El brazalete que tuitea, el último 'wearable'

Por: | 08 de septiembre de 2014

Phase 1 group-shot-lean

 Pulseras de Opening Ceremony e Intel.

El mundo de la moda es conocido (y detestado), entre otras cosas, por tratar de que cada temporada incluyamos en nuestro vocabulario palabros anglosajonas. A saber: crop top (o sea, mini camiseta o sujetador para andar por la calle); oversize (grande) o pantalón coulotte (que en contra de lo que pudiera parecer no es un nuevo tipo de short -pantalón corto- sino una suerte de bermuda larga o pantalón suelto por encima del tobillo). Uno de los términos que más se van a oír a partir de ahora es wearable, literalmente llevable. Y, aunque la lógica invita a pensar que se trata de una nueva forma de referirse a la ropa en general, esta palabra define a los híbridos textil-tecnológicos: prendas y complementos que llevan insertos pequeños gadgets (aparatos).

Hace décadas que el hombre divaga sobre cómo será la ropa del futuro y en la mayor parte de los casos esas ensoñaciones están relacionadas con la tecnología: algún día, pensamos, inventarán un tejido inteligente que detecte qué tiempo va a hacer y según sea este se vuelva impermeable, grueso y caliente o más ligero y transpirable. Mientras que la fantasía de todos los que nunca miramos la previsión metereológica antes de salir de casa se hace realidad, el mercado comienza a llenarse de productos que bien parecen sacados de Star Trek (donde los protagonistas se comunicaban a través de unas insignias).

La firma de moda estadounidese Opening Ceremony e Intel, el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo, se han unido para desarrollar un brazalate llamado MICA, por las iniciales My Intelligent Communication Accessory (Mi Accesorio de Comunicación Inteligente). A simple vista tiene el aspecto de una pulsera normal y se presenta en dos acabados distintos: piel de serpiente negra, perlas de China y lapislázuli de Madagascar, y piel de serpiente blanca, ojos de tigre de Sudáfrica y obsidiana de Rusia. Muy exótico. Pero, aunque todavía no se haya explicado abiertamente y en profundidad para qué servirá el brazalete, está claro que si Intel anda de por medio hará algo más que ser bonita o iluminarse.

La vicepresidenta de la compañía informática, Aysegul Ildeniz, adelantó a la publicación WWD que se trata de un accesorio de comunicación. "No queremos contar demasiado antes de que el producto esté en el mercado. Pero sí puedo decir que está pensado para que puedas estar conectado en cualquier momento, a través de las actualizaciones de las redes sociales". Poco más ha trascendido sobre esta pieza de tecnobisutería. Se sabe que no necesitará estar conectada al móvil, que solo podrá adquirirse en las tiendas de Opening Ceremony y en Barney's New York y que tendrá un precio aproximado de 1.000 dólares, según ha asegurado Humberto Leon, uno de los diseñadores de la marca estadounidense.

Opening Ceremony no es la única ni la primera en dar el salto hacia la moda que incorpora funciones tecnológicas. Ralph Lauren presentó a finales de agosto Polo Tech, una línea de camisetas que lee la información biológica y psicológica de la persona que la lleva a través de unos sensores insertos en la prenda. "Nuestro objetivo es desarrollar un tipo de teconología que forme parte de cada momento de tu vida. Y que podamos incorporar lo mismo en una camisa oxford que en una corbata", explicaba el vicepresidente de marketing de la compañía a WWD.

 

Motorola

 Reloj de Motorola.

Este mismo mes la empresa de telefonía Motorola lanzaba su primer wearable, un reloj que permite conectar con el móvil, acceder a contenidos como la agenda o los mensajes de texto del propietario e, incluso, sirve de GPS y da indicaciones sobre cómo llegar a una determinada dirección. Una pena que no lo hayan bautizado como KITT (ya saben, el Coche fantástico)

Empresas como Nike o universidades como el Instituto Tecnológico de Massachusetts cuentan ya con departamentes especializados en la sinergia entre nuevas tecnologías y moda. Y todo parece indicar que estos proyectos que empiezan a desvelarse son solo el principio de una corriente, que, esta vez sí, parece llamada a revolucionar el mundo del vestir.

Quién sabe, quizás antes de lo que imaginamos, para desconectar de Internet y las redes sociales no nos quede más remedio que desnudarnos.

Hay 3 Comentarios

These wearables are beautiful

Pues yo no entiendo mucho de tecnología la verdad. Me conformo con entender el iphone! jajaja. Eso sí, me lo cogí libre y le puse una tarjeta con LCR que son baratísimos. http://www.lcrcom.net/Particulares

La firma italiana DIESEL tiene una colección que la ropa que usas la metes en una bolsa de papel y la metes al congelador y automáticamente se limpia y desinfecta. Ahorrando agua y detergentes o jabones.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal