Joyería gastronómica: mírame y no me comas

Por: | 04 de noviembre de 2010

Colgante petit plat

Pendientes, broches y collares con motivos alimentarios no son una gran novedad en las tiendas de bisutería españolas. Pero sí lo es descubrir a dos mujeres que trabajen con tanta perfección, gracia y delicadeza la llamada joyería gastronómica. Leticia de Jorge, vasca afincada en Rozas de Puerto Real (Madrid), y Stéphanie Kilgast, alemana francesa y residente en París, son dos artesanas que elaboran sus platos en miniatura con infinita paciencia, para después venderlas en tiendas o a través de Internet. La web de la primera se llama Mi Patata Corazón, y en ella se encuentran colgantes con pasteles lujuriosos, anillos con desayunos ingleses o broches con servicios completos de chocolate caliente. La segunda factura fascinantes réplicas de bizcochos, caramelos, tartas, cupcakes o sandwiches para adornar el cuerpo, y los muestra en PetitPlat.

Leticia de Jorge, de 45 años, abrió su página este verano, después de causar sensación con los anillos que hizo para la boda de su hermano David, presentador del programa de cocina 'Robin Food' en ETB. "Yo antes los montaba para mí y para mis amigos, porque siempre me ha gustado crear cosas con las manos. David vio algun anillo mío, y le gustó tanto la idea que me encargó los de su boda. El de él llevaba un pincho de tortilla con su pan y todo; el de ella, una romántica tarta de boda con su mousse de fresa alrededor. Les encantaron, fueron un éxito entre los invitados y tuve muchos encargos. Como ETB cubrió la boda en el restaurante de Martín Berasategui, y los sacaron en la tele, ya fue la bomba. Entonces tomé la decisión de esparcirlos por el mundo a través de la web".

El nombre de Mi Patata Corazón también tiene una historia familiar detrás. "Mi padre murió de repente hace dos años de una manera terrible. Era un gallego amante de las patatas sobre todas las cosas de comer. Su única hermana, cuando volvió a La Coruña el dia después de su entierro, me llamó porque al ir a cocinar había encontrado una patata con forma de corazón y estaba segura de que se la había mandado mi padre. Olvidé el asunto, pero ocho meses después, me levanté pensando que ese día mi padre hubiera cumplido 75 años. Cuando fui a hacer la comida y metí la mano en el cesto de patatas, salió la patata-corazón más perfecta que he visto nunca. Aunque no soy nada crédula de historias raras, estoy segura de que era para mí. Desde entonces he recibido tres más, en momentos muy apropiados. Así que la web no podía tener otro nombre: mi padre siempre me inspiró y ayudó en todos mis negocios, y desde el otro mundo también lo consiguió".

Sartenes mi patata corazon
Tetera mi patata corazon
Anillos mi patata corazón

Leticia trata de que su obra sea fiel a la realidad, pero se permite "licencias". "En expresión de mi madre, creo 'según humor', y a veces las hago de una manera y otras veces, de otra. Nunca repito piezas y no tengo criterios preestablecidos". Entre artesanía e Internet, emplea un mínimo de nueve horas al día en su trabajo. "Tardo bastante, pues primero me paso semanas enteras haciendo pastelitos, hamburguesas, bollos... para luego pasarme las siguientes semanas montándolos en piezas de vajillas de casas de muñecas que localizo en subastas especializadas". La mayor dificultad de su trabajo la encontró en dar con los adhesivos apropiados: "Aunque siempre hay que tener en cuenta que son delicadas, intento que las piezas estén bien hechas y que cuidándolas te duren".

'Hobbie' contra el tedio

Stéphanie Kilgast, de 24 años, descubrió su pasión por las miniaturas en el verano de 2007, mientras buscaba un hobby con el que combatir el tedio. "Entonces yo todavía era estudiante, y como no encontraba un trabajo de verano decidí pasar siete semanas en casa de mis padres. En dos días estaba muerta de aburrimiento y loca por encontrar algo que hacer. Cuando tropecé con las miniaturas volví a mi infancia: de pequeña hacía comida de arcilla para mis Barbies. De alguna forma, esta pasión creció hasta que ocupó mi vida entera. En 2009 acabé Arquitectura y finalmente fui libre y feliz para ser una miniaturista a tiempo completo".

Kilgast comenzó vendiendo pendientes y colgantes de bocadillos en Etsy, para desarrollar después toda una línea de "joyas de minicomida". Define su estilo como "aburridamente realista, aunque colorido", y dice no poner ningún sentido del humor en su escultura. Por asombroso que parezca teniendo en cuenta la perfección de sus piezas, asegura que tarda 30 minutos en hacerlas. Y el alimento que más le cuesta esculpir son las fresas. "Son pequeñas y tienen hojas. No me gustan".

Pendientes madalenas petit plat
Salmon petit plat
Pendientes tostadas petit plat

Sobre su público, la artesana afirma que muchos niños y adolescentes compran joyas con donuts o cupcakes. También vende a veinteañeros o a mujeres mayores que buscan joyería única, "sobre todo tartas de frutas". "Me imagino que la mayoría visten con bastante colorido y no les preocupa lo que los demás piensen de ellos. Los veo un poco como yo. Todas las cosas que hago las llevaría -y las llevo- yo misma. Yo soy mi cliente ideal".

En la misma línea, Leticia de Jorge ve a su clientela como "gente divertida de todas las edades". "He vendido a señoras, a niñas, a pijas, a rústicas del pueblo donde vivo... Creo que sobre todo hay que tener humor para colgarte un huevo frito del cuello e ir toda chula con él por la vida. Los chicos también me han descubierto y les hago colgantes con hamburguesas o perritos. Incluso se ha hecho moda entre los amigos de mi hijo de ocho años el pedirme un colgante como regalo de cumpleaños".

De Jorge y Kilgast coinciden en que no hay que poseer muchos conocimientos culinarios para componer esta clase de joyas -"puedes ser un cocinero horrible y un gran escultor", defiende Stéphanie. En lo que sí difieren es en su diferente grado de afición a la cocina. Mientras la alemana francesa asegura que le encanta cocinar y comer -"comida es vida"-, la vasca se declara cocinera forzosa. "Lamentablemente para mi chico y mi hijo sobre todo, no me gusta cocinar, pero lo hago porque es necesario. Y no se me da mal. Lo que realmente necesitas para hacer joyas gastronómicas es crear confiando en tu instinto. Prefiero mil veces hacer 200 anillos de los mios que un rosbif".

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 21 Comentarios

Hola estan muy bonita la joyeria que madejas

la vendes?? donde?? y cuales son tus precios??
soy de el Edo. de México

Leticia Enhorabuena,te conozco personalmente y me orgullese que estas muy cerca de convertirte en una artesana
ignata, limpia y humana, sin copia de tú obra,que es espectacular, Mariluz me regaló un colgante .Sigue adelante y comercializa estas bellezas.. un abrazo y nuestro saludo

Hace tiempo compré en un mercadillo de artesanía unos imanes para nevera muy parecidos e igual de bonitos. Con la ventaja (para mí) de que, como su creadora no pertenecía a ningún corrillo de la set, los vendía a euro la pieza.

Pues a mi me gusta. Gracias por la información.

Viendo este post me he acordado de un juego japonés de cocinitas en miniatura. Permite realizar distintos platos (dulces, salados, pastas, carnes...) mediante una veracidad pasmosa... os paso un link pero youtube esta cargadito de vídeos! Por cierto, no es comestible y y el plato tampoco se puede conservar durante mucho tiempo :D:D:D:D

http://xsasitahx.tumblr.com/post/923112248/cooking-mini-fake-food-omg-o-o-d-d-d-d-d-d

Tengo unas cuantas piezas de Leticia y las llevo con mucho orgullo por que simplemente ¡¡¡me encantan!!! me parecen divertidísimas.

Para gustos los colores, siempre a los grandes artistas se les ha tachado de horteras, frikis y demás.... pero hoy en día algunas de sus obras estan en museos con un valor incalculable.

Ojalá algún día digan de mi trabajo que soy friki u hortera

Mi amiga Marisé, de La Risa, en Guaso (Huesca) fabrica unos broches de fieltro en forma de bombones sencillamente alucinantes... ¡buscadlos en la Web!

Los Candy Glass Ring de Escribà (BCN):
http://youtu.be/ShNAXcHsJUA

Salmón de piscifactoria una joya gastronómica?.No sabes lo que dices

Le Chouchou, de Italia, también hace cosas muy bonitas:


http://www.etsy.com/listing/60540513/les-madeleines-collection-leonie-vintage

Un trabajo exquisito, hay que tener unas manos y una paciencia extraordinarias para hacer esos trabajos. Lo unico malo que le veo es que como tengas hambre y estes viendo todo el dia los huevos fritos con patatas al final te acaba dando algo...

Naaaaa lo que es tener tiempo............

Por cierto, los dulces de Polonia tambien impresionantes !

Los pendientes en forma de rodaja de salmón me han llegado al alma... A ver quién es el valiente que se los pone. Jeje

Qué currazo y qué hortera

Me encantan!!. Vaya matada! y vaya cuidado al detalle!!. Nada, nada, hoy mismo me pongo a escribirle a los Reyes :
-estropajo-fantasma (de la entrada de ayer)
-cuadrador de huevos (imprescindible para la mujer/hombre de hoy)
-anillo-cupcakeconchantilly
-pendientes-trozosalmon ..... ;-)

Son flipantes los colgantes de sartenes con huevos fritos... aysss...

grande mipatatacorazón! gracias mikel! viva rusia!

Vaya freakada!!!

Para todo lo demás

http://foodoku-stefano.blogspot.com

saludos

Pero bueno, ¿De dónde sacás vos toda esta "deliciosa" información, siempre en torno a la comida? Yo colecciono anillos así que ya mismo me doy a la tarea de comprar algunos...Dios bendiga el internet!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal