40 Aniversario

El colorido de los atuendos

Por: | 22 de agosto de 2016

Ebbaba Y Fati_vestimenta tradicional
Ebbaba y Fati vestidas con la ropa tradicional saharaui

Ruge el viento tras la lona de la jaima. Hoy ha sido un día más de calor. En su interior, nuestro hombre saca una libreta donde anota recuerdos, inventa historias y relata la vida en el campamento. A veces le gusta pensar cómo era la vida en la ciudad, el ajetreo, el ruido, sus gentes y el olor a mar. Escribe a mano para luego trasladarlo al bloc de notas de su Samsung Galaxy, con paciencia y esmero. Y entonces, cuando todos duermen, mientras  los escarabajos excavan túneles en la tierra, camina hasta un lugar elevado en busca de un poco de cobertura. Consigue enviarnos su crónica, su relato, su historia. Memoria viva de todo un pueblo que deja escapar los días en un campamento de refugiados en el más inhóspito de todos los desiertos. Mi admiración y respeto a nuestro compañero, Mohamidi Fakal-la, un valiente caballero del desierto.

Esta entrada ha sido escrita por Mohamidi Fakal-la desde los campamentos de refugiados saharauis. 

El imponente atuendo de hombres y mujeres saharauis no hay que verlo con tanta simpleza que solo se limite al tono y colorido, ni tampoco como un modo de vestir tradicionalmente reservado a momentos festivos. En efecto, detrás de los “extravagantes” trajes que hoy se exhiben con lucidez tanto en el hogar, en el mercado, en las oficinas, en puerto y en aeropuertos, se esconde con sencillez todo un ideal, una idiosincrasia costumbrista que preconiza el simbolismo de una sociedad que emana sus raíces de una cohesión étnica, religiosa y social, bien definida geográficamente. Con esta máxima se eleva todo un contexto nacional y racional entorno a unos valores heredados ancestralmente.

Seguir leyendo »

El caballero de la ciudad

Por: | 12 de agosto de 2016

Hombre_sahara_santiago_barrio

Fotografía de Santiago Barrio de la serie El teatro de las dunas

Ruge el viento tras la lona de la jaima. Hoy ha sido un día más de calor. En su interior, nuestro hombre saca una libreta donde anota recuerdos, inventa historias y relata la vida en el campamento. A veces le gusta pensar cómo era la vida en la ciudad, el ajetreo, el ruido, sus gentes y el olor a mar. Escribe a mano para luego trasladarlo al bloc de notas de su Samsung Galaxy, con paciencia y esmero. Y entonces, cuando todos duermen, mientras  los escarabajos excavan túneles en la tierra, camina hasta un lugar elevado en busca de un poco de cobertura. Consigue enviarnos su crónica, su relato, su historia. Memoria viva de todo un pueblo que deja escapar los días en un campamento de refugiados en el más inhóspito de todos los desiertos. Mi admiración y respeto a nuestro compañero, Mohamidi Fakal-la, un valiente caballero del desierto.

Esta entrada ha sido escrita por Mohamidi Fakal-la desde los campamentos de refugiados saharauis. 

Descendía de las cimas de las dunas todas las mañanas, en el momento mismo en que los rayos de sol se igualaban a la altura de las raquíticas palmeras de Sidi Buya. Pasaba la noche a solas entre el aullido de los zorros y el amortiguado golpe de las olas en la cara de las dunas. Mugriento y con la chilaba al hombro recorría la ciudad de punta a punta. Y a mediodía llegaba con el rancho en un cubo de metal que recordaba a los del ejército, afincado al borde sur del río, a media legua de la improvisada alcántara de madera por encima de la Saguia en los días de la riada. Llegaba sudoroso y con ganas de comer en el incómodo furgón -chatarra- abandonado frente a la oficina de Iberia y de correos. Allí se quedaba quieto mirando a los transeúntes, nativos e ibéricos, con la inteligencia de un felino esperando a que alguien saliese con un encomendado o bulto sellado desde la otra orilla del mar, a fin de llevarlo a la espaldas y a cambio de unas pesetas acuñadas con la esfinge del General y el escudo de la metrópoli.

Seguir leyendo »

Nayat (1)

Por: | 05 de agosto de 2016


Avion3

Esta entrada ha sido escrita por Bachir Ahmed Aomar, miembro de la Generación de la Amistad Saharaui y director del programa Sahara desde Canarias en la emisora de radio Guiniguada.

- Papá, ¿los cristianos van al cielo?

Ya había viajado en avión, aunque no entendía como  siendo de hierro pudiese volar. Descubrió que el agua del mar era salada y no comprendía que los barcos pudiesen mantenerse a flote siendo tan pesados.

La respuesta no era sencilla. El padre pensó que la abuela le había advertido de los peligros que conlleva viajar a un país de costumbres diferentes. Seguramente, le habría hablado de la diferencia religiosa.

- No.

No quería entrar en contradicción con la abuela, se guardó mucho de expresar una opinión diferente.

Seguir leyendo »

Ramos de tempestad

Por: | 29 de julio de 2016

Vacaciones_en_paz_Alba_Villén
Niño saharaui, que participa en el programa de Vacaciones en Paz, junto a su familia de acogida

El niño ofrece
con sus ojos,
con el triste brillo
de su rostro,
lo único que tiene.

El niño no tiene nada,
y en medio de la nada
hay un árbol de duna,
el Dios del viento estornuda
y el niño ofrece
a su amigo
de otra cultura
un ramo de tempestad,
lo único que tiene
en esta vida dura.

Poema de Limam Boicha. Fotografía de Alba Villén.

* El programa Vacaciones en Paz permite que miles de niños y niñas saharauis procedentes de los campamentos de población refugiada de Tinduf pasen los meses de verano en España. Desde finales de junio han ido llegando a las distintas Comunidades Autónomas. Este año han viajado 5000 niños y niñas saharauis, con edades comprendidas entre los 8 y 13 años. Las Vacaciones en Paz, les permiten alejarse de las altas temperaturas de la hammada argelina, acceder a las revisiones médicas que necesiten, enriquecer su alimentación con productos frescos y convivir con sus familias de acogida. Estas, a su vez, pueden disfrutar de la vitalidad de estos niños y de una experiencia de intercambio cultural única, convirtiéndose en uno de los soportes principales del pueblo saharaui.

Este programa se desarrolla desde finales de los años 70, y se gestiona de manera local gracias al trabajo coordinado de las Delegaciones Saharauis y la red de Asociaciones de CEAS-Sáhara.

Adubba y Badi, poetas del Taganet y el Tiris

Por: | 22 de julio de 2016

Montañas_Sáhara_01

Esta entrada ha sido escrita por el poeta Ali Salem Iselmu, miembro de la Generación de la Amistad Saharaui.

Vivió en otro tiempo, conoció otro mundo alejado de la realidad de hoy. Nadie cantó mejor a los parajes del desierto, al amor a la tierra en la lengua hasania1 como Mohamed Ueld Adubba. En su poesía describió cada montaña, cada trozo de tierra, cada campamento nómada de la región del Taganet2 que se encuentra en el este de Mauritania. La belleza que caracterizó su poesía, le permitió cultivar el género de Latlal3 que es el canto al paisaje y a los accidentes geográficos, cantado en hasania por Chej Ueld Abba en la gama de lebteit4, dedicado a los lugares de pasto y acampada. Describió a la tierra seca, muda e indiferente, vacía de sus nómadas pastores; dibujó la lluvia mediante palabras, comprometiéndose con los elementos naturales que dan vida al paisaje, desnudando el alma y el espíritu de cada persona.

Seguir leyendo »

Y… ¿dónde queda el Sáhara?

Sobre el blog

Intentar mostrar la riqueza de la cultura saharaui. Ese es el objetivo de este espacio. Una cultura nacida de la narración oral, de los bellos paisajes del desierto, de las vidas nómadas y el apego a la tierra, de su origen árabe, bereber y musulmán, de sus costumbres únicas y de la relación con España que se remonta a más de un siglo. Una cultura vitalista, condicionada por una historia en pelea por la supervivencia desde 1975. Coordina Sukeina Aali Taleb

Sobre los autores

Sukina Aali-Taleb Hija del exilio, Sukina Aali-Taleb nació en Madrid por casualidad, de padre saharaui y madre gallega. Es miembro del grupo de escritores La Generación de la Amistad Saharaui y coautora del libro "La primavera saharaui, los escritores saharauis con Gdeim Izik", tras los acontecimientos de El Aaiún, en 2010. Periodista y profesora de Lengua Castellana y Literatura en institutos públicos de Madrid. Como no puede ser de otra manera, apoya al Frente POLISARIO en proyectos de ayuda a su pueblo, refugiado y abandonado a su suerte en Tinduf (Argelia), desde hace cuatro décadas.

Roberto MajánRoberto Maján, ilustrador. Le gusta decir que fue el último humano nacido en su pueblo; piensa que eso lo hace especial. Y que su abuela se empeñó en llamarle Roberto en memoria de Robert Kennedy asesinado cuatro días antes. En la época en que nació y se bautizó, el Sahara era español, en el mal sentido de la palabra. El lo sabía por las cartas que recibía de su tío Ramón, destinado allí en su servicio militar. Los sellos que las franqueaban prefiguraron el universo imaginario que tratará de recrear en las imágenes de este blog.

Bahia Mahmud Awah Bahia Mahmud Awah. Escritor, poeta y profesor honorario de Antropología Social en la Universidad Autónoma de Madrid, natural de la República del Sahara Occidental. Nacido en los sesenta en la región sur del Sahara, Tiris, la patria del verso y los eruditos. Cursó estudios superiores entre La Habana y Madrid, donde reside. Pertenece al grupo de Escritores Saharauis en lengua castellana.

Willy Veleta Willy Veleta. Willy Veleta consiguió su licenciatura de periodismo de una universidad estadounidense (ahí queda eso) y ha trabajado en todos los canales privados de TV en España… de los que huyó cuando se dio cuenta de que querían becarios guapos. Ahora es profesor de periodismo en inglés y prepara su tercer libro, una novela sobre los medios.

Liman Boicha Liman Boicha. Se licenció en Periodismo en la Universidad de Oriente en Cuba. Después de una larga ausencia regresó a los campamentos de refugiados saharauis y durante cuatro años trabajó en la Radio Nacional Saharaui. Actualmente reside en Madrid. Ha publicado Los versos de la madera y ha participado en varias antologías de poesía saharaui: Añoranza, Um Draiga, Aaiún, gritando lo que se siente, entre otras. Forma parte del grupo poético Generación de la Amistad Saharaui y es miembro de la Asociación de Escritores por el Sahara-Bubisher.

Larosi Haidar Larosi Haidar. Tras el alto el fuego, se instaló en Granada, donde se licenció y doctoró en Traducción e Interpretación. Actualmente es profesor de esta misma disciplina en la Universidad de Granada y ha publicado varios trabajos relacionados con la cultura saharaui. También ha participado en varias antologías de poesía saharaui.

1000 voces para un poema

Momento en que Zainab Abdelahi es agredida por los agentes marroquíes
Momento en que Zainab Abdelahi es agredida por los agentes marroquíes

Solo “algo bueno” de la globalización ha servido para romper el bloqueo informativo y unir al exiliado con sus lugares de origen y sus procesos sociales y políticos de lucha. Semanalmente recibo los versos del poeta Bunana Buseif, desde los campamentos de refugiados saharauis en el sur de Argelia. Poemas cortos en los que me cuenta su seguimiento a todo lo que está aconteciendo en el proceso de descolonización del Sahara Occidental, diáspora, derechos humanos, refugio, exilio y resistencia pacífica de los saharauis en los territorios ocupados. Entiendo que el poeta quiere dialogar conmigo desde su refugio como lo hicieron poetas de la resistencia anticolonial saharaui mucho antes y cito el caso de Salama Uld Eydud cuando en 1929, desde la cárcel en la Senegal francesa de entonces, escribía al poeta Yedehlu Uld Esid y le contaba de su vida y le aconsejaba mantenerse fiel al compromiso de lucha anticolonial.

Ver todos los fragmentos »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal