¿Cuotas? ¿Qué cuotas?

Por: | 25 de noviembre de 2012

NURIA CHINCHILLA, profesora de Dirección de Personas en las Organizaciones

Del "Blog de Nuria Chinchilla". En España, primero el Código de Buen Gobierno de la CNMV en 2006 y después la ley de Igualdad de 2007, ya intentaron que al menos el 20% de los miembros del Consejo de Administración de las empresas cotizadas fueran mujeres para el 2015. Finalmente, no se asoció a la norma ninguna sanción. Muchos decían que era un brindis al sol, pero se habló de ello en los medios de comunicación y en las empresas y el tema fue calando. Si ampliamos el periodo de estudio, en el año 2002 sólo eran un 2% los sillones ocupados por mujeres en los Consejos de Administración de las empresas cotizadas. En el 2012 ya son un 12%, lo cual significa un crecimiento del 600% en 10 años.

Nuria ChinchillaEn Europa está pasando algo similar. La Comisaria Europea de Derechos Humanos e Igualdad de Género Viviane Reding ha conseguido que la Comisión Europea adoptara el pasado 14 de noviembre de 2012 una proposición de Directiva para mejorar la paridad de género entre los cargos no ejecutivos de los Consejos de las empresas que cotizan en Bolsa. Uno de sus objetivos es lograr el 40% de mujeres en los Consejos de Administración en el año 2020.

Esta propuesta debe ser votada ahora en el Consejo Europeo y ya hay al menos 9 Estados liderados por Gran Bretaña que han manifestado su oposición. No obstante el objetivo fijado, si se llega a aprobar la Directiva, es que los Estados Miembros tengan un amplio margen para escoger las políticas o medios para que se llegue al 40%, lo cual facilita que se tenga en cuenta la situación económica y cultural de cada país, algo mucho más acertado que el “café para todos”.

Desde la European Business School Women on Boards Initiative (comité consultor creado por la Comisaria con la presencia de las principales escuelas de negocio europeas y otros expertos entre los que me encuentro), se dice haber conseguido lo que se buscaba: las cuotas. Yo propuse siempre el objetivo-tendencia, al igual que lo hice en 2007, frente al sistema rígido de cuotas, ya que anticipaba las consecuencias no tan positivas de empezar por arriba en lugar de ir a las causas por las que las mujeres difícilmente llegan a los Comités de dirección. La Directiva, finalmente, hace hincapié en mejorar los procesos (por ejemplo, el de selección) para llegar al objetivo. Y deja abierto a los Estados qué decidir sancionar y cómo.

Si vamos a la causa del problema, las mujeres muchas veces no llegan ni siquiera al comité de dirección por falta de prácticas empresariales de flexibilidad que faciliten la conciliación, como las recogidas en nuestros estudios IFREI. Las cuotas impuestas nos apartan del verdadero argumento por el que necesitamos mujeres en los puestos de poder. No es por la posible sanción, sino por la mayor eficacia y más amplia visión de la realidad que nos da la diversidad por lo que deberíamos querer todos más mujeres en los puestos de poder. No necesitamos revoluciones, sí evoluciones. Recordemos el incremento del 600% de los sillones ocupados por mujeres en los últimos 10 años. La complementariedad del liderazgo masculino y femenino lleva consigo una visión más completa, eficaz y sostenible de la realidad. Mujeres empresarias como las que tuvimos ocasión de conocer en las Jornadas IWEC 2012 en el IESE el pasado mes de octubre en Barcelona son las que están cambiando los números en todo el mundo, y no al revés.


© Nuria Chinchilla. Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Navarra; Licenciada en Derecho por la Universidad de Barcelona; y Master en Economía y Dirección de Empresas y Doctora por el IESE Business School. Es asesora de empresas y consejera de varias sociedades así como miembro del Top Ten Management Español y de asociaciones profesionales y académicas de todo el mundo.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal