El dulce encuentro sin cita previa, [a una generación]

Por: | 11 de abril de 2018

RAWANTA

Texto: Mohamidi Fakala, periodista y escritor saharaui, que escribe desde los campamentos de refugiados saharauis en el sur de Argelia

Ilustración: cuadro de Fadel Jalifa, pintor saharaui

A veces las coincidencias encierran un profundo sentir, sobre todo, cuando se trata de algo o de alguien que representa toda una vivencia que aún sigue latente en el corazón de la melodía del recuerdo. Por cierto, toda esta motivación se relaciona con personas, lugares y circunstancias dispares.

En todo caso, es reconocible destacar esa falta de desfallecimiento en la persecución de un sueño, convertido en una concatenación de hechos heredados por tantos otros. Un sueño, lejos de ser perezoso o abandonado a causa de las inclemencias del tiempo, la separación, o el destierro. Toda una relación vivida con apuro para no perder las ligaduras, acuñadas por una eterna amistad y materializadas por el resorte del poder del afecto.

Seguir leyendo »

CONF.MADRID UAM 07 015

Foto: Bahia MH Awah

Texto: Bahia Mahmud Awah: [Se nos ha ido el intelectual y líder de la doctrina anticolonial africana, Bujari Ahmed]

Anoche soñé con él, –me visto que voy adonde la familia–, así, sonriente, se despedía de nosotros dejando vacía su estera…

De muy temprana edad el ayer tristemente desaparecido líder saharaui Bujari Ahmed fue seguidor de La Escuela anticolonial africana de Nelson Mandela, Kwame Nkrumah, Patrice Lumumba, Oliver Tombo, Agostinho Nheto, Hauari Boumediene, Julius Nyerere, Amílcar Cabral, entre otros.

En 1972 Bujari cursaba el tercer año de Derecho en una universidad de la metrópoli y mantenía su colaboración con la revista Irifi del instituto General Alonso de la ciudad de El Aaiun; aún no había nacido el Frente Polisario en aquellos años. Bujari entonces filtraba de manera solapada en la revista su sentir nacionalista anticolonial.

“Solamente la juventud que va a las escuelas, a los institutos o a las universidades, puede tener conciencia de su misión. Se necesita una juventud que tenga las manos desatadas, pues no se puede trabajar en una obra de arte con una camisa de fuerza”. (Irifi-1972)

En aquellos momentos el dominio colonial español se encontraba en su máximo apogeo doctrinal. Ayer noche mientras intentaba digerir la triste noticia de su marcha, estuve recordando momentos de años atrás, cuando intercambiaba con él correos que él me respondía desde Nueva York. Investigaba datos sobre su generación, la de “El 73 Saharaui”, un tema que más tarde recogí en mi libro “El sueño de volver”. En ese momento me acordé de cómo otros dirigentes de su misma generación sentían la tristeza cada vez que alguno de ellos se consumía en aras de los firmes principios de lucha que abrazó inequívocamente su generación. Como el caso de Hamada Uld Mohamed Luali, caído en la batalla de Edluu, en Guelta Zemur, el 29 de diciembre de 1980; un día que fue calificado por el entonces ministro de defensa y actual presidente  de la República Saharaui, Brahim Ghali, como يوم اسود و ملعون “un día negro y maldito”.

Seguir leyendo »

Voces del viento

Por: | 14 de marzo de 2018

6a00d8341bfb1653ef01b7c913659c970b

Texto: Mohamed Salem, Ebnu. Foto: AeA

Una manada de enormes elefantes pastando petrificada en el tiempo, dinosaurios, anatomías deformes, hombres y mujeres, familias de pastores fosilizadas manteniendo un milenario abrazo desafiando al sol y al viento, bustos exuberantes, corazones desechos, todas las figuras que la imaginación, la fantasía y la poesía puedan concebir. Monumentales rocas de plata, majestuosas y altivas que se juntaron creando el paisaje más amado y a la vez el más temido por todos aquellos que en algún momento de sus vidas pasaron por ahí.

Los generosos, Layuad, así fueron bautizados como un deseo, como una intención evidente de que el nombre fuera a apaciguar cualquier furia o enemistad de los vecinos del frig más conocido de Tiris.

Layuad eran los espíritus que habitaban esas hermosas montañas.

Seguir leyendo »

El tidinit y la africanidad saharaui

Por: | 27 de febrero de 2018

 

ARDIN Y TIDINIT

Texto: Bahia Mahmud Awah

Fotos: Bahia MH Awah

El componente cultural es uno de los elementos antropológicos que resulta diferenciador para el Sahara con respecto a otros países del norte africano, como Marruecos, Argelia, Túnez y Libia. Hago hincapié en la lengua hasania y su literatura, la vestimenta africana la darraá[1], la melhfa[2], la música houl o El houl[3] y sus instrumentos, el tidinit[4], el ardin[5] el tabal[6] y la neifara[7].

Sin embargo, la presencia de estos rasgos en algunas geografías transfronterizas se ha convertido en un puente de unión entre África del Norte y África subsahariana. Estos rasgos culturales específicos de la cultura saharaui y mauritana son un nexo donde convergen varias culturas, la árabe, la africana y la hispana, esta última con la introducción de la guitarra española en la música saharaui en el siglo XX.

Seguir leyendo »

Murió el poeta…

Por: | 15 de febrero de 2018

Beibuh

Murió el poeta…

Texto: Mohamed Salem Abdelfatah, EBNU

Foto: archivo 

Murió el poeta, lejos del hogar, como diría el poeta del poeta que murió desterrado, lejos de la patria, lejos de un patio de Sevilla y de un huerto claro donde madura el limonero.

Hace unos pocos meses en los Campamentos de Refugiados Saharauis, lejos de su querida tierra, lejos de Saguia el Hamra, perdió la vida el gran poeta saharaui Beyebuh. El camello blanco que lo aguardaba para su último viaje emprendió la marcha hacia la eternidad.

Seguir leyendo »

Bobih

Por: | 05 de febrero de 2018

FADEL2

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Conchi Moya, periodista y escritora madrileña colaboradora invitada

Ilustración: Fadel Jalifa

– ¡Que venga Bobih! ¡Quiero que venga Bobih! ¡Quiero escuchar su voz!

– Este bebé no va a nacer hasta que mi nieta escuche cantar a Bobih… – se lamentó la comadrona.

Mariam chillaba con desesperación en la jaima donde estaba dando a luz. Era su cuarto hijo pero nunca había pasado por un alumbramiento tan accidentado. Un parto era algo muy serio, y por mucho que hubiera imaginado antes de ser madre el dolor que conllevaba, jamás se había acercado, ni de lejos, al desgarro que suponía traer a un hijo al mundo. Pero siempre había contado con la mejor comadrona, su abuela. Y su buen estado de salud y la finura de su cuerpo habían resultado decisivos para que sus tres experiencias anteriores no hubieran resultado insoportables.

Seguir leyendo »

PA160077

 

 

 

 

   

Texto: Marta Guarch-Rubio, Psicóloga y miembro del Grupo de Investigación en Psicología del Testimonio de la Universidad Complutense de Madrid.

Ilustración: campamentos de refugiados del Sahara Occidental en el sur de Argelia,  Fadel Jalifa Embarec Fal

Nuevamente sumida en la inmensidad de la nada, en un lugar que desafía al tiempo y al olvido, rescatando recuerdos de una guerra ya pasada y amparando deseos lejanos de llegar.

Nuevamente en los campamentos de refugio saharauis de Tinduf, en Argelia. Sobre el terreno de la mano de Dumaha Alyene (Directora del Departamento de Salud Mental en los campamentos saharauis) y con Antonio Manzanero (Director del proyecto de investigación sobre “Evaluación de necesidades psicosociales en refugiados y solicitantes de asilo” en la Universidad Complutense) desde Madrid. Los tres compartiendo un punto de partida, la salud mental en contextos de refugio.

Seguir leyendo »

El último erudito del cielo

Por: | 11 de enero de 2018

ALMERIA 3

Texto: Ali Salem Iselmu, escritor poeta y periodista saharaui

Ilustración: Fadel Jalifa, pintor saharaui de fecunda obra

Cuando lo vi estaba temblando de frío, tenía la cara cansada después de una larga noche en la que se quedó sólo sujetando las cuerdas de la jaima, en aquella tormenta de arena.

Él conocía de memoria cada estación. Sabía que la estrellas cuando caían inclinadas al sur, anunciaban los vientos del Este que solo traían una arena oscura y espesa en la que nadie podía orientarse.

Cuando él perdía toda esperanza en aquel cielo, que había salvado a sus antepasados, entonces acudía a las palmeras de los oasis y empezaba a rezar con las manos abiertas, buscando milagro en el Este, sin olvidar nunca los vientos húmedos del Sur. Aquellos que traían el olor del agua y hacían correr a los animales, cuando intuían que una nube salvadora se precipitaba de aquel cielo lleno de colores enigmáticos.

Seguir leyendo »

Sueños del exilio

Por: | 02 de enero de 2018

FADEL JALIFA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sueños del exilio

Texto: Mohamidi Fakala, escritor y periodista reflexiona en verso desde los campos de refugiados saharauis en el sur de Argelia.

Ilustración: Lienzo del pintor saharaui Fadel Jalifa

De esta reflexión en verso que surge desde el largo exilio que padece el alma del desterrado, caso del poeta Mohamidi y de los saharauis, quiero detenerme a pensar en lo escrito por Edward Said: “El exilio no es, después de todo, una cuestión de elección: uno nace en él y le sucede a uno. Pero dado que el exiliado se niega a mantenerse al margen de sus heridas, hay que aprender cosas. Él o ella deben cultivar una subjetividad escrupulosa (ni indulgente ni malhumorada)”.

Seguir leyendo »

Leyuad, poema de Javier Andrada

Por: | 18 de diciembre de 2017

6a019aff4765ed970d01b7c847f279970b

Texto poema de: Javier Andrada Alsina. Acuarela del pintor saharaui Fadel Jalifa

Artista transversal. Sus fotografías han sido publicadas en muy diversas revistas y editoriales: International Wildlife, Natural History, Geo, Airone, Grassdüinen, Tier, Natura, Periplo, Woman, Viajar, Microfisuras, Papers d´art, Quaders, Collins Editions, Omega...

“Leyuad montes míticos en la leyenda literaria saharaui. Cantados  en mil y un verso en la memoria oral de la poesía hasania y español saharauis. Su nombre tiene significados: los generosos, los ilustres, los caballeros, los buenos anfitriones… también tiene sus leyendas diabólicas que forman parte de la narrativa oral saharaui. Me quedo con Leyuad”. Bahia MH Awah.

“Mi deseo de conocer ese enclave mítico para los poetas saharauis”. Javier Andrada

Leyuad,

deseo que tus pastos nutran

la leche que me alimenta,

tus vientos ensanchen mi pecho,

tus arenas limpien mi cuerpo,

tus aguas sacien mi sed,

tu luz ilumine mi corazón.

Leyuad,

quiero que mi corazón forme

parte de tus galabba.

¡Ay¡ Leyuad,

y aún no te conozco.

Y… ¿dónde queda el Sáhara?

Sobre el blog

Intentar mostrar la riqueza de la cultura saharaui. Ese es el objetivo de este espacio. Una cultura nacida de la narración oral, de los bellos paisajes del desierto, de las vidas nómadas y el apego a la tierra, de su origen árabe, bereber y musulmán, de sus costumbres únicas y de la relación con España que se remonta a más de un siglo. Una cultura vitalista, condicionada por una historia en pelea por la supervivencia desde 1975. Coordina Sukeina Aali Taleb

Sobre los autores

Sukina Aali-Taleb Hija del exilio, Sukina Aali-Taleb nació en Madrid por casualidad, de padre saharaui y madre gallega. Es miembro del grupo de escritores La Generación de la Amistad Saharaui y coautora del libro "La primavera saharaui, los escritores saharauis con Gdeim Izik", tras los acontecimientos de El Aaiún, en 2010. Periodista y profesora de Lengua Castellana y Literatura en institutos públicos de Madrid. Como no puede ser de otra manera, apoya al Frente POLISARIO en proyectos de ayuda a su pueblo, refugiado y abandonado a su suerte en Tinduf (Argelia), desde hace cuatro décadas.

Roberto MajánRoberto Maján, ilustrador. Le gusta decir que fue el último humano nacido en su pueblo; piensa que eso lo hace especial. Y que su abuela se empeñó en llamarle Roberto en memoria de Robert Kennedy asesinado cuatro días antes. En la época en que nació y se bautizó, el Sahara era español, en el mal sentido de la palabra. El lo sabía por las cartas que recibía de su tío Ramón, destinado allí en su servicio militar. Los sellos que las franqueaban prefiguraron el universo imaginario que tratará de recrear en las imágenes de este blog.

Bahia Mahmud Awah Bahia Mahmud Awah. Escritor, poeta y profesor honorario de Antropología Social en la Universidad Autónoma de Madrid, natural de la República del Sahara Occidental. Nacido en los sesenta en la región sur del Sahara, Tiris, la patria del verso y los eruditos. Cursó estudios superiores entre La Habana y Madrid, donde reside. Pertenece al grupo de Escritores Saharauis en lengua castellana.

Willy Veleta Willy Veleta. Willy Veleta consiguió su licenciatura de periodismo de una universidad estadounidense (ahí queda eso) y ha trabajado en todos los canales privados de TV en España… de los que huyó cuando se dio cuenta de que querían becarios guapos. Ahora es profesor de periodismo en inglés y prepara su tercer libro, una novela sobre los medios.

Liman Boicha Liman Boicha. Se licenció en Periodismo en la Universidad de Oriente en Cuba. Después de una larga ausencia regresó a los campamentos de refugiados saharauis y durante cuatro años trabajó en la Radio Nacional Saharaui. Actualmente reside en Madrid. Ha publicado Los versos de la madera y ha participado en varias antologías de poesía saharaui: Añoranza, Um Draiga, Aaiún, gritando lo que se siente, entre otras. Forma parte del grupo poético Generación de la Amistad Saharaui y es miembro de la Asociación de Escritores por el Sahara-Bubisher.

Larosi Haidar Larosi Haidar. Tras el alto el fuego, se instaló en Granada, donde se licenció y doctoró en Traducción e Interpretación. Actualmente es profesor de esta misma disciplina en la Universidad de Granada y ha publicado varios trabajos relacionados con la cultura saharaui. También ha participado en varias antologías de poesía saharaui.

1000 voces para un poema

01

Texto: Mohamidi Fakala, escritor y periodista saharaui desde su exilio en los campos de refugiados saharauis en el sur de Argelia.

En comparación con otros vientos, el siroco [1] (el proceso de lucha saharaui)  cubre el rostro tanto de día como de noche en un acelerado encuentro con el litoral atlántico, en el que pierde la euforia devastadora que traía del desierto. Asegura la leyenda que no pasaría inadvertidamente sin que sus brazos de gravilla dejaran máculas sobre paredes, pedregales, hombres y matorrales. En su viaje frenético agrieta la costra y levanta el remolino a soplo de efecto sarguia [2] (reaccionario mundo árabe) que se granjea en el pulso de la pobre vegetación del desierto.

En efecto, es el fenómeno natural omnipresente en la vida de los hombres de las nubes y de los vientos. Es la sucesión del tiempo en su propio efecto. Los pobres habitáculos y jaimas del Sahara se levantan en contratiempo para poder seguir erguidas, con el temor a ser atragantadas por la fina arena en un proceso de recesión a causa del embate de los caprichos de los colores del viento. Sin desmesura, caravanas y ciudades del desierto fueron llevadas por el espejismo de la arena, la soledad y el silencio de este gran imperio (la dictadura de la monarquía marroquí) donde no cabe la duda, la traición ni la mentira.

Ver todos los fragmentos »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal