¿Es la comida estadounidense tan mala como pensamos?

Por: | 04 de julio de 2011

Comida americana

Hoy, 4 de julio de 2011, aprovecho el Día de la Independencia de Estados Unidos para cuestionar algunos tópicos sobre la comida de aquel país. En España, un lugar en el que por lo visto todo el mundo come fenomenal y sanísimo y no existen ni el colesterol ni la obesidad, miramos con desdén la gastronomía norteamericana (bueno, eso si creemos que tengan algo que se pueda considerar "gastronomía"). Aunque nos fastidia que a nosotros nos retraten como vagos fiesteros que se pasan el día bailando sevillanas, no nos cortamos ni media a la hora de soltar el consabido lugar común: "En EEUU se come fatal".

Antes de descalificar a los americanos, muchas veces sin haber cruzado el Atlántico en la vida, quizá nos convendría preguntarnos si sus supuestas maldades culinarias son verdaderas o no. Éstos son algunos de los mitos sobre la comida estadounidense que se manejan en nuestro país, comentados por cuatro personas que conocen bien ambas culturas.   

Sólo comen 'fast-food'

Las grandes cadenas multinacionales de comida rápida son estadounidenses: McDonald's, Burger King, KFC, etcétera. Esto ha llevado a pensar que lo único que se come allí es la clase de platos que venden dichos establecimientos: hamburguesas, patatas fritas, pollo rebozado y demás maravillas dietéticas. No se puede negar que EEUU es el gran exportador mundial del esa forma de comer, pero eso no significa que todo el país se atiborre a Big Macs por sistema.

"Es probablemente el principal mito, que todo es comida rápida con ingredientes de nula calidad", aseguran Alicia Vañó y Dana Knowles, socias fundadoras de las tiendas de productos estadounidenses en España Taste of America. "Pero es un país muy grande y diverso en el que conviven muchas culturas y tradiciones étnicas, por lo que a diario se cocinan platos que proceden de todo el mundo. Tenemos excelentes materias primas, tendencias muy novedosas y sanas y una gran variedad de productos".

Tara Penke, californiana afincada en Barcelona y relaciones públicas del restaurante Picnic, recuerda que comida rápida no es igual a comida basura: "Están los bagels, los bocadillos de los deli [tiendas de comida preparada], los burritos mexicanos o las ensaladas para llevar de buena calidad".

La comida es mala, insana y engordante

En el imaginario colectivo español, la comida estadounidense no sólo es de mala calidad, sino está llena de productos químicos y te pone como un elefante marino por sus altos índices calóricos. Negar que el país sufre una verdadera epidemia de obesidad sería estúpido, tanto como no cuestionar su manera de producir alimentos en masa, puesta al descubierto por documentales como 'Food Inc'.

Sin embargo, no toda la comida estadounidense es insana. Se olvida con facilidad que la lucha por una alimentación más ecológica surgió en Estados Unidos. "Hubo años en que en casa no entraba comida con conservantes", recuerda Penke. "Eran los ochenta en California, donde nació la comida ecológica y el 100 mile [consumo de producto local de unos 150 kilómetros a la redonda]". Hoy existen cadenas de supermercados de comida ecológica o local que ya quisiéramos para nosotros en Europa, Trader Joes, Whole Foods o Lazy Acres.

Team-member-in-front-of-produce

 

Penke reconoce, sin embargo, que su país no es precisamente un paraíso nutricional. "Hay pueblos donde un Seven11 o un Pizza Hut es uno de los sitios cool como un lugar para salir. Hay Starbucks cada dos por tres. En muchos restaurantes es gratis rellenar tu vaso de refrescos. Y es más barato comer mal que comer bien".

En este mismo sentido se manifiesta el corresponsal de la Cadena SER en Washington, Javier del Pino. "En Estados Unidos se puede comer muy bien, pero no mucha gente elige esa opción. Tres de cada cuatro estadounidenses viven en eso que aquí llaman los suburbios y nosotros llamamos las afueras. El problema es que las afueras de aquí están más afuera que las de España, no en términos geográficos sino sociales. Y en esa América real no se come bien, no sólo por falta de cultura culinaria sino porque consideran el acto de comer como algo más fisiológico que placentero".

No saben disfrutar del acto de comer

Comer delante de la tele, a todo correr en cualquier sitio o ir a trincar comida de la nevera a cualquier hora son imágenes que, gracias al cine o a la televisión, tenemos asociadas a los estadounidenses. Y tienen una base real. Ahora bien, se debe saber que el momento de compartir la comida con familia o amigos no es el del mediodía, como en España, sino la cena. "Se toma sobre las seis o las siete de la tarde, y es nuestro punto de encuentro. Cuando ves a alguien comiendo un perrito caliente en Nueva York ten por seguro que es la hora de la comida, pero por la tarde llega a casa y cena con su familia", explica Knowles.

Del Pino es más crítico en esta cuestión. "Es algo contra lo que lucho a diario para tratar de que mis hijas no caigan en ese hábito catastrófico. Dado que aquí no se respeta la liturgia de la comida, el modelo gastronómico para niños y adultos es éste: puedes comer cualquier cosa y a cualquier hora. Lo veo en todos mis amigos y en todos los hijos de mis amigos. ¿Tienes hambre? Llévate algo a la boca. He visto a amigas de mis hijas desayunar helado con una bolsa de ganchitos”.

Es monótona: no salen de la hamburguesa

Bueno, esto es falso, sin más. La variedad de culturas y orígenes étnicos de los estadounidenses hace que su gastronomía sea muy rica y variada. "Desde las salchichas importadas por los inmigrantes alemanes en la época colonial hasta los platos vegetales de la comida sureña, aquí el menú es inagotable porque ha incorporado la misma asimilación de culturas en la que se fundamenta este país", explica Del Pino. "No creo que haya una 'cocina americana', hay una cajun cuisine, o una soul food, o una cocina de Nueva Inglaterra, con su marisco y sus platos de judías con azúcar. Pero Estados Unidos no tiene ingredientes que definan su cocina como el aceite de oliva puede definir la nuestra. Otra gran virtud, dentro de esa variedad, es que en cualquier lugar puedes encontrar un restaurante de tu comida étnica favorita: india, tailandesa, etíope…".

La gente no sabe cocinar

Puede que muchas personas no alcancen a freír un huevo y se alimenten sobre todo de comida preparada y precocinados (cosa que, por otro lado, cada vez pasa más en España). Pero el interés por la cocina ha experimentado un gran boom en Estados Unidos en los últimos años. El máximo exponente del fenómeno es la proliferación de canales y programas de cocina en la televisión, y la ascensión al estrellato de muchos chefs. Ahora bien, ¿significa esto que se cocina más?

"Al menos la gente está mejor informada sobre como tener una alimentación más correcta y también tienen más curiosidad por descubrir nuevas recetas", afirma Alicia Vañó. "Está más de moda la cocina, probar, degustar, asistir a clases de cocina y cocinar como hobby para disfrutar de buena comida y buena compañía".

"Desde luego que hay más interés", coincide Del Pino. "No hay más que ver cómo han crecido los suplementos de cocina en los periódicos. El problema es que ese interés está limitado a núcleos urbanos y, sin ánimo de insultar, algo elitistas".

No tienen nada que enseñarnos

El tópico dice que no tenemos nada que aprender de un país de supuestos ignorantes gastronómicos, y que cuanto más alejados nos mantengamos de sus costumbres, mejor. Si lo siguiéramos, nos perderíamos algunas tendencias interesantes que están cobrando fuerza en EEUU. "Hay un interés cada vez mayor por conocer el origen de la comida, la trazabilidad de los alimentos y el comercio justo", asegura Dana Knowles. "Pero lo que más se lleva son los productos sanos, ecológicos y sin gluten. Cada vez se investiga más para encontrar soluciones nuevas y así van surgiendo propuestas como la estevia, un sustituto del azúcar que es 100% natural, no tiene calorías, no daña el organismo, es 300 veces más dulce que el azúcar y se elabora a partir de una planta. Aún no está permitida su venta en la Unión Europea, pero pensamos que pronto estará la venta en toda Europa, incluida España". [Actualización: la estevia ya se vende en herbolarios españoles].

Tara Penke detalla un buen número de modas que hacen furor en los círculos foodies (comidisteros) de su país. "Comprar en los farmer's markets [mercados donde granjeros venden directamente sus productos]. El knowledge of food, es decir, saber más sobre comida de otros culturas, de vino, de quesos, los nombres de los mil ostras del Atlantico, de carnes y sus cortes. La ranch food o los productos que vienen solo una vez al año y son típicos de la zona donde vives. O la kombucha, una bebida energética y ecológica".


TOA-008-7225-BCN

No hay nada que en EEUU sea mejor que en España

Más de una vez me han dirigido miradas de incredulidad cuando he dicho que los chuletones o los cereales del desayuno eran, por lo general, mejores en Estados Unidos que en España. Y es que aquí nadie se cree que nada producido en tierras de Obama pueda superar nuestros productos.

Para Tara Penke, los postres están mejor en su país que aquí. En opinión de las propietarias de Taste of America, son superiores las salsas preparadas. "En España hay unas materias primas increíbles, un aceite de oliva y un vinagre de Jerez excelente, pero en lo que se refiere a salsas que ya vengan preparadas, combinando texturas y sabores, en Estados Unidos hemos logrado productos premium como las salsas barbacoa o la ranchera. También destacan nuestros preparados para postres y la decoración de tartas y cupcakes".

Javier del Pino pone el punto de mira en una costumbre muy española: la de la comida de dos horas. "Aunque lucho contra el concepto de 'comida rápida', creo que en aras de la nueva realidad económico-productiva-laboral deberíamos buscar un término medio entre la comilona española y el grab a bite (comer algo rápido para matar el hambre) americano. Los que trabajan en España en horario partido saben muy bien lo duro que es el regreso al trabajo en medio del sopor que produce la cerveza con el aperitivo, seguida de primer plato, segundo plato, postre, café y cigarrito. No digo que cambiemos eso por un sándwich, pero estoy fervientemente convencido de que el horario continuado mejora la productividad y te permite tener una vida personal y familiar más allá del trabajo. Y eso es incompatible con nuestro modelo de comida a mediodía. No digo que lo eliminemos: reservémoslo para el bendito fin de semana".

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 68 Comentarios

Detesto la comida americana. Llevo casi 3 años viviendo en USA y aun no me acostumbro a la comida de porquería de aquí La procesada es un asco y lo poco que se encuentre fresco hay que mirarlo con desconfianza >, aparte de que no sabe a nada.... Es horrible :"(

Hola a todos, yo llevo 4 meses en Usa, dispongo de tiempo y la comida para mi es un hobbie y la verdad, puedo asegurar como dicen aquí que, la carne, las salsas y los postres son exquisitos, en España aun pagando no se encuentra carne como la de aqui, pero eso si, comer bien aqui es muy, muy, muy caro a la vez de difícil. Como dicen puedes comprar todos los productos que quieras como en españa y de calidad, lo único difícil es encontrar cosas muy especializadas como tipos de mariscos o enlatados aunque se pueden llegar a pedir. Aun así, si intentas comer sanamente es muy difícil, la comida es repetitiva, mucha comida basura, y mucho hidrato de carbono. Falta la consistencia de España. A los que estén allí les recomiendo aparte de los restaurantes étnicos y mexicanos que abundan, que prueben comidas de Sudamérica, tienen comidas consistentes sanisimas y recuerdan a nuestras costumbres, aunque echo de menos la falta en todo de verdura y plancha. Saludos!

Estoy de erasmus en CT y he estado varias veces antes en USA. Puede que tengan buena comida pero los americanos no saben comer. No usan esa comida para nada. En el menu del campus en el que tengo que comer todos los días, solo hay hamburguesas y pizzas. Desde luego que como la comida española ninguna, por cosas como esa tenemos el mejor restaurante del mundo. Mi opinion es que la comida americana es asquerosa y el menu repetitivo

siento decirlo, pero la comida de EEUU no es para nada equiparable con la española.

ola queridas personas que estan cnmigo encontra de la comida chatarra de todos los estados unidos, hoy busco la respuesta de doctores para un trabajo sobre la comida chatarra en las escuelas y en todo estados unidos, no me gusta decir que estados unidos vende mucha comida chatarra porque yo vivo en este pais y soy de aqui pero es verdad estados unidos al igual que mexico son los estados con mas obesidad en el mundo y yo estoy encontra de la comida chatarra y el sobre peso espero que con esto puedan ayudarme a encontrar una pagina para que me den respuestas sobre la obesidad en estados unidos y en todas las escuelas del mismo.... muchas gracias.

Pero si en Estados Unidos se come sobre todo los perritos calientes, los dimita, y el cafè americano. También comen las comidas de las películas de John Wayne, siempre que se trasladaba por el oeste norteamericano Wayne comía las habas que sacaba de su cartera y el café, y arreando que es gerundio.

JAJAJA NADA MEJOR QUE LA COMIDA MEXICANA :)

Clarisimamente que hay que cuidarse y comer sano, los aceites con los que se cocina en los fast foods que están requemados seguro que no son nada sanos para el cuerpo humano.

Esta claro que el fast-food es poco sdaludable en España y en cualquier país. A los americanos les ha tocado colgarles el "San Benito" de "comida basura".

La comida americana es muy buena y aquí en España se come en muchos sitios. Mi preferido es Friday’s y esta semana por ser el día de la independencia tienen un menú especial.

Si estáis interesados e conocer las costumbres gastronómicas actuales en California, os invitamos a ver un vídeo que hemos realizado en Modernika.com en el que entrevistamos vía Skype al chef Aitor Lozano que nos habla desde Los Ángeles:
http://www.modernika.com/2012/skypelifestyle-gastronomia-en-los-angeles/6860

Me encanta que trates con uno de los tópicos que más oí y más me molestó cuando vivía en España. Estoy de acuerdo que hay más comidas procesadas en EEUU, pero como dijiste también hay más opciones para comida ecológica y local. Para mi lo que se destaca de la comida estadounidense comparada con la española es la variedad.

Ya quisiera yo tener cerca de casa una cadena como Whole Foods. Sencillamente me encanta!

Estoy contigo con eso de que no tratamos bien a la gastronomía estadounidense. Personalmente creo que tienes parte de razón, pero no creo que lo digamos despectivamente. Hay muchos más tópicos, como lo de la cantidad de personas obesas que se ven, que són descomunales, la verdad. Sobre que los servidores de comida rápida abiertos 24 horas, sobre los sandwiches para comer en menos de media hora y los perritos calientes. Como los datos de muerte por problemas cardiovasculares e infartos. Sobre la alimentación terrible en las escuelas. Sobre poner las calorías en cualquier restaurante o comida rápida (para exculparse, al estilo fumar mata)... En fin, que claro que puedes comer bien, pero la cultura y los mecanismos para que puedas hacerlos no tienen comparación con europa, eso desde luego. Hay muy buenas carnes, pero medidas muy exageradas. En fin, que es mi opinión de lo poco que he podido ver por esos lares. De todas maneras agradecido por tu página y un abrazo.

Whole foods si que hay en Europa :-) yo me dejo medio sueldo en el de High Street Kensington en Londres

Por cierto, me encanta el blog (especialmente las polémicas!

Yo creo que lo que es peor en USA son los hábito alimenticios, aunque aquí según los últimos informes de obesidad infantil vamos de camino. Tengo familiares de allí, y familiares de aquí viviendo allí (en buena situación financiera), y estos últimos alucinan con lo raro que es que la gente compre ingredientes para cocinar: lo compran ya preparado, aunque no sea pre envasado, es comida ya guisada. Las estupendísimas cocinas las tienen para hacer vida familiar.

A Pacharán, quien se pregunta si conocemos a algún chino obeso: conozco muchos chinos obesos, de menos de 25 años. Muchos. En mi barrio trabajan en las tiendas de alimentación, sentados todo el día, y enormes!

Despues de pasar los primeros 18 anos de mi vida en Madrid, me mude a EEUU donde llevo ya 7. La respuesta a la pregunta que plantea el titulo es un rotundo NO, en mi opinion.
Al ser hija de una americana y un espanol me he pasado la vida defiendome de esos topicazos. Lo que mas gracia me hace es que la gente que grita mas alto "Lo Espanol lo mejor y lo mas grande" es gente que o no a pisado EEUU o lo ha hecho fugazmente. En EEUU, como en Espana, hay gente que come bien, regular y mal. Es verdad que si quieres fast food hay todo el que quieras, pero eso hoy en dia tambien puede decirse de Espana. Es verdad que las verduras son algo mas caras en EEUU, pero tambien es verdad que hay maneras de conseguirlas a buen precio: comprando en Trader Joe's, o yendo a "farmers' markets".
Como menciona el articulo, EEUU es un pais influenciado por muchisimas otras culturas, y eso se refleja en la comida. No estoy hablando unicamente de la comida etnica, sino de la influencia sobre la riquisima cultura gastronomica que existe en este pais tan grande.
En fin, que tampoco se puede juzgar la gastronomia de un pais entero por lo peorcito que exporta. Un poco de sensatez, por favor.

Yo opino que lo de las comidas de dos horas es una exageración... los fines de semana puede ser, pero dudo que la gente en España haga comidas de dos horas a diario.
Creo que con una hora es más que suficiente pero muy necesaria, al igual que sentarse para comer.
Me niego a comer de pie, o delante de la pantalla del ordenador y sería muy triste que una costumbre así se pusiera de moda en España, porque comer es un placer que hay que saber disfrutar.

Por mi experiencia que viví allí finales de los 90, comer sano es carísimo, me refiero a frutas y hortalizas, y lo que ellos han inventado como agricultura ecológica viene a ser lo mismo que se come en España en zonas de huerta en temporada como normal, Navarra, Aragón etc... diez veces mas caro y dándole una importancia loca. No hablo de Almería. Ya hace mucho que no vivo allí, pero lo que me salvaba mucho era la marca Goya, despreciada por ellos por ser de latinos, cuando era todo de España, afortunadamente, lo primero el aceite que era de Sevilla. Hay un mundo de productos establecidos de años como el aceite de oliva por ejemplo, que ellos creen que es italiano y lo pagan a precio de oro, cuando es casi todo español. Luego está el pescado, siempre limpio a la vista del público y malo. Un español con algo de arte siempre acaba apañándose, eso si, recuerdo comer un atún en un restaurante super a la moda y supercaro de Soho malísimo, pensando, sabrá esta gente lo que es comer un bonito en Getaria...? Claro que siempre encuentras algo bueno para comer, pero realmente nosotros estamos acostumbrados a comer mucho mejor, en mi opinión. Tampoco veo en España esa obesidad que allí se ve.

Para nada es la comida americana tan mala como pensamos, ni nuestra alimentación tan buena. De hecho, aquí hemos adoptado muchos de los malos hábitos que tienen los americanos... En estados unidos hay mucha gente interesada en la cocina, millones de blogs culinarios, un gran movimiento acerca de la comida ecológica, vegetariana, el slow food...

Sí es cierto que esto pasa sobre todo en las grandes ciudades, y que allí es infinitamente más caro comprar productos frescos que aquí, pero no todo es malo! :)

Huir de los tópicos siempre es algo muy positivo.
Otro punto de vista muy interesante sobre este tema se puede compartir viendo ·"The Jaime Olivier's food revolution" que tiene lugar en USA, en la ciudad con más obesos, en el estado mas obeso del todo el país.
Es curioso ver como niños de unos 6 años aproximadamente no saben distinguir una patata de un tomate, o ver como cocina una madre para 4 hijos sólo con una freidora y un microondas. Es genial, pero da un poco de miedo.

Hola, Miguel,
Escribo desde EEUU y os lo juro que aqui comemos como cerdos. La mayoria de la genta esta sobrepesada y se sorpende cuando un vecino o companero de trabajo se cae al suelo con ataque de corazon o golpe de cerebro. Mi pareja y yo pesamos normalmente, tenemeos mas de 50 anos y nos sentimos flaquisisimos, comparados con nuestros colegas y amigos. Es una desgracia. Nosotros comemos segun el dieta "mediterraneo" , es decir, usando aceite de oliva y mucho pescado etc. y todavia no tnemos recetas de medicamientos contra colesterol ni alta presion sanguinea. Nos gusta muchisimo tu blog y concinamos a munudo las recetas que compartes.
Gracias!

La comida estadounidense no es ni buena ni mala, o, dicho de otro modo, la hay buena y la hay mala. Otra cosa es lo que comen los estadounidenses. Aunque no existe un estadounidense medio, como no existe un español medio o ninguna persona media (al ser ello un puro concepto estadístico), los estadounidenses medios comen relativamente mal. Whole Foods o Trader Joe's, o los farmers' markets, o mercados increíbles como Fairway (p. ej., el de Harlem) son elitistas y al alcance de pocos (aunque la verdad es que Fairway es menos caro y menos pijo que Whole Foods, y tiene una variedad y calidad inacabables; aun así, y en comparación, yo prefiero comprar en mi mercado barcelonés, en el carnicero o pescadero de toda la vida). Por tanto, esos lugares y ese tipo de comida, en principio buena o muy buena, no son para estadounidenses medios (que, de todos modos, no existen).
¿Por qué el estadounidense medio come mal? Porque no da importancia y no dedica tiempo a comer bien. Es una cuestión cultural. Adquirida desde pequeños y reforzada, sobre todo, en escuelas y colegios, lugares donde se degrada totalmente la noción de comer sano. Es en la escuela estadounidense (del estadounidense medio) donde se inician en la obesidad mórbida, el desequilibrio nutritivo y metabólico, en la adquisición de calorías y sabores por la vía más rápida. Y esa "cultura" de la mala nutrición se afianza en casa: los progenitores de esos niños y chicos ya iniciados en la mala comida no quieren dedicar tiempo a cocinar para sus vástagos. La vida estadounidense (del estadounidense medio) es de enorme estrés, una permanente lucha por la supervivencia. Las empresas alimentarias les solucionan el aporte calórico suficiente para tirar adelante, sin tener que dedicar el "quality time" necesario para comer pausadamente y bien de verdad.

Vivo en LA, vengo de Madrid pero antes de llegar aquí pasé por NYC 8 meses. En España, aparte de Madrid he vivido en Euskadi y Galicia. Mientras leía pensé:

- Desde luego que los cereales y chuletones Son mejores aquí. La variedad es enorme.

- Cierto, en España sabemos disfrutar de una buena comida. Sí lo comparas con los hábitos de EEUU, es un ritual largo que hecho de menos y que en mi casa se mantiene vivo durante el fin de semana. En otras muchas casas también. Pues este país esta formado por mil culturas y no solo la nuestra la da importancia a compartir durante la comida.

- Trader Joes (AOVE 6$ el litro) y Whole Foods son una maravilla. El día que vuelva, Los echaré en falta.

- En España hay mercados y aquí Farmers Market donde encuentras productos locales, frescos y de temporada. En cierto modo te ayudan a ser un poco más responsable con lo que consumes.

- Espero que la noticia que publicaba El País la pasada semana sobre la obesidad y sobrepeso de niños españoles no indique que ocurrirá lo que ocurrió en EEUU hace ya tiempo.

- Supongo que la comida española es mi "comfort food", pero no sabéis la alegría que me da probar comidas de todas partes del mundo. Es tan sencillo como en España tomarse
una caña.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal