Ensalada de tomate y pan

Por: | 12 de agosto de 2011

Ensalada tomate pan

Algunos comentarios en el pasado post sobre comida viejuna del futuro decían que este blog era elitista y esnob, y que sus lectores eran "adinerados". Bien, no puedo estar más de acuerdo: como se puede comprobar en el archivo, mis recetas están plagadas de ingredientes carísimos e inaccesibles, por no hablar de los reportajes sobre productos como el caviar iraní o el champán Cristal y las reseñas de restaurantes de 300 euros el cubierto.

En esta línea está el plato de hoy, sólo apto para gente muy selecta al estilo Judit Mascó en el anuncio de Ferrero-Rocher. Para cocinarlo necesitaréis un montón de ingredientes de lujo: tomate, pan, cebolla, pimiento, ajo... Así que los pobres ya podéis dejar de leer porque esto no va con vosotros.

La receta parte de unas sopes bòfegues que vi en un librito sobre cocina de Ibiza y Formentera (lo siento pero mi avanzado estado de degeneración neuronal me impide recordar el nombre) y que mezclaban pan seco y tomate fresco. Como una de las cosas que más me gusta en este mundo es mojar en el liquidillo que dejan las ensaladas de tomate cuando se acaban, me propuse hacer algo parecido pero en un formato menos acuoso e introduciendo algún nuevo ingrediente.

Marca la diferencia que el pan y las verduras sean buenos -yo tuve la suerte de prepararla con un fantástico producto ecológico navarro de La Trailla- y el tomate debe estar a temperatura ambiente: no existe una vía más rápida para cargarse esta fruta que servirla helada de la nevera.

Dificultad

Para mendrugos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 tomates de ensalada maduros
  • 250 gr. de pan rústico de buena calidad
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla tierna
  • 1 diente de ajo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • 100 gr. de queso feta (opcional)

Preparación

1. Pelar y picar en juliana la cebolla. Dejarla en remojo una media hora en un bol con agua, sal y un chorro de vinagre blanco para que pierda fuerza.

2. Tostar el pan.

3. Pelar y cortar el diente de ajo en dos. Frotar con los trozos el bol o fuente donde vayamos a servir la ensalada y desecharlos.

4. Pelar y cortar los tomates. Trocear el pan, mojarlo ligeramente con agua y mezclarlo con el tomate en el bol que hemos perfumado con ajo. Añadir la cebolla bien escurrida y el pimiento verde roto en trozos con las manos, salpimentar y dejar que repose entre cinco y diez minutos para que el tomate suelte un poco de agua y el pan se vaya ablandando.

5. Aliñar por último con el aceite de oliva, remover bien, corregir de sal y servir, si se quiere, con un poco de queso feta desmigado por encima.

Hay 137 Comentarios

Lo tuyo es despilfarrar por despilfarrar, ¡queso feta!... eres un clasista, definitivamente ;)

Me gusta leer tus recetas por lo bien que me lo paso leyendolas..en esta has estado especialmente sembrado, enhorabuena.
Mi madre hacia esta misma ensalada pero en lugar de feta con unos buenos troncos de bonito. En Houston no la puedo hacer, es imposible encontrar un buen pan por no hablar de los tomates.

@Famolenc
- ¿Malo de maldad o malo de calidad?
Pregunta retórica, por favor, no contestes, juez supremo (y atrollado) de las regiones cibernéticas, blogeras, y gastronómicas

-¿Y tú que haces leyendo un blog tan malo? Otra pregunta retórica, obviamente te pone sacar faltas

En mi opinión, después de compartir una buena comida, no hay nada como faire l'amour en début d'aprés-midi, teniendo por delante una larga tarde de verano. Si este es el plan, o por si acaso la ocasión acaba siendo propicia, yo prefiero evitar en las ensaladas la presencia de la cebolla en cualquiera de sus variedades. Su olor y sabor persisten después de comerla, y no hay casi nada más anafrodisíaco. A lo mejor soy una pija elitista.

En Ibiza a esto lo llamamos 'ensalada de crostes', hecha antiguamente con el pan duro de días anteriores (ahora se puede comprar pan seco en bolsas en cualquier supermercado). Aunque está buenísima tal cual, si en lugar de queso feta le ponemos pescado seco de Formentera (hace poquito que se exporta a la Península, pero si no sirve un poquito de mojama o de arenques) es casi orgásmica.

¡¡Qué bueno!!

Este blog no es esnob o elitista, es simplemente malo.

Ja ja Mikel you are the best .
Recuerdos de yoli

Umm que bueno!!! Si le pones un vaso de agua al lado y un poco de pepino es un gazpacho deconstruido, jeje.

Lo he dicho ya mas de una vez y lo repito: esa gente que tilda la serie de Comida Viejuna de elitista no tiene sentido del humor. Como diria mi padre, que beban agua.
En cuanto a la ensalada, por lo que veo en los comentarios tiene distintos nombres segun la region, pero yo la conocia como la panzanella toscana. La llamemos como la llamemos lo que esta claro es que mojar el pan en el juguillo de la ensalada (sobre todo cuando los ingredientes son buenos) es un placer divino.

¿Es suficientemente snob salivar agua Evian? Qué bueno, Mikel, y qué bueno tu blog. A mí me encanta tu 'snobismo' y tu sentido del humor.

Me gusta ¿a quien no le gusta mojar un trozo de pan en el jugo de una ensalada? a mi es lo que mas me gusta el pan con la ensalada, muy buena idea esta ensaladita

entonces seria un típico "Trampó" de ses Illes con vinagre y el pan ya incorporado, no??

En las Pitiuses se llama Ensalada Payesa. Los ingredientes son: tomate, pimiento verde y rojo, cebolla, biscuit (pan de cebada seco) y peix sec (generalmente pez gato que dejan colgado por unos días para que se seque), aceite , sal y pimienta.

¡Simplemente genial!, nosotros solemos preparar el tomate con el pan, ajo muy picado y anchoas y lo mejor de todo es el fabuloso caldillo que queda al final.....

Que importa como nos llamen! es un lugar buenisimo el la nube y que sea por muchos años ....de web y comidas.

Esto es un plato italiano de toda la vida, natural de toscana, se llama PANZANELLA! Es que el mediterráneo es un charco, vamos, y todo va dando vueltas... Y que vivan los esnobs que comen bien sin arruinarse y encima se ríen con los platos viejunos que solo a un fantástico esnob como mikel se le podía ocurrir entrevistarlos. ciao!!

Gracias a Lola y a Diego por sus consejos. Intentaré por la tarde hacer una ensalada con miel. A ver si consigo distribuirla bien por el plato sin "engrasar" sólo una parte

Y si luego de tenerlo todo listo lo trituras con la turmix, tienes un salmorejo de apua...

¿¿En serio que te han llamado elitista?? Jopé, cómo está el personal de susceptible... y, si me permitís el comentario, pasado de rosca.

Yo no veo nada elitista este blog: hay de todo y para todos. Claro que si se califica de elitismo utilizar el cardamomo (de venta en muchísimos lugares)... Pues ná, vamos a ser elitistas: mañana, me hago la ensalada de exóticos tomates murcianos (cosecha propia) con cebolla de Matagudillos de la Meseta (exquisita, oiga), y unos ajos de Las Pedroñeras (lugar exótico donde los haya) que van a temblar las paredes.

Nada Mikel, eres un crak y en mi casa se te celebra un montón.

Ésta sí que sí.
Estupenda ensalada, tipo mojete. Con su pan de sobras, con su caldete (que el pan empapará), con su buen chorro de AOVE, con su cebolla (si es colorá, mejor), con su ajo restregao y con su tomate madurico (sirve para el caso el tomate de bote, siempre que sea del bueno).
Me da que este medio día igual cae en casa una ensalada como esta.
Por cierto, a los criticones que no saben dar más que guerra hay que dejarles su margen para que a los demás nos alegren el día, viendo a qué grados puede llegar la estupidez humana con tal de dar la nota.
Gracias, Mikel.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Una buena piriñaca de Cádiz es lo que hace falta!!! ;)

Podéis desleir la miel en unas cucharaditas de agua caliente o en el vinagre sin más. A veces se puede usar incluso sirope de arce. Aunque eso ya eso es demasiado hasta para los ricachones que leéis este blog. Se me aguachirria el gin tonic, os tengo que dejar. ;-)

Me gusta mucho tu blog, la lectura es muy amena y las recetas deliciosas. Me gustaría que publicases más platos regionales, yo soy de La Rioja, así que ya sabes, para la próxima, unas patatas con chorizo!!! además esto no tiene nada de esnob.

Creo que de aquel lado de la mar océana dicen: No te cabrees, pero lo mejor del post hoy es la entrada.
jejejeje
Es que hay cada asno andando en dos patas... Y que me perdone Platero.
Saludos y respetos desde Venezuela

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal