Carpaccio de remolacha y apionabo

Por: | 30 de noviembre de 2010

Carpaccio remolacha y apionabo
Tras una intensa semana marcada por la contundencia de las alubias y los huevos con boniato y sobrasada, cambiamos de tercio con una receta ultraligera y 100% apta para crudívoros. Sus dos ingredientes principales, la remolacha y el apionabo (o raíz de apio), se suelen comer cocidos, pero aquí los plantamos en el plato sin pasar por el calor por lo que resultan mucho más refrescantes.

La única manera de consumir estas raíces crudas sin sentir que estás mordiendo un taco de madera es cortándolas en láminas muy finas. Lo ideal es hacerlo con una mandolina, pero si no tienes este utílisimo trasto en casa puedes utilizar un pelador normal. El macerado con limón y aceite logra también que las hortalizas pierdan un poco de su rigidez y se hagan más agradables en la boca. Para una textura todavía más blanda, siempre se pueden escaldar unos segundos en agua hirviendo, aunque el plato pierde así parte de su gracia, que es la textura crujiente.

Es sorprendente cómo cambia la remolacha al tomarla cruda: yo diría que sabe menos terrosa. La combinación con el apionabo, cuyo gusto es similar al del apio pero más suave y anisado, el limón y el queso puede funcionar como entrante o como acompañamiento de cualquier carne. Soy consciente de que la raíz de apio no es fácil de encontrar en muchos sitios, pero estoy convencido de que esta receta puede dar de sí sustituyéndolo por nabos, chirivías, zanahorias o rábanos.

Dificultad

Si tienes mandolina, ninguna.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 2 remolachas medianas
  • 1/2 apionabo mediano
  • 100 gr. de queso manchego curado
  • 1 limón
  • Cebollino picado
  • Hojas de espinacas baby o berros (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Pelar la remolacha y cortarla en láminas lo más finas posibles con una mandonlina o un pelador. Ponerlas en un bol con el zumo de medio limón y un chorro de aceite de oliva, y removerlas para que se embadurnen bien. Hacer lo mismo con el apionabo. Dejar macerando un mínimo de media hora (o hasta un día entero).

2. Disponer en una fuente grande o en platos individuales una capa de apionabo (puede sobrar). Salar ligeramente. Poner encima una capa de remolacha (también puede sobrar). Salar. Añadir un chorrito de aceite por encima, y terminar con el queso rallado y, si se quiere, el cebollino, por encima. También se puede decorar con hojas de espinacas baby o berros.

 

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 20 Comentarios

En Madrid se puede comprar apio nabo en el mercado Antón Martín, en una parada de verduras bio, creo que en la planta baja. Bueno no siempre tiene porque tiene que comprar 5 kilos y luego no se vende todo. La semana que viene traerá a partir del jueves.

Hola:

He intentado comprar el apio nabo pero es casi imposible. Todas las expedientes de las fruterías cercanas me miran con una cara de susto. Es una lastima porque me encanta el apio nabo (no sólo para ensaladas. Esta riquísimo en sopas de verdura o frito con jamón y queso)
Lo puedo cambiar por otra verdura? Cuál sería la más apropiada? Gracias!

Lo he probado, y es realmente magnífico. Un acierto.

Excelente receta

Marcial Luis Herrero de Zabaleta

Para Ángel y Almudena, en ningún momento dice que crudívoros sean los que comen vegetales crudos. Yo al leerlo claramente he entendido que se refería a los que comen todo crudo.

Rico rico...y saludable, después de unas semanas potentes en calorías.

Falta lo más divertido de todas las recetas:
la definción de grado de dificultad...

Apionabo= Celerí

¿"láminas lo más finas posibles?, ¡ay comidista, comidista!, ¿no será lo más finas POSIBLE, sin plurales innecesarios? Apionabo no es lo que dices, como bien te corrigen, y crudívoro tampoco. Es un blog divertido pero deberías cuidar más el rigor, majete.

La receta me parece bonita, no se si el sabor me parecerá agradable, pero seguro que la voy a probar!!!
Me parece que el sabor puede ser muy pajoso.

Una pequeña corrección. El apionabo no es la raíz del apio. Es una variedad distinta. (http://es.wikipedia.org/wiki/Apionabo)

Queso apto para crudívoros, lo que hay que oír. En serio, ¿no hay alguien más cualificado para este blog?

La receta tiene una pinta estupenda, además de bonita.

La receta tiene escasamente 190 calorías por ración, según utilices un queso u otro... así que super sana ;-)
http://muminai.com/displayrecipe.php/1668/Carpaccio+de+remolacha+y+apionabo+%3E%3E+El+Comidista+%3E%3E+Blogs+EL+PA%C3%8DS

Me gusta.

Hola, queria corregir lo de crudívoros. Crudívoros son los que comen todo crudo, carne cruda, pescado crudo , huevos crudos..., pero los que comemos sólo vegetales crudos, nos llamamos crudiveganos.

Me encanta la remolacha preparada en todas sus variedades, así que en crudo tiene que estar buenísima. También soy una fanática de los apios aunque no conocía el apionabo y en Granada no sé si voy a encontrarlo, pero lo sustituiré por nabos, que sí que me gustan. Vamos, que me gustan todos los ingredientes y nunca se me había ocurrido preparlos así. Lo intentaré

Me la apunto! Aunque el apio-nabo lo cambiare por rabanitos sin pelar que le darna un toque de color precioso.
un abrazo Mikel

Ya nada volverá a ser lo mismo...Vas a conseguir que nos salgan estrías de engordar y adelgazar... Huevos y alubias contra remolacha y apionabo...lo cambiaré por solomillo que es rojito y chopped un poco más pálido, pero igual de calorico...

Qué buena combinación, lástima que -como dices- el apionabo se encuentra poco y no siempre fresco.
Cortarlo finito es muy difícil, en el mandolín no cabe y en el cortafiambres se rompe, tal vez lo mejor sea usar un cuchillo largo, delgado y filoso tras varios días de sobriedad para aquietar el pulso.
La remolacha cruda me encanta, la he preparado aliñada con anís y justamente tú comentas que el apionabo es anisado, por ahí vamos.
Un saludo y gracias por la receta.

buenisima...para todo lo demás...

http://foodoku-stefano.blogspot.com

saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal