¿Es este el edificio o es su caricatura?

Por: | 23 de diciembre de 2013

Ssmm

 

Más allá de la arquitectura, Alejandro de la Sota tuvo dos pasiones, la música y el dibujo, y un talante: un fino sentido del humor que le llevaba a buscar motivos de alegría en la observación de la vida cotidiana, en las pequeñas historias. Por eso, el libro Caricaturas (Ediciones Asimétricas), que recoge los retratos de numerosos personajes públicos y personas privadas termina siendo, en cuanto a retrato de la esencia de las cosas, un retrato del propio arquitecto, de esa manera de vivir de de la Sota.

El autor de Gobierno Civil de Tarragona, cuyo centenario se celebra este año, dibujaba en sobres, servilletas y hojas de papel. Lo hacía sin buscar, por el mero gusto de ejercitar su trazo. Y su mirada. Así, “No hay pose ni para el retratado ni para el retratista, solo el gesto de ambos”, escribe su hijo, José de la Sota Rius, en la introducción al libro. Y esa es la conclusión que saca el lector: el gesto sintético, por encima del deseo de desfigurar o criticar, está detrás de los certeros retratos de un arquitecto que, lo mismo para dibujar un tirador que un rostro, tenía la capacidad de traducir y sintetizar la observación y el pensamiento en rasgos certeros. Por eso, el arquitecto José Manuel López-Peláez recupera, en el prólogo al libro (que recoge más de 50 caricaturas) la pregunta que en cierta ocasión le escuchó al propio De la Sota: “¿Es este el edificio o es su caricatura?”, esto es: ¿Es así o es su síntesis? Ese empleo de la palabra caricatura describe lo que estos ejercicios eran para él. Pero el libro revela más.

Además de ser una curiosidad y de desvelar una mirada, los dibujos ilustran buena parte de la vida del autor del Gimnasio Maravillas, en la que, más allá de un célebre arquitecto y más acá de un padre de familia numerosa, fue un personaje digno de novela de Joseph Roth: viviendo, de soltero, en pensiones y hoteles modestos de la Gran Vía madrileña. De entre todos, el Compostela era su favorito y allí retrataba a inquilinos que trabajaban en los teatros de la zona, como una cantante brasileña de varietés o un profesional de la lucha libre acompañado de su hijo con la fuerza y la lucha ya dibujadas sobre su rostro poco infantil.

Uno de los hijos de De la Sota, José, cuenta en la presentación del libro “la poca gracia que te hacían en general las caricaturas propias y lo mucho que te gustaban las ajenas”. Sabe de qué habla. Él, sus hermanos y hermanas y su madre desfilan en las páginas de esta antología de caricaturas de la mano de los reyes (entonces príncipes), presentadores de televisión como Jesús Hermida, cantantes como Julio Iglesias, Peret o Montserrat Caballé y, por supuesto, arquitectos.

Entre este colectivo, “algunos insistieron en ser retratados y el resultado les resultó incómodo”, cuenta. Sota respondía a la incomodidad: “Si no te pareces ya te parecerás”, citando a Picasso contestando, a su vez, a Dora Maar.

No es fácil elegir los trazos con que resumir a una persona, pero en esa elección ve José Manuel López-Pelaez un rasgo revelador de la manera de trabajar del Sota arquitecto. “En toda caricatura bien hecha se asume la certeza de que es necesario abandonar ciertos rasgos superfluos para que lo  más importante gane intensidad”. Ese procedimiento, la posibilidad de elegir las ideas y de llevarlas hasta el límite, estaba en el trabajo de Sota, cuyas caricaturas buscaban más resumir que ridiculizar. López-Peláez habla de la risa seria del arquitecto gallego como actitud vital. Y como método de trabajo: “No se trata tanto de deformar la realidad como de cuestionarla con inteligencia”.

Inteligencia, humor, oportunidad, ironía y cariño se dan cita en este curioso libro que invita a buscar el asombro entre carpetas y archivos y a disfrutar de lo pequeño para encontrar en ello lo grande. 

 

 

  Sin título

Juan Navarro Baldeweg

 

Saenzoiza

 Sáenz de Oiza

  Sararius

 

 

Josedelasotarius

 

Sara Rius, mujer del arquitecto, y José de la Sota Rius 

Hay 2 Comentarios

Estimulantes y minimos trazos con los que componer la esencia de una persona o de una obra arquitectonica del maestro de la sota....
http://cajondearquitecto.com/

Es muy bueno. Seguro que Peridis estará leyendo esto.
Felices fiestas !!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal