Pastel de panettone

Por: | 26 de enero de 2012

Pastel panettone
Especialmente recomendado para la dieta Dukan. / EL COMIDISTA

 

El pastel de bollos fue durante años un postre recurrente en casa de mis padres. Era pura repostería de reciclaje: se trataba de aprovechar la bollería seca, algo que no faltaba en casa gracias a las toneladas de este material que siempre compraban las exageradas de mis tías cuando venían a merendar.

El proceso de esta clase de pasteles es tan simple como reconfortante: se empapan los bollos troceados en una mezcla de leche, nata, huevo y azúcar, se meten al horno y ya. A partir de ahí, se pueden introducir múltiples variantes: fruta, cacao, vainilla, especias... En mi casa le ponían caramelo en la base, táctica que jamás me pareció apropiada: no soporto la manía de fastidiar esta clase de platos con azúcar quemado.

Sin él, el postre posee todo el sabor del bollo más la cremosidad del lácteo multiplicada por dos. ¿Que contiene unas poquitas calorías? Vale. Pero si disfrutas con las cosas mojadas en leche, te importará un bledo lo que te engorde. Ya irás al gimnasio algún día.

El pastel de hoy está hecho con un panettone con pasas y albaricoque seco que tenía por ahí rondando desde hace días y se había quedado un poco secorro. Aviso que es de esos que empiezas y no puedes parar, por lo que recomiendo partir un trozo y pedir a alguien que lo esconda en un lugar seguro, previo juramento de que no atenderá a ninguna de tus peticiones de un poquito más.

Dificultad

Es ridículo hasta que la preguntes.

Ingredientes

  • 400 g de panettone seco (se puede hacer con cualquier bollo)
  • 150 ml de nata líquida ligera (18% materia grasa)
  • 250 ml de leche entera
  • 3 huevos
  • 1 pera grande o 2 pequeñas
  • 1 rama de vainilla
  • 2 cucharadas de azúcar blanco
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Nuez moscada

Preparación

1. Precalentar el horno a 200º.

2. Batir los huevos con la leche, la nata, el azúcar blanco y las semillas de la rama de vainilla hasta que el azúcar se disuelva.

3. Pelar y picar la pera.

4. Cortar el panettone en rebanadas gruesas y untarlas ligeramente con aceite de oliva. Ponerlas en una fuente de horno con la pera y verter por encima la crema. Dejar unos 15 minutos asegurándose de que se empapa bien.

4. Espolvorear un poco de nuez moscada rallada y el azúcar por encima. Preparar un baño maría, poniendo la fuente dentro de otra un poco más grande y llenando esta última de agua hasta la mitad. Meter en el horno y bajar la temperatura a 180º. Hornear unos 35-40 minutos hasta que se dore. Dejar que se temple y servir.

Hay 65 Comentarios

Light. Muy light.

Pero que rico!! Que más da que engorde si es un verdadero placer!

Y los que nos quedamos sin sobras, podríamos hacerlo con uno de esos panes para torrijas que se venden por ahí? Tiene una pintaaa!!! Gracias Mikel! Genial idea, como el budín de pan de mi abuela pero con mejor pinta!

Tendrían que prohibirse estas sugerentes recetas que incitan al vicio y pecado cuando una está en proceso de desintoxicación pastelera.
Que pretendes que recaiga? Pues lo has conseguido!
http.//elpucherodehelena.blogspot.com

Oye Mikel, en serio tío, tus blogadas hacen que se me salten las lágrimas, creo que me está llegando el olor de los bollos, cagontó, ¿cuándo te pasas por Badajoz que te voy a dar dos besitos en el cocoroto?

Uhmmm, eso me hace pensar que un pastel de galletas Oreo podría ser la repera para además recuperarse de la dieta postNavideña :)

Desde luego lo de la exageración en la comida debe ser algo común en todas las familias españolas jejejeje, en mi casa tambien se hacia un postre muy similar.
Mi madre cuando reaprovecha comida dice hoy postre de pobres jejeje.
www.cocinaconpoco.com

Qué rico, Mikel!
Ahora veo de dónde te viene a tí esa felicidad, de una dulce infancia, vivan tus tías!
Oye, os lo digo a todos, estoy impresionada, pasaros por 3500millones, tienen un vídeo de 7 minutos genial que nos puede ayudar a cambiar nuestras vidas ahora que está todo tan mal y además mejoraréis vuestro inglés, gracias, txikis!

Lo de la cocina de aprovechamiento es muy útil en tiempos de crisis, la receta me ha recordado un postre mallorquín hecho con las sobras de las ensalmadas, creo que se llama graixonera, solo pensar en estos mazacotes dulces se me hace la boca agua.
El diletante.

Apago el ordenador, no puedo dejar de mirar. Adiós

Muy buena receta Mikel!
La verdad es que en casa siempre se nos acaba quedando seco algun bizcocho o magdalena, tengo ganas de probar tu receta de aprovechamiento!

me encanta, así aprovechamos los restos que van sobrando de las navidades, aún tengo yo polvorones, que acabaré inventando algo, porque vamosssss.
http://www.recetariodesirena.com

Hola Mikel,
No te lo creerás pero también tenemos en la alacena un bote de albaricoques secos que llegó para un postre que no se hizo y desde entonces está instalado allí sin visos de que vaya a ser utilizado. Ahora solo nos queda invitar a tus tías para merendar y el fin de semana tenemos ese apetecible y ligerito postre.
Saludos,

Qué bien MIkel!! Porque tengo un paquete de bizcochos que no sé qué hacer con ellos y me has dado una idea genial... Dukan que se vaya a freír pimientos... ah! no! que también los prohíbe... Bueno, que le den, ya me iré a bailar para quemar las calorías! XD Besets! Raquel

No me termina de gustar a mí el toque de nuez moscada en los dulces. Pero se puede sustituir por canela en polvo (que me parece más apropiada) y se acabó el problema.
Lo que sí me ha llamado la atención es lo de untar las rebanadas de panettone con aceite. No sé si es un toque importante para el resultado final. De no ser así, se le están metiendo unas calorías de más a un pastel ya de sí bien calórico. Pero, como siempre, habrá que probarlo.
Entre tanto que me pongo a hacer este postre de reciclaje de bollos secos, me quedo haciendo el postre de moda por casa: los Miguelitos de La Roda hechos en casa ( http://bit.ly/xLZ5PW ). Entre lo fácil que es hacer la crema pastelera con la Thermomix y lo sencillo de hacer unas lámina de hojaldre, ya nadie se puede quejar de no comer Miguelitos hasta la próxima vez que alguien vaya a Madrid.
Gracias, Mikel.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal