Spanakopita (pastel griego de espinacas y feta)

Por: | 10 de noviembre de 2011

Spanakopita
Foto: Ainhoa Gomà

El último gran libro que ha caído en mis manos es 'La cocina de Vefa', un fantástico recetario de cocina griega firmado por Vefa Alexiadou y recién publicado en España por Phaidon. Esta señora cuyo nombre en castellano suena un poco mal es una especie de Simone Ortega en version helena. Ha escrito un montón de libros desde los ochenta y tiene su propio programa de televisión, pero lo que más me gusta de ella es su look y que sea química de formación.

Frivolidades aparte, La cocina de Vefa es uno de esas biblias que te hacen querer la gastronomía de un país. Sus más de 300 recetas recorren Grecia de arriba abajo y conforman un pequeño tratado de cocina mediterránea, basada en sobre todo en las verduras, los pescados, las aves y el cordero. Y por supuesto, las hierbas aromáticas y las especias, usadas siempre con moderación.

Leyendo la introducción he aprendido varias cosas que no sabía. La abundancia de platos de verduras en la cocina griega está ligada al cristianismo ortodoxo, que dicta la abstinencia de productos de origen animal durante un tercio del año. De hecho, Vefa cuenta que hasta la segunda mitad del siglo XX, los griegos apenas tomaban carne, que se reservaba para las festividades.

Otra cosa que me ha encantado descubrir es que los griegos antiguos fueron los primeros en valorar las cocinas locales, convirtiendose de alguna forma en pioneros de las denominaciones de origen. Y también desconocía el significado de la palabra "dieta" en griego clásico, que es "modo de vida". Para los que quieran profundizar más, Vefa describe las diferencias culinarias entre las diferentes partes del país, de Macedonia a las islas, e incluye un glosario final de términos muy interesante, en el que puedes aprender qué es el orzo (pasta con forma de arroz), la retsina (vino con sabor a pino) o el kefalotiri (queso añejo).

La receta del libro que he elegido hacer es la de spanakopita, o más concretamente, la de spanakotiropita (pastel de espinacas y queso). Para mí es sin duda una de las cumbres de la cocina básica griega, y siempre que voy por allí la consumo en grandes cantidades. Tan común en Grecia como aquí el bocata de jamón, se vende en casi todas las panaderías. La mezcla de espinacas y feta con eneldo, envuelta en la pasta filo es una maravilla: tomarse un buen trozo de esta pita en una playa del Egeo en plan picnic constituye una experiencia gastronómica que recomiendo con fervor.

Mi adaptación lleva un poco menos de eneldo que la fórmula de Vefa -no soy un gran fan de esta hierba-, y rehogo un poco la cebolleta en la mantequilla para que sea un poco más digestiva. También he reducido en un 20% aproximadamente la cantidad de relleno, pero si se quiere un pastel con más verdura, se puede aumentar sin problemas. En lo demás, la sagrada palabra de la gurú de la cocina griega está respetada.

Dificultad

Media: hay que ser un poco rápido para maniobrar con la pasta filo.

Ingredientes

  • 400 gr de espinacas
  • 200 gr de queso feta
  • 250 gr de pasta filo preparada
  • 2 cebolletas
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas de leche
  • 1 cucharada de eneldo picado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Picar fina la cebolleta y rehogarla en la mantequilla a fuego suave unos 10 minutos. Dejar enfriar.

3. Escaldar un minuto las espinacas en abundante agua hirviendo con sal. Pasarlas por agua fría. Escurrirlas muy bien, aplastándolas con suavidad, para que suelten la mayor cantidad de líquido posible. Picarlas un poco con un cuchillo o una tijera.

4. Mezclar en un bol las espinacas, la cebolleta con la mantequilla, los huevos ligeramente batidos, la leche, el eneldo y el perejil. Desmenuzar el queso feta por encima y mezclar lo justo para incorporarlo, sin marear. Pimentar y salar muy poco.

5. Pintar con aceite un molde de horno. Extender unas cinco láminas de pasta filo sobre el molde, pintando cada una con un poco de aceite (ojo porque la pasta filo no se puede mantener mucho tiempo al aire: abrir el paquete justo cuando se vaya a usar). Incorporar la mezcla de espinacas. Poner otras tantas láminas de pasta filo encima también pintadas con aceite. Enrollar la pasta que sobresalga del molde.

6. Marcar el pastel por raciones con cuidado de cortar sólo la capa de arriba de pasta filo. Rociar con un poco de agua y hornear 1 hora, hasta que esté dorado y crujiente. Servir templado o a temperatura ambiente.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 68 Comentarios

Gracias, Comidista. Seguí un poco tu receta y salió estupenda! http://tapatdetapes.blogspot.com.es/2014/05/spanakopita-empanada-despinacs-grega.html

Buscando no se que... he llegado a esta maravillosa receta que este semana seguro hará parte de mi menú, tiene muy buena pinta y las modificaciones que has hecho me parecen ideales para mejorarla. Saludos y gracias por compartir la receta.

Hola Mikel, es muy buena tu receta y muy clara. Tengo una pregunta, porquè no se debe cortar el pastel de philo hasta la ùltima capa? Yo hago baklava con la misma tècnica y ya leì en otras oportunidades la misma recomendaciòn. Gracias por tu generosidad. Cristina.

Yo la he preparado para muchas ocasiones y siempre ha triunfado! Un consejo, si el Feta viene directamente de Grecia, elaborado allí, para mi gusto hay que poner menos, porque sale muy fuerte y a los peques no les va. Mi amigo George canadiense, pero emigrante de Grecia, me contó que allí lo preparan con todo tipo de verduras, no sólo espinacas!!!

que buena pinta!

Me hice esta receta el otro día con la variante de unas espinacas descongeladas en sartén con un chorrito de aceite, pasas y piñones y quedó francamente bien. Lo único, un tanto incómodas de manipular y de mojar con aceite las láminas de pasta filo, pero resulta una empanada bien rica. :)

Que ricas están ese tipo de empanadas ñam ñam!
Solo quiero aportar que las espinacas suelo cocinarlas en el wok con una cucharada de aceite. Lo justo para que pierdan volumen y poder montar la empanada, ya se acaban de cocinar en el horno, como dice lakovos. Y de esta manera no corres el riesgo de que queden poco escurridas y te remojen el plato.

Hola, Mikel y ant etodo enhorabuena por tu blog, no suelo hacer comentarios pero disfruto en silencio de la puesta en práctica de tus recetas... Sobre esta de la spanakópita, una salvedad: ¿no es mucho tiempo una hora de horno? A mí con media ya se me dora y queda bien. ¿Quizás la capa inferior de filo requiera un tiempo extra? Pero en todo caso se quemaría por arriba, no? En fin... Aver si alguien me ilumina. Gracias y salud.

IMPRESIONANTE

Qué buena receta!!! una preguntita, la masa filo queda algo aceitosa? Gracias

Madre míaaa!! Esto lo tengo que hacer!
Hace siglos que no voy a un griego. Se me hace la boca agua con esta receta. Con lo que me gustan los rellenos vegetales!

Gracias, gracias, gracias :)

Una gran cocina la Griega, esta receta tiene una pinta estupenda. La verdad Mikel es que encuentras libros muy interesantes, gracias por contarnos que existen.

colgaremos el post en nuestro fbk

Electrolux Professional

Ay Mikel que me has resuelto dos dudas existenciales en una: el regalo de cumpleaños de mi madre (fan numero uno y asidua de todos los restaurantes griegos de Madrid) y el plato de este domingo!
Y sin carne!! Jooo, que alegría!

Para Clara:
Hoy en día hay una amplia gama de productos para celiacos en grandes superficies, pero puedes utilizar harina de maiz que no tiene gluten. Es más dificil usarla y se deshace con más facilidad, pero en la red hay muchas páginas sobre ella.
Los "talos" que se comen en San Sebastian el día de Santo Tomás estan hechos con harina de maiz y están bien ricos.
Un saludo:
http://50maneras.blogspot.com/

Enhorabuena por el blog! Pero que buenas todas las recetas! Muy buena pinta!
Os animamos a que nos hagáis una visita en el Mercado de San Miguel. Un saludo a todos.

Tremenda receta. A ver si encuentro pasta filo y la hago un día de éstos.

Como me gusta esta receta... tiene una pinta brutal... y los pasteles de espinacas me encantan!!!

Me encanta este plato.
Y el libro, pues preferiría este regalo en Navidad a todos los que has puesto en el blog hace unos días.

Lalarilalarito ¿puedes ser educado?. La pasta filo si no la conoces, que cualquiera que aprecie un poco la cocina, más la griega y arabe, y que por eso sea uno de los motivos por los que lee este blog, es bastante conocida, sino, tienes google. Puede ser un poco diíicil de conseguir en muchas poblaciones porque la suelen traer a hipermercados o tiendas especiializadas y ademas es un poco cara..., pero es deliciosa por lo ligera y crujiente que resulta al paladar. Mikel, gracias por el articulo, creo que coincidimos en gustos gastronómicos. Un saludo

Qué bueno...

Suelo preparar una versión que está en un libro de Jamie Oliver que incluye piñones tostados y queso cheddar además del feta. Y en lugar de poner dos capas separadas de masa por encima y por debajo simplemente arma una especie de 'pañuelo' más grande cuyos extremos se dejan caer a modo de tapa. Es absolutamente deliciosa. Y lo mejor es jugar con los bordes de la masa filo para hacer diseños raros por encima.

¡Buenísima! La he preparado esta mañana, y las dos reinas de la casa, que aborrecen las espinacas, se la han zampado todita.
Eso sí, como no tenía feta ni perejil, pues arzúa y -manía mía- nuez moscada.
Muchas gracias.
Pd.: ¡Qué envidia, Glupko!

Tiene un aspecto absolutamente delicioso y no parece demasiado complicado de elaborar. http://unmundocultura.blogspot.com/

Para Lalarilalarito

Aquí la receta de la pasta de filo que hace mi madre todos los sábados:

-1/2 kg de harina fina
- 4 cucharadas de aceite
- 1 vaso de agua templada
- sal
-secador

En un bol se pone la harina haciendo montaña y con un agujero en el centro. Se pone la sal, aceite y el agua. Se va trabajando hasta que esté todo bien mezclado (10 -15 min).
La masa tiene que estar blandita. Una vez está bien trabajada, se divide en dos tres pelotitas y se untan de aceite y se deja en una superficie espolvoreada de harina.
La masa así reposa una media hora.
Ahora toca estirar la masa. Mejor si se utiliza una mesa. Se tapa con un mantel de algodón y se espolvorea de harina.
Se coge una de las pelotas y se empieza a aplsatar y estirar con las manos por los bordes. Se va estirando desde el centro hacia fuera, con muuuucha paciencia. Al final la masa tiene que quedar más fina que un folio (prácticamente traslúcida).
Los bordes quedan siempre más gordos, así que se recortan con un cuchillo.
Como en esta zona hay mucha humedad, mi madre la seca con un secador. La alternativa es llevarla con un rodillo largo y dejarla encima de una superficie limpia.
Una vez está hecha la pasta, se recorta a tamaños que se quiere y se rellena.
Espero haber sido suficientemente clara :)

¡Mañana la hago!
Mikel, gracias por tu dedicatoria en tu libro que Sarav me regaló.
MercedesA

Hola Mikel!
Primero de todo: emhrabuena por el blog! Me encanta :)

Sergundo: No me he podido resistir a publicar un comentario en el post de hoy!!!

En mi tierra (Bosnia y Hercegovina) también se hacen muchísimas pitas ("cocas" con pasta de filo). De hecho había tienes especializadas en venderte la pasta recien hecha. Podías comprar la pasta y luego hacer la pita con lo que qusieras.
Aquí en España, mi madre todos los sabados nos hace la pita de verdura (muy similar a la que has puesto aquí, pero sin eneldo, perejil y mantequilla, utiliza espinacas/acelgas y queso fresco mezclado con feta.) haciendo ella la pasta de filo. La mujer se pasa toda la mañana de sábado para hacer la comida (pero luego el resultado es esquisito)
Otras pitas son:
- la de carne (burek): Se hace enrollada. El relleno es ternera picada, cebolla picada, un pelín de patata y pimienta.
- la de queso: Se hace enrollada. El relleno es queso fresco (requesón) y huevo
- la de patata: Se hace enrollada. El relleno es patata rallada, cebolla rallada y pimienta.

Un saludo y gracias por las recetas tan buenas

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal