El festival de la comida salvaje

Por: | 24 de febrero de 2011

Steve gwaliasi
Fotos: Wildfoods Festival

¿Te apetece probar un chupito de semen de caballo? Pues sólo tienes que sacarte un billete a Nueva Zelanda y asistir el 13 de marzo al Wildfoods Festival de Hokitika, en la costa oeste del país. En uno de sus puestos se servirá esta delicia, hasta ahora sólo catada por las actrices porno más audaces.

El encuentro gastronómico, uno de los más fascinantes del mundo, reúne cada año a miles de personas interesadas en la comida extrema. Sus puestos sirven los manjares más extraños: desde larvas gigantes de escarabajo -un emblema del evento- hasta tulipanes de mar pasando por escorpiones, caramelos de grillo, helado de avispa o calostro -la primera leche tras el parto- de vaca. También venden tapitas menos excéntricas para el gusto español, como chili de venado, criadillas -"las ostras de la montaña"-, tortitas de chanquetes o batidos de leche de cabra.

Por muy friqui que parezca, el Wildfoods lleva celebrándose 23 años seguidos, y en 2010 reunió a casi 18.000 personas. "La gente viene a pasar un buen rato y a probar comida un poco diferente", cuenta por e-mail Mike Keenan, coordinador de eventos del festival. "Muchas personas lo tienen en su lista de cosas para hacer antes de morir. Además, la comida salvaje resulta muy saludable: es baja en grasa y los gusanos, escarabajos y otros insectos tienen muchas proteínas".

El buen humor es fundamental para disfrutar del acontecimiento. Muchos asistentes acuden disfrazados, y cada año se celebra un concurso para elegir a "los mejor vestidos". El tema de este año es Where the wild foods are, en un guiño al cuento y la película 'Donde viven los monstruos'. El programa del festival se completa con una competición fotográfica y un puñado de actuaciones musicales. "No queremos que venga gente aburrida, sino personas que disfruten de la atmósfera", asegura Keenan. 

 

Janna Sherman 001

El Wildfoods ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Se han impuesto regulaciones sanitarias, y "se ha ido prescindiendo de los puestos de comida asquerosa en plan 'a ver si te atreves' en beneficio de buenos y sanos productos de comida salvaje". En 2003, el festival llegó a su cima en cuanto a público, con 22.000 asistentes y 90 puestos de los cuales casi una tercera parte eran de alcohol. "No tuvimos intoxicaciones, pero desde entonces hemos reducido el aforo a 15.000 y los puestos de alcohol a 10".

Cada año los organizadores intentan incorporar novedades. "Lo primero que preguntan los medios es qué hay de nuevo en el menú. Este año han generado mucho interés el pepino y los tulipanes de mar y los chupitos de 'proteína' de caballo". ¿Pero realmente sabe bien el semen de este animal? "Yo no lo he probado", reconoce Keenan. "Pero se servirá con mucho sentido del humor".

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 32 Comentarios

Hoy día vemos muchas clases de comidas salvajes,
pero solo hay una, the best one, la mejor:

www. comidasalvaje .c o m

¿Y cómo le extraen el semen al caballo? Publicado por: Manuel | 24/02/2011 10:14:17

- - - - -

Supongo que por USB.

Me encanta, qué bueno!! No conocía este festival, pero empiezo a ahorrar desde ya para asistir un año de estos! !Gracias!

Como no había descubierto antes este Blog???..me parece fantástico...recomendaciones culinarias para todos los gustos, viva la globalización bien entendida!!!
Una vez descubierto no dejaré de seguirlo desde Chile y con nostalgia de España.

Hombre pues no sé... tienes reparos sobre los gusanos y el semen de caballo, pero dos entradas más atrás tienes recetas de huevas de merluza y de algo que parece carne de ternera muerta y ensangrentada..

Que curioso que publiques esta entrada; hace unos dias estuve leyendo en un periodico que una de las nuevas tendencias en restaurantes etc son los insectos. Como bien apuntas tienen mucha proteina, pero no solo eso sino que el coste de manuntencion, produccion y transporte con mucho menores cuando se comparan con la de cualquier animal.

En mi caso no es cultural. Yo no como ni caracoles, ni pulpo, ni visceras, ni callos, ni mejillones. Y mucho menos otra clase de bichos menos "familiares"

Mira que me gusta tu blog Mikel, pero la verdad es que la referencia al pintoresco evento festivo no parece muy pertinente es estos momentos tal y cómo están padeciendo en Nueva Zelanda... :(

A ver si se atreven con un bocata de chorizo con nocilla ...

Pues hombre, ahora en Nueva Zelanda no estarán para muchas celebraciones... pero oye, intrépidos los hay en todas partes...

¿Os parece raro el calostro???
De vez en cuando comiamos cuando nos daba un amigo que tenia una vaqueria... cuando la leche hacia nata de verdad...
Curioso que lo que conoces no resulte raro
Un saludo

Hokitika es un villorrio de verdad, lo de meter 18000 personas en un evento debe ser digno de ver,eso sí, no hay un solo sitio para pedir comida en condiciones. Me ha hecho gracia la diferencia cultural, el calostro por ejemplo siempre se ha tomado como un gran alimento en nuestros pueblos, por no decir de las criadillas. Los chanquetes, whitebait, no es un alimento extraño en NZ, todo lo contrario, es un plato nacional.

A mí sí la "proteína" de caballo no es fresca no me interesa

y del jamón que... eso de que esté el cerdo crudo hay mucho norteamericano que le horroriza. Se de una fiesta en la que había varios y cuando pasaba el camarero ponian cara de asco, al llegar al último le dijo: que, usted tampoco ¿no? a lo que el otro a la vez que sonreir respondió: yo ya llevo aquí dos meses.

Sin ir mas lejos, ¿quien no se topo en alguna ocasion con algun extranjero que, al ver un plato de delicioso pulpo, exclamara con cara de asco ¡¡aajjj octopulus!!??

Jejeje, interesante, no me importaría asistir. Espero que sigan cosechando éxito y poder ir más adelante. Un saludo,

Sobre las ortiguillas, lo curioso es que en el norte no se comen, es más, si vas cogiendo quisquillas por las rocas, tienes que evitarlas (en el norte las llamamos sopaveros, verdad Mikel?).

ejem... pobres caballos... Sobre el sabor, tengo una historia en mi blog q quizá dé pistas a los curiosos:

"Sucedió en el I.T.E.S.M. en una clase de la carrera de Medicina; el profesor estaba hablando de los altos niveles de glucosa hallados en el semen. Una asistente levantó la mano y preguntó:
- Si le he entendido bien, está Usted diciendo que hay un montón de glucosa, como en el azúcar, en el semen masculino.
- Es correcto- respondió el profesor.
Levantando la mano de nuevo la chica preguntó:
- Entonces, ¿por qué no sabe dulce?
Tras un silencio estupefacto, la clase completa estalló en risas. La cara de la pobre chica se puso rojo brillante cuando se dio verdadera cuenta de lo que, sin querer, había dicho. Cogió sus libros, sin decir una palabra, y salió de la clase para nunca más volver. Sin embargo, mientras cruzaba la puerta, la respuesta del profesor fue clásica. Totalmente serio, respondió a su pregunta:
- No le sabe dulce porque las papilas gustativas para el dulzor están en la punta de la lengua y no al fondo de la garganta."

Me voy a ver el estofado!

Pues yo en Camboya probé una especie de grillos fritos y OYE!!! estaban muy buenos.... Sabian a gambas.... La única pega que les encontre fueron que las antenitas se me clavaban en el paladar.... JAJAJA

Es curioso como vamos incorporando cosas que antes nos parecían asquerosas a la normalidad de la cocina. El mejor ejemplo son las "ortiguillas" de Cádiz que son una delicia rebozada y frita, con intenso sabor y olor a mar. Son las anémonas de mar. Su aspecto viscoso puede recordar a los sesos. Pero una vez que las papilas gustativas mandan la señal al cerebro, son un placer que os recomiendo. Podéis encontrarlas en cualquier sitio de tapas de Andalucía (sobre todo Occidental). Y ese plato hace bien poco hubiera sido considerado pura basura.

Curiosilla, como dice Monsieur Cocotte, el libro de Berasategui está muy bien para alguien que empieza. Si no, Cocinar para ser feliz de Carme Ruscalleda tiene recetas bastante fáciles y buenísimas. También soy muy fan de los recetarios temáticos de CookSmart (Algaba Ediciones) sorprendentemente eficaces. Y si le gusta la cocina italiana (y tienes pasta para el regalo, porque creo recordar que cuesta como 40 euros), La Cuchara de Plata es un superclásico y tiene cosas simples y muy ricas. Bueno, y con los de Jamie Oliver también aciertas seguro...

Voy a pasar de puntillas sobre el tema principal y sus implicaciones afectivo-sexual-equinas (puaj) y me lanzo a la recomendación a Curiosilla.

Yo iría de cabeza a por "Cocina en casa con Martín Berasategui", de El País Aguilar (te juro que no había caído en que era de la casa). Desde la tortilla francesa al bacalao al pilpil, pasando por el solomillo al estilo Strogonoff. 1100 recetas sin tonterías. Y sale por menos de 20 euricos.

Pero es sólo una recomendación, claro.

Un abrazo.

Es cierto que hay una cuestion cultural innegable. Pues por eso mismo, yo me quedo con los estofados como el de ayer, mis tortillitas de patatas, el jamon de pata, unas buenas gambas a la plancha, mi gazpachito... (y que conste que he probado alguna de esas cosas extremas nunca con interes culinario sino mas bien como un desafio). Sin embargo lo del semen de caballo lo dejo para los obsesos de las proteinas y como dices, Mikel, para los profesionales del hard-porn.

Hola Mikel
Enhorabuena por tu blog. Consigues que mis compañeros de curro me miren mal de lo que me suenan las tripas cada vez que leo tus recetas.
Necesito que me eches un cable. Quiero regalar un libro de cocina a un principiante con poca idea pero muchas ganas . Estoy perdida. ¿Alguna recomendación?

creo que no podria.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal