¿Cuál es tu guarrería favorita?

Por: | 02 de mayo de 2011

PanteraTigretonBony
Foto: Te Quedas a Cenar

Los grandes cocineros confesaban ayer en el EPS sus placeres culpables, esas pequeñas guarrerías que les gusta comer aunque les dé un poco de vergüenza. Andoni Aduriz hablaba de su pasión por los donuts industriales, Berasategui reconocía hacerse rollitos de jamón york con mayonesa, Dani García se declaraba adicto al Hippo Kinder y Paco Guzmán defendía las pizzas "cuanto peores y más cutres".

Aprovecho la ocasión para decir que, a pesar de las apariencias, yo tampoco soy un ser perfecto, y a veces me entrego a porquerías de la más diversa índole. Por si a alguien le interesara, éstos son mis vicios ocultos.

El Bony. Este pastelito Bimbo me vuelve loco desde pequeño. No puedo resistirme al exterior de chocolate, el bizcochito y la mermelada de fresa, y a ese prodigioso equilibrio de sabores sintéticos que alcanzan. También me mata el Tigretón. De Pantera Rosa no he sido mucho, a pesar de que me encanta ese color fucsia tan natural.

Bony

Las patatas fritas sabor a vinagre. Me puede lo ácido, y por ello tiendo a consumir compulsivamente esta clase de snack. Creo que son las únicas patatas con sabor que me gustan. En este capítulo también tuve una época de adicción a los conos 3-D de Matutano, pero tras un tratamiento de rehabilitación conseguí dejarlos.

Los pinchos de 'chaka' con mayonesa. De los palitos de falso cangrejo con colorante me gusta todo, hasta ese nombre con el que les llama la gente y que me recuerda a la cantante Chaka Khan. Picaditos, mezclados con mayonesorra y puestos en plan pincho son para mí como la miel para un moscardón.

Los filipinos. Los alcohólicos no deben tener bebida en casa. Yo no debo tener filipinos. Siempre me han fascinado, sobre todo los de chocolate negro, y soy capaz de engullirlos sin ningún tipo de medida.

Filipinos3_3

Los donettes. Me flipa ese sabor que tienen que no se parece a ningún alimento de la naturaleza. Me conecta con una infancia de chucherías ultratóxicas sin ningún tipo de regulación, y consigue que los coma con inmenso gozo a sabiendas del daño que me estoy haciendo a mí mismo.

La McRoyal. Para mí, el placer culpable por excelencia. Estoy en contra de todo lo que representa, detesto los locales donde lo venden, me hace sentirme mal después de haberlo tomado... pero una vez al año, especialmente de resaca, me produce espasmos de satisfacción devorar esta hamburguesa de McDonald's.

Bueno, pues ya está. Ya he confesado. Ahora os toca a vosotros. ¿Cuáles son vuestras guarrerías favoritas? ¿Por qué? ¿Cuándo las tomáis? ¿Os sentís culpables, pero culpables de verdad? ¡Hablad en los comentarios o callad para siempre!

 

 

 

Hay 313 Comentarios

Las nubes (recubiertas de una capa de chocolate, especialmente las de chocolate "rosa" como el de la pantera) y los corazones de gominola. Cada vez que paso por una tienda de chuches no me puedo resistir

pantera rosa!!!!!

Voto a favor de las patatas sabor vinagre, todo lo ácido o "vinagrero" tiene un puesto de honor para mí (puedo comer pepinillos en vinagre como si de pipas se tratara). Mis guarrerías favoritas son las saladas (aunque no puedo resistirme a un Bounty), como las palomitas. Eso sí, no aparecen mucho por mi cocina.
La mayor guarrería y que con mayor placer se degusta en casa, con cadencia semanal, concretamente, de cena cada domingo, son los bocadillos. Nada de hacerlos en casa y nada light, por supuesto: han de tener bacon y/o queso e ir acompañados de patatas fritas. Excelente tradición, pero me trae algún disgusto con la báscula...
Un saludo!

Coincido con muchas de las expuestas, aunque añado los Ferrero Rocher, droga pura, las galletitas Tuc, de las que podría llegar a rellenarme como si fuera un espantapájaros relleno de paja, y si pongo el FAT MODE en ON: un bratswurt con su ketchup y su mostaza...

Los gusanitos marca Rufinos y su inimitable mix de saborizantes... Y los donuts bombón, pero recientes, que crujan un poco...

Donetes, donus, palmeraza de chocolate y los X U X O S. Yo pensaba que ya lo había superado, pero va a ser que no.

Coincido en los donetes contigo...afortunadamente aqui en Holanda no los venden, pq si no estaria inmensa...eso si, cuando bajo a Barcelona, es una de las primeras cosas q hago (y no sé por qué, pq las cosas envasadas me ponen - literalmente - enferma)

Los palitos naranjas tb eran mi perdición hac eunos años, pero ahora he aprendido a hacerlos en casa...de gusto iguales y no son tan artificiales

Aquí somos de Huesitos, Pantera Rosa y los siempre adorados Donettes

Hola Mikel. Muchas de las guarrerías que nombras me encantan, pero resisto con valentía la tentación. En lo que caigo varias veces al año y no me puedo resistir es en.......las gominolas a granel. De vez en cuando me meto en una tienda de chuches y cargo con todo tipo de gominolas para acabar tirada en el sofá superempachada, arrepentida y jurándome no volver a comer gominolas nunca más.....promesa que rompo cualquier otro día de lluvia, sofá, fútbol y aburrimiento

Los donuts recién hechos me pueden. Cada semana cae alguno. Y los schoko bons... Cuando abrimos la bolsa en casa se acaba en un suspiro!

Los palitos de cangrejo, pero los de la marca Krissia, cuando empieza a hacer calorcito son imprescindibles en mi nevera... intento no comprarlos, pero no me puedo resistir, cuando paso delante de las neveras del super y veo el paquete con ese color naranja, escucho una voz que me dice: comprame, comprame...

Hola Miel, yo tengo un vicio que si no oculto ni "muy vergonzante" si que me crea siento sentimiento de culpa....,, la mayonesa ya no digo casera sino de bote con unos picos de jerez con mi quitahambre perfecto cuando llego a casa con ganas de devorar, de las mayonesas idustriales hay de todo pero si hay ¡la que sea!

« Anterior 1 2 ... 7 8 9 10 11 12 13

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal