40 Aniversario

Tuñón mansilla El País

FOTO: Cristóbal Manuel

 "Todavía recuerdo la primera vez que visité la Mézquita de Córdoba, hace ya casi cincuenta años… Mi padre, que era oriundo de esta ciudad, me llevó a visitar a su familia y al atardecer me acompañó a visitar la “Catedral”. Emilio Tuñón habla del edificio que le abrió los ojos.

Sin entender todavía nada de arquitectura, y estando mis intereses de aquel momento muy alejados de esta disciplina, me quedé abrumado por el enigmático espacio en el que me encontraba, tan alejado de lo que conocía.

He de decir que, desde ese momento iniciático, he visitado multitud de veces este magnífico conjunto, formado por una agregación de construcciones de diferentes épocas, y todas y cada una de las veces que lo he visitado he descubierto elementos que me hacen pensar en la eficacia del sistema generador de la mezquita original, y en el virtuosismo, y la belleza, de las sucesivas transformaciones a lo largo del tiempo.

Como arquitecto me interesa el conjunto de la Mezquita como sistema de repetición, en el que la solución constructiva, inspirada en el acueducto de los Milagros de Mérida, establece un complejo sistema de relaciones entre elementos, iguales y diferentes entre sí, con independencia de la dimensión del edificio resultante.

Seguir leyendo »

3-El yacimiento arqueológico de las emociones.

Por: | 08 de agosto de 2016

Villa Mairea escalera

Villa Mairea de Alvar Aalto

Lo que no es tradición es plagio. Fue el filósofo catalán Eugeni d’Ors quien lo decretó. Luis Buñuel se hizo eco en sus memorias, citándolo, e Igor Stravinski hizo lo propio en su ensayo de 1942 Poética musical en forma de seis lecciones (Acantilado), sin citarlo. La fachada norte del Casón del Buen Retiro de Madrid recuerda a los paseantes parte del aforismo que apareciera en La Veu de Catalunya en 1911. Y el finlandés Juhani Pallasmaa trata de traducirlo a imagen arquitectónica en su ensayo de 2002 “La metáfora vivida” (incluido en Habitar, Gustavo Gili, 2016). Este es el resultado:

Seguir leyendo »

Morella

Escuela en Morella (Castellón)

"Creo que si hablamos de vírgenes que se aparecen para iluminar el camino, mi Virgen es Le Corbusier". Para la arquitecta Carme Pinós. “Le Corbusier es quién mejor nos muestra que arquitectura es arte en mayúsculas, más allá de resolver problemas cotidianos”.

Seguir leyendo »

2- Enseñar arquitectura es enseñarse a uno mismo

Por: | 01 de agosto de 2016

KAHN con su hijo

A esa conclusión llegó Louis Kahn charlando con sus estudiantes de Princeton. Dung Ngo recogió esas lecciones, que son más pensamientos despeinados que un ideario racionalizado. Y la editorial Gustavo Gili editó los escritos en sus Conversaciones con estudiantes de 2002. En esas charlas, Kahn advertía de que un pintor podía volver a la gente cabeza abajo si lo deseaba “porque un pintor no tiene por qué atenerse a las leyes de la gravead”.

“El pintor puede hacer puertas más pequeñas que las personas; puede pintar cielos negros durante el día; pájaros que no pueden volar; perros que no pueden correr porque es un pintor. Puede pintar rojo donde ve azul. Un escultor puede colocar ruedas cuadradas a un cañón para expresar la futilidad de la guerra. Pero un arquitecto debe usar ruedas circulares y debe hacer las puertas más grandes que las personas. Los arquitectos deben comprender que tienen otros derechos… sus propios derechos. Aprender esto, comprenderlo, es dar al hombre las herramientas para hacer lo increíble, lo que la naturaleza no es capaz de hacer porque el hombre, a diferencia de la naturaleza, tiene capacidad de elección”.

Seguir leyendo »

Arquitectura que abre los ojos

Por: | 28 de julio de 2016

18. Espai Barber° (estudio de RCR Arquitectes). olot. Gerona @Pep Sau

Son muchos los arquitectos que reconocen el magisterio de Le Corbusier y la audacia de Rem Koolhaas. Entre los más admirados suele citarse la delicadeza de Kazuyo Sejima, la plasticidad de Herzog & de Meuron y la aparente inmortalidad de Siza. Sin embargo, algunos trabajos de Alvar Aalto, Louis Kahn, Enric Miralles o los Smithson ocupan el primer puesto en la lista de los que han abierto los ojos a otros proyectistas. Es decir, de los que marcan un antes y un después en la manera de mirar la arquitectura. Este verano, este blog ha preguntado a un puñado de arquitectos tan diversos como reconocidos por el origen de su mirada. Por la arquitectura que les abrió los ojos. Estas son sus respuestas:

1- RCR: “Esconder es parte de la arquitectura”

26. Rafael, Carme, Ramon @RCR Arquitectes

FOTO: Pep Sau

Más que elegir un proyecto transformador, Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta, los tres socios del estudio de Olot (Gerona) RCR hablan de experiencias y aprendizajes. “De muchas cosas que no tienen nada que ver con la arquitectura”. En el brete de decantarse por una eligen un viaje: “Ir a Japón juntos cuando acabamos de estudiar”. Corría 1990. Tenían 24 años.

Seguir leyendo »

Discusiones de sobremesa: 1-En la Edad Media se vivía mejor

Por: | 25 de julio de 2016

William_Morris

Este post inicia una serie de discusiones de sobremesa para invitar a pensar durante el verano. Esta serie recurrirá a ideas extraídas de textos sobre arquitectura o diseño para tratar de sembrar dudas o plantear cuestiones dignas de discusión.

 

En la Edad Media el artesano, aún sin comodidades, vivía mejor que sus sucesores hoy. Producía las mercancías que le vendía a la persona que fuera a utilizarlas. Sin intermediarios. “Sólo los excedentes pasaban a manos de los mercaderes, los cuales, no hay que olvidarlo, no eran esos meros apostadores en el juego de la oferta y la demanda que son hoy, sino unos imprescindibles distribuidores de bienes. Se le pagaba por su esfuerzo en traer mercancías de lugares en que abundan a otros en que escaseaban, y nada más”. Las leyes contra acaparadores y especuladores nos dan una idea de la forma en que se contemplaba el comercio en la Edad Media, es decir, como comercio, no como parasitismo.

Una clave importante es que el público era un buen juez de lo que se vendía. “Los artesanos no trabajaban para el lucro de un amo, sino para ganarse la vida. Eran dueños de sus jornadas, de sus herramientas –que con frecuencia ideaban y construían ellos-, y de sus materias primas. Eso hacía que no se vieran obligados a terminar su trabajo chapuceramente y que se permitieran darle un acabado artístico. Existía el placer del trabajo, la conciencia de que éste sería útil”. La posesión de una cierta destreza era la norma y no la excepción.

“¿Si en el siglo XIV se le hubiese ocurrido a alguien construir un Partenón o un Erecteion a orillas del Támesis, ¿hasta cuándo habrían apoyado su locura sus colegas de oficio?”

Es conocida la ideología de William Morris, uno de los primeros apologistas del socialismo, defendía que los males de los artesanos llegaron con la dependencia de sus empleadores. Fue el cambio en la producción: de producir para subsistir a producir para lucrarse lo que los convirtió de artistas en obreros.

El conocimiento histórico no sirve para volver sobre nuestros pasos sino para arrojar luz sobre el futuro. El cambio es la esencia de la continuidad. “En la sociedad, lo que uno gana lo pierde otro”. “La sociedad del comercio y la competencia, que no ha dejado de desarrollarse en 300 años, ha avanzado hacia la destrucción del placer de la vida”.

Procedencia del texto:

William Morris: “Arquitectura e Historia”

Conferencia pronunciada ante la Sociedad para la Protección de Monumentos Antiguos en 1884. Traducida por Javier Rodríguez Hidalgo en el libro La Era del Sucedáneo (Pepitas de Calabaza, 2016).

En otro artículo de 1889, titulado Las Artes Aplicadas en la actualidad, recogido en el mismo libro, Morris enfatiza: “La ética del comerciante le exige que dé al público tan poco como sea posible, y que tome de él todo lo que pueda. La ética del artista le exige que ponga lo máximo de sí mismo en todo lo que hace”.

Lo mejor de la Bienal: y 4- De basura a paisaje

Por: | 21 de julio de 2016

Batlle y Roig garraf_01

Este proyecto habla de basura a una escala geográfica. Resuelve el dilema entre el paisaje que debemos preservar y la basura de la que nos queremos librar con la reconstrucción de un lugar a partir de las simientes del desperdicio. En El Garraf, una antigua cantera de piedra caliza que fue transformada en vertedero ha sido transformada en espacio público por medio de herramientas agrícolas. Nada más alejado de la idea del paisajismo como herramienta embellecedora y decorativa. El tratamiento de los paisajes como solución curativa ha sido una de las reivindicaciones de Alejandro Aravena en esta Bienal. Para ilustrar esa transformación ha recurrido a uno de los proyectos más premiados del estudio barcelonés Batlle y Roig.

Seguir leyendo »

Lo mejor de la Bienal: 3-El lujo de tener domicilio fijo

Por: | 18 de julio de 2016

KUMBH MELA ASENTAMIENTO

 

En la decimoquinta Bienal de Venecia, la muestra Ephemeral Urbanism recuerda que la estabilidad doméstica es un lujo para la mayoría de la población del mundo e ilustra el caso de Kumbh Mela, una fiesta religiosa que cada 12 años congrega en Ujjain (India) a 19 millones de creyentes en una macro-ciudad temporal.

De celebraciones religiosas a desastres naturales, de grandes eventos deportivos a actuaciones militares, de consecuencias de la guerra a festivales culturales, son muchos los acontecimientos que generan ciudades temporales. Partiendo de esa idea, el arquitecto indio Rahul Mehrotra (1959) –catedrático de urbanismo en Harvard- y el chileno Felipe Vera (1984) –profesor de ecología y urbanismo en la Universidad chilena Adolfo Ibañez y profesor visitante en Harvard- han investigado el potencial de los asentamientos efímeros a la hora de lidiar con la inmigración masiva que reciben las ciudades.

Seguir leyendo »

Lo mejor de la Bienal: 2-“Hacer lo que no hay”

Por: | 14 de julio de 2016

 Rafael Iglesia Escalera casa Del Grande

Escalera Casa del Grande de Rafael Iglesia (con Mariel Suárez)

Hay grandes maestros que no han tenido lugar en las bienales internacionales y que, sin embargo, han sido capaces de dejar un legado trabajando a la sombra. Es el caso del arquitecto rosarino Rafael Iglesia (1952-2015), que el último premio Pritzker y comisario de la Bienal de Venecia, Alejandro Aravena, reconoció como maestro. El argentino, fallecido el otoño pasado, fue un maestro fuera de los focos de los proyectistas que defienden el rol social de la arquitectura y la complejidad que hay detrás de las intervenciones más sencillas. Y no pudo ver cómo su arquitectura de apariencia sencilla, escala modesta, compleja construcción y amplia predicación llegaba a la Bienal de Venecia de Aravena.

“Arquitectos que trabajan y que han trabajado experimentando desde la frontera, no solo del territorio sino también del pensamiento” es lo que muestra la exposición del pabellón argentino ExperimentAR: poéticas desde la frontera comisariada por Atilio Pentimalli. El propio comisario explica que ha querido compartir una arquitectura “genuina de tierras americanas, realizada con los elementos que tenían a mano, en soledad, sin apenas presupuesto, pero con gran ingenio y poética”.

Seguir leyendo »

Lo mejor de la Bienal: 1-Arquitectura de la intersección

Por: | 11 de julio de 2016

Pezo 1

FOTO: Pezo-von-ellrichshausen

En una Bienal tan reivindicativa de lo elemental, de trabajar con lo que se tiene a mano, de recurrir al ingenio, de revalorizar herramientas y materiales tradicionales y de, incluso, reivindicar el clasicismo -Aires Mateus o Chipperfield- como vía para asegurar la larga vida de una arquitectura más sostenible reconforta adentrarse en una construcción temporal que con una geometría básica y pocos medios consigue simbolizar las ambiciones más artísticas de la arquitectura: la belleza, la monumentalidad y el misterio.

Mauricio Pezzo y Sofía von Ellrichshausen han construido un laberinto en los jardines de la Bienal. Lo han hecho con diez círculos de diámetros variados (entre dos y siete metros). El pabellón se llama Vara porque esa medida, tan poco precisa, era la que se empleaba en la construcción de las ciudades coloniales latinoamericanas. Así, su pabellón es una arquitectura que no necesita explicación alguna, pero que se enriquece con ellas. Como la vara y su inexactitud, el proyecto defiende el azar y el tacto desde una geometría muy precisa –una estructura de acero- pero recubierta de yeso que parece contener las marcas de los dedos de los operarios. El propio color, verde azulado intenso, recorta la intervención al tiempo que la integra en el paisaje de los jardines.

General pezo-von-ellrichshaubiennale

El collar de círculos y sus intersecciones abren pasajes, encierran patios y enmarcan un lugar densamente poblado durante la Bienal ofreciendo vistas inesperadas. Hay y no hay jerarquía en el orden aparentemente aleatorio de estas circunferencias. Pezo y von Ellrichshausen defienden que la arquitectura es una forma de conocimiento. Por eso con medios muy básicos han construido un lugar inolvidable “que aspira a ser algo más de lo que es”. Eso es para ellos la arquitectura. Y en Venecia han necesitado poco para transmitirlo.

-pezo-von-ellrichshausen-

 

Pezo-von-ellrichshausen

Pezo-von-ellrichshausen DETALLE

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal