Razones para hacerse pastafari

Por: | 15 de julio de 2011

Havetouched
Foto: Venganza.org

Los fans del pastafarismo hemos recibido una gran noticia esta semana: Austria ha reconocido el escurridor de pasta como símbolo religioso. No, no me he tragado una historia de 'El Mundo Today', es todo verdad de la buena. Los pastafaris, que existen desde 2005, practican una religión paródica que adora al Monstruo Volador de Espaguetis como dios creador. Uno de sus seguidores, el austriaco y "ateo militante" Niko Alm, ha conseguido que las autoridades le expidan un carné de conducir con una foto en la que luce un colador en la cabeza. En su país sólo se permite aparecer en los carnés cubierto por prendas propias de prácticas religiosas, como los hábitos de las monjas cristianas, los hiyabs de las mujeres musulmanas o los kippah judíos.

Alm asegura que para lograr la hazaña ha estado tres años peleando con la policía, que le obligó a llevar a cabo unas pruebas psiquiátricas que demostraran que estaba en sus cabales. Sin embargo, un portavoz policial lo niega todo: "La licencia estaba lista en octubre de 2009, pero no fue recogida. La foto no fue aprobada por cuestiones religiosas. El único criterio que se aplica en estos casos es que la cara esté completamente visible", ha declarado Manfred Reinthaler a la BBC.

Niko alm
Nico Alm, con su carné y su colador (EFE)

La Iglesia del Monstruo Volador de Espaguetis surgió como una burla atea del creacionismo, cuyos defensores defienden el origen divino de la vida ("diseño inteligente", lo llaman) y pretenden que éste se enseñe en las escuelas como alternativa a la evolución. Los pastafaris creen que si el Dios cristiano está presente en las clases de ciencia, también se debería proponer como posible creador al Monstruo Volador de Espaguetis: hay las mismas evidencias empíricas de la existencia de ambos. El culto al MVE tuvo un gran boom en internet al poco de nacer, y hoy cuenta con miles de adeptos en todo el mundo.

Simpatizo con esta religión por diversos motivos. Como fan de la pasta, adorar a un bola voladora gigante de espaguetis con tomate y albóndigas me resulta muy atractivo. Salvo quizá Buda con sus generosas carnes, que dejan adivinar un pasado de buen comer, y Baco con sus caldos, pocas divinidades dicen mucho en términos gastronómicos.

En el cielo al que van los pastafarianos hay volcanes de cerveza fría y strippers, mientras que en el infierno la cerveza está pasada y los strippers transmiten enfermedades sexuales. También me gusta que el viernes sea el día sagrado, habiendo sido siempre mi favorito. Que digan "ramén" en vez de "amén" es otro plus, ya que devoro dicha sopa japonesa de fideos siempre que puedo. Las fiestas de guardar pastafarianas son lo más: la Pastover coincide con la Passover (pascua judía), y en ella se consumen ingentes cantidades de espaguetis en honor al Monstruo Volador, mientras que en el Ramendán lo único que se puede tomar durante el día es ramen.

Collander
"Él hirvió por tus pecados", reza el cartel pastafarista.

Los pastafarianos también honran a su dios con imaginativas creaciones culinarias, como tacos de espaguetis, galletas, 'cupcakes' y tartas decoradas con figuras del Monstruo. Es frecuente que éste se les aparezca en platos de pasta con albóndigas, tostadas o incluso en fruteros.

Para la Iglesia del Monstruo Volador de Espaguetis, el único dogma es que no hay dogmas. Y de ahí nace el mayor defecto que le veo yo a esta religión: que no tiene escisiones ni sectas. Como admirador de las mismas desde que vi la escena de 'La vida de Brian' en la que sus seguidores se dividen entre adoradores de la calabaza y de la sandalia, las echo de menos. Pero bueno, siempre puedo confiar en que un día algún grupo de pastafaris veganos niegue la existencia de albóndigas en el Monstruo, las sustituya por tofu y se monte el lío.

 

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 52 Comentarios

Pues creo que ya hay sectas. Porque para los italianos el mezclar albóndigas con espaguetis es una blasfemia que va más allá de cualquier religión, así que me imagino que ellos dirán que según la secta italiana el monstruo no tiene albóndigas.

Después de "La edad de la razón" de Paine, esta doctrina Pastafari se me hace el mejor ejemplo del mundo para explicar lo absurdo del creacionismo. Hoy la adopté!

Quim Monzó en el Magazine de La Vanguardia del pasado domingo se hacia eco de la negación del Ministerio de Justicia para aceptar su inscripción en el registro de Entidades Religiosas...¡Recogida de firmas ya! ¡¡¡¡Quiero ser pastafari!!!

Para Teresa: http://www.venganza.org/join/
De todas formas, yo quiero ir más lejos.
Me quiero ordenar: http://www.venganza.org/ordination/
La primera reivindicación podría ser una subvención para traer a España a nuestro admirado fundador, Bobby Henderson, por la patilla.

¿Dónde hay q meterse para apuntarse a la religión ésta? Me encantaaaaaaaaaaa!! Organicémonos, hagamos un registro de pastafaris y empecemos a reivindicar nuestros derechos! (de ahí a obtener subvenciones hay un paso, jejejeje)

¡ Agujeros negros y astros peludos!!

¿Que no hay sectas del pastafarismo? Por de pronto, está la división entre los bienaventurados que saben que Sus albóndigas son quásares y los indignos infieles que opinan que son sólo carne.

Un pequeño inciso. La deidad se llama MEV (Mostruo de espagueti volador) no MVE

Muy bueno el artículo, pero una pequeña corrección: Kippah es el término en singular en hebreo, con lo cual decir "los kippah" es incorrecto, el plural sería "los kippot".
Un saludo.

Muy bueno el articulo. En respuesta a uno de los comentarios sobre los "palabros", resulta que "vegano" no es un palabro ya que no significa lo mismo que "vegetariano". Un saludo.

Genial blog, geniales noticias! Enhorabuena Mikel, somos fans!
Vegano y vegetariano no es lo mismo (por un comentario que leí por aquí)

Muy bueno el articulo hasta que llegamos a lo de "veganos". Basta de "palabros" y engendros: en castellano se dice vegetariano.

Tangente 20, diciembre 2009.

Danos hoy nuestras albóndigas de cada día
El Monstruo del Espagueti Volador
> Merlina Bodoque

¿Cómo se creó el mundo?, la pregunta. “Lo hizo dios”, la respuesta. ¿Cómo se creó dios? Resulta que, cuando el hombre se dio cuenta de que era hombre, decidió no sentirse tan solo -en pocas palabras tener a quien culpar si algo salía mal-, entonces separó la tierra del infierno, el mar del cielo, a los hombres de las mujeres, a los animales de las plantas y, antes de crear la ciencia, creó a dios. Al dios de los buenos y los malos, de la tierra y el infierno, de los hombres y las mujeres, de los sumisos y los irredentos, de los virtuosos y los blasfemos. En algunos lugares, ese hombre -que sobra decir que es todo los hombres y también todas las mujeres-, creó varios dioses. En esta parte del mundo, el hombre dijo que dios era uno. Bueno, no, mejor tres. Tres por uno. Mejor siempre sí, uno. http://issuu.com/tangente/docs/tangente20

Pues voy a ser el primero.
No son albóndigas, son falafels.
Un saludo.

Muy buena entrada, pero me gustaria hacer simplemente una puntualizacion, no es el Monstruo Volador de Espaguetis, sino el Monstruo de Espagueti Volador, tambien conocido en castellano como Monesvol, en ingles FSM. http://es.wikipedia.org/wiki/Pastafarismo

@adrián: totalmente de acuerdo contigo. Sólo un pero: no les escuece, les es-cuece!!

Te recuerdo que el blog está alojado por el panfleto pogre de Janli, y que apoyar iniciativas de denuncia como ésta es prácticamente un ataque al enriquecimiento cultural. Antes de escribir deberías pensar quiénes son los nuevos ciudadanos que han levantado la polémica por querer lcubrirse la cabeza con un trapo en las fotos de documentos oficiales so pretexto religioso (de la religión de paz).

recomiendo leer The God Delusion, de Richard Dawkins. En el explica muy bien porque la ciencia debe prevalecer sobre la religion y como nacio el Flying Spaghetti Moster

Genial ensayo de alta teología.
El cómico americano George Carlin quien hacía grandes disertaciones con temas religiosos decía que fué afortunado que a Cristo no lo hubiesen matado con silla eléctrica sino habría mucha gente con su estatulla de la silla al cuello.
Aunque tiene su atractivo ésta filosofía del Pastacredo, por lo gastrófilo, me parece más intensa la del cineculto pues puedes ahí crear cualquier realidad que funcione por lo menos en la pantalla, y que puede llegar a convertirse en un modelo a seguir , de lograrse bien.
Un fiestón leer El País.
Aprovecho si alguien lee ésto le avise a mi amigo Manuel Herrero Presa "El vacilas", que escribo en http://www.themicrostories.blogspot.com

Me apunto, por fin una religión inteligente. Este año en Nochebuena, la misa del Gallo y en Septiembre, una novena a Santa Barilla y que Buitoni nos asista, hermanos.

Viva el pastafarismo ateo militante, viva los coladores de pasta y que MVE nos proteja y alimente (eso si, siempre al dente)

Ramen!!!!!!!!

Acabo de fundar el primer cisma en la Iglesia Pastafariana: contra los integristas espaghettinianos, VIVA LOS GNOCCI REFORMISTAS!!!!! Ramén!

¡Me apunto!
Me declaro pastafari y, para deleite de Mikel, creo mi propia secta pastafariana vegetariana, negando que el Monstruo Volador de Espaguetis fuera acompañado de albóndigas (abominación que solo se le puede ocurrir a un seguidor de Jamie Oliver). El MVE va bañado con un sencillo manto de ajo, aceite y guindilla, para dar testimonio de su voluntad de estar junto a las clases más oprimidas y socialmente más desfavorecidas, pero siempre con un toque picante que pueda alegrar la vida.
Gracias, Mikel.
Carlos,, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Viva el melocotón en almíbar!!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal