que traza el crítico del The New York Review of Books, Martin Filler. La descripción de Frank Lloyd Wright la toma prestada, precisamente, de Lewis Mumford: “Desde el principio hasta el fin vivió como un dios: un ser que actúa, pero sobre el cual es imposible actuar”. Entre los proyectistas vivos, elije ahondar en las polémicas de Calatrava o Libeskind y defender a ultranza a Frank Gehry, el arquitecto que sale mejor parado en este relato tan documentado como entretenido. Por lo demás, el libro es agudo y recoge múltiples datos y reflexiones reveladores:

 

“Si los valores de una sociedad se reflejan en los edificios que ésta construye, la modernidad tardía del Estilo Internacional retrató a arquitectos y clientes interesados exclusivamente en ganar dinero”.

 

Que los más ilustres arquitectos son vulnerables a los vaivenes de la moda, la precariedad de la fama y los caprichos del destino a nadie le sorprenderá. Pero que todos los arquitectos retratados por Martin Filler se expliquen a partir de la economía, la moral, la cultura (o su carencia) tanto como desde la arquitectura, podría hacerlo.

 

 

 

Finalmente, si alguien llega a estas vacaciones sin ánimo de leer, puede también dedicarse a mirar.

 

La ciudad

La ciudad de Frans Masereel (Editorial Nórdica) ofrece esa posibilidad.

 

 

 

Hace casi un siglo que Masereel realizó las xilografías que componen La ciudad, una fascinante novela gráfica que uno no se cansa de observar y escudriñar. Burgués y pacifista, Masereel vio muchas caras de varias urbes. Vivió en París, defendió a la Unión Soviética y promovió la creación de una Biblioteca Alemana de la Libertad para salvar las obras degeneradas del juicio y la destrucción a manos de los nazis. Rescatada ahora por la editorial Nórdica en una edición cuidada, íntima y accesible (9 euros) esa ciudad imaginada sigue resultando tan real como hipnótica y tan cercana como certera. Algo ha cambiado en las ciudades, pero  solo hace falta meter la cabeza en un par de calles para percibir que nosotros seguimos siendo los mismos.

 

 



Hay 6 Comentarios

Gracias, Anatxu. Por indicarnos los libros que te interesan.
El primero lo leí despues de una reseña aparecida en El Pais. Es bastante sugestiva y erudita la visión que Hollis nos aporta. El segundo desde luego, es imprescindible, aunque prefiero la edición de Infinito en dos tomos: más manejable. Los otros no los conozco así que les echo un vistazo. Necesitamos guiarnos unos a otros en este inmenso óceano de información en que han convertido nuestras vidas.

Muy interesantes las recomendaciones. Quisiera que la periodista, o algún internauta, me recomendara alguna otra obra acerca de la arquitectura contemporánea. Lo agradecería enormemente.

En el enlace de abajo aparecen varios libros de interes para lectura personal o para regalo http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/12/la-perversion-de-la-rescates.html

Asi sea, my dear Olive...
PD : Lo dicho Mumford es INDISPENSABLE, para dudar, es decir para pensar.
PD 2: "Le doute m'habite, donc je jouis" o si prefieren "coito ergo sum" es decir : " je doute, donc j'existe (et par conséquent je me m'excite).
PD3: Pido perdon a los afrancesados, a las ministras beatas de sanidad y trabajo y a la alcaldesa ad interim de Madrid que solo ha visto a la de su "marido", por lo que precede (PD2)

... brindar con Champagne.

Estimadisima Anatxu Zabalbeascoa, los de la OMS son unos ineptos ( guevones) cuando evaluan las víctimas de Tchernobil según lo que les dicta el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)...Pero utilizar los excrementos humanos es una estupidez y un riesgo en materia sanitaria, sobre todo a la hora de disponer de tecnicas de dépuracion eficaces. Mas: expandir estiercol aunque sea "humano" es un factor de contaminacion de los acuiferos.
La cooperación es una característica humana por no decir consubstancial al ser humano y no se refiere únicamente a la Edad Media. De hecho nace la ciudad Medieval ( origen de la "Modernidad") en los arrabales de los "mercaderes"? Arrabal : Faubourg o Forsborc? Es decir el burgo de fuera que no se somete a la misma legislación que la propria Ciudad ( episcopal)? Y dale con los obispos y los ministros de educación!!!!
Felices Fiestas
PD: Gnosis o borrachera? No lo dudo un instante: Champagne!!!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal