El ruido acaba con la primera bolsa de 'snacks' biodegradable

Por: | 08 de octubre de 2010

Sun chips

Crear la primera bolsa de snacks 100% biodegradable del mundo parece una buena idea. Pero si al tocarla mete un ruido que puede llegar a los 100 decibelios, quizá acabe siendo un desastre. Esto es más o menos lo que ha pasado con los envases compostables de Sun Chips, un snack de la empresa Frito-Lay muy popular en Estados Unidos. La compañía, líder en esta clase de aperitivos (es la que hace los Doritos, los Cheetos o las patatas Lay's) se ha visto obligada a claudicar ante la caída de las ventas, y volver a las más silenciosas bolsas tradicionales en cinco de sus seis sabores.

Aunque las intenciones fueran buenas, el intento de reforzar la imagen ecológica y sana de la marca ha resultado un fracaso. Los consumidores no parecen tan concienciados como para soportar unas bolsas que hacen más ruido que un chándal de tactel, y que han hecho que el consumo de Sun Chips baje en un 11% en un año. Y la retirada ha desatado la polémica en la Red sobre la actitud de los estadounidenses hacia el medio ambiente: "Si no podemos aguantar el sonido de una bolsa arrugada, la especie humana está jodida", afirman en la web Mother Jones.

Desde que aparecieron en enero del año pasado, los paquetes biodegradables generaron múltiples protestas de los consumidores, además de una riada de vídeos en YouTube burlándose del ruido que hacían. El grupo de Facebook 'Lo siento pero no te oigo con esta bolsa de Sun Chips', uno de los 153 que hay dedicados al asunto, alcanzó cerca de 50.000 seguidores. Y la polución sonora de los envases ecológicos llegó a ser noticia de primera página en el 'Wall Street Journal'.

 Según el diario 'USA Today', la empresa está tratando de crear un nuevo material que no sea tan ruidoso. La investigación para crear una bolsa compostable ha durado cuatro años: no fue fácil dar con un material que se pudiera imprimir, que impidiera que la humedad lo traspasara y dejara los fritos blandurrios, y que fuera biodegradable. La solución fue un poliácido láctico extraído de plantas, que según Frito-Lay se descompone en 14 semanas (una bolsa de patatas normal puede tardar más de 100 años). Eso sí, la letra pequeña del envase aclaraba que el compostado debía ser industrial y no casero.

 

El episodio de las Sun Chips puede parecer anecdótico, pero supone un importante traspiés para el envasado degradable en la primera potencia económica del mundo. Y quizá una prueba del poco esfuerzo que estamos dispuestos a hacer por lo ecológico si es que supone una mínima molestia.

 

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 14 Comentarios

La bolsa es un escandalo, como para ver una peli comiendo de esta bolsa. No te enteras de nada sobre todo cuando empiezas a retorcerla para coger las miguillas del final.... Se te quitan las ganas.

¿Que pasa? ¿Que todos los estadounidenses se comen las patatas fritas unicamente en el cine? No siendo así, no le veo el problema

Vale, ya es algo aunque mas me molesta en un cine el crujiente contenido de estas "bolsas".

Salu2.

Me quedo con "Si no podemos aguantar el sonido de una bolsa arrugada, la especie humana está jodida". No more to say.

Pequeño comentario científico sobre las bolsas.
El poliácido láctico (PLA) es "crujiente" porque se encuentra en un estado en el que los plasticos están como endurecidos (estríctamente está en estado vítreo). Si hiciesen bolsas de PET (el plástico de las botellas de agua), oiríamos exactamente lo mismo.
Justamente, es el hecho de estar en este estado el que le confiere la resistencia al agua. Por ejemplo, algunos habrán visto que también hay vasos hechos de este material crujiente (yo los ví en las últimas fiestas de Gràcia en BCN). Y en ellos se dice que no son aptos para bebidas calientes. Esto es porque a partir de unos 60ºC el PLA deja de ser crujiente (su fracción no cristalina pasa de estado vítreo a amorfo) y pierda gran parte de su resistencia al agua y a la humedad.
Finalmente, decir que es una pena que lo hayan retirado simplemente por eso. En Francia hace tiempo que se comercializan ensaladas preparadas con ese material, en Dinamarca he visto envases de tomates, berenjenas... y aunque crujan la gente los consume igual

Antes tendrían que cambiar la calidad del contenido. Entonces podrán marcarse el punto de la bolsa biodegradable. De todas formas, ¡buen intento! ¿Por qué no dejan de intentar engañar estas multinacionales de la "alimentación"?

Deberiammos estar orgullosos de que una compania tan grande e importante como esta se tome la molestia de buscar todo lo necesario para crear estas bolsas y se dieran la tarea de trabajar en esto para ayudar a nuestro ambiente y a la vez hacer concientizar a otras companias que deberian seguir el ejemplo. En mi opinion es una tonteria quejarse de un ruido que en realidad no afecta a nadie y es demasiado ignorante de parte de todos los que se han burlado de el material hacer esto en realidad es muy inmaduro. Deberian orientarse y ver que las consecuencias de el calentamiento global por causa de muchos factores no traeran nada benefactorio en un futuro. Frito-Lay sigan con esto q es un exelente trabajo apoyo 100%

No es de extrañar que los americanos no soporten el ruido que producen estas bolsas, ¿quien puede aguantar un sonido de 100 db mientras pica unos snaks?
Lo que si me parece buena idea es la de ir cambiando todos los emboltorios actuales por otros biodegradables, ¡aunque este primer intento no haya salido bien!

No sorprende nada viniendo de una sociedad tan desnaturalizada...qué pena...
De todas formas apuesto a que tardan más en biodegradarse las propias patatas..:)

Será que en el cine las personas de buen gusto se quejaban (detesto a los que comen en el cine! no me extiendo para no ofender públicamente a nadie, pero que sepáis que pienso unas cosas horribles de vosotros!).

vivo en USA, y me encantan los SunChips, y en efecto la bolsa es muy ruidosa, muchisimo mas que una bolsa normal. Me parece ridiculo que las ventas hayan caido por culpa de eso, pero así es el consumidor americano. solo le importa lo que le genere confort, el resto que se joda. La falta de conciencia ambiental aquí es desastrosa

vaya, al principio dudé si estaba en tu blog o en el de eco-lab ;-). Si la utilización de este tipo de bolsas hubiese repercutido en la calidad del producto entendería el rechazo, pero que la gente no la compre porque hace ruido me parece un poco triste (¿será que en los EEUU la gente se lleva una bolsa de patatas fritas a la cama? ¿o al cine?)

Que estamos todos por el mínimo esfuerzo está más que comprobado... todos los del primer mundo, claro. Pero eso de los 100 dB parece un poco excesivo, estará bien ese número?

Muy interesante.

Mikel sigo esperando una respuesta a las preguntas que te hice en los comentarios del post de ayer. Espero me puedas contestar pronto.

Para todo lo demás
http://foodoku-stefano.blogspot.com

saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal