Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

Convivencia de lo público y lo privado

Por: | 27 de marzo de 2015

CHA_villas groningen_van der Vlugt 

El vecindario de Groningen, al norte de Holanda, era de viviendas unifamiliares en hilera. Y el encargo consistió en añadir casas a ese barrio residencial. Sólo que Helena Casanova y Jesús Hernández (ambos nacidos en 1967 y asentados en Róterdam desde 2001) no se conformaron con sumar ni con encontrar un solar para sus viviendas y pensaron en la ciudad e idearon una estrategia.

Seguir leyendo »

Una fiesta sin resaca

Por: | 25 de marzo de 2015

13213_036DFR

FOTO: David Frutos /BISimages 

Una fiesta es algo efímero, desaparece para dejar paso a la resaca. ¿Cómo extender el clima de esfuerzo, optimismo y entusiasmo que precede a una celebración a los días cotidianos y a las horas laborables? Quienes gestionan la fábrica de muebles Sancal pensaron que la mejor fiesta para celebrar su aniversario sería no la que no se olvidaba sino la que se vivía (o revivía) a diario. Así, decidieron celebrar sus 40 años de existencia inyectando vida a su espacio de trabajo en Yecla (Murcia). Animándose desde las intervenciones de tres artistas grafiteros que rindieron tributo al trabajo cotidiano, a los oficios artísticos y a la imaginación revistiendo de energía gráfica, la fábrica murciana.

Seguir leyendo »

Amélie vuelve a Japón

Por: | 23 de marzo de 2015

PN884_G

 “No levantéis aquí nada importante”, rezaba una estela milenaria descubierta, tras el tsunami, a un kilómetro de la central de Fukushima. Lo cuenta la escritora belga Amélie Nothomb, que en su último libro regresa al archipiélago donde ha vivido los momentos más transformadores de su vida: el nacimiento, el amor y, en esta tercera etapa narrada en el libro La nostalgia feliz (Anagrama), el reencuentro, el regreso del adulto que busca las huellas de sus primeros recuerdos.

Ese reencuentro con el escenario de la infancia y la juventud es también un ejercicio de observación arquitectónica. Superado el delirio de creer que si el lugar hubiera permanecido anclado en el pasado el mundo sería mejor o el universo estaría a salvo, Nothomb se impone el ejercicio opuesto, el de buscar lo que ha sobrevivido. Y en Shukugawa, el pueblo a las afueras de Kobe donde se crió, la supervivencia la encuentra en el tipo de silencio -“interrumpido por ladridos de perros desprovistos de agresividad”-, y en el aire. También en el canal. Sin embargo, en Tokio el parque en el que jugaba ha perdido el estanque (cubierto de hormigón) y los juncos y ha quedado reducido a apenas dos columpios.

Seguir leyendo »

Un té en la autopista

Por: | 20 de marzo de 2015

Kyrgyzstan2008

 Instant Tea Garden FOTO: Bart Majoor

Cascoland es un colectivo holandés que relaciona activistas de varios países del mundo (artistas, diseñadores y arquitectos de Francia, Rusia, Suecia, Alemania, Reino Unido y, por supuesto, Holanda). Su nombre deriva del casco histórico, del origen de las ciudades, pero también remite al casco de los barcos para indicar que una ciudad no puede ser un contenedor y debe reinventarse y cambiarse. Con el objetivo de demandar espacios públicos mayores y de mejor calidad realizan acciones en varias ciudades del mundo, a veces invitados, otras por iniciativa propia.

Seguir leyendo »

Tocar la arquitectura

Por: | 18 de marzo de 2015

Belamuxia_39_74211

FOTO: Héctor Santos-Díez/ BisImages 

En la comarca coruñesa de Fisterra, Muxía es uno de los puntos de referencia del Camino de Santiago. Allí está el albergue Bela Muxía, que funcionaba con dos habitaciones múltiples, amuebladas con literas, y otras dos dobles con baño hasta que la ubicación costera y las vistas sobre el puerto llevaron allí  tantos visitantes que los dueños pensaron en ampliar el negocio y llamaron a los arquitectos Juan Creus y Covadonga Carrasco. El asunto era peliagudo porque el volumen donde se encuentra el hostal divide su uso entre el hospedaje, en la parte superior, y un tanatorio en la inferior.

Seguir leyendo »

El mercado es la plaza

Por: | 16 de marzo de 2015

O_m1_02_76692

FOTO: Héctor Santos-Díez/ Bis Images 

Ver, y hacer ver, el mercado como lo que siempre ha sido, un lugar de encuentro e intercambio, fue lo que los arquitectos del estudio OLA, capitaneado por Óscar López Alba, se plantearon para abordar la reforma del viejo mercado de Lugo. Por eso, en el centro de esa ciudad, optaron por ampliar la definición tipológica del edificio y trataron el espacio como una plaza pública cubierta.

Seguir leyendo »

Construir lo singular en serie

Por: | 13 de marzo de 2015

8068_13

FOTO: Fernando Alda

No es la casa por el tejado, es el edificio por el paisaje. Posar, en lugar de levantar, colocar, en vez de construir. El arquitecto Felipe Assadi levantó en Pichicuy (Chile) una Casa Remota que se explica con números: 45 días para fabricarla, 4 horas para trasladarla y 6 días para instalarla.

Seguir leyendo »

La desaparición de la lámpara

Por: | 11 de marzo de 2015

  Ginger suspension

Lámpara Ginger de Joan Gaspar (Marset)

Con la consolidación del LED (díodo emisor de luz) como inminente fuente de luz en el 90% de los hogares, oficinas y ciudades, las lámparas han sucumbido a una resta imparable que, en los mejores ejemplos, se detiene cuando la luminaria parece a punto de desaparecer y, sin embargo, consigue reinventarse.

Así, sucede con las premiadas lámparas de Joan Gaspar (Ginger –producida por Marset) o Fluvia (que Josep Lluscá ideó para Simón). Ambas optan por dirigir la fuente de luz, por servir para subrayar un espacio o se postulan para caldear una estancia desde una presencia leve, casi plana. La paradoja es que esta reinvención coincide con la progresiva desaparición de la lámpara como soporte para la iluminación: las nuevas luminarias menguantes que han sabido reinventarse lejos de perder su valor de uso han ampliado su función.

Seguir leyendo »

Koolhaas en Róterdam: ¿faro o muro?

Por: | 09 de marzo de 2015

2t8c7012

Antes de que nadie pudiera opinar, Rem Koolhaas ofreció la respuesta: es una ciudad vertical. “El nuevo icono del puerto de Róterdam tiene tres torres transparentes y 1.500 metros de cafés públicos en la orilla del río Maas”, reza la presentación del inmueble que define el muelle Wihelmina, donde está ubicado, como “el nuevo Manhattan” de la ciudad. Más datos tratan de explicar el edificio: 230.000 toneladas de peso (lo que pesan 1.200 kilómetros de coches en fila india, nos traducen muy en la línea de Koohaas de hablar con datos y eslóganes para hacer comprensible el caos de la arquitectura). Las informaciones de la compañía inmobiliaria son menos transversales: 150 metros de altura, 150 de ancho, 240 apartamentos, 285 habitaciones de hotel, 670 plazas de aparcamiento, 9.500 metros de espacio para restaurantes, comercios y cafés y 60.000 metros de oficinas metidos, todos, en lo que ocupa un campo de fútbol.

Seguir leyendo »

Sacar los colores a Richard Meier

Por: | 05 de marzo de 2015

10.0058

 FOTO: Miquel Coll 

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, MACBA, no quiere ser un edificio hermético. Ni frío ni distante (a pesar de que en el barrio lo bautizaran como la lavadora hace dos décadas, cuando se inauguró). El primer paso para recuperar el contacto con la plaza ha sido ubicar allí el nuevo acceso al museo- directamente al atrio- resuelto con limpieza por los arquitectos Iván Pomés y Max Llamazares.

El segundo paso ha sido hacer desaparecer el antiguo acceso reconvirtiéndolo o rentabilizando. Antes al MACBA se entraba por un lateral, por una puerta que quedaba retrasada, y se hacía atravesando un vestíbulo de planta circular que no tenía otro uso que ese: que la gente pasara por él o que los visitantes se sentaran a esperar a un amigo con el que habían quedado. Era una gran manera de entrar: desde la sutileza, buscando el museo –en lugar de toparte con él o en vez de que éste te atropellara-. Se llegaba allí desde la voluntad y desde la tranquilidad de atravesar un preámbulo, un espacio intermedio, un lugar donde poder dudar, digamos, o incluso un rincón en el que poder descansar. Pero el espacio era muy grande, un lujo caro de mantener en los tiempos que corren. Y así, una nueva tienda-librería ocupa ahora esa antigua antesala.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal