"El desafío actual es cómo nos vamos a ajustar"

Por: | 11 de agosto de 2014

El chileno José Gabriel Palma protagonizó el año pasado una de las entrevistas con más repercusión de las que hicimos en este blog a economistas para hablar sobre la realidad latinoamericana. Por eso hemos vuelto a dialogar con este profesor de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) para analizar un presente de desaceleración económica en casi toda la región.

 

Pregunta. ¿Cómo le va a Latinoamérica?

Respuesta. Si bien hay mucha diversidad, la característica común fue cómo se desperdició el ciclo de los precios altos de los commodities (materias primas) de la última década. Algunos al menos aumentaron el gasto social, y eso lo valoro. Pero, en materias productivas, se desperdició este ciclo de bonanza exportadora y de fácil acceso al financiamiento externo para la mayoría de los países de la región. Ciclos que, con suerte, vienen uno por generación. Y ahora que ya estamos en la parte declinante del ciclo, hay poco o nada para mostrar de positivo en términos de infraestructura, calidad de la salud y educación pública, en inversión privada en maquinaria y equipos, en absorción de nuevas tecnologías, para qué decir su creación, y en diversificación productiva, en especial de las exportaciones. Entre los grandes desafíos comunes que tenemos está la necesidad de diversificar nuestra estructura productiva, especialmente industrializar el sector exportador y diversificar nuestras exportaciones. Y a lo largo de este ciclo se hizo poco o nada al respecto, fuera de mejorar significativamente las tecnologías extractivas de productos primarios, como en Chile, con el cobre concentrado, la astilla de madera y el salmón de tres kilos. Casi todo lo que quedó de la renta minera y del financiamiento externo se usó más bien para financiar consumo. En el caso chileno, por la falta de royalties de verdad, de impuestos para captar la renta minera, la salida de utilidades del capital extranjero que trabaja principalmente en commodities fue en promedio cercana al 10% del PIB durante esta década, con varios años con montos mucho mayores al PIB de Bolivia o Paraguay. Por otro lado, lo que quedó en el país se destinó principalmente al consumo, subiendo su proporción en el PIB del 72% a más del 76% en tan solo los cuatro años del gobierno anterior. En tanto, la inversión promedia en Chile durante la última década fue incluso menor que la de la anterior, la de los precios bajos del cobre y otros commodities, del 21,2% del PIB y 23,8%, respectivamente. ¡Qué diferencia con la política económica del presidente (Jose Manuel) Balmaceda (1886-1891) en la era del salitre! Su idea era tan simple como genial: como estos ciclos son siempre transitorios, lo que hizo fue captar los excedentes temporales del salitre, para invertirlos de inmediato tanto en capital físico como humano. Solo así se podrían crear capacidades productivas que pudiesen tomar el lugar del recurso natural cuando su renta inevitablemente se desvaneciera. Por tanto, colocó un royalty alto a las exportaciones de salitre, y con esos recursos cuadruplicó la inversión pública en capital físico, especialmente infraestructura y ferrocarriles, y en educación la incrementó ocho veces. Fomentó además la manufactura. Y como la oferta de (bienes) no transables (construcción y servicios) era elástica, un incremento del gasto de esta magnitud también evitó la revaluación del tipo (tasa) de cambio real, evitando el síndrome holandés. Ahora, en cambio, poco se hizo desde el punto de vista de diversificación productiva. Más bien "guatita (tripa) llena y corazones contentos". Si alguna vez hubo una década perdida en lo productivo en nuestra América, fue ésta.

P. ¿Y qué motor tendrá Latinoamérica en los próximos años?

R. El desafío actual es cómo nos vamos a ajustar a lo que se nos viene encima con la caída del precio de los commodities los desequilibrios ya existentes, pues la mayoría de los países no solo se ajustaron a la bonanza exportadora como si fuese permanente, sino que se pasaron de largo. Así hoy día Chile, con el cobre aún a un precio tres veces más alto que el histórico, ya tiene un déficit de cuenta corriente del 5% del PIB y una economía prácticamente estancada. Para qué decir Brasil, cuyo saldo comercial en manufacturas cayó de un superávit de 16.000 millones de dólares en 2005 a un déficit de 60.000 millones en 2012 y su economía está aún más estancada. Y como los precios de los commodities van a seguir bajando, lo que nadie sabe es hasta dónde, los ajustes que se vienen encima pueden ser muy dolorosos. En Chile, por ejemplo, si el precio del cobre volviese al histórico de la noche a la mañana, el déficit de la cuenta corriente saltaría del 5% del PIB a aproximadamente un 15%. ¡Más del que tenía en 1982! Y esto no es tan improbable, ya que una de las características de este ciclo de los commodities es que muchos pasaron a ser activos financieros; por lo que su caída puede ser tan rápida como fue su alza después del 2003.

Palma

P. La región están rebajando sus perspectivas de crecimiento para 2014...

R. Hay varias economías de la región que ya se están desacelorando a tasas mucho mayores que las esperadas. Y, como decía, esto con precios de los commodities muy altos y con muchas economías que todavía pueden acceder a financiamiento externo abundante y barato.

P. ¿Y por qué el capital le presta a unos y no a otros?

R. Porque saben que en algunas economías de la región los políticos son capaces de vender a su madre, si es que ya no la vendieron, antes de declararse en default (impago). Tienen un modelo que da absoluta seguridad a los especuladores extranjeros, quienes tienen grandes excedentes de liquidez y andan realmente desesperados buscando dónde colocarla.

P. ¿Usted ve una dicotomía entre la Alianza del Pacífico y Mercosur?

R. Es difícil comparar estos dos bloques, pues una alianza es pura cosa virtual, mientras que la otra, Mercosur, con todos sus problemas, es algo real. Por eso, su comparación sería algo artificial. Son dos modelos económicos, pero Brasil está mucho más cerca de Chile, Perú, Colombia y México que de Argentina. ¿A ti se te ocurre algo de apertura neoliberal de Chile que no exista en Brasil?

 

 

P. Chile tiene muchos acuerdos de libre comercio.

R. Así es, pero no hay que exagerar lo que son esos acuerdos. Con el acuerdo comercial con EE UU lo más sustancial fue que se le impuso a Chile la condicionalidad de que nunca más puede implementar controles de capital como hizo, con tanto éxito, en los 90. ¡Hasta (Kenneth) Rogoff y (Larry) Summers los alababan! Decir lo contrario, como dice la canción, es teatro, puro teatro, falsedad bien ensayada, estudiado simulacro. ¡Qué tiene eso que ver con un acuerdo comercial! Estos acuerdos son muchas veces más bien movidas políticas y financieras que económicas, como la nueva Asociacion Trans-Pacífica (TPP, por sus siglas en inglés).

P. Pero Mercosur tiene muchas trabas al comercio interno…

R. Como Argentina tiene la herencia de la moratoria, no puede endeudarse; y si no hay dólares para importar, no tiene otra alternativa que poner trabas a las importaciones, incluidas las de Mercosur. Es por necesidad más que política.

  

P. ¿Qué opina de la crisis de deuda de Argentina?

R. Los orígenes de los problemas de Argentina son básicamente dos. Uno es la moratoria de 2001, que le creó una situación complicada de financiamiento externo. Otra es la política económica de finales de la década pasada. Argentina salió muy bien de la crisis de 2001/2002, y el problema fue que eso generó un tipo de ‘manía’ que en economía nunca termina bien. Cuando la economía empezó a desacelerarse, tanto el Banco Central como en lo fiscal empezaron políticas excesivamente expansivas que eran insostenibles. Se creyó que el crecimiento rápido podía continuar para siempre con la misma baja inversión, baja absorción tecnológica y con la misma falta de diversificación productiva. Eso creó problemas de balanza de pagos, que al no poder financiar con deuda, como en tantos países de la región, generó inflación y desabastecimiento. Hoy día se está pagando la cuenta de esa fiesta expansiva insostenible.

P. ¿Qué opina del fallo judicial de EE UU que bloqueó el pago de deuda de Argentina?

R. (Gabriel) García Márquez debe estar riéndose en su tumba. Argentina quiere pagar a más del 90% de sus acreedores y no la dejan. ¡Ese sí que es un default realista mágico! Y la cosa va de mal en peor con el inminente acuerdo TPP, liderado por EE UU. Ahí se establece que cualquier multinacional puede demandar a un país miembro por cualquier cosa que no les guste en cortes especiales, con jueces del tipo de los que fallaron a favor de los fondos buitre. Si en Chile, por ejemplo, país que va a firmar ese acuerdo, un Gobierno decide subir de verdad el salario mínimo, las multinacionales pueden pedir una compensación a esos tribunales. Igualmente, si Chile decide por fin un royalty de verdad en el cobre, nacionalizar el agua de las lluvias, autoprivatizadas por algunos Chicago Boys (economistas de la neoliberal Universidad de Chicago) asociados, o cualquier cosa de esa naturaleza. Los países que entren a ese acuerdo van a tener problemas peores que los que tiene Argentina con los fondos buitre. Lo que muestra el caso de estos fondos es que el sistema judicial en EE UU, y el que se va a crear en el Transpacífico, lo pueblan jueces que están en el bolsillo de las multinacionales, muchas veces no por corrupción sino por ideología. Si en el capitalismo haces un buen negocio, te quedas con las ganancias; si haces uno malo, tienes que hacer las perdidas. Si le prestas a un país, a una empresa, o a un hogar al que sabes que no va a tener por donde pagar, caso de Argentina en el periodo de (Carlos) Menem (1989-1999) hiciste un mal negocio y tienes que hacer la pérdida. Esa es la única forma en la que puede funcionar el capitalismo en forma eficiente. Pero no para los neoliberales, quienes solo quieren zanahorias y ningún látigo. Entonces ahora, en lugar de tener un sistema a lo Al Capone para cobrar a quienes no pueden pagar, y a los que nunca les debieron prestar, inventan un sistema legal que les hace el favor. Por eso, este fallo de los fondos buitre es realmente lamentable. Es la señal de los tiempos que vienen. Los mercados financieros quieren ganar sí o sí, al margen de que si se molestan o no en tener una mínima discreción en sus decisiones especulativas.

P. ¿Cómo ve a México?

R. Mal. México muestra mejor que nadie la dicotomía del neoliberalismo: una tecnología de poder muy sofisticada, pero políticas económicas increíblemente poco sofisticadas e ineficientes. México tiene la inversión extranjera por habitante más alta del mundo y tiene el acceso al mercado estadounidense mejor que nadie. ¿Y qué tiene para mostrar con eso en los últimos 30 años? Un crecimiento promedio de la productividad menor al 1% anual, alrededor de un cuarto de la que tuvo en los 30 años anteriores. Lo que hace (el presidente Enrique) Peña Nieto hoy día es solo más de lo mismo. Es increíble cómo abre innecesariamente, y de gratis, el hidrocarburo al capital extranjero. ¡Y miren la maquila (ensambladoras) mexicana! Hace 30 años que México es el campeón mundial de exportación de blue jeans (vaqueros) a EE UU, pero aún lo sigue haciendo con algodón, hilo, botones y colorantes estadounidenses. La incapacidad del mercado liberalizado para profundizar los procesos de industrialización es realmente lamentable. Como nos muestra Asia, abandonamos la política industrial cuando más la necesitábamos.

 

P. ¿La reforma energética no atraerá inversión a México?

R. Sí, pero lo que realmente va a quedar son algunas divisas y mucha polución, además de políticos forrados (adinerados).

P. ¿Y cómo ve a Colombia, Venezuela y Perú?

R. Colombia y Perú tratan de hacer lo mismo que hacía Chile en los 90, cuando se crecía rápido. Pero no parecen haber aprendido mucho de porqué ese crecimiento no fue sustentable; cómo a poco camino se le acabó el oxígeno. Desde entonces hasta ahora Chile no tiene mucho que mostrar. En nuestra región, cuando mucho, somos buenos corredores de media distancia; en Asia son de maratón. De Venezuela podríamos hablar horas: la crisis económica parece no tener límites, y se ve poca solución. Es como cuando pelean las fracciones peronistas en Argentina: las que no están en el poder siempre tienen la capacidad de hacer el país ingobernable para la que lo está. Es la venganza política de Moctezuma con los descendientes de los españoles y portugueses.

 

P. Usted critica mucho a Chile, pero es el país con más alto índice de desarrollo humano en Latinoamérica, según la ONU.

R. Tampoco hay que idealizar esos índices. En la región de los ciegos el país tuerto es rey. En Chile el 1% más rico se lleva un tercio del ingreso nacional. Lo que es muy cierto es que en aspectos como nutrición y pobreza Chile ha avanzado enormemente. Pero olvídate de la educación y salud pública. Hospitales que parecen Albania, y en educación buenos números, el 70% de la población en edad correspondiente va a la universidad, pero en la mitad de las universidades nuevas hay muchos profesores que pretenden enseñar y muchos alumnos que pretenden aprender, unos sacan su sueldo y los otros su título, pero el conocimiento es un extra opcional. ¿Investigación? Olvídate. ¡Qué tiene eso que ver con el lucro en la educación! No hay que ignorar los grandes logros, pero tampoco hay que idealizarlos. Y lo que aún hay realmente que aprender es por qué el crecimiento rápido de 1986 a 1997 no fue sustentable. Pocos neoliberales de derecha y de centroizquierda quieren saber de eso.

Chile y Cuba, con el mayor desarrollo latinoamericano, según la ONU

Por: | 25 de julio de 2014

Chile, Cuba, Argentina y Uruguay son los países con más alta calificación en el índice de desarrollo humano (IDH) de la ONU, que toma en cuenta indicadores como esperanza de vida, años de escolarización y renta per cápita. En una clasificación mundial encabezada por Noruega (0,94 puntos), Australia (0,93) y Suiza (0,91), España figura 27º (0,86 puntos) y Chile subió un escalón respecto del año pasado, hasta el puesto 41º (0,82). Cuba (0,81) se ha mantenido 44º y Argentina, en el 49º (0,80).

 

Seguir leyendo »

¿En qué exportaciones Argentina supera a Alemania?

Por: | 13 de julio de 2014

El periódico sensacionalista alemán Bild tituló así la victoria de Argentina sobre Holanda en semifinales: “Bienvenidos a la final, argentinos, y felicidades por el subcampeonato”. El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Wolfgang Nierbasch, comentó antes de la final del Mundial de hoy con la albiceleste: "En los últimos tiempos mantuvimos la tónica de que Argentina ganase los partidos amistosos y nosotros, los de competición. Confío en que la cosa sigue así". “Creo que nunca he perdido contra Messi en un oficial", dijo el goleador alemán Thomas Müller. “Solo (Alemania) puede ser campeón”, opinó el máximo astro de la historia del fútbol alemán y exseleccionador de su país Franz Beckenbauer. Así de triunfalistas llegan hoy los europeos a la final contra el equipo de Lionel Messi y Javier Mascherano. Veremos qué sucede en el campo: si Alemania gana su cuarto Mundial o si Argentina la alcanza con tres copas. Por lo pronto, en este blog nos despedimos del Mundial con una comparación sobre el poder exportador de ambos países finalistas en el fútbol. Está claro que Alemania es el segundo mayor exportador del planeta, solo superado por China. Incluso se destaca en la venta de productos que importa y triangula, como el oro y el gas. Sin embargo, Argentina los supera en algunos productos, como soja y sus derivados -cuya cotización se encuentra en bajada-, maíz, trigo, petróleo –pese a que el país sudamericano perdió el autoabastecimiento en 2011 y solo podrá recuperarlo en unos años cuando comience a explotar más intensamente el yacimiento de Vaca Muerta-, cobre, aceites de semillas, cebada, pieles y sorgo. Además, pese a que la industria del vino de Argentina solo comenzó su intenso desarrollo exportador en la década del 90, ya se acerca a los volúmenes de la de Alemania. Es notable y previsible la superioridad de la industria de la potencia europea, pero la brecha resulta no tan desproporcionada en productos como camiones de reparto y tubos de hierro. Otros dos datos llamativos: Alemania exporta más carne vacuna que Argentina, pese a que los restaurantes de Berlín o Munich suelen ofrecer bifes pampeanos; y el país sudamericano fabrica y exporta, aunque mucho menos, productos industriales sofisticados, como las válvulas con las que Basso, de la provincia de Santa Fe, la misma de Messi y Mascherano, abastece a las Ferrari. Aquí presentamos los datos de las primeras 25 exportaciones de ambos países en 2012, según las cifras recopiladas por el Observatorio de la Complejidad Económica del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Las cifras están expresadas en millones de dólares. 

 

Seguir leyendo »

Brasil vence a Holanda en materias primas, aviones y coches

Por: | 12 de julio de 2014

En los Juegos Olímpicos está claro que una medalla de bronce vale mucho, pero en los mundiales de fútbol el partido por el tercer puesto no suele atraer mucho ni a los jugadores ni al público. Les guste o no, brasileños y holandeses lo disputarán hoy. Ya en 2006 a Alemania le tocó jugarlo en casa. Lo mismo le sucedió a Corea del Sur en 2002, aunque para el seleccionado asiático aquello supuso una gloria. En 1990, Italia también debió disputar en su tierra el penúltimo partido del Mundial. En 1962, a Chile le sucedió algo parecido que a Corea del Sur. En este blog nos despedimos de la Copa del Mundo con comparaciones del poder exportador de los países que se enfrentan este sábado y domingo. Hoy toca Brasil-Holanda. Está claro que el gigante sudamericano, con una mercado interno de 202,8 millones de habitantes, no tiene la misma vocación exportadora que un país de solo 16,8 millones y que además históricamente ha constituido un centro del comercio internacional, donde se triangulan muchas operaciones. El tamaño de la economía brasileña casi triplica al del miembro de la Unión Europea. Hecha esta aclaración, veamos cuáles son las primeras 25 exportaciones de Brasil y cómo le va a Holanda en esos mismo ítems. Después hagamos lo mismo con los 25 productos más vendidos por el país europeo al exterior. Como es de esperar, el socio mayor de Mercosur se impone en diversas materias primas, menos en petróleo y gas, pese a la mejora en los últimos años, pero también destaca por la venta de aviones y coches. Las cifras están expresadas en millones de dólares y son de 2012, recopiladas por el Observatorio de Complejida Económica del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

 

Seguir leyendo »

Brechas entre Argentina y Holanda

Por: | 09 de julio de 2014

¿Habrá alguna selección latinoamericana en la final del próximo domingo? Desde el Mundial 2002 que algo así no sucede. En 2006 y 2010 las finales han sido duelos de europeos. Todo depende hoy de Argentina. Y de Holanda, su rival. No sabemos qué ocurrirá en el campo de juego, pero en la comparación de datos que influyen en el empleo que estamos haciendo en este blog la relación de fuerzas es muy despareja. Para comparar a ambos países tomamos como referencia la información relativa en forma directa o indirecta al ámbito laboral según el criterio que adopta el Banco Mundial en su base de datos. Los indicadores recogidos son de 2011 y 2012. Argentina solo supera a Holanda en la calidad de la información disponible sobre créditos, aunque eso no se traduce en mayor financiamiento en relación a su PIB. Veamos la comparación dato por dato mientras esperamos a que entren en la cancha los de Alejandro Sabella y los de Louis Van Gaal.

 

Seguir leyendo »

Brasil-Alemania en un duelo de variables que influyen en el empleo

Por: | 08 de julio de 2014

Ya solo quedan cuatro partidos para que acabe el Mundial. Ya se marcharon 28 selecciones a casa, algunas más temprano de lo previsto. Hoy es el turno de la semifinal Brasil-Alemania, un clásico del fútbol global que solo se jugó una vez en las Copas del Mundo, precisamente en la final de la de 2002. Desde entonces que ninguno de los dos ha vuelto a disputar el último partido de un Mundial. Mientras nos carcome la incertidumbre sobre si vencerá el anfitrión sin Neymar o si caerá ante los de Thomas Müller, en este blog analizaremos hoy a la cuarta y a la séptima economía del planeta desde la óptica de diversas variables que influyen en el empleo según el Banco Mundial. Para ellos nos basamos en datos oficiales de 2011 y 2012. Está claro que la desarrollada Alemania supera a la emergente Brasil, pero en algunas variables el gigante sudamericano está mejor. Por ejemplo, en la cantidad de población dependiente, dado el envejecimiento en la potencia europea, en la exportación de combustible, ítem en el que hace un tiempo Brasil afrontaba un déficit y en el que logró mejorar gracias a la exploración en el mar de la estatal Petrobras; en la densidad de la población, la recaudación del impuesto a la renta como porcentaje del total de tributos recolectados y en la capitalización de mercado de sus empresas en relación al PIB. En otras variables la comparación es pareja y en muchas la brecha recuerda los enormes desafíos que el organizador del Mundial mantiene en materia social y económica.

 

Seguir leyendo »

La puntería y los fallos de los bancos sobre el final de Brasil 2014

Por: | 07 de julio de 2014

El banco italiano Unicredit no fue solo el que más acertó sobre los 16 seleccionados que llegarían a los octavos de final de Brasil 2014. También ha sido el que más preciso estuvo con los cuartos de final: predijo cinco de los ocho mejores del Mundial, contra cuatro del norteamericano Goldman Sachs y del brasileño Itaú. A la hora de hacer pronósticos sobre las semifinales, los tres bancos que decidieron meterse a hacer cálculos econométricos a partir de datos deportivos para predecir lo que sería la Copa coincidieron en que Alemania, Argentina y Brasil llegarían tan lejos, es decir, tuvieron un 75% de efectividad, y erraron al desconfiar de Holanda, la última subcampeona del mundo. Goldman Sachs e Itaú se equivocaron al apostar por que España volvería a semifinales, pero el defensor del título mundial, que solo se ha metido dos veces entre los cuatro mejores en los 20 torneos disputados, se quedó fuera en la primera fase. Unicredit erró al creer en Uruguay, campeón en Brasil 1950, cinco veces semifinalista, inclusive en Sudáfrica 2010, pero que esta vez se marchó en octavos de final al perder con Colombia.

 

Seguir leyendo »

Argentina-Bélgica y Costa Rica-Holanda en clave de desarrollo

Por: | 05 de julio de 2014

Ya hay una selección latinoamericana en semifinales. ¿Habrá dos o tres? Todo depende de Argentina y Costa Rica, que se enfrentan hoy a dos países europeos vecinos, Bélgica y Holanda, respectivamente. La albiceleste se mide ante un seleccionado que ya fue semifinalista, en México 1986. Los ticos, ante los actuales subcampeones del mundo. Pero en este blog seguimos analizando los indicadores de los países que hacen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. Para ello echamos mano a la base de datos del Banco Mundial, cuyas últimas informaciones en este caso son de 2011 y 2012. Está claro que se trata de comparar a países en vías de desarrollos con desarrollados. Para empezar, veamos a Argentina frente a Bélgica. Hay brechas notables por cerrar en materia de embarazo adolescente, tierra forestal, incidencia de la tuberculosis, acceso a Internet o mortalidad infantil. En otros aspectos, la confrontación es más pareja, como en representación femenina en el Parlamento. Y en algunos Argentina prevalece, como en ciertas cuestiones medioambientales y en el nivel de empleo, aunque hay que considerar que el país sudamericano sufre un mayor porcentaje de trabajo informal. Un dato que puede llamar la atención es que la economía belga está mucho abierta al comercio exterior que la de Argentina, pero ésta presenta un índice de exportaciones e importaciones en relación al PIB similar al de Colombia, como vimos ayer, más allá de las actuales comparaciones que algunos analistas formulan sobre la cerrazón de Mercosur y el aperturismo de la Alianza del Pacífico.

 

Seguir leyendo »

¿Cuál está más desarrollado: Brasil o Colombia?

Por: | 04 de julio de 2014

Es el turno de los cuartos de final y Latinoamérica ya tiene asegurado un lugar en las semifinales. Es que hoy se enfrentan Brasil y Colombia y alguno de ellos se abrirá paso, como lo había hecho Uruguay en Sudáfrica 2014, el ahora país anfitrión en Corea del Sur-Japón 2002, Francia 1998 y EE UU 1994 o la Argentina de Diego Maradona en Italia 1990 y México 1986. Hoy entonces se miden el pentacampeón mundial contra una Colombia que ya ha hecho historia al arribar a cuartos. En este blog seguimos aprovechando la oportunidad de la Copa del Mundo para cotejar el desarrollo socioeconómico y hoy lo haremos a partir de los parámetros que el año próximo se usarán para establecer si los países han alcanzado o no los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. Los datos aquí presentados son los disponibles de 2011 y 2012 de la base del Banco Mundial. Como se puede ver, el socio mayoritario de Mercosur prevalece en más aspectos que el integrante de la Alianza del Pacífico, pero la confrontación tiene sus bemoles. En varios parámetros la competencia es pareja. Colombia está mejor en diversos criterios medioambientales y en inversión, un déficit constante de la economía brasileña. Pero el gigante sudamericano se destaca por el menor peso de su deuda pública, el mayor nivel de empleo, sobre todo el juvenil, una tasa de fertilidad más adecuada, la mitad de pobres en términos de porcentaje de la población y el acceso al agua potable. Nótese que algunos datos de la tabla no muestran si un país está mejor o peor sino sus características propias. Por ejemplo, la economía brasileña está menos abierta al comercio internacional y, aunque se puede discutir si debería estar más integrada o no, es normal que en un país con un mercado interno tan grande las exportaciones e importaciones tengan un peso menor en el PIB.

 

Seguir leyendo »

¿Argentina le gana a Suiza en algún dato sanitario o demográfico?

Por: | 01 de julio de 2014

En este blog aprovechamos los octavos de final de la Copa del Mundo para comparar el estado de la salud y la demografía de los países latinoamericanos en comparación con el de sus rivales en el campo de juego. Y lo hacemos a partir de los últimos datos disponibles en la base de Banco Mundial, los correspondientes a 2011 y 2012. En la primera rueda del torneo habíamos confrontado datos de desarrollo socioeconómico de Argentina con los de Bosnia Herzegovina, Irán y Nigeria y el resultado era que el país sudamericano se encontraba en mejor posición en términos generales. Pero ahora la comparación es con Suiza y las diferencias en los indicadores entre una y otra son claras y en algunos casos notorias. Por ejemplo, en embarazo adolescente, gasto sanitario, incidencia de la tuberculosis y mortalidad infantil. Argentina solo la supera en dos aspectos: tiene un grado más alto de inmunización de sus habitantes contra el sarampión y que sus mujeres fuman mucho menos. Para profundizar sobre el estado de la sanidad en Argentina, el pasado jueves entrevistamos en este espacio a su viceministro de Salud, Jaime Lazovski. Antes de mirar los números comparativos, notemos también que la población en Suiza crece más rápido, seguramente en parte por la inmigración, de donde proviene el 25% de sus habitantes y varias de sus estrellas del Mundial. Lo preocupante para Argentina es que su población rural decrece, mientras en el país europeo se expande, un problema que señaló también la semana pasada en una entrevista en este periódico el subsecretario de Agricultura Familiar argentino, Emilio Pérsico.  

 

Seguir leyendo »

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio

es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal