Las modelos también hablan

Por: | 11 de septiembre de 2014

OlivierSaillard-ModelNeverTalk0041

En medio del atestado calendario de desfiles de la semana de la moda de Nueva York (entre 20 y 30 presentaciones diarias), la performance titulada Models never talk floreció como un extraño brote. Durante 45 minutos, los asistentes se olvidaron de la primavera/verano 2015 para sumergirse en los recuerdos de siete antiguas modelos. Amalia Vairelli, Christine Bergstrom, Claudia Huidobro, Violeta Sanchez, Anne Rohart, Axelle Doué y Charlotte Flossaut participan en el experimento. Auténticas figuras de la moda de París que vistieron las creaciones más emblemáticas de Yves Saint Laurent o Claude Montana. Convocadas por Olivier Saillard en una representación que formaba parte del festival Crossing the line organizado por el instituto Alliance Française (FIAF).

OlivierSaillard-ModelNeverTalk0337
De izquierda a derecha, Charlotte Flossaut, Claudia Huidobro, Anne Rohart, Axelle Doué, Violeta Sanchez, Amalia Vairelli y Christine Bergstrom durante la representación. Foto: Giovanni Gianonni.

La idea era evocar el desembarco de costureros franceses en Nueva York en los años cincuenta con modelos que, en lugar de maletas llenas de trajes, vienen cargadas con su memoria. “En un momento en que la moda está definida por el fenómeno de la sobreproducción, mi deseo era que las modelos llegaran solo con sus recuerdos y sin el equipaje de la ropa”, asegura Saillard. Poeta, escritor y comisario de moda, Saillard (nacido en 1967) es director del museo Galliera de París y ha organizado exposiciones tan celebradas como las dedicadas a Alaïa, Madame Grès o Yohji Yamamoto. Sus performances más notorias hasta la fecha han sido sus colaboraciones con Tilda Swinton: The imposible wardrobe (2012) y The eternity dress (2013).

OlivierSaillard-ModelNeverTalk0441 PEQUEÑA.JPG

La modelo Amalia Vairelli durante su actuación. Foto: Giovanni Gianonni.

Un estudio blanco espera a las protagonistas de Models never talk. Llegan una a una, vestidas con bodys, medias y estiletos negros. A veces cubiertas con una bata o una camisa blanca. Es imposible no admirar su belleza. Con gestos de mímica y palabras recrean por turnos los trajes que lucieron en la pasarela o con los que posaron en fotografías históricas. Es un texto muy sencillo pero resulta delicado y poético. Axelle Doué describe con detalle el vestido que Madame Grès construyó sobre su cuerpo. Tan largo, que le obligaba a dar una peculiar zancada que se convertiría “en la seña de identidad de su carrera”.

Violeta Sanchez toma la palabra para evocar un día de 1954 en el estudio de Yves Saint Laurent. Se probaba un traje en rojo rubí con pedrería en el cuello. “Es muy elegante, pero yo quiero estar sexy. Le pido a Catherine que lo ajuste más y más. Vamos al estudio a enseñárselo a Yves Saint Laurent y cuando estoy a medio camino veo su rostro incrédulo. ‘Pedí a Lady Macbeth, no a Mae West’, exclama. Noto cómo la mirada de Catherine me atraviesa la espalda. Pero yo me marcho contenta por haber sido Mae West por un instante”.

OlivierSaillard-ModelNeverTalk0487

En primer término, de izquierda a derecha, Anne Rohart, Christine Bergstrom y Axelle Doué. Foto: Giovanni Gianonni.

La gracia con la que sus gestos recrean pliegues y situaciones te hace viajer con ellas. Las blancas paredes de la sala se convierten en los atestados estudios y sus bodys negros parecen transformarse en aquellos exquisitos diseños. Uno siente realmente su ausencia. Amalia Vairelli dibuja con sus manos el esmoquin de Yves Saint Laurent que lucía en una célebre instantánea de Helmut Newton.

La audiencia se ríe con la carcajada traviesa del que comparte un chiste privado. Como cuando Claudia Huidobro recuerda un desfile de Comme des Garçons en 1983. Se quita los zapatos de tacón y desfila marcialmente. Todo un contraste con la sensualidad juguetona de la que ha hecho gala poco antes, rememorando una gabardina de Jean Paul Gaultier. También hay sonrisas cuando Violeta Sanchez recrea los equilibrios tambaleantes a los que obligaban los zapatos y vestidos de John Galliano; o cuando Charlotte Flossaut evoca cómo “el drama está en el aire” en la casa de Montana cuando este se desespera porque la modelo no logra parecerse exactamente al dibujo que él ha concebido.

Al final, las siete mujeres se alejan y vuelven con reproducciones de algunas de sus campañas y fotografías más célebres. El público las recibe con grandes aplausos. En primera fila, Naomi Campbell sonríe.

OlivierSaillard-ModelNeverTalk0600

 

Hay 1 Comentarios

Digo yo que si ademas de dejarlas jugar un rato, no les dan de comer algo, que dan pena verlas. Y a los que las eligen y las encumbran, que Dios los perdone, porque creo que las personas "normales" no. No nos convencen con tanto piropo falso; dan pena.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal