El debate

Ni rastro de la reforma integral

Por: | 28 de junio de 2014

PeticionImagenCASN36G7 El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras el Consejo de Ministros del pasado 20 de junio. / Claudio Álvarez

No parece que la reforma fiscal propuesta por el Gobierno haya logrado entusiasmar a los expertos de Economismo. La mayoría cree que los cambios son parciales e insuficientes, muy lejos de la reforma integral que había anticipado el Ejecutivo y con serios problemas para garantizar la suficiencia financiera. No hay tanta unanimidad sobre la progresividad o no de la propuesta, pero sí hay acuerdo en que la reforma no permite dar por concluidos los ajustes.

Mónica Melle, profesora titular de Economía Financiera de la Universidad Complutense de Madrid, echa en falta una apuesta para acabar con el fraude fiscal y la economía sumergida y por que sean las rentas más elevadas las que paguen más impuestos y no las clases medias. “Eso no se consigue con más impuestos indirectos y menos carga en los directos”, asegura, porque “serán las clases medias las que carguen con la rebaja fiscal de la que se beneficiarán las grandes fortunas”, dice. Según Melle, bajar la tributación del ahorro no garantiza de forma automática una mayor inversión y asevera que “sin un crecimiento consolidado y fuerte de la economía española será difícil, con este tipo de reforma fiscal, cumplir con el ajuste fiscal pendiente”.

Santiago Carbó, catedrático de Economía y Finanzas de la Bangor Business School, sostiene que “es una reforma fiscal parcial, con aspectos positivos y otros insuficientes”, que no aporta sustancialmente a la progresividad pero que también rebaja la carga fiscal a las rentas más reducidas. A su juicio, la rebaja es significativa para los hogares y empresas y los efectos estimados sobre el crecimiento pueden ser realistas pero también cortoplacistas. Carbó cree que si el ciclo acompaña, la reforma puede sumar al crecimiento pero advierte que los objetivos de déficit y deuda siguen siendo muy exigentes y requerirán, con seguridad, medidas adicionales para su cumplimiento.

“Les mentiría si les dijera que era la reforma integral y a largo plazo que esperaba”. Así de contundente arranca José Luis Martínez, estratega de Citigroup para España, que esperaba “un ajuste a la baja mayor en el Impuesto sobre la Renta y un mayor ajuste en la tasa marginal del de Sociedades a su tipo efectivo”. Martínez, que se reconoce partidario de la subida de los impuestos indirectos, reconoce, no obstante, que ahora queda por ver cómo se compensa la pérdida de ingresos. “¿Mayor crecimiento? Probablemente así sea, al menos a corto plazo”, admite aunque cree que la reforma no nos protege a medio plazo y que “nos tenemos que enfocar en la política estructural de gasto apenas tocada en la crisis”.

Tajante se muestra también Rafael Myro, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense: “la reforma fiscal del gobierno se sitúa en las antípodas de lo que un nuevo modelo económico requiere”. Y ello por que la recaudación española es, en estos momentos, siete puntos sobre el PIB inferior a la media europea “y España no necesita menos estado de bienestar que el resto de Europa, pues tiene grandes retos de educación e innovación pendientes”. Myro insiste en que si se baja el impuesto sobre la renta debe ser a cambio de eliminar exenciones y subir otros impuestos y, desde luego, reducir las cotizaciones sociales en favor del IVA, con objeto de favorecer el empleo. Además, el catedrático advierte que “ la progresividad del tipo impositivo se acaba en los 60.000 euros de renta” y se revierte a partir de ahí. “La imposición sobre las rentas altas existente en 2011 no era la adecuada, pero con la reforma empeora”.

Vicente Esteve, catedrático de Economía en la Universidad de Valencia, insiste en el impacto de la rebaja de recursos para el Estado. “Con el ajuste fiscal que nos espera para el periodo 2014-2017, no parece el momento más adecuado para realizar una reforma impositiva” que el propio Ministerio estima en 9.000 millones de euros en 2015 y 2016. Esteve explica que, según consta en el Programa de Estabilidad remitido por el Gobierno a Bruselas en mayo, el Ejecutivo se ha comprometido a reducir el déficit en 44.000 millones de euros en el periodo 2015-2017. “El Gobierno debería explicar ya de donde va a sacar 53.000 millones de euros [44.000 más 9.000 que se dejarán de recaudar con la reforma] para alcanzar los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas”.

Para José García Solanes, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Murcia, la clave está en si la reforma mejorará o no el proceso de consolidación de la cuentas públicas. “La eliminación de hasta siete deducciones en el impuesto de sociedades va en la buena dirección, pero es muy dudoso que pueda compensar la pérdida de recaudación que causará la disminución de tipos del IRPF y del impuesto de sociedades”, subraya. García Solanes advierte que el eventual incumplimiento de las metas fiscales en 2015 y 2016 podría aumentar la prima de riesgo e imponer nuevos recortes en los servicios sociales y en las inversiones en I+D y “si sucede esto la economía española caerá en una nueva recesión después de las elecciones de 2015”.

Miguel Ángel García, profesor colaborador de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, reitera que “no se trata de una reforma en profundidad del sistema tributario” y recuerda que “no todas las rebajas de impuestos generan más actividad económica”. Para que la reforma presenta por el gobierno lograra ese objetivo, las familias españolas deben optar por dirigir la mayor de la nueva renta disponible hacia el consumo y las empresas hacia la inversión, frente a la opción de disminuir deuda, como recuerda García. De lo contrario, “se agravarán los problemas para cumplir con el imprescindible proceso de consolidación de las cuentas públicas”.

Esa es una de las cuestiones que la actual reforma deja abiertas, coincide Juan Ramón Cuadrado, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Alcalá, unido al impacto que la rebaja tendrá sobre la financiación de las comunidades autónomas, como se comprobó en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado jueves. Por ello cree preciso aclara cómo van a quedar los impuestos de Sucesiones, Patrimonio y la imposición ambiental, así como el “desigual trato” que provoca el sistema de financiación autonómica. “No cabe duda de que el Gobierno ha preferido no abordar una reforma en toda regla del sistema tributario”, apunta, “sino llevar a cabo una serie de cambios parciales que, aún estando algunos de ellos en la buena dirección, son insuficientes”. Cuadrado critica, además, que la presentación de la reforma haya respondido a un patrón esencialmente político.

Hay 1 Comentarios

Vienen elecciones, y cuando pasen, habrán otras reformas, y como es habitual serán chapuzas que favorecerán a unos pocos.
Saludos,,, Félix.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Economismo

Sobre el blog

Economismo es, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “la doctrina que concede a los factores económicos primacía sobre los hechos históricos de otra índole”. Este foro pretende abrir una línea interactiva de debate, de alta calidad y diversidad, sobre economía nacional e internacional. Para ello, contamos con la colaboración de destacados expertos que aportarán sus opiniones a lo largo de toda la semana.

Sobre los autores

En este espacio tendrán cabida los debates de nuestros expertos sobre cuestiones de máxima actualidad y todos aquellos temas que pensemos que puedan ser interesantes para nuestros lectores, cuya participación será fundamental para todos nosotros. Coordinado por Alicia González.

Metodología

El autor elaborará semanalmente un artículo de tema económico, cuyo titular será una afirmación y que estará razonado y documentado. La extensión no deberá superar los tres folios. La idea es que el artículo sea debatido por un grupo de expertos económicos, que deberán estar registrados en el foro para poder participar. Se accede al registro o por invitación del autor, o por solicitud del interesado. El artículo será enviado a los expertos registrados los viernes a última hora de la tarde. Posteriormente, será colgado en elpais.com el sábado y publicado en el suplemento de Negocios de El País el domingo. El debate estará abierto hasta el jueves de la semana siguiente, en que el autor elaborará unas breves conclusiones, que se colgarán en la web y se publicarán en Negocios, junto al siguiente tema de debate.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal