¿Qué va antes: el ciclista o el carril bici?

Por: | 28 de mayo de 2010

Semáforo en una intersección del anillo ciclista de Madrid. ¿Qué resulta más determinante para integrar la bicicleta como medio de transporte en las ciudades españolas: que haya más ciclistas o construir carriles bici? Lo más habitual es pensar que será justamente al crear nuevas vías exclusivas para bicicletas cuando se consiga que haya más gente que se atreva a subirse a las dos ruedas. Sin embargo, esta estrategia seguida en muchas urbes del país puede estar equivocada.

Esto es lo que se desprende de una guía presentada este viernes en Rivas Vaciamadrid con los resultados de los tres años de investigación del proyecto PROBICI, coordinado por el Centro de Investigación del Transporte de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), junto a la Universidad de Burgos y la de Cantabria. Según los ingenieros que han estudiado cómo aumentar el uso de este vehículo no contaminante en las ciudades del país, pueden ser mucho más sencillas y efectivas acciones como la que se desarrollaba, también hoy, por las calles de Madrid: como otros últimos viernes del mes, ciclistas acostumbrados a mezclarse con el tráfico de la ciudad ejercían de guías para otros que han probado a ir a trabajar en bicicleta.

La experiencia de otros países muestra que las infraestructuras son esenciales para la propagación de las dos ruedas en las urbes. Sin embargo, según el trabajo de los investigadores, las políticas de fomento de la bicicleta en España se reducen prácticamente a la construcción de vías ciclistas segregadas del tráfico, una actuación costosa que necesita de mucho tiempo y que a menudo se traduce en tramos inconexos o con muchos rodeos. El resultado son carriles que no permiten un uso eficiente de este vehículo y que cuando ocupan las aceras aumentan incluso el riesgo de accidentes en las intersecciones o los conflictos con los peatones. En su lugar, el trabajo de estas universidades considera más adecuado empezar por acciones combinadas que actúen sobre el tráfico motorizado y que animen desde el principio a subirse a la gente a la bicicleta.

¿Qué hace que alguien decida moverse por la ciudad en una bicicleta? Como explica Álvaro Fernández, ingeniero del Centro de Investigación del Transporte de la UPM, para responder a esta pregunta se han servido de modelos de elección discreta como los que emplean los economistas para averiguar por qué los consumidores compran un producto y no otro. Por lo general, la elección de un modo de transporte no está tan sujeta a un proceso racional, sino a factores como la formación, los sentimientos y la costumbre. Sobre todo, la costumbre.

La mayoría de los estudios actuales sobre la toma de decisiones se basa en la Teoría de la Acción Planificada (TPB, en sus siglas en inglés) de Icek Ajzen. Lo que viene a decir esta teoría es que, a pesar del peso del hábito cuando se toman decisiones por inercia, esto deja de ser tan importante cuando aparece una nueva información o se producen cambios que hacen que la persona se replantee su elección. Y con la bicicleta esto puede ocurrir con una acción en apariencia tan sencilla como montarse en ella y empezar a dar pedaladas por la ciudad.

Como han comprobado en diversos trabajos desde el Centro de Investigación del Transporte de la UPM, es completamente distinto lo que responden en las encuestas sobre transporte en bicicleta aquellas personas que nunca la utilizan, las que lo hacen como deporte y aquellas que sí se mueven con ella por la ciudad. Esto demuestra la existencia de numerosos prejuicios que tienen poco que ver con la realidad de este vehículo, como pensar que se requiere un gran esfuerzo físico o que resulta muy duro utilizarla cuando hay cuestas. A menudo, más allá de otras motivaciones, la mejor forma de acabar con esta percepción errónea es animando a la gente a experimentar por ella misma qué se siente al desplazarse con una bicicleta en zonas urbanas. Esto puede ser de forma voluntaria, o también obligatoria. La Guía de la Movilidad Ciclista presentada en Rivas Vaciamadrid cita el ejemplo de un estudio en los Países Bajos en el que se analizó el cambio de percepción de automovilistas forzados a utilizar una bicicleta por tener su coche en el taller. En un 50% de los casos la sensación de estos conejillos de indias acostumbrados al coche había sido “mejor de lo previsto”.

“Las políticas para que la gente experimente con la bici son sencillas y pueden ser muy efectivas”, comenta Fernández, que considera un error esperar a construir carriles bici sobre las aceras para promover el uso de la bici. Según este ingeniero, es mejor comenzar por formar a nuevos ciclistas, pero a la vez que se actúa sobre el tráfico para hacer un hueco a este medio de transporte. “Hay que reequilibrar el reparto del espacio público para el transporte, que está ocupado en un 80% por el coche, hay que adaptarlo también al ritmo de la bici”.

¿Quiere esto decir que no valen para nada los carriles bici? Tampoco es eso, pero las infraestructuras deberían ir más allá que estas vías. Según los investigadores, la experiencia en ciudades europeas con larga tradición ciclista muestra que lo óptimo sería una mezcla de carriles segregados del tráfico motorizado y la adaptación de calles por las que circulan los automóviles para permitir un tráfico mixto (mediante la reducción de la velocidad, medidas de seguridad…). Más que carriles bici, este proyecto de investigación concluye que lo esencial es que las redes para los ciclistas sean seguras (aunque sea mezcladas con el tráfico motorizado), directas (con trayectos rápidos), cohesionadas con toda la ciudad, cómodas (bien iluminadas, con bordillos lisos…) y atractivas.

Cuando se introduce la bicicleta en los modelos probabilísticos utilizados por los investigadores y se compara la función de utilidad con otros medios de transporte, se ve que aquellas personas que se deciden por este vehículo tienen unas motivaciones algo diferentes del resto. No sólo les preocupa el tiempo y el coste en sus desplazamientos, como a los usuarios de otros medios de transporte, sino que además tienen una visión más global. “El ciclista valora también a la vez otros factores, como el medio ambiente o su salud, y esto es importante, pues significa que para favorecer el uso de la bici hacen falta políticas integrales”, comenta el investigador de la UPM.

Hay 77 Comentarios

Si las calles tuvieran suficientes pacificadores de tránsito (lomos, badenes, cojines berlineses, etc) los autos se irían quitando solos.
En ese caso habría que asegurar un eficiente transporte público y favorecer el estacionamiento para bicicletas en los trabajos, parkings, escuelas, etc.
No existen sólo carriles bici. Las bicicalles y las sharred lines son otras alternativas más integrales y muchísimo más prácticas y económicas (motivo por el cual disminuyen los negociados y por lo tanto su uso y difusión)
Las aceras bicis deberían estar sólo como último recurso donde las otras posibilidades no son posibles y como conectoras entre una red vial ciclista.
También seleccionar una red de calles (como las del Mapa de calles tranquilas de Madrid) para transitar por ellas hace que, al aumentar el número de bicis, automáticamente disminuya el de coches debido a la presencia de estos "bolardos móviles".
Si quieres conocer más sobre las alternativas a los carriles bici date una vuelta por https://bicicalles.blogspot.com.ar/

Yo creo que lo verdaderamente esencial es disminuir la cantidad de coches, con esto se conseguirá que más gente se anime a utilizar su bicicleta, por la calzada (el espacio real de la bicicleta, el suyo), aumente la cantidad de peatones (por las aceras y zonas peatonales (su espacio)....etc

Como usuario diario de la bici en Madrid...

Lo primero es que carriles bici tiene que haber, pero no hace falta construirlos, ya estan hechos (quitamos un carril de viario de coches y lo dedicamos a bicis).

Otro tema relacionado es que un carril bici NUNCA debe estar en la acera.(vease el carril bici de Ciudad Universitaria en Madrid, sin iluminacion nocturna, no por la ausencia de farolas y sobre una acera de mas de 12 metros, en la que aparcan furgonetas, camiones y motos)(vease tambien carril bici de Serrano)

1. La gente andando va a su bola con su MP3 que los aisla del mundo o van con el movil, por lo que pasan por delante del carril bici y se produce el accidente...

2 La gente no tiene respeto por el carril bici (no hay costumbre), ya que al formar parte continua con la acera lo consideran parte de ella, y andan por el...

3 Muchos peatones no quieren bicis en las aceras ( yo tampoco) y los conductores en la calzada tampoco...(por que les molestamos o por que es inseguro para ambos)

La solución pasa por quitar espacio de la calzada a los coches, eso si, con seguridad, separación visible o barrera separadora.

La eleccón de la bici como medio de transporte es clara:

Me costo 100€ amortizables en 4 meses,ahorro de abonos de transporte del mes (30€/mes).

Velocidad de desplazamiento.

Voy de puerta a puerta.


AL ESCELENTICIMO
AYUNTAMIENTO DE VALENCIA

María soledad Saba, mayor de edad, de nacionalidad Argentina y residente permanente en España, Valencia. Comparece y dice:
PRIMERO

Radico desde hace mas de cinco años en España, el primer año viví en esta ciudad, cuatro años después retorno y me encuentro una ciudad muy distinta a la que deje, más bella y reluciente que nunca, destacando mundialmente como ciudad de turismo recomendada, pero también me encuentro con una ciudad plagada de ciclistas, soy partidaria del medioambiente y hago por mi parte todo lo posible por contribuir al cuidado del mismo, pero creo que lo de las bicicletas se les ha ido un poco de las manos.
Todos los días voy al trabajo caminando y en una simple distracción al trapazar el carril bici corro el riesgo de ser brutalmente atropellada como si de un coche se tratara y yo cruzara sin mirar el semáforo, con gente que va exigiendo abrir paso que esta senda es mía, pues si es suya, que pague por circular en ella, es esto, a lo que muchos nos vemos a diario sometidos, y los andante qué? ¿Quien vela por nosotros cuando traspasan ellos la línea? Y van en dirección prohibida, cruzando semáforos en rojo, etc.


SEGUNDO
Tengo entendido que el Ayuntamiento tramita la nueva ordenanza municipal | El texto estará basado "en la línea de otras ciudades" y recogerá la circulación en las 'ciclo calles.
Yo quisiera proponer que dichas bicicletas paguen un impuesto o tasa de su circulación, se que antiguamente se implanto una orden la cual decía que todas las bicicletas debían llevar la famosa “CHAPA”, una correcta forma de control ante el robo de dicha bicicleta y de quien es el dueño, hoy creo que esa ley u ordenanza debería de ponerse en rigor y que todos los que tenga bicicletas y deseen transitar con ellas las posean y paguen un impuesto de circulación como pagamos todos el impuesto de circulación por nuestros coches, el IBI por nuestras viviendas y encima tener que estar pagando un carril exclusivo para personas que si transitan en el sin pagar un centavo. Términos como:
Vía ciclista: específicamente condicionada


TERCERO
El nuevo carril bici no satisface a peatones solo a ciclistas. Es más, aquellos que transcurren por el acerado constituyen un grave incumplimiento del artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación de 2003, aprobado por Real Decreto 1428/2003 y que claramente especifica que “La circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales”, lo que establece una cierta prohibición.

CUARTO
1. La responsabilidad de conducir.
El peatón y las vías públicas.
• Peatón es toda persona qué circula a pie por una vía pública.
• Vías públicas son los caminos, las carreteras y las calles de las ciudades. Las carreteras son vías públicas interurbanas; las calles son vías públicas urbanas.
• En las calles, los peatones circulan por las aceras y los vehículos por la calzada.
• En las carreteras los peatones deben circular por el arcén de la izquierda, y todos los vehículos deben circular por la derecha.
El ciclista como conductor.
• Conductores toda persona que conduce un vehículo, sea automóvil, motocicleta o bicicleta.
• La bicicleta es un vehículo muy útil y cómodo para desplazarse dentro de una ciudad y para realizar trayectos interurbanos cortos.
• En la bicicleta únicamente puede viajar una persona; está totalmente prohibido que lo hagan dos, excepto en las bicicletas llamadas tándem, que son de dos plazas.
• Para conducir una bicicleta no se precisa tener una edad determinada ni es necesaria ninguna autorización especial.
El Código de la Circulación.
La circulación en carretera y en ciudad sería caótica y mucho más peligrosa si conductores, viajeros y peatones hicieran cada uno lo que quisieran. Por eso son precisas unas normas y unas señales que obliguen a todas las personas que circulan. Este conjunto de normas y señales forma el Código de la Circulación.
Los peatones y los conductores deben respetar el Código de la Circulación porque, de no respetarlo, pueden derivarse accidentes, que con frecuencia producen graves daños.
Existen diversas sanciones y multas para castigar a los infractores del Código de la Circulación.

Hace tiempo que no entraba en la web y he leído el comentario de que si hubiese enseñado a mi hijo a ir por la calzada no hubiera ocurrido el accidente.
¿Dejando aparte la manera de decir las cosas, tu llevarías a tu hijo de 4 años y medio por la calzada de cualquier ciudad con un tráfico normal, no ya saturado?
El propio informe según entiendo si que es contradictorio al decir que se vaya por la calzada y luego que lo mejor sería vía disgregada.
No se pueden hacer carriles quitándolo a los peatones, pero si carriles separados del tráfico de coches.
¿Alguien se imagina los coches yendo más despacio porque hay unos ciclistas ahí delante? Es imposible de imaginar y no pierdo el tiempo razonándolo porque es obvio, igual que en mi escrito anterior del cual dices que porque si. Hay cosas que no hace falta explicar para cualquier persona normal. Esto no es una hipótesis a demostrar.

Yo creo que el carril bici invita a la gente a usarlo y es una cuestión determinante cuando la opción de usar la bici no sale sola del ciudadano.

En Sevilla el cambio que se ha producido desde el 2007 en el que se creó la primera red ciclista ha sido espectacular. Aclarar que la red, es eso, una red de carriles bici bastante bien conectada, por lo que facilita bastante la llegada al destino.

Paralelamente a la ejecución de la red de carriles bici se puso en marcha un sistema público de alquiler de bicicletas - www.sevici.es- con 250 puntos relativamente cercanos ( 200m aprox. de distancia entre ellos) que cubren buena parte de la ciudad ( no solo el centro, sino también centros universitarios y barrios más periféricos como Pino Montano, Los Bermejales o Sevilla Este). Los matriculados en la universidad de Sevilla ( 60.000 estudiantes) reciben el abono anual y la universidad se encarga de la fianza, hecho que facilita mucho la adhesión de los jóvenes y profesores al sistema.

También se puso en marcha una oficina de la bicicleta y un sistema de identificación de éstas con una chapa metalica a modo de matricula para disuadir su robo.

Ante el éxito de estas iniciativas que multiplicaron el uso de la bici en la ciudad, se vieron obligados a ampliar el número de puntos de aparcamiento de bicis en edificios públicos.

La parte negativa son los enfrentamientos de los peatones con los ciclistas, ya que el carril bici a veces no es lo suficientemente ancho o no está los suficientemente bien segrado en pasos de peatones, por ejemplo. También la falta de civismo y coherencia de ambas partes a la hora de respetarse, aunque me parece ver que el ambiente va mejorando. En cierta medida creo que el carril bici está educando a mi ciudad :-)

Saludos y enhorabuena por el blog!

Un artículo casi paralelo.

https://renovablessinlimites.blogspot.com/2009/12/un-cambio-de-mentalidad.html

Salu22

Rafael, primero afirmas categoricamente que el estudio es una tonteria y que lo más seguro es el carril bici, porque sí ¿Para que hace falta demostrar nada? Lo gracioso del tema es que justamente después describes el típico accidente que provocan los carriles bicis, el del cruce por paso de peatones. Si hubieses enseñado a tu hijo a circular correctamente por la calzada no le hubiese pasado lo que describes.

Alvaro, ¿De verdad no se juega lo mismo un peatón circulando entre ciclistas que un ciclista circulando entre vehículos motorizados? Supongo que te refieres a accidente con resultado de muerte (que no son los más comunes por cierto) ¿Has probado una simple búsqueda en google? Mira, ya la hago yo por ti:
https://www.hoy.es/v/20100210/badajoz/muere-anciano-atropellado-paso-20100210.html

He llegado a España desde Quito para ayudar a los peatones y a la movilidad sostenible...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal