Confit de pato con virutas de nabo

Por: | 10 de noviembre de 2010

Confit pato nabo crujiente

Mi relación con el nabo -el de comer- es un poco conflictiva. Que me perdonen sus fans, pero nunca me ha excitado demasiado esta hortaliza. Su sabor no me dice nada, y su olor me evoca, no sé por qué, a unos tiempos de miseria y de hambre que nunca viví. Lo he usado para caldos y fondos como un elemento más, pero como prota... buf, me cuesta.

A pesar de todo, he de reconocer que hay una carne a la que el nabo le va muy bien, y es la del pato. Bien lo saben en Girona, donde esta combinación forma uno de los platos clásicos de la provincia. Mi receta no tiene mucho que ver con ese guiso catalán, porque cocino ambos ingredientes por separado. Los muslos de pato van confitados en aceite (también se pueden hacer en grasa de ese ave, si se tiene), y la hortaliza se fríe para que quede un poco crujiente, de forma que pueda gustar incluso a los más nabófobos.

Si no te quieres complicar la vida, puedes usar perfectamente un buen confit de pato de bote o de lata. En ese caso, empieza la receta en el paso 4. Ah, y en los agradecimientos de la receta he de citar a mi hermano Jose, sin cuya militancia pro nabo nunca se habría llegado a cocinar este plato.

Dificultad

Para personas con algo de experiencia en la cocina.

Ingredientes

Para el confit

  • 4 muslos de pato
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 rama de tomillo (o media cucharadita de tomillo en polvo)
  • 1 rama de romero (o media cucharadita de romero en polvo)
  • 1 cucharadita de pimienta negra en grano
  • 1,5 litros de aceite de girasol
  • Sal gorda

Para el nabo

  • 500 gr. de nabos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Salar a conciencia el pato con sal gorda. Dejarlo en la nevera un par de horas.

2. En una cazuela grande, poner a calentar un litro de aceite con la cebolla partida en cuatro trozos, los ajos, el laurel, el tomillo, el romero y la pimienta. Cuando esté caliente, quitar con la mano el exceso de sal del pato e introducirlo en la cazuela. Si falta mucho aceite para cubrirlos, añadir el otro medio litro. En el momento en que rompa a hervir el aceite, bajar el fuego al mínimo. Cocer 2 horas muy suave.

3. Dejar enfriar en el mismo recipiente tapado y mantenerlo en él de un día para otro a temperatura ambiente.

4. Precalentar el horno con el grill a 220 grados. Pelar y picar el nabo en juliana fina. Preparar un plato grande con papel de cocina. Poner a calentar aceite abundante en una sartén grande.

5. Poner el pato bien escurrido de aceite en una bandeja de horno. Meter en la parte superior del horno unos 10-15 minutos, dándole la vuelta a la mitad, hasta que esté bien crujiente.

6. Mientras el pato se tuesta, freír los bastones de nabo en una sartén en tandas, primero a fuego muy lento, y cuando empiecen a dorarse, a fuego máximo hasta que se doren del todo. Pasar con una espumadera al plato con papel de cocina para que pierdan el exceso de grasa. Salar y servir de inmediato con el pato.

 

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 17 Comentarios

Mikel... "y su olor me evoca, no sé por qué, a unos tiempos de miseria y de hambre que nunca viví."....El subconsciente es lo que tiene y puedo adivinar que al menos te has tragado mas de una vez " Lo que el Viento se llevo" , ja,ja ( se te ha grabado bien la escena en que Escarlata recorriendo Tara se encuentra un nabo ( ¡¡¡¡¡ el unico que habia ¡¡¡¡ que ya es Suerte y dice la mitica frase ...A Dios pongo por testigo.......)

El pato me parece una carne mejor que la del pollo. Me encanta la presentacion

Con ustedes, mi hermano el mayor... Y parafraseando a Ana Botella, si se suman dos nabos, pues dan dos nabos. Y si se suman un nabo y una pera, nunca pueden dar dos nabos, porque son componentes distintos.

Me alisté en las FAPAN (Fuerzas Armadas Por Amor al Nabo)en cuanto oi decir a los muy estirados de mi mujer y mi hermano (Mikel) que el nabo les recordaba al tocino rancio y las paredes empapeladas con periódicos. Que se sepa. Que estos pijos se merecen vivir una guerra.

HOla Mikel,
Me gusta mucho tu receta.. pero.. le pondré muslitos de pollo a cambio, el pato no es mi fuerte... :-)

Lo que yo me pregunto es a que se referirá Mikel cuando habla del nabo de comer???

Acaso hay otro que no se puede comer???

:-D

Menudo cachondeito con los nabos jaja.

Algo así me pasó a mi con la receta del rabo de toro.
Somos la leche con el doble lenguaje

Pues mis queridos Míkel, Igs, Cantinerita, Ayomá y Shurperro, me habéis alegrado el día con vuestro ingenio culi-
nario y naval (¿con 'be' o con 'uve'?); pero he de decir que la receta del conejo con nabo a algunos les parecerá ... de chichinabo.

Pues mira que es facil la receta (arrancando con el confit de lata)..... creo que esta va a caer cualquier dia... y si no es con nabo.. con patatas paja que tambien quedará muy bien.

Es cierto que el nabo es bastante malquerido, pero esa opcion en juliana dorada crujiente me parece estupenda ademas que visualmente hace muy buen efecto. El pato me encanta, asi que me lo apunto todo...

Quién lo iba a decir! Con esto de los nabos te has metido en un berenjenal... Como diría Dragó, la culpa es de los padres que las visten como patos.

No está nada mal, aunque personalmente me atrae más el conejo con nabo.

Claro que los comentarios tan galindos de tus lectores no quedan a la zaga. Mira la ispiración de C. Dube: "Yo no soy tampoco amante del nabo, pero como el boniato, colinabo, chirivía [...]. Habrá que jugar con ellos y quizás tomar una decisión más adelante". Que no decaiga, ea.

La receta tiene un hervor; pero el título, Míkel, queda sobresaliente: Pato... con Nabo. Y es que, lo comas como lo comas, el nabo es bien sabroso; uno de los manjares más recomendables, sobre todo si te lo preparan después de la cena. O como decía Quevedo en el Buscón: "¿Nabo hay? Sepan que para mí no hay perdiz [o pato] que se le iguale..."

Me apunto la receta completa y en especial la guarnición!! Me parece ideal tanto por textura como por sabor para un confit o asado lento, de hecho, la proxima vez que haga mis jarretes, lo pondre.
http://david-yanez.blogspot.com/2010/11/maravillosos-jarretes-asados.html

En Girona vimos mucho los pies de cerdo con nabos (peus de porc estofats amb naps), y los probé, y raealmente es un plato muy rico.

No obstante, yo no soy tampoco amante del nabo, pero como el boniato, colinabo, chirivía, son raíces que han empezado a resurgir de entre las cenizas. Habrá que jugar con ellos y quizás tomar una decisión más adelante. Quién nos iba a decir que lashabas secas estaban tan buenas en una crema bissara, cuando las habas secas aquí en España en estos últimos 50 años han servido sólo para forraje de animales.

Excelente plato, nunca hemos hecho este confit en casa.

Un saludo.

Por fin un plato de carnaza!!!

Para todo lo demás

http://foodoku-stefano.blogspot.com

saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal