El futuro: comer insectos

Por: | 05 de agosto de 2010

Sushi-insectos-1

No hagas ascos. No arrugues el morro. Reprime tus arcadas. El futuro de la humanidad puede estar en el consumo de insectos, grupo que constituye el 80% de las criaturas sobre la faz de la Tierra. Según la FAO, para 2050 tendremos que producir un 70% más de comida, porque la población mundial crecerá hasta los 9.000 millones. Mientras países como China e India aumentan su consumo de carne, la ganadería gasta ya el 70% de los recursos agrícolas del planeta y causa graves problemas medioambientales. Muy pronto, la cosa no dará para más. Así que no nos va a quedar más remedio que acabar con los prejuicios y empezar a comer bichos.

Ésta es la tesis que ha defendido en los últimos encuentros TEDGlobal de Oxford el entomólogo holandés Marcel Dicke. Bajo una apariencia apocalíptica, sus argumentos parecen bastante sólidos. La producción de insectos es ecológica y barata. Mientras para generar 1 kilo de carne, 3 de cerdo o 5 de pollo hacen falta 10 kilos de comida, con la misma cantidad se pueden criar 9 kilos de insectos. Sus granjas ocupan menos espacio y generan menos desechos, y a la vez emiten menos amoniaco y gases que fomentan el efecto invernadero.

Además, los insectos son sanos: según Dicke, tienen muchas proteínas, aminoácidos, hierro y vitaminas. Y también calorías: un kilo de saltamontes equivale a 10 perritos calientes o seis hamburguesas. El riesgo de que transmitan enfermedades es menor que en animales como el cerdo, porque en ellos no se pueden producir combinaciones de virus peligrosas para el ser humano, ya que están demasiado lejos de nosotros en la cadena evolutiva.

Ya comes insectos

Para los más escrupulosos, este apóstol de la entomofagia aclara que de hecho ya estamos comiendo insectos: según sus cálculos, los habitantes del mundo occidental ya ingieren unos 500 gr. al año en comidas procesadas de origen vegetal. ¿O creías que en las verduras de esa sopa precocinada, en el chocolate, en las galletas o en la harina no se cuela nunca ningún bichito? Algunos tintes utilizados en la industria alimentaria, por ejemplo en el surimi o en dulces, también provienen de insectos, y nos los tomamos tranquilamente. Sólo que se llaman E-120 y no nos enteramos.

Pincho-grillo

Por otra parte, en muchos países del mundo se consumen ya 1.400 especies de estos seres con patitas. Dicke recuerda que otros invertebrados como los mariscos, por ejemplo, no dejan de ser similares, y nos los comemos -y pagamos pastones- por ellos. "Los insectos son las gambas de la tierra", asegura.

¿Un iluminado? Puede. Pero en Holanda algunas empresas están apostando ya por la producción de insectos comestibles. Y la ministra de Agricultura holandesa, Gerda Verburg, los ha puesto en el menú del restaurante de su ministerio. En España no somos tan modernos: un puesto que los vendía en el mercado de La Boquería, en Barcelona, tuvo que retirarlos tras una advertencia de la Agencia de Salud Pública. Su comercialización no tiene ninguna cobertura legal.

Sin embargo, los gourmets siempre pueden acudir a tiendas extranjeras 'online'. Hay entre 200 y 2.000 kilos de insectos en el mundo por persona dispuestos a ser comidos. Y 6.000 especies para elegir. ¿Quién se anima?


Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 55 Comentarios

¿Comer insectos? Ningún problema.
Se crian en granjas, como tantos otros animales, peces y crustaceos de consumo diario. Se procesan convenientemente para convertirlos en proteina pura. Se los texturiza y se les añade color y sabor adecuados, como ya se viene haciendo desde hace décadas con todo tipo de alimentos (¿nunca han comido salchichas, hamburguesas, surimi o similares? pues eso).
Una vez seguidos estos pasos se los presenta con una campaña adecuada, puesto que al no ser ni carne ni pescado, puede ser consumido por vegetarianos, veganos, naturistas y todo tipo de tendencias y filosofías alimentarias. Producto sano y natural.
A partir de ahí se los presentará bajo las más diversas formas: Hamburguesas, salchichas, filetes procesados, palitos de cangrejo o merluza, chicken fingers a la barbacoa, etc. El futuro... ¿o quizá ya lo están haciendo sin que nos hayamos enterado?

que se coman ellos las hormigas!

"(...) 1 kilo de carne, 3 de cerdo o 5 de pollo (..)"

¿Qué pasa Mikel? ¿Que ahora el cerdo se vende en las pescaderías y el pollo en las fruterías? :)

Bueno, ya no me alarmo de lo que digan, pero entrando en esta dinámica tengo la solución , sin acritud , al problema de la alimentación mundial......... Ahora bien hay que reservarse de unos cuantos inteligentes , por ejemplo los de la FAO, ELLOS QUE SE QUEDEN, PORQUE ALGUIEN SE TIENE QUE HACER CARGO DEL PLANETA, la solución que propongo es que nos comamos unos a otros...... así terminamos con la crisis, problemas de abstecimiento alimentarios etc.. ah bueno Mariano Rajoy, se puede quedar en el grupo seleccionado........

Cuando coman insectos todos los dirigentes y políticos que nos gobiernan, entonces... tampoco comeré insectos, estamos tontos o qué.

visita mi blog, si te gusta la buena música.
www.pianistasdelmundo.blogspot.com

Marc O, los caracoles no son insectos, son moluscos, es decir, la misma familia que los percebes, las almejas, los berberechos, los pulpos o los calamares.

Desde luego, el día que todos comamos gusanos, a ver quien es la guapa que te dice: ¿qué te coma quéee! con cara de asco.

Sí, sí, muy bien. Que empiecen los de la FAO cuando se cansen de zampar en lujosos restaurantes. Que vayan empezando ellos, que yo ya...

Siempre se ha dicho que Aristóteles alababa sobremanera las langostas, y que no se trataba de las que nos gustan hoy en día.

Estoy de acuerdo. El prejuicio a comer insectos es irracional y antinatural. Como bien se dice, son una fuente abundante proteínas (consecuentemente aminoácidos), hierro y vitaminas.

Yo nunca los he comido (tan sólo caracoles), pero no creo que le hiciera ascos a un plato de saltamontes fritos, por ejemplo. Si encuentro agradable el sabor, los comería sin problemas.

lo siento, Mikel. Ni harto de vino...

Hola Mikel!

Tus recetas son muy originales y a la vez raras...destacas por eso.

Te deseo suerte con El Comidista

Cocinar contigo tiene que ser muy divertido......;)


Saludos desde Compostela

Lamam.

AL BROTHER QUE DICE PORQUE LA MAYORIA DE LOS MAMIFEROS NO COME INSECTOS... LA RESPUESTA ES PORQUE NO TIENEN SON INTELIGENTES COMO LA MAYORIA DE LOS HIMANOS, OTRA RESPUESTA PODRIA SER PORQUE LA MAYORIA DE LOS REPTILES SI LO HACEN

esto es UNa MIERDA

La verdad es que comería insectos u otra cosa rara, pero necesitaría que me la "disfrazaran" de comida "normal" , sin decirme lo que es.
"Ojos que no ven, corazón que no siente"

La verdad es que la primera vez que probe sushi me dio asco y ahora me encanta. Y para los judios algunos bichos son hasta casher, aunque cueste crerlo, en varios paises arabes los judios comian grillos

Primero, eso de que vamos a llegar a 9.000 millones no se lo cree nadie, el planeta no puede sostener esa población, y con una fuerte crisis energética a la vuelta de la esquina, antes de llegar a esa cifra hambrunas, epidemias y guerras lo impedirán (también podemos hacernos de pronto inteligentes y entender que hay sistemas de control de natalidad mejores y hay que ponerlos en práctica obligatoriamente). Y segundo, ya lo creo que a lo largo del siglo XXI comeremos insectos, y muchos, y otras cosas que hoy ni nos imaginamos, pero de qué preocuparse?, México: los chapulines (saltamontes) fritos están muy bien, los escamoles (huevos de hormiga, los llaman el caviar terrestre) en tacos están para chuparse los dedos, y los chinicuiles (unos gusanitos rojos) son un manjar, eso sí carísimo y por eso no los puedo probar tan a menudo como me gustaría. Asco? los sesos, puaj!!, otras vísceras como corazón y riñones (pero quien se puede comer eso por favor?) y otras muchas cosas que hoy la gente se come sin pestañear. De veras les dan asco los insectos y comen morcilla como si tal cosa?.... reflexionen por favor.

Mejor ser vegano y no perjudicar a nadie.


Los caracoles están buenísimos,y son babosas con casita.
Estuve en Bangkok y me encantaba tomarme las cervecitas con una tapa de saltamontes,gusanos y cucarachas(mejor sin las alas...)
Abrid la mente...

...pero si me como "ESO" ¿a qué le voy a tener asco de ahí en adelante?...(me quedo con mis reticencias)

De verdad que me da vergüenza ver ciertos comentarios de la gente. Entiendo las reticencias, pero las ganas de destruir una noticia que, dicho sea de paso, tampoco es la primera vez que sale... es incomprensible.

Realmente me da mucho asco probarlos, pero sé que tengo que atreverme algún día. La primera voz que probé el atún crudo (sashimi) tampoco me gustaba la idea, y ahora es uno de mis platos preferidos. Ya veremos qué :)

Cuando hay hambre no hay pan duro, dice el refran, lo de comer insectos es algo cultural, tambien aqui nos comemos los caracoles y los conejos y a otros europeos les parece una aberración...
por cierto, para ver fotos curiosas de insectos os invito a mi blog.

Como comprenderán yo es que todavía no he probado el semen de atún de Ferrán Adrià.

Puaggg que asco. Por cierto, no comemos insectos y pocos animales superiores lo hacen simplemente porque no es rentable, hay que cazar o criar demasiados para tener una cantidad adecuada para alimentarse.

A los que hablan de comer más transgénicos o de aprevechar mejor los cultivos, les recuerdo que si no quieres estar comiendo lentejas con arroz o almendras cada día es necesario cubrir con alimentos de origen animal las necesidades diarias de proteinas de un organismo humano y los insectos me parecen una alternativa genial a la carne, aunque sea para ir alternando.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal