Ensalada de tomate y pan

Por: | 12 de agosto de 2011

Ensalada tomate pan

Algunos comentarios en el pasado post sobre comida viejuna del futuro decían que este blog era elitista y esnob, y que sus lectores eran "adinerados". Bien, no puedo estar más de acuerdo: como se puede comprobar en el archivo, mis recetas están plagadas de ingredientes carísimos e inaccesibles, por no hablar de los reportajes sobre productos como el caviar iraní o el champán Cristal y las reseñas de restaurantes de 300 euros el cubierto.

En esta línea está el plato de hoy, sólo apto para gente muy selecta al estilo Judit Mascó en el anuncio de Ferrero-Rocher. Para cocinarlo necesitaréis un montón de ingredientes de lujo: tomate, pan, cebolla, pimiento, ajo... Así que los pobres ya podéis dejar de leer porque esto no va con vosotros.

La receta parte de unas sopes bòfegues que vi en un librito sobre cocina de Ibiza y Formentera (lo siento pero mi avanzado estado de degeneración neuronal me impide recordar el nombre) y que mezclaban pan seco y tomate fresco. Como una de las cosas que más me gusta en este mundo es mojar en el liquidillo que dejan las ensaladas de tomate cuando se acaban, me propuse hacer algo parecido pero en un formato menos acuoso e introduciendo algún nuevo ingrediente.

Marca la diferencia que el pan y las verduras sean buenos -yo tuve la suerte de prepararla con un fantástico producto ecológico navarro de La Trailla- y el tomate debe estar a temperatura ambiente: no existe una vía más rápida para cargarse esta fruta que servirla helada de la nevera.

Dificultad

Para mendrugos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 tomates de ensalada maduros
  • 250 gr. de pan rústico de buena calidad
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla tierna
  • 1 diente de ajo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • 100 gr. de queso feta (opcional)

Preparación

1. Pelar y picar en juliana la cebolla. Dejarla en remojo una media hora en un bol con agua, sal y un chorro de vinagre blanco para que pierda fuerza.

2. Tostar el pan.

3. Pelar y cortar el diente de ajo en dos. Frotar con los trozos el bol o fuente donde vayamos a servir la ensalada y desecharlos.

4. Pelar y cortar los tomates. Trocear el pan, mojarlo ligeramente con agua y mezclarlo con el tomate en el bol que hemos perfumado con ajo. Añadir la cebolla bien escurrida y el pimiento verde roto en trozos con las manos, salpimentar y dejar que repose entre cinco y diez minutos para que el tomate suelte un poco de agua y el pan se vaya ablandando.

5. Aliñar por último con el aceite de oliva, remover bien, corregir de sal y servir, si se quiere, con un poco de queso feta desmigado por encima.

Hay 137 Comentarios

En Grecia preparan una para clases aún más adineradas consiste en pan duro, tomate, orégano y queso tipo feta.

Incluso los más pudientes le ponen aceite, vinagre y, los excentricos un poco de sal.

Co jo nu da

Comparto la visión de Arácnido, ¿no quieren esnobismo? Pues mándate una receta con una redacción tan sublime que no entienda ni dios, ajajajjajajaj. Te lo digo una vez más: ¡eres buenísimo! Me encantan las recetas (tengo casi todas impresas... ¿para cuándo el libro?) y tu forma de escribir, tu clase, tu cultura, tu saber estar y tu humor son magistrales. ¡Aupa Mikel, larga vida a "El Comidista"!

¡Jo, qué rico a la par que snob! Muchas gracias. Me la apunto y la hago la semana que viene sin falta.

jajjajaja, buenísimo Mikel, entre los lideres proletarios que entran a llamarte snob y los snobs que entramos a enmendarte la plana sobre el origen de tus recetas; tienes que mondarte de risa con nos.
Al parecer esta receta es omnipresente, como God, solo he leido dos comentarios - los de abajo- y ambos afirman con solemne sentencia que viene de Sicilia y del Egeo.
Es lo que pasa cuando juntas ingredientes tan raros como el tomate, el ajo y el pan... :-)
buen verano.

1 SUGERENCIA: Yo para esta receta suelo pelar los tomates pues sin piel se mezclan mejor con los demás ingredientes. ¡Las recetas con alma de pan son una maravilla!

oohh!!! qué recuerdos a los veranitos en Formentera, pero le falta el pescado seco!!! :p
Aquí en Mallorca tenemos el Trampó, igual pero sin pan ni queso feta... un "must" (oseaaaa....) del verano mallorquín que todos los isleños nos preparamos cuando nos vamos con nuestro yate o como aperitivo light en nuestras piscinas bajo las palmeras, mientras tomamos el sol durante todo el año sin pegar un palo al agua...

Una variante muy popular del trampó mallorquín es añadirle una latica de atún y huevo duro, dos ingredientes algo difíciles de encontrar, pero si uno tiene contactos da con ellos con relativa rapidez...

En fin, gracias por la idea... hoy me llevo esta ensalada a la playa! :D

mikel, la receta que publicas es tradicional del mar egeo y se llama "ntako". la unica diferencia es que se hace con "paksimadi" en lugar de pan, que es una especie de pan horneado dos veces para hacerlo duro y que no se enmohezca..... dura meses!!! el trozo de paksimadi se pasa rapidamente por un poco de agua al preparar el ntadko y es la base de la cebolla, el tomate picado, unas pocas alcaparras y olivas negras en lugar de pimiento y ajo. El paksimadi se impregna del jugo que sacan los tomates y del aceite de oliva que se echa encima y el toque final es espolvorear con oregano.... comida facil, sencilla, barata, sin coccion, ideal para verano cuando los tomates estan bien jugosos y por sobre todo.... DELICIOSO!!!

Estimado Mikel, Tu ensalada de an y tomates, es oriunda del sur de Italia, Sicilia, mas concretamente Paestum.
Solo que el pan debe ser casero con harina integral y cocido en barro de horno con tiempo para que quede duro y seco. Su nombre "Acqua e Sale" muy buena por cierto.

Las bruschettas italianas también parecen una variación de esta receta o viceversa. Todo lo que lleve unos buenos tomates de huerta merece la pena. Además de por rico por sencillo!!!

Saludos.

Tienes razón, la verdura para la ensalada no tiene que estar muy fría porque pierde muchísimo el sabor. Rica receta y muy asequible.
.
http://periodistayenparo.blogspot.com/

Me recuerda a la "panzanella" italiana que descubrí este año y del que me puse morada. Fresco, ligero, una manera de aprovechar el pan que queda, vamos, solo aptos para gourmets. El pan con el aceite y el vinagrillo de las ensaladas y algún tropezón de sal para morirseeeee.

Este blog no tiene nada de snob!! Mikel, soy asidua a tus comentarios y a tus recetas y he añadido a la lista de fans a mi suegra, que es una gran cocinera. Desde el día que le enseñé el blog y se lo puse en favoritos, entra cada día y dice que se parte de risa con "el comiditas". Lo siento, pero no pienso corregirla porque me parece muy entrañable ;)

¡Este blog es estupendo! Lástima que la gente primero escriba y luego sea cuando piense.

Yo no tengo productos La Tralla pero el mercado de Salobreña, que me pilla al lado, seguro que tiene tomates de lujo. No sé si será elitista y snob ponerle al plato un par de anchoas. Enhorabuena.
El diletante.
undiletanteenlacocina.blogatpot.com

¡Qué lástima!. Dado lo elitista del blog, se te ha olvidado añadir bogavante templado y un poco de foie.
Por cierto y ahora en serio, creo que la ensalada templada de bogavante, además de cursi es viejuna

Gracias por la idea! Tengo la suerte de poder preparar esta ensalada también con productos de La Trailla :) Estará riquísima! Hoy viene gente a casa a cenar, la pondré

Para mi gusto los tomates no tienen que estar maduros. Como dicen en algunos pueblos de Aragón, los mejores para las ensaladas tienen que ser algo "verosos", lo que quiere decir que exteriormente su color no debe ser totalmente rojo, así se aprecia mejor el sabor del tomate. Si le añades unas olivicas negras secas mejor que mejor. ¡que aproveche!

mmmmhhh.... mojar pan en la ensalada! uno de los grandes placeres de este mundo!! (solo para pijos y snobs, evidentemente :)

en mi casa siempre se ha llamado "hacer barquitos" y hace poco oí que lo llamaban "pimpe" y me encantó la expresion .. Si algún "colaborador comentarista" le llama de otra forma, por favor lo comparta!

El otro día la pedimos en un barecito en Dénia, se llamaba "Ensalada Formentera" y, como bien dice alguien por aquí, llevaba bacalao seco asado... impresionante!!
Y me uno a lo del tomate: nada mejor que sacarlo calentito del huerto y comerlo troceado (pelado mejor, para ponerme snob!) con muucho aceite del bueno para luego "mojar" el caldito -como decimos en mi familia, "mullar l'oliet!"-.
Por lo demás, me encanta tu blog!

Un magnífica combinación. La aportación del pan no se suele hacer y evita tener que esperar unos microsegundos a que el pan se empape del magnífico jugo de tomate, unos microsegundos que se hacen eternos!!
Gracias Mikel por tu imaginación.

Me ha encantado la reivindicacion de la costumbre de mojar pan de barra en la salsita del tomate. Es más, creo que la humanidad se divide entre los que mojan pan y los que no. Thank U Lord !!!

Con esta me atrevo hasta yo! Yo también coincido en que mojar pan al final de las ensaladas de tomate es un placer de dioses.

Pues con el añadido del feta me recuerda mucho a la clásica ensalada griega que se suele comer con un buen canasto de pan para acompañar. Solo le faltan unas olivas negras y un poco de pepino, que por cierto le iría estupendamente a este plato, incluso mejor que el pimiento creo yo, pero eso es lo bonito de la cocina, ver una receta que te gusta y hacerla como te de la gana.

Yo creo que han faltado alusiones glamurosas en la descripcion de la receta, tendria que ser algo asi:
1. Pelar y picar el allium cepa en finisima juliana. Dejarla en un bol preferiblemente de oro o en su defecto cristal de bohemia con hielo liquido y white vinegar.
2. Elevar ligeramente la temperatura del resultado de la emulsion y amasado de harina, hielo liquido y levadura.
3. Pelar y cortar el allium sativum (este en no mucha cantidad o oleras a pobre)...
Etc, etc.

Ahora parece que la gente del norte descubre la comida que los del sur llevamos comiendo angos...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal