¿Qué es de la vida de Venezuela, Perú, Panamá y El Salvador?

Por: | 20 de diciembre de 2013

Último día de repaso de las economías latinoamericanas. Empezamos el lunes y durante toda la semana hemos ido deteniéndonos en cada país porque la región es heterogénea. Fuimos de la mano del informe que la semana pasada difundió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), derribando algunos mitos de centros de pensamiento más ortoxodos con asiento en organismos multilaterales radicados en Washington, bancos de inversión que operan desde Wall Street o consultoras de raigambre local. Hoy le toca el turno a Venezuela, Perú, Panamá y El Salvador.

 

Venezuela: la CEPAL calcula que en 2013 el PIB aumentó un 1,2%, en comparación con un 5,6% registrado en 2012, sostenido principalmente por las comunicaciones, el comercio y los servicios financieros. Los dos últimos sectores crecieron como consecuencia de la expansión del crédito real y el aumento de la liquidez monetaria. Para 2014, la agencia de Naciones Unidas proyecta un crecimiento de un 1%, “como resultado de un leve repunte de la actividad de los sectores dependientes de insumos importados, después de un posible ajuste cambiario a principios del año”. La inflación se incrementó fuertemente durante 2013. En octubre llegó a un 54% interanual, lo que equivale a un alza de 36 puntos porcentuales respecto del mismo mes de 2012. El salto se produjo después de que el dólar subiera en febrero de 2013 y de una sola vez el 46% respecto al bolívar en el restringido mercado de cambios oficial. De 4,30 bolívares por dólar a 6,30. En el segmento ilegal, el dólar cuesta hasta ocho veces más que en el oficial, según observa la CEPAL, pese a que está prohibido en Venezuela informar la cotización paralela de la moneda.

“Se estima que en 2013 el Gobierno central (de Nicolás Maduro) tuvo un déficit global del 4,3% del PIB. Sin embargo, este déficit representa solo una parte del real”, advierte el organismo que dirige la mexicana Alicia Bárcena. “Si bien en el presupuesto para 2013 se contabilizaban los ingresos petroleros a 55 dólares por barril, el promedio fue de 103 durante los primeros diez meses del año. La diferencia generó créditos adicionales que fueron empleados para el presupuesto, pero la mayor proporción fue destinada al Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN), que permite al Gobierno el uso discrecional de estos recursos adicionales. Además del FONDEN, una serie de otros fondos extrapresupuestarios financian una parte importante del gasto público, entre ellos (los) que se alimentan con préstamos de China y se pagan con petróleo”, explica la agencia con sede en Santiago de Chile. También se exporta crudo a cambio de alimentos y servicios a Cuba y otros países de la alianza Petrocaribe, que también integran Antigua y Barbuda, Belice, Bahamas, Guatemala, Jamaica, Guyana, Granada, Haití, Honduras, Surinam, Dominica, Nicaragua, República Dominicana y San Vicente y las Granadinas

Venez

Durante 2013 aumentó la liquidez monetaria por encima de la inflación porque se financiaron con préstamos del Banco Central el gasto público y las empresas estatales. En noviembre, Maduro recibió del Congreso la facultad de dictar decretos con rango de ley y la usó para limitar las ganancias de las empresas privadas y para crear la Corporación Nacional de Comercio Exterior, que dirigirá todo el proceso de importaciones, tanto del sector público como privado, incluida la asignación de divisas.

En el año que termina, el Gobierno de Maduro creó el Sistema Complementario de Administración de Divisas (SICAD), que las asigna mediante subastas a empresas que cumplan con una serie de requisitos formales y que importen productos definidos como prioritarios. También pueden participar personas para obtener divisas frente a necesidades específicas. “Sin embargo, la demanda cambiaria no alcanza a ser satisfecha por esta vía, ya que se estima que excede ocho veces la oferta. El bolívar sigue sobrevaluado, puesto que el tipo de cambio real efectivo se encontraba en septiembre de 2013 un 40% por debajo (apreciación) del promedio del período comprendido entre 1990 y 2009. A fines de octubre de 2013, las reservas internacionales del banco central eran de 22.144 millones de dólares, lo que significa que han disminuido un 26% en lo que va del año”, advierte la CEPAL.

La inversión, que en 2012 fue el principal motor del crecimiento, ha perdido importancia, según el documento. El comercio creció por la mayor liquidez y la anticipación del consumo privado financiado con crédito y como alternativa de los ciudadanos para ganarle a la inflación. Las comunicaciones se beneficiaron de la mayor demanda y por las inversiones destinadas a la ampliación de infraestructura tecnológica. Otros sectores importantes de la economía venezolana se expandieron poco o se contrajeron, como el petrolero (+1%), el industrial (+0,1%) y la construcción (-3,5%). Las exportaciones petroleras retrocedieron un 8%, en gran parte por una disminución del volumen exportado y en menor medida por una caída del precio, mientras aumentaba la inversión en producción, incluida la de compañías extranjeras asociadas a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Las manufacturas fueron afectadas por la falta de divisas para la importación de insumos y la construcción se contrajo por la menor inversión pública y la falta de materiales. Solo la construcción de oficinas y centros comerciales aumentó, dada la inversión de multinacionales que hace varios años no pueden repatriar sus ganancias, según la descripción del organismo de la ONU.

 

Los precios de los alimentos y bebidas subieron el 72%. El Gobierno ha tratado de controlarlos y de reducir la escasez, y ha usado las reservas estratégicas de alimentos para aminorar la presión inflacionaria. Pero en octubre el índice de escasez llegó al 22,4%. Como consecuencia de la alta inflación, los salarios reales (ajustados por el índice de precios al consumidor, IPC) descendieron durante los primeros tres trimestres de 2013 un 4,8% interanual. En cambio, el paro se contrajo 0,4 puntos al 7,9%.

Perú:  la CEPAL calcula que el PIB de Perú aumentó un 5,2% durante 2013, impulsado por el comercio, la construcción y los servicios, aunque se desaceleró la inversión privada. Para 2014 se proyecta un crecimiento del 5,5%, sustentado por el aumento de la producción minera, el crecimiento de los servicios gracias a la demanda interna y el aumento del gasto público en un año de elecciones regionales y municipales. En octubre pasado se aprobó la ley de fortalecimiento de la responsabilidad y transparencia fiscal, que establece que en 2014 las cuentas públicas no deben ser deficitarias. Toda una exigencia del propio Gobierno de Ollanta Humala.

Lima

Perú es el décimo país del mundo con más acumulación de dólares en efectivo per cápita. Un pasado de alta inflación, e incluso hiperinflación en los 80, han dejado una huella que ni la estabilidad de precios de las últimas décadas ha logrado borrar. De ahí la desconfianza hacia el sol. El banco central ha adoptado medidas para promover la desdolarización de los depósitos bancarios. En los primeros meses de 2013 estas colocaciones en dólares crecían a tasas bajas como respuesta a esta política, pero a partir del segundo trimestre su crecimiento se aceleró ante las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) de EE UU redujera sus estímulos monetarios que abarataban su moneda y se devaluara el sol. El pasado miércoles la Fed adoptó finalmente esa decisión, dado el buen desempeño de la economía de EE UU, con lo que el oro, principal exportación peruana, ha marcado esta semana el menor precio en tres años. Un dólar más caro abarata las materias primas y disminuye el flujo de capitales hacia mercados emergentes, con lo que también Perú quedará afectado por este lado. De todos modos, la decisión de EE UU y su impacto en los mercados de países en desarrollo y de productos básicos ya estaba descontada por los inversionistas, con lo que tal vez lo peor ya ha pasado en esta segunda mitad de 2013, según algunos analistas. En el tercer trimestre de 2013 se registraron salidas de capitales de corto plazo por 2.300 millones de dólares, mientras que la tasa de cambio real (ajustada por inflación) efectiva se depreció un 4,8% entre octubre de 2012 y el mismo mes del presente año.

Las exportaciones cayeron un 9,4% en los primeros nueve meses de 2013, sobre todo por la reducción de las mineras y, en menor medida, de las pesqueras, que se contrajeron un 11,4% y un 31,1%, respectivamente. El retroceso de las ventas externas mineras reflejó las bajadas durante ese período de los precios del cobre (-7,4%) y el oro (-11,9%). Mientras tanto, el desempleo en Lima pasó de un 7,2% en los primeros nueve meses de 2012 a un 6% en el mismo período de 2013.

Panamá: la CEPAL prevé que en 2013 la economía se expanda un 7,5%, un nivel inferior a las tasas superiores al 10% de los últimos años, pero que ubica al país centroamericano entre los de más alto crecimiento de América Latina. Para 2014 se predice una mejora del 7%. El desempleo en agosto llegó al 4,3%.

 

La deuda pública total llegó a 15.880 millones de dólares en septiembre de 2013, lo que supone un aumento de un 9,8% nominal respecto de igual período de 2012. Dado el alto nivel de crecimiento económico, la deuda como porcentaje del PIB seguirá cayendo y se prevé que sea de alrededor del 39% al cierre del año. Durante 2013 además continuó el fuerte impulso del sector bancario panameño observado en los años anteriores.

El déficit comercial, en cambio, ha aumentado por una disminución de 704 millones de dólares de las exportaciones, por las menores ventas de la zona libre de Colón, afectada por la situación económica de Venezuela, y por un aumento de las importaciones de 244 millones. El rojo de la balanza de servicios se incrementó 218 millones por una reducción de los ingresos por concepto de servicios empresariales, profesionales y técnicos. La balanza de renta sumó un déficit de 1.839 millones, principalmente por un incremento del pago de los intereses de la deuda pública. La inversión extranjera directa a junio de 2013 totalizó 2.037 millones, lo que significa un crecimiento de 322 millones respecto del mismo mes de 2012. Así es el país que está diseñando el empresario y presidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Panama

En septiembre Panamá y Colombia suscribieron un tratado de libre comercio (TLC). Este pacto allana el camino para el ingreso de Panamá a la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, Perú y México). Panamá ya tenía sus TLC con Chile y Perú y en mayo acordó emprender negociaciones con México.

Diversos sectores de la economía continuaron mostrando un elevado dinamismo en el primer semestre de 2013. Entre ellos destacan la minería, la construcción, la intermediación financiera y el sector de transporte, almacenamiento y telecomunicaciones. La persistencia del auge minero fue impulsada por el aumento del uso de materias primas, principalmente piedra y arena, que son utilizadas como insumos de la construcción. El gran protagonismo que mostró este sector se debe a que se siguen ejecutando diversos proyectos de infraestructura pública y privada, entre los que destacan la ampliación del canal de Panamá, la construcción de la primera línea del metro en la ciudad de Panamá y diversos emprendimientos de energía eléctrica, hoteleros y de desarrollo logístico. También siguió creciendo la cantidad de pasajeros que han pasado por el aeropuerto de Tocumen, cerca de la capital panameña, con lo que este país se consolida como centro de interconexiones aéreas en Latinoamérica. El desempleo bajó al 3,1%.

El Salvador: pese a una mejoría en las exportaciones, la débil demanda interna ha mantenido el crecimiento de la economía salvadoreña en un 1,7% para 2013, según la CEPAL. Por el impacto de la reforma tributaria de finales de 2011, que amplió las tasas máximas del impuesto a la renta, el crecimiento de los ingresos impositivos no ha sido afectado por el bajo crecimiento económico. Pero el gasto se ha incrementado de manera significativa, por lo que la CEPAL calcula que el déficit del sector público podría alcanzar un 4,5% del PIB. Dado el déficit comercial estructural del sector maquilador (ensamblador de piezas importadas en productos como textiles), la recuperación de la actividad del mismo aunado a la desaceleración de las remesas enviadas por los emigrantes, sobre todo desde EE UU, apuntan hacia un ligero deterioro del saldo de cuenta corriente con respecto del déficit de 5,3% del PIB de 2012. Para 2014, la agencia de la ONU predice que por fin El Salvador superará el 2% de expansión anual y llegará al 2,5%, bajo el supuesto de un mayor dinamismo de la inversión privada, un mayor gasto público asociado a las elecciones presidenciales de febrero y una mejoría más amplia del sector exportador.

 

Las empresas públicas ganaron menos dinero en 2013 por un mayor gasto en compra de energía y por los costos asociados al retraso en la concesión del puerto La Unión. El Gobierno de Mauricio Funes aumentó el gasto público significativamente, sobre todo por las erogaciones orientadas a sectores sociales excluidos de la política de ahorro y austeridad decretada a principios de 2012, así como por el mayor costo financiero de la deuda pública. La inversión pública, en cambio, se desaceleró.

Ha crecido el crédito al consumo,  mientras que los préstamos al sector industrial se contrajeron. La mejora de las exportaciones de las maquilas compensó la contracción de las ventas externas tradicionales, afectadas por la persistente tendencia a la caída en los precios internacionales de café observada desde finales del 2011, a lo cual en 2013 se sumó el impacto de la roya del cafeto, enfermedad que afecta el cultivo.

Funes

En octubre El Salvador se sumó al capítulo comercial del acuerdo de asociación con la Unión Europea, en el cual también participan Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Panamá. El tratado formaliza los beneficios arancelarios que anteriormente habían sido otorgados por el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) de la UE, pero se prevé un impacto positivo en las exportaciones de azúcar, frutas y textiles. A mediados de año, entró en vigor la ley especial de asociaciones público-privadas, mientras que en septiembre el Gobierno de EE UU autorizó una donación por 277 millones de dólares, que fortalecerán la capacidad institucional y proyectos de educación e infraestructura en la zona costera. 

Hay 4 Comentarios

con los bajisimos resultados PISA que han obtenido los paises de America Latina, especialmente Peru, se prognostica una desaceleracion del crecimiento. No hay como crecer sin conocimiento.

Muchos indices sacados de las fuentes de información de los propios países. Un verdadero trabajo de investigación objetivo implica una estadía en cada país por lo menos de 6 meses y en uno de ellos encontrara indices verdaderos y reales alarmantes: asesinatos al año de los mayores del mundo, inflación simplemente grotesca, desabastecimiento descomunal, poder adquisitivo por los suelos, corrupción al tope mundial, des inversión de las industrias básicas, destrucción acelerada de toda la infraestructura de servicios públicos, indice de bienestar en cero, polarización social, destrucción de los servicios hospitalarios y muchos indices de calamidades mas.

el artículo no da cuenta del título, habria sido interesante comparar indices de gini, curvas de lorenz indixadiores de pbreza y analisis de canastas básicas de alimenbtos y de de bienes

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio

es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal