Pollo al albariño

Por: | 07 de julio de 2010

Pollo albarino

Este plato es una nueva rebelión que he tenido contra la dictadura de lo dietéticamente correcto. Tras llevar días comiendo muy sano y evitando las grasas animales, ayer recaí en ellas como un vulgar adicto al crack que vuelve a su fumadero.

Tenía una especie de coq-au-vin a la gallega entre manos, es decir, un pollo cocinado con vino albariño pero al estilo tradicional francés. Entonces una receta que vi en la aplicación para iPhone de Epicurious me llevó a la perdición, al sugerirme que terminara el plato con un golpe final de créme fraîche. Dudé, pregunté en Twitter a ver qué hacía, y las malas influencias me empujaron a cometer este atentado contra mis arterias.

Eso sí, la salsa de este pollo me supo a auténtica gloria, y creo que es de las mejores que he hecho en mucho tiempo. No soy nada aficionado a usar mucha nata en la comida, pero el puntito agrio de la crème, más el sabor del pollo de corral y el puerro, más el olor del albariño, más el toque ácido final del limón pudieron con todos y cada uno de mis prejuicios. Y disfruté tanto que es imposible que algo así hiciera daño a mi salud.

Dificultad

Tirada.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1,5 kg. de mulsos y contramuslos de pollo, a poder ser de corral
  • 300 ml. de un vino albariño decente
  • 2 puerros grandes
  • 4 zanahorias medianas
  • 1 cebolla pequeña (o media grande)
  • 150 gr. de créme fraîche
  • 20 gr. de  mantequilla
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

Picar finos la cebolla y el puerro. Pelar las zanahorias, cortarlas transversalmente en cuatro trozos, o en dos si son finas. Reservar.

Salar los trozos de pollo. En una cazuela grande que se pueda meter al horno, dorarlos a fuego medio-fuerte con la mantequilla y un chorro de aceite. Si no caben bien, es mejor hacerlo en tandas, dejando que se doren bien unos 5 minutos por cada lado sin marearlos (tienen que tomar un color entre dorado y marrón). Sacarlos y reservar.

Precalentar el horno a 180 grados.

Desechar toda la grasa de la cazuela, añadir un poco de aceite y rehogar a fuego medio el puerro y la cebolla con una pizca de sal unos 10-15 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se queme. Cuando empiece a coger color dorado, añadir el pollo, el vino y la zanahoria, y dejar que evapore 2 o 3 minutos, hasta que ya no huela a alcohol.

Tapar la cazuela con una tapa o con papel de aluminio y meter al horno unos 30 minutos. El pollo estará hecho cuando la carne se separe con relativa facilidad del hueso. Si no, alargar unos minutos más el horneado.

Sacar, añadir la crème fraîche, el zumo de medio limón y espolvorear con el perejil y pimienta negra. Corregir de sal y servir.

Se puede acompañar con arroz o con patatas hervidas y aliñadas con aceite de oliva y limón.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 35 Comentarios

Hola, soy nuevo por aquí, vengo del blog de tu hermano, eso sí, que te hace buena propaganda. Hice la receta ayer y me quedó bien buena, una pregunta, las sobras, ¿cómo se conservan y cómo se recalientan? Gracias

Gracias por esta estupenda receta, ayer pude elaborarla en casa y el resultado fue genial.

Yo si soy de recetas con nata por lo que la hara este fin de semana.
Gracias Mikel y felicitaciones por el nuevo blog ;-)

Gracias. No soy de salsa con natas pero la probaré.

Gracias. No soy de salsa con natas pero la probaré.

Para 4!

Una duda, ¿Para cuántos son estas cantidades?

Oiga, eso se ve fabuloso!
Cuando venga a Cuba, traiga la crema que ponemos el pollo.
cariños. Rosy

lácteos por todas partes. Lo siento pero a mi los lácteos me desfiguran el sabor de las cosas y últimamente si no es crema, es leche, o si no, queso, francamente añoro los tiempos en que no se disfrazaban los sabores.

Muchas gracias!

Hola Mikel,

nunca hemos probado esta receta pero ya la hemos incorporado a nuestra página de facebook porque nos ha parecido cuando menos curiosa :)

saludos y enhorabuena por el blog.

Gustavo, no sé si me engañaron porque no maté el pollo en la granja personalmente, pero a mí se me hizo bien en ese tiempo. De todas formas, por eso aclaro que hay que mirar que la carne se despegue del hueso.

Igs: esas mismas dudas tuve yo, pero ni se cortó ni se quedó frío, sino templado. Pero si te gusta bien caliente, no pasa nada porque lo pongas un momento al fuego.

Se ve muy bueno pero tengo dos dudas:
-Si añades al final 150 de creme fraiche no se te enfria el plato?.
-Si pones ademas el zumo del limon, no se corre el riesgo de que la creme fraiche se te corte?.
Si las respuestas son satisfactorias me arriesgo a hacerla :-), ñam...

crème fraîche
en Hungría se denomina Tejfol; en la ex Yu kiselo mleko, kiselo vrhane o pavlaka.

¿30 minutos de cocción más 10 de dorado para un pollo de corral? Imposible , saldrá duro como cascara de berberecho. Minimo una hora y media. A no ser que lo pidieras de corral y te lo dieran de granja

Mi primer comentario: ese pollo se ve delicioso. ¡A probarlo!

José Manuel, vino blanco :-) Y sí, cualquier receta en la que el vino sea protagonista merece un pequeño esfuerzo en la calidad del mismo...

albariño do bo!!!
no hace falta un mar de frades...q rico, pero vale la pena uno q sea bueniño...q buena pinta Mikel

¿Vino blanco o vino tinto?
Perdonad mi ignorancia...
Gracias por vuestra respuesta.

Mikel, enhorabuena por el blog, se ha convertido en visita imprescindible diaria en mi lectura del periódico, soy aficinado a la cocina y das unas ideas estupendas. Agur.

Creo que también se comercializan algunas artesanales que aunque son más caras, al menos te ahorras toda las porquerias que le ponen a los lácteos, que da miedo leer la información que dan http://www.substratum.es/pesticidas.html


Estupendas las sugerencias de este blog. En concreto para esta receta quizá alguien quiera probar a susituir la crème fraiche por el sucedáneo vegetal de soja, algo más líquida pero bastante sana. De todas formas, por un día no pasa nada pasarse y guisar con más grasas animales. Lo sano es no acostumbrarse, pero alguna excepción tiene que haber.


Estupendas las sugerencias de este blog. En concreto para esta receta quizá alguien quiera probar a susituir la crème fraiche por el sucedáneo vegetal de soja, algo más líquida pero bastante sana. De todas formas, por un día no pasa nada pasarse y guisar con más grasas animales. Lo sano es no acostumbrarse, pero alguna excepción tiene que haber.

Francis.
La crème fraîche es el nombre pijotudo que recibe una nata que ha sido "cultivada" con bacterias ácidas, tipo yogur. Su grandeza está en esa acidez. Mientras que la nata "normal" es por naturaleza "dulce" o tiende a lo dulce, la nata agria aporta un toque de cremosidad sin empalagar tanto. Se utiliza en cocina por todos lados, desde Francia, con ese nombre, Inglaterra/EEUU "sour cream", hasta el centro de Europa o el este; en los países eslavos se conoce como "smetana". Donde casi acaba Europa aún se puede encontrar la auténtica "nata agria" (que no ácida), agriada de manera natural (y deliciosa) por las bacterias presentes en la leche/nata fresca y que se pierden durante la pasteurización. Su sabor es inigualable e inolvidable. Es algo como probar un buen queso hecho con leche fresca. Muchas sopas del Este de Europa llevan nata agria (por ejemplo, el Borscht) lo cual las eleva a cotas de sabor inimaginables.
En España se puede (o podía) encontrar en Mercadona con la mala traducción "nata fresca" en la zona de mantequillas y natas; y creo que también la comercializa President ya con su nombre francés (es más, hace poco recuerdo haber visto a Arguiñano usarla en un plato).

Oído!

Gracias pues!

Salu2

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal