Olivadas negra y verde

Por: | 30 de mayo de 2011

Olivadas verde negra

La olivada es un puré de aceitunas que se suele usar para untar pan, aunque también resulta útil para aliños de ensaladas, carnes o pescados. Aunque entiendo que en un ataque de perezón te la puedas comprar ya hecha -soy el primero que sucumbe a la vagancia, lo reconozco-, lo sensato de verdad es hacerla en casa, por varios motivos.

Primero, su preparación es más simple que un cubo: basta con poner unos cuantos ingredientes juntos y triturarlos. Segundo, ahorras dinero, porque sale mucho más barata. Y tercero, la puedes tunear a tu gusto, poniendo tus aceitunas favoritas y condimentándolas con lo que te venga en gana.

Sí, vale, deshuesar las aceitunas es una ladilla, como dirían los venezolanos. Con las verdes quizá puedas tirar con unas ya deshuesadas, o incluso rellenas, pero en el caso de las negras... Sinceramente yo todavía no he encontrado una aceituna negra deshuesada que se acerque al sabor que tienen las enteras. Siempre puedes comprar un deshuesador, o tomarte esta actividad como un proceso zen en el que no necesitas movilizar a ninguna de tus neuronas. Yo deshuesando aceitunas entro como en trance, lo juro.

Las dos recetas de olivada de hoy las aprendí de mi amiga Aurora Sulli, y doy fe de que son de las mejores que he probado nunca. La verde es impresionante, pero la negra ya es como para hacerte un bocata con ella como único ingrediente. Para alcanzar el éxito con las olivadas sólo hay que tener un principio filosófico en la cabeza: "Una aceituna cutre produce siempre una olivada cutre".

Dificultad

Cociente intelectual 0.

Ingredientes

Olivada negra

Para unos 250 gr. de aceitunas negras carnosas de buena calidad

  • 4 tomates secos
  • 5 hojas de albahaca
  • 1/2 diente de ajo
  • Aceite de oliva

Olivada verde

Para unos 250 gr. de aceitunas verdes tipo manzanilla de buena calidad

  • 1 cucharada de almendras
  • 2 filetes de anchoas
  • 1 cucharadita de alcaparras
  • Aceite de oliva

Preparación

1. Deshuesar las aceitunas con santa paciencia.

2. Triturar todos los ingredientes con una batidora o un robot de cocina hasta que se forme un puré grueso.

3. Ir añadiendo aceite poco a poco y removiendo hasta que la olivada tenga una consistencia cremosa, pero espesa.

4. Servir acompañado de tostaditas, palitos de pan o pan de pita. También se puede usar en aliños de ensaladas, disolviéndola en más aceite.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 46 Comentarios

¡Dios mío que cosa más rica!!! Gracias Mikel por compartir la receta.

Me gusta mucho el nombre "olivada", antiguamente, en Jaén, quienes disfrutaban de una gran variedad de pastas de aceituna (tapenade [?]), eran los señoritos, los terratenientes. Claro, el resto de la población ya tenía bastante con comerse un plato caliente diario. Como para murgas culinarias estaban. Gracias por tus ideas y tu manera de compartirlas.

La receta es una maravilla y gracias por user algunas de las palabras que cotidianamente decimos Los venezolanos

Yo he conocido las olivadas en Italia. Lo utilizan mucho, después en España lo he visto en los restaurantes italianos. Esta rica.

confirmo lo del trance cuando se deshuesan las aceitunas: me pongo a echarle al sugo di pomodoro, sobre todo en verano, y sin darme cuenta está la sartén llena.
para los experimentadores sugiero un plato que le encanta a mi hermana pero sospecho que sea ya "comida viejuna" porque hace tiempo que no lo veo en los bares de menù italianos: la pasta "alla cenere" o sea "a la ceniza". La salsa es de olivada negra y nata (lo que explica el nombre) pasadas por la sartén un par de minutos y la pasta sería penne (macarrones). A mí no me gusta y mira que las olivas me encantan, pero bueno, allí lo dejo. viva las aceitunas siempre

Hola! se puede conservar?
Gracias por tu respuesta!

Me encanta la olivada y también la anchoïade, juntas con crudités (verduritas cortadas en juliana gordita para mojar) son un aperitivo ideal!

Buenísima la olivada negra acompañando una ensalada de tomate y mozzarella!

Esto con pan tostadito entra como ná! Ñam Ñam!

Me encantó lo de "una ladilla", me llegó al corazón ;) Gracias por estas recetas tan sencillas y útiles. A mi hija de casi dos años le fascina la olivada negra, ¡así que ya tengo otro as escondido en mi manga!

Las olivas negras de Aragón no tienen nada que envidiar a las Kalamata...

Geniales para embadurnar bien el pan de un bocata con calabacón o berenjena a la plancha!!

El comentarista anterior propone aceitunas de Kalamata. Son buenísimas (aunque hay a quien no le gusta que se les den la vuelta los calcetines, jejeje), pero las negras de Aragón son del estilo y también van muy bien.

Me diréis que soy un traidor y que no defiendo los productos patrios; pero la olivada de aceitunas negras, si se hace con las Kalamata hace que se te vuelvan los calcetines; la mayoría de las aceitunas negras que tenemos en el mercado español son hojiblancas o manzanillas oxidadas; las kalamata no lo son, a pesar de ser griegas y estar en crisis. Angel Camacho tiene una colección de tapenades para los vagos que se pueden encontrar en el Corte Inglés y que son muy decentes, inigualable la de pimientos rojos secos. Para freaks la mermelada de aceitunas verdes de Vizcántar, uno no piensa que una aceituna pueda ser dulce y gustosa.

Geniales y sencillas recetas para las olivadas, que acompañando una pasta es triunfo seguro, eso si, si las olivas son de calidad, si no lo son es un arma de doble filo porque la comida pierde mucho.

como bien dice nuestro amigo Mikel: "Una aceituna cutre produce siempre una olivada cutre".

Pedonad la publi, pero es que vienen al pelo estos dos patés de aceitunas que os comento, totalmente naturales y que estan gustando mucho, como aperitivo antes de una pasta con la olivada puede cuadrar bastante.

el pate de aceituna verde arbequina: http://www.paladarselecto.com/cgi-bin/productos_detalle.asp?id_producto=153&n=Pate-de-Aceitunas-Arbequinas-Arancha

y el pate de aceituna negra de aragon:
http://www.paladarselecto.com/cgi-bin/productos_detalle.asp?id_producto=152&n=Pate-de-Aceitunas-Negras-De-Aragón-Arancha

Gracias por publicar esta maravilla de receta, ya tengo entretenimiento para los ratos de ocio en casa, y quién sabe, si podré llegar a usarlo de manera profesional, si me voy a vivir al extranjero-otra expresión viejuna-, podré deleitar a los bárbaros-otra expresión viejuna-, con la olivada. ¡viva la aceitunada!

Yo me aficioné a las olivadas como las llamas tú, tapenade como dicen ellos, cuando estuve viviendo en Niza, y reconozco que lo compraba hecho, pero no tenía mucho tiempo libre como para ponerme a pelar las aceitunas, y además, encontraba botecitos de muy buena calidad y no a más de 3 euros, así que la excusa era perfecta, luego sólo tenía que añadirle yo el ajo crudo.

Me quedo con la olivada negra, ya que son mi perdición, y si son las pequeñitas en aceite de Aragón ya muero directamente por ellas (Elena)

Aunque no sea quien para perdonar nada a nadie, voy a perdonar la inclusión de anchoas en la olivada verde. En fin, todos tenemos que tener nuestros defectos.
¡Fantásticas y sencillas recetas! Que lo único malo que tienen es que están muy buenas y tienen un porrón de calorias (lo dicho, todo tiene sus defectos).
Gracias, Mikel.
Carlos,, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Today no coment, Visca el Barça

Me ha encantado. Creo que este finde me voy a poner a deshuesar aceitunas. además, así las pruebo, que nunca he comido olivada!!!!

Con lo que me gusta la olivada me quedo con tus recetas, aunque mi pregunta es una que ya te han hecho, hay que hidratar los tomates? Gracias.
Saludos.

Recuerdo un bocadillo mortal de La Báscula: pan de chapata crujiente, queso brie, albahaca y olivada negra. Para llorar del puro gusto.
Abrazos y gracias!!

reconócelo, mikel, estabas de resaca por la champions del Barça ;)

lo del coeficiente intelectual, me ha llegado al alma, porqué en dificultad es una cosa y en comentar es otra, hay que ver como nos comemos el intelecto señores, Mikel, otra vez gracias, pues en casa nos gusta mucho la olivada, y es pecaminosa, crea adicción, y tiene una barbaridad de aplicaciones, un beso enorme.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal