Medallón de ternera al café

Por: | 16 de noviembre de 2010

Ternera cafe
Foto: Ainhoa Gomà

Poner café entre los condimentos de una carne a la plancha puede parecer un disparate, pero os aseguro que es una gran idea: el saborcillo entre tostado y ligeramente amargo que le da, combinado con el de otros ingredientes, saca de la vulgaridad a la ternera más sosa y hormonada. Aunque me encantaría poder tirarme el pisto y decir que esta genialidad se me ha ocurrido a mí, la he aprendido en la web Serious Eats, que recomiendo a todos los que chapurreéis un poco de inglés culinario.

Aconsejado por el master de una de mis carnicerías favoritas de Barcelona (Rubio-Francisco, al lado del Mercado de la Libertad), la pieza de carne que usé se llama medallón. En mi supina ignorancia vacuna, siempre había pensado que medallón era un trozo redondeado sin más, pero no. Supongo que se podrá hacer lo mismo con otros cortes del bicho, siempre que sean tiernos y adecuados para un asado rápido y a fuego vivo. La receta no tiene complicación ninguna, se prepara en medio minuto y es de esas que parece que sabes un montón de cocina.

Dificultad

Para gente que lo único que sabe es meter una pizza Findus al horno.

Ingredientes

  • 800 gramos de medallón de ternera
  • 2 cucharaditas de café molido
  • 1 cucharadita de pimienta de Cayena
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva

Preparación

1. Mezclar en un plato hondo el café, las pimientas, el azúcar y la sal. Embadurnar la pieza de carne con un poco de aceite, y rebozarla bien en la mezcla anterior.

2. Poner una sartén de fondo grueso, a poder ser de hierro, a calentar a fuego medio-fuerte. Cuando esté bien caliente, asar la carne primero por un lado durante unos 3-5 minutos (depende del grosor y del punto que guste), y luego por el otro.

3. Envolver la pieza en papel de aluminio y dejar reposar unos cinco minutos para que se repartan los jugos de la carne. Filetear y servir con ensalada verde.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 28 Comentarios

Hola Mikel! enhorabuena por tu blog, la verdad es muy interesante y entretenido. Una pregunta, ¿serías tan amable de pasar una lista de tus carnicerías favoritas (y por qué) en Barcelona? (al estilo de lo que hiciste con los cruasanes!!). Muchas gracias!

Hace unos meses comí en un restaurante en Chicago que se llama Capital Grille (es una cadena). Sirven un steak hecho a la brasa, pero previamente embadurnado en una mezcla de café molido (sin llegar a ser polvo). Espectacular. Voy a probar tu receta Mikel hoy mismo. Gracias.

Acabo de hacer la receta y me ha salido un poco churruscada la carne, o sea, que la próxima vez menos fuego. Pero mientras degustaba el resultado, me asaltaba la duda si la ternera, a saber, la carne roja, con todo el sabor que tiene, merece tanta especie, algo que agradecería quizá los sinsabores de la carne de cerdo o la de pollo.

Acabo de probar el plato recomendado, y caray!! Estaba realmente bueno. Creo que me he pasado un poco con la cayena, pero aún así el sabor era fantástico. Gracias! te has ganado un lector asiduo más (descubrí tu blog justo con esta receta) :))

Rafa, "medallón" es precisamente lo que me dijo el carnicero cuando le pregunté qué parte de la ternera me estaba recomendando. Ale, no entiendo qué te puede haber pasado... Yo he hecho esta carne varias veces y nunca me ha olido a cenicero! Quizá el fuego estaba demasiado fuerte? Y Pepe, no es un error de traducción... lo hice a propósito con café molido, no soluble. No soy muy fan del nescafé :-)

me parece que ha habido un error de traducción, me explico:
al leer los ingredientes y ver que el café era molido (no controlo mucho de cocina, pero ese café siempre deja posos) y el comentario de Rafa, se me ha ocurrido visitar la web en inglés y combinándolo con un traductor, el resultado es:
instant espresso powder <> polvo de café instantáneo

Uff me encantan estos contrastes inesperados, no puedo esperar para probarlo. Será parte del menú dominguero.
Bss,

Hombre, podrías especificar mejor a que parte de la ternera te refieres en los ingredientes "¿800 gr de medallón de ternera?", ¿eso que es lo que es? te dirá el carnicero.

No sé si me equivoqué en algo, pero me pareció estar comiéndome un cenicero lleno de colillas! La sartén quedó negra de pegotes de café y la casa olía a horrores! jajajaja, un desastre en la cocina! El resto de las recetas que hicimos en casa de tu blog, exquisitas!!!!!!

Me he preparado esta receta para comer hoy pero cambiando la ternera por una pechuga de pollo bien maja que era lo unico que tenia por casa y tambien ha salido muy sabroso.
Muy sencillo y muy buen resultado.

Tiene una muy buena pinta. Se mezclan la ternera y el café, dos de mis preferencias en la cocina.

Apalero. Respeto tu opción por el vegetarianismo, es más, estoy seguro que en poco tiempo acabaremos todos ingiriendo esas insípidas pastas manufacturadas de soja o de germen de trigo que citas. No por respeto a los animales, sino porque ofrecen una mayor rentabilidad por metro cuadrado a las grandes multinacionales, que ya utilizan el argumento (falso) de la ecología para imponérnoslas.

Pero, por favor, mientras tanto, no nos des lecciones de moral hablando de matarifes. Tú haz lo que quieras, yo estoy muy contento de pertenecer al eslabón omnívoro de la cadena trófica y disfrutaré de ello mientras pueda.

Aquí (en la parte final) se explica el porqué del éxito y el sentido de emplear café en las carnes cocinadas.

http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2010/02/21/algo-mas-de-cocina-al-vacio/#more-17

La cosa está en que gran parte de los aromas que consideramos cárnicos provienen de la reacción de Maillard en la superficie de la carne (sobre todo). Por otra parte, el café, en su proceso de elaboración, sufre con intensidad este tipo de reacciones, con lo que al añadirlo a la carne, estamos haciendo como si la tostásemos intensamente en la plancha.

Saludos

Mikel tengo entendido que el Cheff internacional cubano Gilberto Smith, miembro de la Wacs y de Los gorros Blancos de España, fallecido el 9 de abril de este año fue el pionero en la utilización del café en los 60 con su Langosta al Café, plato internacionalmente conocido por producirse tras un accidente culinario cuando le preparaba una cena al entonces senador Francois Mitterrand en la embajada de Cuba en Francia.

¿Alguien lo ha probado con algo que no implique matarifes ni factorías de carne? ¿Tofu o seitán?

¡Qué gran cosa tener un buen carnicero cerca! Te cambia la vida con respecto a las bombas hormonales que hay que aguantar en las grandes superficies. Yo, en Madrid, en Mar de Cristal, tengo la suerte de tener uno con producción propia en Ávila. Un lujo comer carne de verdad.

Con pollo funciona muy bien también, tanto en la modalidad propuesta, como en cocción tradicional con un buen chorro de café expresso. Todo un clásico de la cocina de estudiantes.

Por cierto, para la receta de hamburguesas con cerveza negra solo tenía rubia. Le agregué un poco de espresso frío, y obtuve una Guinnes instántanea. Bueno, exagero, pero el resultado fue interesante. El café dio gusto a la carne, y el brebaje cervecero cafeinado lo bebo de vez en cuando.

Me encanta este sitio. Prefiero las recetas a los comentarios sobre tecnología o curiosidades culinarias, pero me aguanto hasta que Mikel decida entrar a la cocina otra vez. Sencillez, brevedad y aventura, son las características de los platillos aquí. ¿Qué tal una receta de mole? Siempre pensé que el chocolate era una bebida o un dulce, hasta que visité una tía casada con un mejicano en Nueva York. ¡Increíble la combinación de pollo, chocolate y chile! Sorpréndenos otra vez, Mikel.

Muy curioso. Yo he usado a menudo el café en estofados de carne, le da un color y un sabor a las salsas que se agradece, pero nunca se me habría ocurrido con café molido.

Interesante! Gracias Mikel

Es cierto que el café y el chocolate lo veo mas en una taza que con carne pero estoy con Xarbet, esto hay que probarlo a ver..., potencial y buena pinta tiene ;-D...

La idea, genial, pasará como es lógico la correspondiente prueba en la cocina.

La combinación carne-café es una idea genial... hace tiempo preparé unas costillas cocidas a baja temperatura con café instantáneo (entre otras cosas) y quedó impresionante, la carne sabía muchísimo más a carne.

Te dejo los links:
http://inigoaguirre.wordpress.com/2010/05/10/ensalada-de-tomate-con-costillas-48-horas-y-sabores-escondidos/

http://inigoaguirre.wordpress.com/2010/05/24/costillas-48h45%c2%bac/

Saludos

Y con solomillo de cerdo? me lo aconsejas o mejor ternera?

Caray Mikel, cuando leas nuestro post el Viernes sobre tu falso tiramisú, espero que (a mí) me perdones. Es que comprobarás que tengo una batalla personal contra el café, pero fíjate, aún así, lo probaría, te lo garantizo.

Muy original.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal