Impuestos y gasto bajan aún poco la desigualdad latinoamericana

Por: | 10 de septiembre de 2014

Latinoamérica es la región más desigual del mundo, pero ha sido la única que redujo la inequidad en la primera década del siglo XX. Pero en este segunda década la mejora se ha acotado, se ha estancado o incluso ha dado paso a retrocesos, según cada país. Para profundizar en la reducción de la desigualdad, una de las claves radica en la política fiscal, según un informe que hoy difunde la organización no gubernamental Oxfam. Los países en su mayoría ricos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reducen la desigualdad de ingresos, reflejado en el índice de Gini, a través de la recaudación de impuestos y el gasto social en más de un 35%, pero los de Latinoamérica la disminuyen en menos de un 10%. De seis países analizados en América Latina, Argentina, Uruguay y Brasil, en ese orden, son los que más consiguen reducir la desigualdad con la política fiscal, mientras que Perú, Bolivia y México se encuentran a la cola.

 

“La política fiscal es una de las herramientas para la reducción de la desigualdad”, comenta desde México la directora regional de Oxfam, Françoise Vanni Chacín. “No es la única”, aclara quien antes se desempeñó en Unicef y Médicos del Mundo. “La desigualdad más estructural sigue marcando la vida de las personas en la región”, advierte Vanni. “Muchas estructuras sustentan la desigualdad, como la posesión de tierra, la discriminación por etnia o género que impone barreras al acceso a servicios, el secuestro democrático de elites que controlan la política de redistribución”, ejemplifica la dirigente con una maestría en Cooperación Internacional de la Universidad de La Sorbona.

Oxfam plantea que los sistemas fiscales de Latinoamérica recortan poco la desigualdad por la baja e “insostenible” recaudación, la alta dependencia de los impuestos al consumo, las exenciones tributarias a medida y otras injusticias con los gravámenes, el fraude fiscal y también la elusión, es decir, la ingeniería contable para sortear de manera legal a Hacienda, y la insuficiente inversión en políticas públicas contra la inequidad. El informe aporta datos concretos de cada aspecto.

FV edit Jacarandas

Françoise Vanni Chacín/OXFAM

 

Para empezar, la presión tributaria es baja en Latinoamérica, del orden del 19,5% del PIB, frente al 34,2% de la OCDE. Además, “los presupuestos públicos de muchos países de la región dependen en gran medida de ingresos derivados de la explotación de recursos naturales poco predecibles”, dados los vaivenes de las cotizaciones, que ahora están en bajada, y “medioambientalmente insostenibles”, lamenta Oxfam. Las materias primas aportaron en el trienio 2009/2011 el 40% de los recursos fiscales de Venezuela, el 35% de Ecuador, el 33% de México, el 30% de Bolivia, el 17% de Chile, el 16% de Colombia y el 14% de Argentina. “Esta dependencia suele promover la pereza de los sistemas fiscales al desmotivar los intentos para aumentar los ingresos públicos a través de la recaudación de impuestos directos”, como el de la renta, según Oxfam.

En 2010, los impuestos directos supusieron el 26% de la recaudación latinoamericana y el 33% de la de los países de la OCDE. Pese a que Vanni cita como único ejemplo latinoamericano destacable en la reducción de la desigualdad en los últimos años a Brasil, dadas sus políticas sociales, como las transferencias monetarias del plan Bolsa Familia y la subida del salario mínimo, el gigante sudamericano mantiene una estructura tributaria injusta: “Cifras de 2008 indican que la carga tributaria que soportaron los hogares que ganaron más de 30 salarios mínimos al mes ascendió a 29% del ingreso familiar, mientras que los hogares que ganaron menos de dos salarios mínimos soportaron un 53,9% de carga en impuestos”. Pero la recaudación del impuesto a la renta como porcentaje del total representa en Brasil una porción mayor que en Argentina o Uruguay, según la director regional de Oxfam.

“Incluso hay estudios que demuestran que los avances que se han logrado gracias a programas de protección social del Estado, se revierten por el impacto que tienen los impuestos al consumo sobre las finanzas de los más pobres”, advierte el documento. Y pone un ejemplo: “En Bolivia el índice de Gini se reduce en un 2% cuando se aplican las ayudas estatales a través de transferencias directas, pero cuando se añade el efecto de los impuestos al consumo esta reducción baja a tan solo el 0,5%”.

 

“La escasa aportación de los impuestos directos (a la riqueza) se explica en parte por las exoneraciones e incentivos fiscales para promover inversión nacional y sobre todo extranjera, y por la nula o baja tributación de las rentas del capital financiero e inmobiliario”, apunta Oxfam. “Esto conlleva a que lo poco que se recauda por impuestos a la renta personal provenga de los asalariados de clase media. En Brasil, Colombia, Guatemala y Venezuela los ingresos por salarios tienen tasas efectivas de impuestos que son el doble de las tasas que efectivamente pagan las ganancias del sector empresarial”, añade la ONG.

El fraude de las empresas al tributo a la renta alcanza al 69,9% de lo que debería recaudarse por ese concepto en Guatemala, el 58,1% en Ecuador, el 49,7% en Argentina, el 46% en Chile, el 38% en México, el 36,3% en El Salvador y el 32,6% en Perú. “La pobre cultura tributaria (que en muchos casos responde a la falta de credibilidad en la gestión gubernamental), la debilidad de los sistemas de control internos y la impunidad de los delitos fiscales juegan en contra”, lamenta Oxfam.

Real

Dólares y reales brasileños/EFE

En cuanto al gasto, “es necesario reducir los despilfarros y el uso del gasto público con propósitos partidarios que derivan en episodios de clientelismo y corrupción”, advierte Oxfam. Vanni lamenta que países como Paraguay, Nicaragua, Guatemala, Honduras y Bolivia hayan reducido en los últimos años la inversión en sanidad pública

Ahora que Latinoamérica que desacelera su crecimiento por cuarto año consecutivo y que los precios de las materias primas, uno de los motores de la expansión regional en el siglo XXI, ya dejaron las nubes, se buscan otras fuentes alternativas de capitales. De momento no se ha cumplido la amenaza de encarecimiento del crédito, pero países y empresas de todo el mundo se apresuran a emitir deuda antes de que suban los tipos de interés de EE UU y esa movida contagie al resto del planeta. Pero Latinoamérica no puede apostar al endeudamiento, como en el pasado. En ese contexto, las exportaciones de servicios intensivos de conocimiento (SIC) constituyen una vía de momento aún pequeña de ingreso de divisas, pero una alternativa que crece cada vez más.

 
Estamos hablando de servicios de gestión empresarial, profesionales o personales que latinoamericanos prestan hacia otros países, de exportación de software o asistencia en asuntos informáticos a clientes del extranjero, de venta en el exterior de programas de televisión, o de formatos para adaptarlos a otros públicos, de películas, música, anuncios publicitarios, giras de espectáculos teatrales o musicales, libros y sus derechos de autor. “En los últimos años, algunos países de América Latina lograron ganar terreno en el comercio mundial de SIC, incrementando sus cuotas de mercado y penetrando en los principales destinos importadores de estos servicios”, destacan los investigadores argentinos Andrés López, Daniela Ramos, ambos de la Universidad de Tres de Febrero, y Andrés Niembro, de la de Río Negro, en un artículo que publicó este mes la revista de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Entre 2000 y 2010, la exportación de servicios informáticos creció en el mundo el 14,7% anual, pero en Latinoamérica ascendió el 25,5%. La de servicios empresariales se elevó el 13,1% en la región, y el 11,2% al nivel global. En lo que aún hay margen para expandirse más es en la venta al extranjero de servicios personales, culturales y recreativos, lo que incluye todo lo deportivo, que se elevó el 5,2% en América Latina, pero aún más (7,3%) en el total planetario.

Televisa

Edificio de Televisa en Miami/EFE


En servicios de informática, India, con 56.701 millones de dólares de exportación en 2010, lidera, seguida por Irlanda, Alemania y EE UU. España es novena, con 6.407 millones, y al frente de Latinoamérica está Argentina, 24º en el mundo, con 1.248 millones. Costa Rica está 26ª, con 1.070 millones, y Brasil, 43º, con 209 millones. Uruguay es 46º, con 179 millones, y Chile, 53ª, con 90 millones, según el informe de López, Ramos y Niembro sobre la base de datos de la ONU.
No por nada en julio pasado comenzó a cotizar en Wall Street una exportadora de software argentina, Globant, que tiene entre sus clientes a Google, Teléfonica, BBVA, Nike, Ferrari, los videojuegos de la FIFA, LinkedIn, Coca-Cola, National Geographic o American Express. Por algo es que el vicepresidente para América Latina de la bolsa de Nueva York, Alexandre Ibrahim, ha declarado al periódico brasileño Valor Econômico que prevé que el año próximo se sumen allí otras compañías de ese mismo sector y de comercio electrónico de Brasil, México, Argentina y Chile. Hasta ahora en Wall Street la presencia latinoamericana se concentra en bancos, petroleras y firmas de servicios públicos.
En servicios empresariales, que pueden ir desde la contabilidad hasta la elaboración de proyectos, EE UU encabeza las exportaciones mundiales, con 100.476 millones, seguido por Alemania, Reino Unido y China. Brasil lidera Latinoamérica y está 18º en el mundo, con 15.776 millones, seguido por Argentina, con 3.910 millones, en el puesto 34º, y Chile, con 1.865 millones, en el 41º. Más atrás figuran Costa Rica, con 688 millones, en el lugar 41º, y Colombia, con 612 millones, en el 55º.

 
En la industria de servicios personales, culturales y recreativos, lógicamente EE UU lidera con 14.563 millones, escoltado por Reino Unido, Canadá y Francia. España es quinta, con 1.774 millones. Argentina es la primera en Latinoamérica y la 19ª en la clasificación global, con 355 millones. Brasil está 34º, con 108 millones, y Chile, 38ª, con 86 millones. Colombia ocupa el puesto 39º, con 84 millones, y México, el 41º, con 80 millones.
“El peso de los servicios intensivos en conocimiento aumentó, desplazando gradualmente a
las exportaciones de servicios más tradicionales en toda la región”, comentan los investigadores argentinos en la revista CEPAL. Los tradicionales son el transporte (aéreo, marítimo, terrestre) y el turismo. Pero “si bien varios países latinoamericanos avanzaron y muestran ventajas comparativas positivas, existe aún un bajo porcentaje de ‘estrellas nacientes’, es decir, sectores dinámicos donde se gana participación de mercado, y un relativamente alto nivel de ‘oportunidades perdidas’, o sea, sectores dinámicos donde se pierde peso, lo que se corresponde con las debilidades competitivas de la región”, señalan López, Ramos y Niembr, que valoran factores como la prima de riesgo de un país, la infraestructura, la exposición cultural, la seguridad de la propiedad intelectual, la capacidad y disponibilidad de la fuerza laboral, el dominio de idiomas y los costes laborales e impositivos.

Videojuegos

El uruguayo Nicolás Jodal, fundador de la empresa de videojuegos Genexus/EFE


“La región posee una serie de ventajas que la colocan en una buena posición para lograr acrecentar su participación en el comercio internacional de SIC, como costes menores que los de los países desarrollados, dotación de recursos humanos calificados, proximidad geográfica con EE UU (el principal importador) y mayor cercanía cultural con América del Norte y Europa en comparación con los competidores asiáticos”, destacan los investigadores de las universidades de Tres de Febrero, en la periferia de Buenos Aires, y de Río Negro, en el sur argentino. “Sin embargo, América Latina enfrenta ahora el desafío de mantener y expandir las posiciones adquiridas, sobre la base del desarrollo de ciertos activos que la tornen atractiva para ‘escalar” en las distintas cadenas globales de valor y comenzar a ganar espacios en los segmentos de mayor sofisticación tecnológica e intensidad de conocimiento, en los que la presencia de la región es aún muy limitada”, concluyen los autores.

"El desafío actual es cómo nos vamos a ajustar"

Por: | 11 de agosto de 2014

El chileno José Gabriel Palma protagonizó el año pasado una de las entrevistas con más repercusión de las que hicimos en este blog a economistas para hablar sobre la realidad latinoamericana. Por eso hemos vuelto a dialogar con este profesor de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) para analizar un presente de desaceleración económica en casi toda la región.

 

Seguir leyendo »

Chile y Cuba, con el mayor desarrollo latinoamericano, según la ONU

Por: | 25 de julio de 2014

Chile, Cuba, Argentina y Uruguay son los países con más alta calificación en el índice de desarrollo humano (IDH) de la ONU, que toma en cuenta indicadores como esperanza de vida, años de escolarización y renta per cápita. En una clasificación mundial encabezada por Noruega (0,94 puntos), Australia (0,93) y Suiza (0,91), España figura 27º (0,86 puntos) y Chile subió un escalón respecto del año pasado, hasta el puesto 41º (0,82). Cuba (0,81) se ha mantenido 44º y Argentina, en el 49º (0,80).

 

Seguir leyendo »

¿En qué exportaciones Argentina supera a Alemania?

Por: | 13 de julio de 2014

El periódico sensacionalista alemán Bild tituló así la victoria de Argentina sobre Holanda en semifinales: “Bienvenidos a la final, argentinos, y felicidades por el subcampeonato”. El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Wolfgang Nierbasch, comentó antes de la final del Mundial de hoy con la albiceleste: "En los últimos tiempos mantuvimos la tónica de que Argentina ganase los partidos amistosos y nosotros, los de competición. Confío en que la cosa sigue así". “Creo que nunca he perdido contra Messi en un oficial", dijo el goleador alemán Thomas Müller. “Solo (Alemania) puede ser campeón”, opinó el máximo astro de la historia del fútbol alemán y exseleccionador de su país Franz Beckenbauer. Así de triunfalistas llegan hoy los europeos a la final contra el equipo de Lionel Messi y Javier Mascherano. Veremos qué sucede en el campo: si Alemania gana su cuarto Mundial o si Argentina la alcanza con tres copas. Por lo pronto, en este blog nos despedimos del Mundial con una comparación sobre el poder exportador de ambos países finalistas en el fútbol. Está claro que Alemania es el segundo mayor exportador del planeta, solo superado por China. Incluso se destaca en la venta de productos que importa y triangula, como el oro y el gas. Sin embargo, Argentina los supera en algunos productos, como soja y sus derivados -cuya cotización se encuentra en bajada-, maíz, trigo, petróleo –pese a que el país sudamericano perdió el autoabastecimiento en 2011 y solo podrá recuperarlo en unos años cuando comience a explotar más intensamente el yacimiento de Vaca Muerta-, cobre, aceites de semillas, cebada, pieles y sorgo. Además, pese a que la industria del vino de Argentina solo comenzó su intenso desarrollo exportador en la década del 90, ya se acerca a los volúmenes de la de Alemania. Es notable y previsible la superioridad de la industria de la potencia europea, pero la brecha resulta no tan desproporcionada en productos como camiones de reparto y tubos de hierro. Otros dos datos llamativos: Alemania exporta más carne vacuna que Argentina, pese a que los restaurantes de Berlín o Munich suelen ofrecer bifes pampeanos; y el país sudamericano fabrica y exporta, aunque mucho menos, productos industriales sofisticados, como las válvulas con las que Basso, de la provincia de Santa Fe, la misma de Messi y Mascherano, abastece a las Ferrari. Aquí presentamos los datos de las primeras 25 exportaciones de ambos países en 2012, según las cifras recopiladas por el Observatorio de la Complejidad Económica del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Las cifras están expresadas en millones de dólares. 

 

Seguir leyendo »

Brasil vence a Holanda en materias primas, aviones y coches

Por: | 12 de julio de 2014

En los Juegos Olímpicos está claro que una medalla de bronce vale mucho, pero en los mundiales de fútbol el partido por el tercer puesto no suele atraer mucho ni a los jugadores ni al público. Les guste o no, brasileños y holandeses lo disputarán hoy. Ya en 2006 a Alemania le tocó jugarlo en casa. Lo mismo le sucedió a Corea del Sur en 2002, aunque para el seleccionado asiático aquello supuso una gloria. En 1990, Italia también debió disputar en su tierra el penúltimo partido del Mundial. En 1962, a Chile le sucedió algo parecido que a Corea del Sur. En este blog nos despedimos de la Copa del Mundo con comparaciones del poder exportador de los países que se enfrentan este sábado y domingo. Hoy toca Brasil-Holanda. Está claro que el gigante sudamericano, con una mercado interno de 202,8 millones de habitantes, no tiene la misma vocación exportadora que un país de solo 16,8 millones y que además históricamente ha constituido un centro del comercio internacional, donde se triangulan muchas operaciones. El tamaño de la economía brasileña casi triplica al del miembro de la Unión Europea. Hecha esta aclaración, veamos cuáles son las primeras 25 exportaciones de Brasil y cómo le va a Holanda en esos mismo ítems. Después hagamos lo mismo con los 25 productos más vendidos por el país europeo al exterior. Como es de esperar, el socio mayor de Mercosur se impone en diversas materias primas, menos en petróleo y gas, pese a la mejora en los últimos años, pero también destaca por la venta de aviones y coches. Las cifras están expresadas en millones de dólares y son de 2012, recopiladas por el Observatorio de Complejida Económica del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

 

Seguir leyendo »

Brechas entre Argentina y Holanda

Por: | 09 de julio de 2014

¿Habrá alguna selección latinoamericana en la final del próximo domingo? Desde el Mundial 2002 que algo así no sucede. En 2006 y 2010 las finales han sido duelos de europeos. Todo depende hoy de Argentina. Y de Holanda, su rival. No sabemos qué ocurrirá en el campo de juego, pero en la comparación de datos que influyen en el empleo que estamos haciendo en este blog la relación de fuerzas es muy despareja. Para comparar a ambos países tomamos como referencia la información relativa en forma directa o indirecta al ámbito laboral según el criterio que adopta el Banco Mundial en su base de datos. Los indicadores recogidos son de 2011 y 2012. Argentina solo supera a Holanda en la calidad de la información disponible sobre créditos, aunque eso no se traduce en mayor financiamiento en relación a su PIB. Veamos la comparación dato por dato mientras esperamos a que entren en la cancha los de Alejandro Sabella y los de Louis Van Gaal.

 

Seguir leyendo »

Brasil-Alemania en un duelo de variables que influyen en el empleo

Por: | 08 de julio de 2014

Ya solo quedan cuatro partidos para que acabe el Mundial. Ya se marcharon 28 selecciones a casa, algunas más temprano de lo previsto. Hoy es el turno de la semifinal Brasil-Alemania, un clásico del fútbol global que solo se jugó una vez en las Copas del Mundo, precisamente en la final de la de 2002. Desde entonces que ninguno de los dos ha vuelto a disputar el último partido de un Mundial. Mientras nos carcome la incertidumbre sobre si vencerá el anfitrión sin Neymar o si caerá ante los de Thomas Müller, en este blog analizaremos hoy a la cuarta y a la séptima economía del planeta desde la óptica de diversas variables que influyen en el empleo según el Banco Mundial. Para ellos nos basamos en datos oficiales de 2011 y 2012. Está claro que la desarrollada Alemania supera a la emergente Brasil, pero en algunas variables el gigante sudamericano está mejor. Por ejemplo, en la cantidad de población dependiente, dado el envejecimiento en la potencia europea, en la exportación de combustible, ítem en el que hace un tiempo Brasil afrontaba un déficit y en el que logró mejorar gracias a la exploración en el mar de la estatal Petrobras; en la densidad de la población, la recaudación del impuesto a la renta como porcentaje del total de tributos recolectados y en la capitalización de mercado de sus empresas en relación al PIB. En otras variables la comparación es pareja y en muchas la brecha recuerda los enormes desafíos que el organizador del Mundial mantiene en materia social y económica.

 

Seguir leyendo »

La puntería y los fallos de los bancos sobre el final de Brasil 2014

Por: | 07 de julio de 2014

El banco italiano Unicredit no fue solo el que más acertó sobre los 16 seleccionados que llegarían a los octavos de final de Brasil 2014. También ha sido el que más preciso estuvo con los cuartos de final: predijo cinco de los ocho mejores del Mundial, contra cuatro del norteamericano Goldman Sachs y del brasileño Itaú. A la hora de hacer pronósticos sobre las semifinales, los tres bancos que decidieron meterse a hacer cálculos econométricos a partir de datos deportivos para predecir lo que sería la Copa coincidieron en que Alemania, Argentina y Brasil llegarían tan lejos, es decir, tuvieron un 75% de efectividad, y erraron al desconfiar de Holanda, la última subcampeona del mundo. Goldman Sachs e Itaú se equivocaron al apostar por que España volvería a semifinales, pero el defensor del título mundial, que solo se ha metido dos veces entre los cuatro mejores en los 20 torneos disputados, se quedó fuera en la primera fase. Unicredit erró al creer en Uruguay, campeón en Brasil 1950, cinco veces semifinalista, inclusive en Sudáfrica 2010, pero que esta vez se marchó en octavos de final al perder con Colombia.

 

Seguir leyendo »

Argentina-Bélgica y Costa Rica-Holanda en clave de desarrollo

Por: | 05 de julio de 2014

Ya hay una selección latinoamericana en semifinales. ¿Habrá dos o tres? Todo depende de Argentina y Costa Rica, que se enfrentan hoy a dos países europeos vecinos, Bélgica y Holanda, respectivamente. La albiceleste se mide ante un seleccionado que ya fue semifinalista, en México 1986. Los ticos, ante los actuales subcampeones del mundo. Pero en este blog seguimos analizando los indicadores de los países que hacen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. Para ello echamos mano a la base de datos del Banco Mundial, cuyas últimas informaciones en este caso son de 2011 y 2012. Está claro que se trata de comparar a países en vías de desarrollos con desarrollados. Para empezar, veamos a Argentina frente a Bélgica. Hay brechas notables por cerrar en materia de embarazo adolescente, tierra forestal, incidencia de la tuberculosis, acceso a Internet o mortalidad infantil. En otros aspectos, la confrontación es más pareja, como en representación femenina en el Parlamento. Y en algunos Argentina prevalece, como en ciertas cuestiones medioambientales y en el nivel de empleo, aunque hay que considerar que el país sudamericano sufre un mayor porcentaje de trabajo informal. Un dato que puede llamar la atención es que la economía belga está mucho abierta al comercio exterior que la de Argentina, pero ésta presenta un índice de exportaciones e importaciones en relación al PIB similar al de Colombia, como vimos ayer, más allá de las actuales comparaciones que algunos analistas formulan sobre la cerrazón de Mercosur y el aperturismo de la Alianza del Pacífico.

 

Seguir leyendo »

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal