Por qué los CDS no siempre reflejan la salud financiera de un país

Por: | 15 de junio de 2014

MIGUEL ANTÓN, profesor de Dirección Financiera del IESE

Las permutas de incumplimiento crediticio, más conocidas como CDS (credit default swaps), son un seguro que los tenedores de bonos compran para protegerse contra el impago de sus títulos.

Miguel AntónCreados a mediados de los años 90, los CDS se popularizaron a partir de 2003 y alcanzaron un volumen de negociación de 62 billones de dólares en 2007 gracias, en parte, a la posibilidad de adquirirlos sin necesidad de tener el bono subyacente.

En "Dealing with Dealers: Sovereign CDS Comovements in Europe", una investigación galardonada con el premio UAM-Accenture de 2013, que he realizado junto con Sergio Mayordomo y María Rodríguez, de la Universidad de Navarra, explicamos por qué las primas de los CDS de algunos países europeos evolucionan de forma parecida pese a las diferencias que existen entre ellos.

Parte de la covariación en los precios de los CDS se debe a las similitudes en el riesgo de crédito de los países, a las que los autores denominan "similitudes fundamentales". Hay otros factores que contribuyen a esta covariación, en concreto la actividad y características de los intermediarios financieros (dealers).

Los intermediarios tienen una gran influencia sobre los precios de las primas, ya que no se fijan en un mercado centralizado, como ocurre en las bolsas, sino que dependen de acuerdos bilaterales entre los intermediarios financieros y compradores o vendedores finales de los contratos.

Los precios diarios de los CDS que usa el público general se obtienen agregando las cotizaciones diarias que ofrecen los dealers. Y hay que tener en cuenta que más del 90% de las cotizaciones provienen de apenas unos 30 intermediarios.

La mejora de la transparencia y la existencia de una cámara central de contrapartida podrían haber mitigado la incidencia de la presión por vender y la falta de información sobre los movimientos acompasados en las primas de los CDS.

Por tanto, estos dos factores habrían contribuido a un mejor funcionamiento del mercado de CDS y a una mayor correspondencia de sus precios con el verdadero riesgo crediticio de un país, lo que habría ayudado a medir y supervisar el posible contagio entre países a través del mercado de CDS.

Más información en IESE Insight

© Miguel Antón. Se licenció y cursó un master en Economía en la Universidad de Navarra. Tiene un MSc in Finance and Economics de CEMFI, una institución dedicada a la investigación creada por el Banco de España, y un Ph.D. in Finance de la London School of Economics. Actualmente, es socio investigador del Financial Markets Group de dicha escuela de negocios.

Hay 1 Comentarios

Interesante articulo!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economía con valores

Sobre el blog

Comentarios y opiniones plurales al hilo de la actualidad realizados por profesores del IESE. Su objetivo es introducir en el debate económico nuevas ideas que puedan enriquecer a los lectores en la visión de la economía. *Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad y no representan necesariamente al IESE o la Universidad de Navarra.

Sobre los autores

IESE

El IESE es la escuela internacional de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Tiene la aspiración de proporcionar una contribución duradera a la profesión de la dirección. Este enfoque, centrado en las personas, refleja nuestro convencimiento de que el objetivo de los empresarios y directivos debe ser servir a las personas y a la sociedad.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal