Aló, Comidista: ¿Los huevos con el código 3 son el demonio?

Por: | 27 de abril de 2012

Aló, Comidista es un consultorio en el que vale todo: dudas culinarias, enigmas gastronómicos, cuestiones personales o problemas psicológicos y metafísicos. Sólo tenéis que enviarme un mail a elcomidista[arroba]gmail.com. Responderé a vuestras cuitas cada 15 días, un viernes sí y otro no (si no hay puentes o cosas raras).  Y crecuerda que también puedes hacer tus preguntas más morbosas de forma totalmente anónima a través de Formspring.

Mrs. Bund: Mi duda es sobre la información que hay en el código de los huevos de gallina. Tengo que decir que desde hace tiempo solo compro huevos con código 1 o 0, ¿pero son los huevos codificados con el número 3 el mismo diablo, como pienso yo? ¿O me estoy volviendo un poco talibana?

Querida Mrs. Bund, estás en lo cierto: los huevos cuyo código empieza con el número 3 son Satán. Si los consumes vas al infierno de cabeza, porque los ponen gallinas enjauladas que no tienen posibilidad de moverse. Este horror les lleva a volverse más locas todavía de lo que ya están por su propia naturaleza gallinácea, así que si tienes un mínimo respeto por el mundo animal, mantente al margen de cualquier producto derivado de ellas. Mejor comprar huevos que empiecen por 0 o 1: aunque salen un poco más caros, son más humanos.

HUEVO
Huevo no satánico con código 0. / CPAEN

 

Anónimo: Planeo un viaje a Andalucía con mi marido, en julio. Ya compramos la hotelería. Nos falta conocer los mejores restaurantes de Granada, Elche, Cádiz, Sevilla y Córdoba. ¿Nos ayudas? Y no me vengas con la gilipollez de que vives en Barcelona. Besos.

Querid@ anónim@, me gusta la gente como tú, que se acerca a los desconocidos con amabilidad, discreción y sutileza. ¿Sólo quieres que te recomiende los mejores restaurantes de cinco ciudades? Qué poco, ¿no? Estoy pensando una cosa: como no tengo nada que hacer, ahora mismo te escribo una lista de los 1.000 mejores restaurantes de España, con detalles y comentario incluido, y te la mando por mail. O si prefieres, también te puedes gastar unos leros en la Guía Repsol, en vez de pretender que un bloguero te organice gratis los viajecitos con tu marido.

Pedro: Tengo una duda sobre cómo se administra la sal en la carne. Unos dicen que antes de ponerlas en la plancha otros que después. Sobre la sal que poner, me comentan que la de escama tipo Maldon se apodera del sabor y no se le saca todo el jugo al chuletón. Yo suelo ponerla más fina, una vez hecha y partida e individualmente. ¿Qué consejo das sobre esta suerte culinaria y a la vez tan cuestionada?

Querido Pedro, como en tantas otras cosas en la cocina, en este campo no hay una verdad absoluta. Si le pones sal a la carne antes de hacerla, en efecto estás favoreciendo que suelte sus jugos, a causa de un proceso químico denominado ósmosis (lo mismo ocurre con las verduras cortadas). Ahora bien, si la carne ha soltado un poco de líquido antes dejándola uno o dos minutos con sal, al pasar a la plancha cogerá más rápido el color tostado y alcanzará un un saborcillo a carne caramelizada más intenso. Así que es una cuestión de prioridades: lo que pierdes en jugosidad lo puedes ganar en sabor, o viceversa si la salas después de hacerla. En cuanto a la Maldon, me declaro hasta la mismísima pepitilla de las escamas de sal, cuyo abuso en los restaurantes supuestamente buenos sólo es comparable al de la odiosas reducciones de vinagre de Módena o Pedro Ximénez.

Victoria: Éste es mi hijo preparando unas alcachofas y haciendo de comidista. ¡Me ha parecido gracioso!

2012-04-01 12.43.08

 

Querida Victoria, gracias por esta preciosa foto, me encanta. Tu hijo no habrá salido alguna vez en la tele, ¿verdad? Es que me recuerda un poco a Juanma Zamorano, el cocinero marichocho...

Marichocho

Alfredo: Como gran fan del bacalao en todas sus versiones, me surgen ciertas dudas. La primera es, ¿hay alguna forma de saber si el bacalao, una vez desalado y antes de cocinarlo, está en su punto justo de sal? Otras, ¿bacalao fresco, en salazón o desalado del súper?

Querido Alfredo, sí hay una forma, y es probándolo crudo. No pasa nada: cortas una esquinita, te la metes en la boca y compruebas el punto de sal. Respecto a lo segundo, depende de lo que quieras cocinar, pero en general los platos tradicionales españoles funcionan mucho mejor con bacalao en salazón. Si lo compras desalado, hazlo antes en tiendas especializadas o en el mercado que en el súper.

David: Quiero plantearte una duda con respecto a las albóndigas: siempre terminan sabiéndome a vino. He probado a hacerlas de mil formas y a cambiar el orden de los pasos y los tiempos. Comidista, ¡una solución quiero!

Querido David, ¿no estarás en el mismo sanatorio que la que le sabía a sudor el comino? Porque podríais formar un club gastronómico de perturbados a los que las cosas normales les saben a cosas raras. Si no echas vino a las albóndigas, ¿cómo es posible que te recuerden a él? ¿No será que las dejas fermentando? ¿O que estás tomando demasiadas drogas? Lo único que se me ocurre es recomendarte mis albóndigas alternativas, a ver si al no llevar ajo ni cebolla te saben a cerveza o a whisky.

Marks: Mi duda va respecto a pelis que puedas recomendar de rollo gastronómico. Me he creado para un mes una cuenta en un site para ver pelis y he visto de momento dos: 'Dieta mediterránea', que me pareció bastante mala, y 'Estómago', que al contrario fue una pasada. No he encontrado nada más de momento.

Querido Marks, mis dos películas favoritas con la comida como protagonista son Comer, beber, amar, de Ang Lee, y Ratatouille, de la factoría Pixar. También me gusta mucho La boda de mi mejor amigo, de PJ Hogan, en la que Julia Roberts interpreta a una crítica gastronómica bastante perturbada, y Rupert Everett, a su amigo gayer. No sólo es una comedia fantástica, sino que incluye un homenaje a una de las mejores canciones jamás escritas: I say a little prayer for you, de Burt Bacharach y Hal David.

 

 

Cuca: Amo locamente a mi marido y no hace ni un año que estamos casados. ¿Pero sabes eso que cuentan del bote de garbanzos? ¿Que si durante el primer año de casados cada vez que echas un polvete metes un garbanzo en un bote, y el resto de los años lo vas sacando, nunca acabarás el bote? Tengo pánico de que nos ocurra a nosotros, Mikel. La verdad es que últimamente noto cierta apatía en nuestras relaciones maritales. Así que como la idea de cocinarle me pone muy cachonda he decidido hacerle un buen plato de fabes con almejas. ¿Podrías decirme cuánto tiempo debo dejarlas en remojo? ¿No tendrás algún truquillo para que estén espectaculares?

Querida Cuca, yo no sé si os inventáis estas historias para salir en el consultorio, o de verdad son reales. Sinceramente, preferiría lo primero, porque lo segundo da miedo. En cualquier caso, me encanta tu idea de que unas fabes con almejas puedan ponerle palote a tu marido. Claro que sí, mujer, nada de comidas ligeras, un buen cocidote y a fornicar ventoseándoos los dos. En fin, las fabes hay que dejarlas toda la noche a remojo, un mínimo de 12 horas. El truco es una cocción muuuy lenta que tiene que empezar en frío. La legumbre debe estar bien cubierta de líquido, y si hay que añadir agua, siempre fría y en pequeñas cantidades.

Juan: ¿Soy yo o en los últimos años los huevos duros son malísimos de pelar y siempre se acaban arrancando trozos de clara junto con la cáscara? ¿Es por la alimentación de las pobres ponedoras? No creo que sea por la frescura de los huevos, porque he tenido ocasión de probarlo con diferentes frescuras, con huevos de granja, etcétera y siempre acaba pasando lo mismo.

Querido Juan, sinceramente, yo no noto que los huevos se pelen peor antes que ahora, aunque sí es verdad que los que he probado de gallinas alimentadas con restos de comida -no con pienso- tienen la cáscara más firme. Para pelar bien los huevos, te recomiendo un truco: pasarlos por agua fría abundante en cuanto estén hechos. Otra posibilidad es soplarlos.

 

 

Daniel: Sigo de vez en cuando el programa Pesadilla en la cocina del chef Gordon Ramsay, y me pasa como a ti, que cuanto más grande es la pelotera que agarra con los camareros, cocineros y dueños del restaurante, mejor me lo paso. Pero ahora he visto capítulos de su programa original que hacía en Gran Bretaña, y a diferencia de la versión americana, parece más templado. Algunos de los restaurantes británicos tienen estrellas Michelín o aspiran a una, y en cambio la versión norteamericana son pizzerias o restaurantes de hamburguesas, nachos y salsa barbacoa. ¿No crees que está más guionizada y montada para ser un espectáculo? ¿Incluso que sea pura ficción? Chirrían mucho algunas cosas de los comensales.

Querido Daniel, estoy totalmente de acuerdo contigo: la versión británica es mucho más creíble que la estadounidense, en la que abundan las situaciones que tufan a guión por los cuatro costados. Supongo que se quiso adaptar a los gustos del público de allá y acabó haciendo un programa bastante más cutre.

Iván: Mi pregunta va por la parte gastronómica y la sentimental. Estoy buscando un curso de cocina en Madrid, y entre todas las academias que he visto, no sé por cuál decidirme. Me gustaría que el fuera de cocina en general, y no de los temáticos o los ecológicos raros. ¿Sabes de alguno? La parte sentimental es que haya chicas guapas y majas apuntadas, así matamos dos pájaros de un tiro...

Querido Iván, me gustaría saber qué entiendes por "cursos ecológicos raros" y dónde los imparten. Por esto y por lo de las "chicas guapas y majas", me huelo que eres el clásico mocetón un poco garrulo con sobrecarga testícular. En Madrid no te puedo recomendar cursos "normales no ecológicos" experimentados en persona, pero supongo que lo que buscas lo podrás encontrar en Le Cordon Bleu, por ejemplo.

Luz: He conocido tu blog gracias a la tarta sefardí que preparó una amiga en mi cumple. Acompañada de helado de mandarinas, nos volvió locos de puro gusto. Y, además, me inspiró uno de los 'mélanges' caseros que a veces me da por hacer de música y texto. En esta ocasión, me incliné  por marcarme un maridaje con el Gran Whitman, que en gloria esté, y le puse música de Naomi (c). Pues ahí te va, en prueba de agradecimiento por tan exquisita propuesta.

Querida Luz, tu canción es firme candidata al premio Déjame Picueto 2012. Me he quedado sin habla. Gracias.

Dragón Rampante: Sigues siendo un sueño homoerótico recurrente de mis noches, tendré que psiconalizarme. A lo que voy, y dejándome de tontunas freudianas, ¿pudieras darnos una buena receta para preparar los calamares en su tinta?

Querido Dragón, sí, tendrás que psicoanalizarte, porque tener sueños homoeróticos con alguien a quien sólo has visto en fotos demuestra que lo necesitas. Aquí tienes mi receta favorita para los chipis.

Charlie: ¿Cuándo crees tú que el dichoso rulo de cabra pasará a los anales de la comida viejuna? Francamente, ¡me exaspera que cualquier ensalada interesante se remate con semejante insipidez pastosa! (incluso dudo que proceda de alguna descendiente de la especie que adoraba Heidi).

Querido Charlie, comparto tu irritación por la presencia del maldito rulo de cabra en todas las ensaladas del planeta. Parece que no hay otra cosa que ponerles que este queso. Ya predije en su momento que formaría parte de la comida viejuna del futuro, y creo que ese futuro ya ha llegado, porque usar el rulo ya es más rancio que decir "agur Ben-Hur". Por cierto, tu mención a Heidi me ha recordado el doblaje de una escena de la serie que hizo Santiago Segura hace muchos años.

Juan: Mi pregunta, que es culinaria, va sobre lo siguiente: en el mercado de Ventas de Madrid compro unos gambones buenísimos y los hago a la plancha en casa en una carmela con un poco de aceite y sal gorda. El asunto es que la mayoría de las ocasiones, de la cabeza de la gamba empieza a salir un líquido marrón, y claro, cuando hago la segunda ronda de gambones, aunque limpio la carmela algo, simpre queda algo y se quema y el aspecto de los gambones queda un poco chungo, aunque como solo es en la cáscara, de sabor están bien, pero el aspecto no. ¿Como puedo evitar que salga ese liquido, sin quitar las cabezas? Espero que tengas la decencia de contestarme, a pesar de que no te hablo de cosas sexuales.

Querido Juan, nunca jamás contesto a preguntas sin contenido sexual, pero contigo voy a hacer una excepción. No creo que lo tuyo tenga solución más allá de limpiar la carmela entre tanda y tanda con  papel de cocina. Otra técnica que puedes probar es poner una capa de sal gorda en la sartén y hacer las gambas sobre ella: quedarán jugosas y no se ensuciarán.

Susana: Te envío un nuevo descubrimiento de libros viejos que me regalaron hace unos días en un mercadillo de cosas de segunda mano: portada e interior de una agenda del ama de casa de 1966, con consejos de salud, comidas, limpieza y otros tan útiles como dónde sentar a una mesa al obispo o al ministro si los tiene usted de invitados.

Agenda del ama de casa_1966
Agenda del ama de casa_1966_interior_NEW

 

Querida Susana, me gustan muchísimo las imágenes de tu libro, con su info práctica sobre la aparición de la Virgen de Lourdes y sus proverbios checos tan poco sexistas. Culinariamente veo que era bastante sofis para la época, con sus espaguetis, sus steaks y su velouté. ¡Y qué carísima era la carne comparado con lo demás!

David: Mi madre, en su cruzada antigrasas, ha empezado a hacer al horno todo lo que antes hacía frito. Algunas cosas no le quedan mal, aunque otras no terminan de saber bien. ¿Qué opinas de esos cacharros  que anuncian para freír sin aceite? ¿Funcionan?  Por otro lado, ¿qué opinas de la moda de los cupcakes? Me parece un poco timo pagar tanto por una magdalena por muy bonita que sea.

Querido David, prometan lo que prometan, esas máquinas NO fríen. Freír es sumergir un alimento en una  grasa caliente, por definición. Yo diría que asan, más bien. Mi experiencia con uno de esos trastos, el AirFryer, fue un tanto irregular: algunas cosas no salieron mal, como las croquetas, y otras fueron francamente decepcionantes, como las patatas fritas. En cuanto a los cupcakes, pues ha pasado lo de siempre con las modas: primero tienen gracia y en algunos sitios los hacen bien, y luego llega la morralla que malinterpreta la historia y acaba creando auténticos engendros. Aunque hay excepciones, como los del Cup&Cake en Barcelona, la mayoría de los cupcakes que veo por las pastelerías y los blogs son unas horteradas cansinas y rebosantes de azúcar. Creo que ha llegado la hora de llevar a Sarah Jessica Parker ante el Tribunal de La Haya por ponerlos de moda en Sexo en Nueva York.

Mónica: Odio el teflon antiadherente porque te lo acabas comiendo en puntitos negros en la comida, y me encantan las cacerolas de Le Creuset de casa de mi madre porque no sé de qué material son pero no se me pega la comida, tienen pinta de durar toda la vida y son macizorras. Me quiero comprar una pero cuestan un dineral. Quiero la grandota ovalada que puede tanto meterse en el horno como cocinar en gas. Mi pregunta es: ¿me tengo que comprar la marca Le Creuset, o hay alguna otra que sea igual de buena o del mismo material que tambien me sirva? Tambien me gustaría saber la diferencia entre la Stoneware y la Cast Iron.

Querida Mónica, ¿tengo cara de comercial de Le Creuset? ¿Qué te hace pensar que conozco las diferencias entre la Stoneware, la Cast Iron y la Guachin Tromber? De verdad, qué guerra dais. A ver, por lo que veo en la web, sólo se distinguen en la forma, ambas son de hierro fundido esmaltado. Y sí, hay otras marcas, pero me temo que las más baratas no le llegan ni al culo de la olla a Le Creuset. Así que si quieres calidad, te quedas en casita el finde, te ahorras los ocho cubatas que te pimplas cada sábado con el chorbo o con las amigas, y te compras una buena cazuela con el dinerito.

Ana: Durante los 5 años que viví en Barcelona fui varios veranos por la Costa Brava y alrededores y he quedado marcada por el recuit de drap. Que no es mató, ni cualquier queso fresco de textura grumosa. ¿Lo conoces? ¡Es tan sutil y queda tan rico con una buena miel! ¿Sabes de alguna web donde pueda encargarlo? ¿O en su defecto algún restaurante de Barcelona que lo ofrezca en el menú? Suelo ir a la Ciutat y no lo encuentro entre sus cartas de postre. Un saludo desde Madrid.

Querida Ana, el recuit es uno de los quesos más delicados y exquisitos que conozco. Su sabor limpio y su textura orgásmica lo convierten en un alimento obligatorio en mis visitas al Empordà. Por desgracia, es tan delicioso como efímero, y hay que tomarlo muy poco tiempo después de hecho. Supongo que esa es la causa de que sea tan difícil encontrarlo fuera de allí en óptimas condiciones. No sé dónde lo venden online, pero puedes llamar a una de las mejores marcas, Ca La Nuri, a ver qué te cuentan.

Edmundo Dantés: Hace tiempo que el Abate Faria y yo discutimos sobre las ventajas de congelar la cebolla o el ajo después de picarlos y así tenerlos listo para usar en cualquier momento. Yo se lo he visto hacer a Julius Bienert con la excusa de que él tenía que cocinar sus platos en 22 minutos y así ahorraba tiempo. Pero claro, el buen Abate y yo no tenemos ese problema dado que estamos condenados a perpetuidad y en el Castillo de If el tiempo es algo de lo que disponemos de sobra. En nuestro caso el problema es que las cebollas y los ajos nos llegan por sacos con el resto de provisiones para dos meses y las humedades de esta lóbrega prisión los echan a perder en seguida. ¿Ves algún inconveniente en la congelación de ajos y cebollas? ¿Habrá alguna merma en sus propiedades?

Querido Edmundo, Alejandro Dumas nunca nos contó que vuecencia el conde de Montecristo pudiera cocinar en su prisión, y mucho menos que dispusiera de un congelador. Me congratulo de que goce de comodidades tan extraordinarias. No veo inconveniente en congelar ajo y cebolla picados, salvo que me parece un poco absurdo a no ser que se tengan grandes urgencias para cocinar. Tanto la cebolla como el ajo enteros se conservan bien en lugares oscuros y frescos durante un periodo relativamente largo (no seis meses, claro), así que yo prefiero ir consumiéndolos y comprándolos sin pasar por el frigo.

Jose: Voy a serte sincero, el rollo consultorio gay en que hemos convertido tus fans el Aló, Comidista me parece lo mejor que le ha pasado a Internet desde que crearon la aplicación Grindr para el móvil. Noto que últimamente te hastía que recurramos a ti para estos menesteres. Normal que te hartes, pero reconoce que esto ha ayudado al crecimiento del blog. Que cada dos viernes una parte de este parezca los baños de la Metro tampoco es para tanto. Y aquí va mi consulta para el Aló. Llevo varios años viviendo en Barcelona, lejos de casa de mis padres. Supongo que una de las formas que tiene mi madre de seguir vinculada a mí es controlando que coma bien. Le apasiona explicarme sus recetas, sus trucos, sus ideas. Para su cumpleaños, tuve la brillante idea de regalarle un recetario de Moleskine para que me lo rellenase de sus recetas. Quiero comprarle otro, pues ya se le está terminando, y necesito que me recomiendes uno bonito o una tienda donde encontrarlo.

Querido Jose, no estoy harto del tomateo gayer en el consultorio. De hecho, me parece precioso esto que dices del Grindr y los baños de la Metro (un club de hombres nocturnos de Barcelona, de esos que le gustan tanto al obispo de Alcalá). De lo que estoy hasta el orto es de la gente que me pide recetas para enamorar a su novio: me lo han preguntado muchas veces, y ya cansa. Yendo al tema culinario, he visto cuadernos de recetas muy chulos en Etsy, como éste o éste. Pero no sé si a tu madre le despistará lo del inglés.

Tumblr_lwt8p2DXte1qltxpco1_1280

Una conversación cualquiera en Grindr. / GRINDR SORPRESA

 

José María: ¿A qué se refiere Ferran Adrià en su libro 'La comida de la familia' cuando usa vino rancio?

Querido José María, el vino rancio es un un vino envejecido de licor típico de Cataluña y la Comunidad Valenciana. Suele tener bastante alcoholazo (entre 15 y 22 grados) y es muy aromático, por lo que va estupendamente para cocinar. Por desgracia, cada vez se producen menos esta clase de vinos, porque su consumo ha caído en picado en las últimas décadas. Pero al menos en Barcelona, aún se encuentra a granel en algunas bodegas, y hay marcas que lo venden embotellado. Si no lo encuentras, lo puedes sustituir con un oloroso seco. Por cierto, el libro de Adrià es fantástico.

Laura: ¿Conoces el surströming? Yo lo he probado, y es realmente asqueroso, pero reconozco que la experiencia fue muy divertida. Afortunadamente en Suecia no se come a palo seco, sino con pan Wasa y una generosa capa de queso fresco para untar. Además acompañan el experimento de snaps, una especie de chupitos muy fuertes. Y es que hay que ir un poco pedo para comer pescado podrido. Nadie supo resolver mi duda: ¿cómo sabes si el surströming está en mal estado?

Querida Laura, mis conocimientos sobre el surströming son los mismos que sobre el teatro kabuki o las constumbres sexuales de los pigmeos africanos. No tengo ni la menor idea de cómo saber cuándo está malo, si es que un pescado fermentado y maloliente puede alcanzar tal condición. Lo que cuentas me ha recordado a una andouillette (salchicha de tripas) que probé en París: es lo más parecido a comerte un tordo que he experimentado.

He conocido tu blog gracias a la tarta sefardí que preparó una amiga
en mi cumple, a finales de enero.
Esa tarta, acompañada de helado de mandarinas de esos de autor que
venden en la calle Avinyó, nos volvió locos de puro gusto.
Y, además, me inspiró uno de los mélanges caseros que a veces me da
por hacer de música y texto. En esta ocasión, me incliné  por marcarme
un maridaje con el  Gran Whitman, que en gloria esté, y le  puse
música de Naomi ( © )
Pues ahí te va, en prueba de agradecimiento por tan exquisita propuesta.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 99 Comentarios

Super interesante articulo.

Me encanta el consultorio.

Solo los que llevan 666

De su cuerpo, no me refiero a lugares de origen, residencia, paso o estancia.

V, yo soy chico y los cominos me huelen parecido a como huelen las chicas en determinados lugares.

Si pero a veces el control de los huevos camperos tampoco nos garantiza que sean más saludables. Si sometiéramos algunos huevos camperos a analizar veríamos que algunos tienen tantas dioxinas (residuos de la contaminación) que están al límite permitido. Al menos los de granja que no picotean piedras cerca de una autopista. Que nos venden mucha mierda en las dietéticas.

Es incorrecto comparar a Dios con un gitano; jamás he pensado en devolver a Dios a la India, Dios nunca ha robado, engañado, traficado con droga, mentido, vivido de la S. Social, le ha robado a mi abuela en el metro, o ha amenazado a mis hijos en la calle para robarles el calzado a punta de navaja. Dios no vive en Sant Adriá, ni traficaba en Can Tunis. Dios no apedrea el tranvía y luego coloca como protección paga por todos nosotros a dos ladrones como intermediarios... Dios no convierte tu escalera en un infierno, ni Badalona en una sucursal de Colombia. Y hasta me está cayendo simpático, solo por comparación. A la otra parte, que Jon & Co. se la lleven a su casa, ya que estamos. Y no es un tema de razas, que son todas casi iguales, es un tema de cultura perversa, que de eso, sí que las hay inferiores.

no puede ser que la idiotez se extienda como los virus código 3 de huevos = diablo, satán xD nunca mejor dicho .Estáis y sobre todo tu comidista snob al borde del borde del empalago más autocomplaciente Petronios ecológicamente descerebrados y no me digas que soy borde anda que tu

Brutales las repuestas para la ruta gastronómica por Andalucia y para el sabor a vino de las albóndigas. Películas que también merecen ser vistas son Soul Kitchen y Politiki kouzina (Un toque de Canela).

película favorita...how to cook your life de Doris Dörrie
http://www.traileraddict.com/trailer/how-cook-life/trailer

recomiendo la peli "Las truchas", de José Luis García Sánchez

sinopsis:
http://www.larepublicacultural.es/article640.html

Sobre el tema de las películas, se han olvidado del "Festin de Babette", es una obra de arte que vale la pena.

Gracias por lo de los huevos...

Respecto a los huevos.. yo sabía que lo del número 3 son los peores. Mi sorpresa vino cuando vi que muchos huevos XL presuntamente "naturales" (y vendidos con esa denominación) siguen teniendo el número 3, y pagas casi el doble.

Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

Respecto al recuit de drap... aparte de que el de la Nuri hoy se puede encontrar en bastantes charcuterías selectas de Barcelona (se me ocurre Sicart en Gran de Gràcia o la cadena Mas, además de las ya mencionadas), acabo de comer uno de la Granja Armengol que no está nada mal. Esta empresa, de la que recomiendo su leche fresca, acaba de abrir su primera tienda en BCN junto al Mercat de la Llibertat, tiene otras varias en la provincia de Barcelona y supongo que irá expandiéndose. Conste que no tengo ningún vínculo con dicha lechería, pero ahí va su web:
http://www.granjaarmengol.com/

Me ha encantado la respuesta que le has dado a la que quiere ir de viaje a Andalucía y conocer Elche...

En referencia al refinado y suave "recuit de drap" que hablaba Ana en el consultorio, en Barcelona conozco 2 charcuterias donde lo puedes encontrar, una en el mercado de la Concepció, charcuteria Filo que lo traen los jueves, y otro en la formatgeria Camarasa en la calle Santaló que ahi si que deberias consultar el dia que lo traen. Como sabrás es un producto que ha de consumirse muy rápido porque es 100% natural. Felicidades Mikel, twitter es mucho más entretenido estando tú.

Pues mis dos películas gastronómicas favoritas son Ratatouille y El Festín de Babette.
No he comprobado lo de los champiñones a la plancha (mayormente porque no cocino), pero el pellejo del fuet también huele a semen. Lo sé, lo siento, nunca volveréis a comerlo de la misma manera.

No entiendo como hay personas que siguen comprando huevos "satánicos" en los supermercados. Eso es basura. ¿Es que quieren "comer" huevos o quieren "alimentarse" con huevos? es distinto. Recomiendo tomar un huevo de verdad y disfrutar del rico sabor de un huevo, merece la pena.
Las gallinas de "La Trailla" tienen hasta una charca para disfrutar de las vistas al "mar" dado que nunca se bañan en el agua, lo hacen en arena o tierra suelta!!
DISFRUTAD DE UN HUEVO, no es más caro.

Hola,
para la persona interesada en las cocottes te recomiendo, además de Le Creuset la marca Staub (marca que originalmente las inventó) y originaria de Alsacia, hoy día propiedad del grupo alemán Zwilling. En cuanto a sí de cerámica o de hierro fundido (fonte), mejor éste último ya que te permite colocarlas directamente sobre el fuego (gas, vitro, infucción, horno) mientras que las de cerámica creo que no se puede.
Hay muchos más fabricantes, pero estos son los dos mejores. Si buscas en internet (y sabes francés) el 1 de abril emitierón en el programa Capital de la cadena francesa M6 un reportaje en el que hablaban de las cocottes y de su auge, y como muchos fabricantes intentan apuntarse al carro con productos que muchas veces no dan el rendimiento esperado aunque a precios más atractivos. No se puede tener todo!!!

Mikel, respeto a la andouillette, yo soy fan, me encanta. Echo de menos las que me comía de vez en cuando con una salta de mostaza antigua en la cantina de mi trabajo, buenísimas. Es una pena que no te gustara, pero no se puede generalizar por una que te comieras. Es como probar un cacho de chorizo industrial y repulsivo y calificar al resto de fantásticos chorizos que tenemos en España como malos y asquerosos.

Y respecto al vino rancio, una pequeña puntualización, no sólo es típico de Cataluña y de Valencia, también lo es de Aragón, sobre todo del Pirineo donde la gente sigue teniendo toneles en sus bodegas (o trasteros). Además es parte fundamental de una bebida típida de navidad de esta parte del pirinéo, el Ponche de vino rancio, frutas y frutos secos:
http://www.hozdejaca.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/idpag.30/relcategoria.367/idmenu.1062/chk.8ce9d9ff6837754ba8e351885beb11b1.html

pd: soy fan del consultorio

Recomiendo la peli alemana Soul kitchen. Divertidísima y con una banda sonora de lujo :)

Hola, solo quería decir que soy una perturbada más a la que ciertos sudores le huelen a comino....no estas sola! Nos pasa sólo a las chicas?

Por qué esto es siempre tan surrealista? de verdad hay gente tan perturbada por el mundo y todos te encuentran a ti? Estoy empezando a pensar que todo esto es una gran coña :P

Por cierto, cómo se te ha olvidado recordarle al de los huevos ese maravilloso invento de la teletienda llamado webis??

Me parto :P

Me encanta eso del viaje a Andalucía pasando por Elche.

Lo que me he reído! Y teniendo en cuenta que ahora me voy al gimnasio, a menear lorcilla entre machos machotes y Jane Fondas en su época de los vídeos de aerobic, me has dado unos ánimos muy necesarios. Gracias!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal