Adam Kimmel se toma un año sabático

Por: | 10 de junio de 2012

Kimmel 61204

El diseñador neoyorquino Adam Kimmel ha decidido tomarse un año sabático. Tras diez años en activo y 18 colecciones para hombre, Kimmel (en la imagen) se retira durante al menos dos temporadas. "Pretendo utilizar este tiempo para enriquecer mi visión, pasar tiempo con mi familia y explorar otras áreas creativas que me interesan mientras todavía soy joven", afirma en un comunicado. La colección de primavera/verano 2013, prevista para este mes en el marco de la próxima semana de la moda masculina de París, no se presentará. La de otoño/invierno 2012 y su colaboración con Carhartt para la misma temporada se entregarán según lo previsto.

Kimmel 61290
Un diseño de la última colección de Adam Kimmel (otoño/invierno 2012), presentada en París e inspirada en el Area 51(L'Estrop)

Adam Kimmel, de 33 años y casado con la actriz Leelee Sobieski, ha sido un creador inquieto cuyos intereses han trascendido a la moda. De hecho, sus colecciones resultaban a menudo más memorables por cuestiones adyacentes que por la ropa en sí. Inspirado por el artista Georges Condo, ideó un casino poblado por modelos con máscaras monstruosas para el otoño de 2010. En Dressed for dinner, el ilusionista David Blaine se sumergía entre tiburones blancos vestido de esmoquin. 

 

"En primer lugar soy un diseñador y un creador", defiende Kimmel en el comunicado de su hasta luego. Una nota emitida a última hora de la noche del viernes explica una decisión que le acerca a otro influyente diseñador masculino: Raf Simons se tomó un descanso de estas características en marzo de 2000 y volvió en 2001. "Espero utilizar este año para experimentar y aprender y para trasladar lo que encuentre a nuevos proyectos y diseños. Creo que así es como un diseñador mejora en su trabajo", sostiene Kimmel. 

Kimmel 61045
Modelos con máscaras inspiradas en la obra de Georges Condo jugando a la ruleta durante la presentación de la colección de otoño/invierno 2010 (L'Estrop) 

El trasvase entre disciplinas ha sido una de las constantes del trabajo de Kimmel. Una de sus colecciones más célebres -la de primavera 2010- se presentó junto a una exposición de fotografías de Jim Kantz. Kantz es el tipo que firmó las míticas publicidades de Marlboro. Unas imágenes de las que el artista Richard Prince se apropió más tarde para su serie Cowboy. Al poner a Krantz y no a Prince en primer término, Kimmel reivindicaba al personaje menos afortunado de la cadena de acontecimientos que termina con Untitled cowboy, la primera fotografía de la historia que alcanzó el millón de euros en una subasta abierta.

 

Las ocurrencias de Kimmel siempre han girado alrededor de tópicos de la cultura e iconografía estadounidense. Por ejemplo, la película con la que lanzó su colección de primavera 2009. Claremont, de Ari Marcopulos (arriba), muestra a dos tipos trajeados haciendo locuras sobre su skate en California. Y la que ya es su última colección, la de otoño/invierno 2012, está inspirada en los diferentes perfiles profesionales (científicos, militares, astronautas...) que deambulan por la misteriosa Area 51 de Nevada, la mayor zona militar de EEUU. Una nave espacial encallada en el desierto decoraba la pasarela durante la semana de la moda de París. 

Kimmel 61109
Adam Kimmel junto a las fotografías de los 'monstruos' de Condo que vistieron su ropa en 2010 (L'Estrop)

"El arte y la moda pueden ser muy pretenciosos cuando su obligación es entretener", decía Kimmel durante una conversación que mantuvimos en París en 2010. "Un crítico me dijo que trabajar demasiado con artistas podía limitar mi creatividad. No estoy de acuerdo. Inspirarme en un personaje como Georges Condo me ayuda a contar mi propia historia". Ya entonces, Kimmel expresaba su deseo de que la moda no ocupara todo su tiempo. Era el último día de la semana de la moda y él contaba los minutos para que el trabajo terminara y pudiera pasar un fin de semana romántico en París con su mujer. 

Hay 2 Comentarios

Eso es amor a su trabajo; querer hacerlo bien y para ello a veces hay que parar y respirar.

ëso es el lujo, poder permitirse un año sabático.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal