Gazpacho de tomate y melocotón

Por: | 03 de septiembre de 2010

Gazpacho tomate melocoton

Pensaréis que me he puesto un poco pesadito con los gazpachos, porque éste es el tercero en dos meses (ver en episodios anteriores el de albahaca y hierbabuena y el de tomate, pimiento choricero y Jerez). Bien, lo reconozco, soy adicto a este tipo de sopas, y ahora que todavía hace calor tengo que aprovechar al máximo para hacer pruebas con ellas.

La última, y muy satisfactoria por cierto, ha sido ésta con melocotón. Esta fruta, cuando se tritura, no sólo tiene la textura perfecta para el gazpacho, sino que su sabor dulce pero con un punto ácido encaja muy bien con los tomates de esta época del año. Es importante que tanto unos como otros estén bien maduros, y tener en cuenta que la cantidad de agua necesaria puede depender de su clase. Los melocotones de viña tienen menos líquido que los de agua, y los tomates de pera, ideales para el gazpacho, también son muy carnosos y tirando a densos.

Doy por hecho que los de siempre me crucificarán por introducir un ingrediente como el melocotón en la fórmula tradicional, y continuarán con la matraca de que si esto es un gazpacho o deja de serlo. Aprovecho para decir que les estoy muy agradecido por sus comentarios descalificadores.

Dificultad

Para cerebros de mosquito.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 1 kg. de tomates muy maduros
  • 3 melocotones maduros
  • 1/2 cebolleta pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 30 gramos aprox. de miga de pan
  • 1 cucharadita de estragón picado (opcional)
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana (en su defecto, blanco)
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Cortar los tomates en trozos grandes y ponerlos en un bol. Pelar los melocotones, picarlos también en grueso y añadirlos. Sumar la cebolleta picada, los dientes de ajo enteros aplastados con el lado de un cuchillo, el pan mojado en el vinagre, 100 ml. de aceite de oliva, 150 ml. de agua fría, sal y, si se quiere, el estragón. Remover, tapar y dejar reposando unas horas en la nevera (mejor de un día para otro).

2. Sacar los ajos si no se quiere un gazpacho muy potente, triturar y corregir de sal. Pasar por el chino para que quede bien fino. Terminar de ligar con la batidora añadiendo un poco más de agua si estuviera muy espeso, y unos 50 ml. más de aceite a hilo.

3. Servir muy frío acompañado de alguna guarnición salada (jamón, anchoas picadas...).

 

Cocinado oyendo 'The complete A's and B's' de Dusty Springfield.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 18 Comentarios

Hola! Soy Judit de Trestrastos! Yo también soy adicta a los gazpachos, me muevo entre el tradicional y el de sandía. En verano mi casa se llena de tomates carnosos y gustosos del huerto de mis padres y salen unos gazpachos buenísimos!
Buscando en la red la receta de gazpacho con melocotón he venido a tu blog, voy a probar que tal me sale!!
Un abrazo!

Nunca se es demasiado pesado con los gazpachos!! Y e
éste con melocotones de viña y tomates pera, el éxito está asegurado.
Saludos

Yo soy adipta a los gazpachos, así que me encanta que des ideas tan variadas, si te apetece echa un vistazo a este con melón, a mi me encanta.
http://elpucherodenora.blogspot.com/2010/02/gazpacho-o-ensalada-de-melon.html
Salu2

Con el gazpacho de calabaza que publicaste en el post anterior van realmente cuatro en dos meses. Pero no creo que nadie te lo vaya a echar en cara. Y si lo hacen, relámete. ;P

Soplándole a la sopa fría. Excelso.

Yo habitualmente añado frutas al gazpacho, mi preferida es la manzana y el melon, sin pasarnos (1/2 manzana o una rodaja de melon).
Reduce la acidez del tomate y suaviza en general los sabores y a los niños les llega mas.
En verano gazpacho estoy esperando a que salgan las primeras calabazas para probar uno que publicaste la pasada semana.
abrazo

Qué pinta!! tengo todos los ingredientes en casa, mañana sorprendo con este gazpacho o sopa fria.
Nota: en principio no tengo nada en contra de la palabra gazpacho, pero claro no soy de la tierra, a lo mejor si veo una variante del pulpo a feira o del caldo gallego, me mosqueo y tambien soy purista jajaja.
Gracias por la receta, estupenda.

Prometo despedir este año el verano con esta receta, que suena muy bien, aunque a mi me pirran los gazpachos super avinagrados, de esos que casi lloras de fuerte que está

Pero por qué piensas que te haces pesado con los gazpachos? Y yo con las mermeladas (que llevo unas cuantas)? o con los bizcochos en panificadora? que me está gustando y cada día hago uno nuevo...? Si hay mucho que aprender, y tienes mucho que enseñar.... Cada gazpacho tiene sus ingredientes sorpresa, y eso lo hace un plato diferente. Y es bueno disfrutar de la variedad y de sabores nuevos. No me importa que pongasmuchos gazpachos. Sigue, sigue....

Mikel, gracias por echarle morro y probar cosas nuevas. El gazpacho, como la paella tiene tantas variantes como cocineros. Que yo lo haga de una manera muy concreta no quiere decir que las otras no sean buenas. Espero que tu blog siga abierto tras el verano, me estás ayudando a renovar mi recetario. ¡Mil gracias!

Está estupendo. Yo hago mucho los gazpachos con frutas de verano, mi preferido entre los gazpachos afrutados lleva junto al tomate, melocotones y cerezas. Lo que no le pongo es cebolla sin embargo.

En el recopilatorio de 125 recetas con cerezas del Jerte, nos presentaron algunas variaciones interesantes.

Me gusta mucho tu recomendación de dejar macerar los tomates unas horas antes de hacer el gazpacho, su sabor se intensifica muchísimo.

Un abrazo Mikel

Qué rico!!!, me apuntaré a probarlo... Elena el procedimiento de majado era el habitual en toda España, no sólo en Extremadura, yo todavía recuerdo a mi abuela en la época en la que no había minipimer, haciendo el gazpacho o la porra (en el caso de mi abuela en el sur de Córdoba, pegando con Málaga, cerca de Antequera) en un barreño grande de barro, cortando pequeño a cuchillo y luego majando con un mazo grande, como si fuera un mortero y lo mismo para el Ajoblanco... es un recuerdo de muy niño. Agur.

PD: Mikel, a ver si me das unas ideas para unas brochetas de buey (sobre todo ideas de marinados)...

Tiene una pinta estupenda, nunca se cansa una de los gazpachos. Una cosa que estoy haciendo últimamente con el gazpacho es no colarlo en el chino, sino que trituro los componentes hasta dejar trozos pequeños pero reconocibles. Es como el gazpacho extremeño, que tiene su origen en sopas frías preparadas por pastores que no tenían acceso a batidoras o chinos, y disgregaban las verduras con el mortero o con los dedos, estrujando. Mi madre lo preparaba en casas de verano que carecían de electrodomésticos. La ventaja del gazpacho troceado respecto al líquido es que no se desaprovecha la sanísima fibra.

Buenos dias,
Des de que empezo el verano soy asidua a tu recetas, y la verdad que alguna de ellas las he hecho en casa y he probado algunas que estan buenisimas.
Quisiera sugerirte que hicieras recetas de pasta y arroces
Un saludo!!

Buenas!! Me he aficionado a tu blog, no sólo por las recetas sino por las otras entradas. Me encanta el tono desenfadado del mismo. Soy malagueño y opino que versionar los clásicos es sinónimo de renovación siempre que estén bien versionados. Aunque soy muy estricto en lo tocante al gazpacho o porra (salmorejo, es que soy malagueño y en Málaga es la porra antequerana) clásicos: es decir, como no estén muy bien hechos los califico de basura. Tengo que hacer un monográfico de gazpachos!!!

Si es verdad que soy un purista en la elaboración del gazpacho y un fanático absoluto de esta sopa, lo tomo todos los días del verano y algunos en otras estaciones, nunca está de más tener recetas nuevas e imaginativas como está, que cambia la típica sandía o cereza por los melocotones. Para gustos, los colores.
Un saludo.

La etimología de la palabra 'gazpacho' abarca cualquier producto tanto vegetal, como panario, cárnico etc que se sirva desmigado o en trozos menudos ('caspa' del latín)..

Aunque las definiciones hayan cambiado, los muy puristas podrían decirte si acaso que no es gazpacho si éste lo bates, o que hubieras atentado contra el gazpacho andaluz si a tu preparación la hubieras apellidado como tal. Pero vamos, los que nos emocionamos con los sabores y no con las puntualizaciones de la academia, te decimos que este gazpacho de melocotón y tomate debe de estar buenísimo

Y es perfectamente válido llamarle gazpacho.

Un saludo.

Desde mi punto de vista no estás pesado en absoluto, en mi casa hacemos gazpacho para casi todos los días y está genial un poco de varidad.
Muchas gracias por este nuevo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal