'Crumble Orgullo Gay' de peras y manzanas

Por: | 01 de julio de 2011

Crumble orgullo gay manzanas y peras

Como soy de los que se apunta a un bombardeo, esta semana quería hacer un plato para sumarme a los festejos del Orgullo Gay. Le di bastantes vueltas al asunto, pero no se me ocurría nada brillante. ¿Una tarta con la bandera? Muy obvio, a la par que difícil por todos los colorines que tiene. ¿Unas galletas con la forma de símbolos masculinos y femeninos unidos (ya sabéis, los de los aritos con la flecha arriba a un lado o la cruz abajo)? Buf, muy viejuno y setentoso. ¿Un pastel rosa? Para eso ya están las panteras ídem.

Ya desesperado y casi al borde de tirar la toalla, el miércoles se me apareció la musa que me iluminó. Estaba yo desayunando en el bar Cruz Blanca de la calle Mayor de Madrid, justo en frente del Ayuntamiento, cuando la vi en la barra del bar, bella, resplandeciente, con el pelo estructurado por la laca y el maquillaje en perfecto estado de revista. No podía dar crédito: ¡era Ana Botella in person tomándose un cortadito!

En ese momento me vinieron a la mente como un flashazo las míticas frases sobre el matrimonio gay de la concejala y esposísima de Aznar: "Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta". Me dije a mí mismo: ¡Eureka! Tienes que preparar un postre que mezcle estas dos frutas.

Como no quería complicarme mucho la vida, planeé algo tan sencillo como un crumble, típico postre británico de fruta asada con migas crujientes por encima. Sé que no es lo más light y veraniego del mundo, pero tenía capricho. Así que busqué asesoramiento en una de las personas que mejor lo hace en Barcelona, Jaime Riesco, chef del restaurante Picnic. Suyo es el truco de ponerle un fondo de reducción de vinagre de Modena, con el que el postre resultó delicioso y mucho menos empalagoso de lo habitual. Al no embadurnar las frutas con harina queda también más ligero, como una compota cubierta con un poco de galleta.

Aclaro que para disfrutar del crumble orgullo gay no es estrictamente necesario ser homosexual. Es como las fiestas del Orgullo, que admiten heterosexuales, bisexuales, transexuales, padres, niños, perros, gatos, extraterrestres... Todo el mundo es bienvenido cuando se trata de celebrar que cada uno viva su vida como le plazca en igualdad de derechos.

Dificultad

Para tertulianos de Intereconomía.

Ingredientes

Para 4 personas

Frutas

  • 3 peras conferencia
  • 3 manzanas golden
  • 1 limón
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 cucharadita de mezcla de 4 especias (canela, clavo molido, pimenta, nuez moscada)

Reducción de vinagre

  • 100 ml. de vinagre balsámico de Modena
  • 25 gr. de azúcar moreno

Cobertura

  • 150 gr. de harina
  • 100 gr. de mantequilla muy fría
  • 50 gr. de azúcar

Preparación

1. Poner el vinagre y el azúcar de su reducción en una cazuela pequeña a fuego suave. Dejar que hierva lento hasta que espese un poco y quede con consistencia de jarabe.

2. Exprimir el limón en un bol grande. Pelar y cortar en trozos pequeños como de dos centímetros las peras y las manzanas, e ir añadiéndolas al bol del limón y removiendo de vez en cuando para que no se ennegrezcan. Mezclar con el azúcar y las especias.

3. Precalentar el horno a 190 grados.

4. Poner la harina en un bol grande. Incorporar la mantequilla muy fría cortada en cubitos pequeños. Arenarla, es decir, desmigarla con la punta de los dedos a la vez que la mezclamos con la harina hasta que quede una especie de arena gruesa. Si vemos que se empieza a hacer pasta, volver la mezcla a la nevera, dejar que se enfríe, y repetir el proceso. Mezclar por último con el azúcar.

5. Pintar el fondo de un molde de horno bajo con el vinagre reducido (no hará falta usarlo todo). Incorporar las frutas con un poco del zumo de limón. Espolvorear con las migas de mantequilla por encima y hornear en la parte de arriba del horno unos 45-50 minutos, hasta que éstas estén doradas y la fruta burbujee.

6. Servir templado con una bola del helado que más te guste (recomiendo vainilla).

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 53 Comentarios

Te ha quedado genial tomo notas de tus truquitos vale?, yo también prepare uno aunque un poquito diferente y tambiñen lo subí a mi blog.
Un saludo!

asqueroso!!

Cuánto tiempo dura en la nevera?

Cómo nos ha gustado la mezcla de peras y manzanas!!. Que pena que la gente siga personalizando hasta las recetas de cocina que son producto de la creatividad ( ésta te llegó viendo a La Botella). Quizás deberías haber añadido a más gente en la Dificultad aparte de los Tertulianos de Intereconomía.

Qué buena pinta, hoy mismo lo preparo y recelebro el orgullo gay ¡Eres el mejor! ¡Qué pena que haya gente que crea que este blog es obligatorio!

Calco de tus palabras, manos hábiles, mucho amor e ilusión: Crumble incríble! VIva el Orgullo! Gracias!

Madre qué poco sentido del humor tiene la gente... A poco de que mis manzanos y perales estén a puntito de dar su verdadera producción, me guardo esta receta en la recámara.

Sabrosa manera de celebrar el Orgullo. La Botella no sabe lo que hizo el día que soltó la chorrada de las peras y las manzanas. Lástima que se este cargando unas fiestas llenas de algo que a ella le falta, tolerancia y respeto.

Lo que me río contigo...y después pruebo la receta, qué buena, de esta no he modificado nada, y genial.
A algunos comentaristas no les hace falta el vinagre, con morederse la lengua mientras comen la crumble....Grande, mikel.

Mi versión Paleolitica, y apta para celiacos y diabeticos. Prescindimos del azucar, las frutas ya son bastante dulces, y sustituimos la harina por huevos. Prescindimos tambien de la reduccion de vinagre y de la mantequilla, que sustituimos por las yemas de los huevos.

Para 2 personas

Ingredientes
1 pera conferencia
1 manzana golden
1/2 limón
1/4 cucharadita de mezcla de 4 especias (canela, clavo molido, pimenta, nuez moscada)
4 huevos enteros y las claras de otros 6

Preparación
1. Precalentar el horno a 190 grados.
2. Exprimir el limón en un bol. Pelar y cortar en trozos pequeños como de dos centímetros la pera y la manzana, e ir añadiéndolos al bol. Echar las especias.
3. Verter los huevos y batir todo hasta quedar una mezcla fina.
5. Pintar el fondo de un molde de horno con aceite de oliva. Verter todo en el molde y hornear unos 30 minutos hasta que este cuajada.
6. Servir templado. Opcionalmente con helado casero realizado con leche de coco o almendra.

me apunto a esta celebración, tiene que estar buenísimo. el detalle de la reducción de vinagre me parece una genialidad.

He vuelto a entrar en los comentarios de El Comidista, encuentro que tengo una tocaya que ha escrito cosas que no querría que se confundieran conmigo. A mí me sigue pareciendo una genialidad.

Por otra parte, sus comentarios reflejan un carácter autoritario y si no fuera por el desfase histórico, diría que inquisitorial.
Es evidente que busca envenenar y fastidiar, como una niña cruel y egoista.

saludos

Lucía, por suerte trabajo en un medio de comunicación que me deja expresar libremente mis opiniones. Respeto que no te gusten, y que prefieras a personas que me superan ampliamente en conocimientos como Arguiñano. Pero si me limitara a dar recetas y a "meter algún chiste", como tu dices, esto no sería un blog como El Comidista. Y en cuanto a la "calidad"... pues hombre, hay gente que piensa que lo que hago es bueno, y otros, que es una mierda. Pero por suerte, nadie está obligado a leerme ni a seguirme :-)

Genial el crumble, el motivo, el comentario recordado y la dificultad

Una humilde aportación: antes de cubrir la fruta con las migas, echar una taza - o tacita - de chispas de chocolate amargo.

Me parto!!!

Cosas que justifican llamar a este pastel "Orgullo g."(me niego a usar una noble y antigua palabra como esta,en inglés,catalán y español,para algo que es cualquier cosa,menos gayo):lo pagamos nosotros,se mezclan las cosas a la que te criaste y el producto resultante sigue siendo indescriptible,no es nada nuevo,y puede gustar a algunos,aunque sigue sin ser ni manzana ni pera,y eso no lo arregla nadie.Cosas que no justifican llamarle así:no se hace para ligar a costa del erario,no es cutre hasta el hartazgo,no se ven al consumirlo mayoritariamente tíos en pelota so causa de la libertad,y otras delicias,ni se usa la calle de hotel,o se admiten cosas que usualmente darían lugar a reclamos de toda laya,pero como las hacen las peras-durazno son guay y cool.Por último,tampoco se imponen como estupenda la receta,so capa de un supuesto beneficio económico que en la realidad no es tal,salvo ocho manzanas de más de lo mismo,y que debe resultar irreal y vergonzoso como excusa y espectáculo,para la gente que si bien tiene esas preferencias,no lo pregona en un circo a los cuatro vientos,lleno de estereotipos,y caricaturas de su elección.Bien se podría llamar crumble de la tía Pepa,que por lo menos, sabía donde estaba parada,llamaba pan al pan,y menos tiempo perdía en tonterías,y ningún problema se hacía ...

Estoy con el comentarista "Pelotea, que algo queda". Mikel, limítate a ponernos la receta del crumble y a poner algún chiste en vez de meternos tus opiniones entre trozos de manzana y pera.

Arguiñano consiguió enseñarnos a cocinar bien con humor, sin pretensiones y sin exceder lo que se le pedía: que hablara de cocina.

Ya veo venir el "es mi blog y hago lo que quiero", pero hombre, que escribes en El País, un poco de calidad.

Haenobarbo, entiendo lo que dices, pero te aseguro que la fruta estuvo 50 minutos en el horno y no se formó caramelo. Entre la reducción, el zumo de limón y el agua que soltaron las frutas (sobre todo la pera) fue suficiente para que esto no pasara. Supongo también que la costra de migas evita que haya demasiada evaporación... Pero bueno, si quieres estar todavía más seguro, añade 3 o 4 cucharadas de agua a la fruta antes de poner la mantequilla arenada.
Gracias por el comentario, Pelotea Que Algo Queda: que me llamen simple es uno de los mayores halagos que me pueden hacer.
Las cazuelitas son de Le Creuset, en efecto.
Y esto se puede hacer con las frutas que te dé la gana. En Picnic, por ejemplo, lo hacen con fresas. Con nectarinas o melocotones queda de muerte también. Y supongo que el plátano estará buenísimo, aunque eso sí, yo lo combinaría con una fruta un poco más jugosa, para que no quede demasiado pastoso.

Mikel....una pregunta independientemente de las razones del postre. Ya he tenido muchos fracasos con estos postres que no tienen masa debajo y llevan un "almibar". Casi estoy seguro que tras 40 minutos de horno, el almibar hecho con el vinagre y el azucar se habrá hecho caramelo y será imposible sacar las manzanas de allí, salvo que sea a martillazos. ¿Seguro que las manzanas se ponen crudas y tienen que estar tanto tiempo en el horno?

Hola!
Pues la combinación de frutas me parece estupenda.
Y si que se te quedo la explicación matrimonial ;)
Un saludito

¡Cuan grande es la ignorancia!
El matrimonio, como tal, es un sacramento catolico para los bautizados en la fe de cristo, que se celebra entre un hombre y una mujer. Creo que con esto no hace falta decir más. A como el gobierno de turno denomine a la union civil entre personas de igual o diferente sexo es otro tema, que no creo necesario incluir en un blog de cocina. La señora Botella será una hortera, tendrá un estooooomago enorrrrrrrme por mantener relaciones con el señor del bigote, pero en sus palabras razón no le falta.
Y respecto al tema de intereconomia, he de reconocer que tras tanto oir a la gente meterse con sus contertulios, decidi probar a verlo con mis propias carnes, y si ustedes hicieran lo mismo que yo, llegarían a la misma conclusión: en todo Salvame hay una Belen Esteban. Una serie de contertulios no dicen más que babayadas, pero otros sin embargo evaluan y meditan con cierta logica sus pensamientos, y no faltos de razón, pero es cierto que por el contexto en el que se mueven no son demasiado creibles, pero no por eso hay que meterlos a todos en el mismo saco.
¡Y que conste que soy de izquierdas!

Una genialidad, me quito el sombrero

Qué cosa más rica, por Dios!
Viva el día del Urkullu gay

http://www.ingenioconsaboralaca.com/2011/06/heliocracia.html

qué ricooo!!!
he leido lo del plátano y la vrdad es que podría combinar bien no???y el melocotón también...
qué hammmmmbre xD

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal