40 Aniversario

Engaños de la publicidad 'verde'

Por: | 10 de diciembre de 2010

Ecobola Irisana ¿Qué tiene de 'eco' un coche que emite más de 200 gramos de CO2 cada kilómetro? ¿Es cierto que la llamada 'Ecobola' lava, blanquea, suaviza y desinfecta la ropa sin necesidad de detergentes? ¿Resulta más ecológica agua envasada en una garrafa de plástico? Un informe realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a partir de anuncios recopilados durante la primavera y verano de 2010, pone de manifiesto que la publicidad sigue usando mal y sin control la terminología ambiental.

"Lo que demuestra nuestro trabajo es que hay cosas que se están haciendo mal, y si esto sigue así, se corre el riesgo de que la publicidad deje de ser una herramienta útil", incide Belén Ramos, responsable del área de Medio Ambiente de la OCU, que asegura que se están divulgando datos falsos, medias verdades e información confusa. "La publicidad 'verde' puede ser interesante para destacar aquellos productos con un menor impacto ambiental, pero para eso debe ser verdadera, precisa, responsable y útil".

Algunos de los ejemplos denunciados por la OCU dejan claro que ahora no ocurre eso:

Lo que dice la publicidad: ¿Por qué sólo las estrellas de Hollywood pueden tener un coche ecológico? Renault Eco2. Ecología al alcance de todos.

Lo que dice la OCU: Los coches ecológicos no existen. Un producto sostenible tiene que ser capaz de demostrar que su impacto ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida es aceptable y minimizado. Los coches no benefician al medio ambiente, únicamente puede que unos modelos dañen menos que otros. En términos de mercadotecnia, el menor daño se convierte en un beneficio y, por sí solo, es suficiente para que los publicistas conviertan al producto en una alternativa ecológica. Esta aproximación es inaceptable desde nuestro punto de vista. Los anuncios de coches no deberían utilizar referencias ecológicas, ni nombres o alegaciones como ‘eco’, ‘limpio’ o ‘verde’… (en Noruega, por ejemplo, está prohibido desde el 15 de octubre de 2007). Sin embargo, son muchos los automóviles que lo hacen, como el Renault Clio ECO2, el Seat León ECOmotive, el Opel Corsa ECOFlex, el Ford Focus ECOnetic... ¿Cómo puede denominarse ECOnetic un coche como el Ford Mondeo que emite 220 g/km de CO2 (la propuesta de límite europeo está en 120 g/km)?

Blue emotion_473

Lo que dice la publicidad: En Volkswagen incluimos un equipamiento ecológico en todos nuestros vehículos nuevos: 1 Árbol que se incorpora de Serie y que se planta en el Bosque BlueMotion para compensar las emisiones de CO2 de los primeros kilómetros que realices.

Lo que dice la OCU: Según el dato disponible en la propia web de Volkswagen BlueMotion, plantar un árbol por cada coche vendido significa absorber alrededor de 300 kg de CO2 a lo largo de 40 años. Pero 300 kg son las emisiones que corresponden a unos 2.000 km en un coche común (que emita 150 g/km) o a unos 1.300 km en un todoterreno (un simple viaje de ida y vuelta Madrid-Barcelona). Se puede comprar un ‘pack CO2 neutral’ para aumentar el número de árboles, pero hay que adquirirlo por separado, por lo que no es una ventaja de compra.

Lo que dice la publicidad: ¿A ver niños, en casa qué hacéis para ser ecológicos y además ahorrar? (...) FontVella presenta su nueva garrafa ecoligera, la primera hecha con plástico reciclado.

Lo que dice la OCU: Se trata de una publicidad engañosa pues da la impresión de que todo el material utilizado para el envasado proviene de fuentes recicladas cuando sólo es así parcialmente (25%). Un agua mineral no tiene muchos tratamientos, pero no puede utilizar el concepto ecológico como otros productos alimenticios y tiene un impacto ambiental grande. La opción más sostenible es beber agua del grifo: se ahorran recursos y se previene la generación de residuos. Si esta afirmación se utiliza porque han introducido un nuevo concepto (mediante el uso de materiales reciclados en los envases), puede inducir a error a los consumidores el que no haya ninguna especificación concreta sobre el etiquetado o la publicidad. La Comisión Española de Autocontrol emitió una resolución, donde este artículo fue denunciado por estas razones y también por el uso de otro reclamo ambiguo “40% más barata”. [Podéis leer un post de Eco Lab sobre la garrafa de FontVella]

Lo que dice la publicidad: Ecobola de lavar Irisana, la revolución del lavado. La Ecobola Irisana es un producto científicamente desarrollado para lavar sin detergente o utilizar un mínimo cuando la suciedad es muy persistente. La Ecobola Irisana activa el poder de limpieza del agua, blanquea, suaviza y desinfecta, sin necesidad de detergentes.

Lo que dice la OCU: Como se cuenta en este otro vídeo, el test llevado a cabo por la OCU muestra que con la Ecobola se obtienen los mismos resultados en el lavado que si se utilizara simplemente agua. La eficacia de la Ecobola se explica perfectamente por la agitación de la ropa dentro del tambor de la lavadora y por la temperatura de lavado.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos contra la publicidad 'verde' engañosa?

La lista de anuncios denunciados por la OCU es larga (Miele, Heinz Ketchup, Isabel, Ariel Actilift, Nespresso...) -pueden verse más casos en un resumen del informe en su web-. Si el consumidor se encuentra con ejemplos similares, esta organización recomienda dirigirse primero a la central del fabricante responsable de la publicidad para pedir una explicación. Cuando estas aclaraciones no sean suficientes o el ciudadano considere que está ante una publicidad falsa o que lleva a engaño, entonces puede acudir a la autoridad reguladora de la publicidad, la Asociación para la Autorregulación de las Comunicaciones Comerciales (Autocontrol).

Se puede reclamar a Autocontrol vía Internet, a través de un formulario online sin coste alguno. Según la OCU, la queja se resuelve en un plazo medio de 16 días para aquellos anuncios difundidos en España durante los 12 meses anteriores a la fecha de la reclamación.

Hay 58 Comentarios

Yo creo que la publicidad siempre es engañosa, sea el producto que sea... por ejemplo "chaca chaca con ariel" y sus super esferes oxigenizantes magicas que dejaran tu ropa como nueva... Que carajos? solo porque es una marca que tiene años en el mercado si puede hacer ese tipo de publicidad?

Yo soy usuario de las Esferas de lavado WELLOS, estas esferas son las únicas en el mercado, las cuales estan certificadas, patentadas y de más, no creo que sea justo generalizar cuando no conocen todos los productos y mucho menos si no los han probado... antes de hablar hay que saber...

Deberían "legislar" de alguna forma la palabra "ECO" como lo hicieron en su día con la palabra "BIO" para los productos comerciales. Ya se usa tanto que se ha vaciado su auténtico significado con un objetivo de mercadotecnia, de branding y de engañabobos en definitiva.

REVOLUCION ALEGRE es quien ha hecho el comentario más acertado, que comparto y practico: lo más ecológico, de verdad, es no consumir. ¿alguien se ha parado a pensar en la cantidad de cosas que compramos, ropa, calzado, electrónica, vehículos, etc, incluso una casa, que sustituyen otros artículos que ya tenemos y que sólo están "pasados de moda"? Pero, claro, hay que consumir, porque si no el tinglado de la economía se desmorona. Los políticos venden como un logro el crecimiento ¿a qué precio?

Para Roberto: parece que no le ha hecho gracia que se culpe a los publicistas (o publicitarios, como quiera) de la publicidad engañosa.
 
Perdone usted, caballero, pero las agencias de publicidad y sus trabajadores sí que tienen responsabilidad y culpa. Quienes trabajan en esas agencias tienen una cosa llamada "capacidad de decisión". Nadie les pone una pistola en el pecho para que participen en sinvergonzonerías, timos, estafas, engaños y demás prácticas promocionales deleznables. Se supone (aunque lo dudo) que también tienen una ética y un código de conducta. No son niños a los que sus padres obliguen a comerse la verdura. Pueden decir "no", pueden negarse a pasar por el aro. Pueden decirle claramente a la empresa "nosotros no hacemos esto. Eso es engañar. Nosotros no somos de esa calaña".

 
Lo que no deben hacer, como hace usted, es escudarse en que "la empresa es la última en dar el visto bueno a la campaña, no la agencia de publicidad". La empresa dará el visto bueno, pero son las agencias de publicidad quienes perpetran la sinvergonzonería, quienes venden su integridad y honradez a cambio de un fajo de billetes. Son ellas quienes inventan, ingenian, elucubran y buscan todas las formas posibles para engañar al telespectador.
 
Si me permite una analogía, puede que el jefe de una mafia sea el responsable último, pero eso no exime a los matones ni a los asesinos a sueldo que realizan los encargos. Y no precisamente porque les hayan tomado como rehenes a sus familias, sino por dinero. De modo que no pretenda usted hacer lo blanco negro. Los publicistas (publicitarios) son, no sólo cómplices de lo que sucede, sino un engranaje vital para que dicha estafa vea la luz. Sin ellos, las empresas casi seguro que no podrían engañar a los clientes.
 
A lo hecho, pecho. Al menos, ya que cometen barrabasadas, que aguanten la bronca como hombres y no como cobardes.

Hola, os envío mi tesis doctoral, que es la primera (única) realizada sobre Publicidad Verde en España. Creo que os puede interesar, pues despeja muchas de las incógnitas sobre este tema. Saludos
http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/13908/1/Tesis_Olivares.pdf

La culpa para las empresas que fabrican esos SEUDOproductos de falso ecologísmo. La publicidad solo transmite aquello que la empresa le pide de forma "atractiva". La empresa es la última en dar el visto bueno a la campaña, no la agencia de publicidad.
Pero claro, la publicidad es la mala malísima de esta sociedad.

Y otro cosa:
¿Por que no hacen un reportaje para estudiar la mala utilización que hacen los MEDIOS DE COMUNICACIÓN cuando usan mal el termino "publicista" para referirse a un Publicitario?. Son dos cosas distintas. Eso se lo callan... Eso sería información, falsa... eso si sería un engaño.

Yo a veces me he olvidado de poner jabón en la lavadora y la ropa sale decente..claro, no oliendo a flores de primavera, pero sale limpia...
Lo mejor que aprendí en clase de quimica es que la cantidad necesaria de jabon para la disolucion de las grasas, es siempre un poco menos de la mitad que recomienda el fabricante, que evidentemente quieren vender mas.

Teniendo en cuenta la cantidad brutal de publicidad engañosa que sufrimos cada día por causa de las incontables sinvergonzonerías que emplean las agencias de publicidad, los creativos y las empresas para quienes trabajan, cabe deducir dos cosas. O bien la OCU se toma sus funciones con bastante tranquilidad, o bien anda escasísima de recursos para acometer su labor. Sea como sea, sus resultados son paupérrimos, amen de algo bobalicones (con frecuencia la OCU repite tardíamente lo que todos ya sabemos). No obstante, no me excederé en mis críticas porque no formo parte de esa organización.
 
De todas formas me sigo preguntando lo mismo que otros comentaristas: ¿Qué narices hace nuestro gobierno que no pone pie en pared ante estas prácticas? Lo mismo está haciendo falta un Wikileaks que saque a la luz todas las filtraciones, reuniones, conversaciones a puerta cerrada, presiones y "untamientos" que las empresas practican con los políticos para gozar de impunidad mientras engañan a diestro y siniestro.

Si la OCU tiene pruebas de estas estafas:
A): ¿Porqué se siguen vendiendo?
B): ¿Porqué nadie va preso?

mi comentario no tiene nada que ver con ninguno de estos productos, pero ya que veo que muchos comentarios se van al tema de la ecobola quiero aportar mi solución "intermedia" para seguir usando detergente y contaminar menos: uso menos dosis de la que recomienda el fabricante, dando un frotadito a mano a las manchas más gordas, porque mi detergente (¿será que es de los baratos?) no se las lleva

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Este blog sólo permite comentarios de usuarios registrados. To comment, please Inicia sesión.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal