Conejo moruno

Por: | 25 de abril de 2012

Conejo moruno
Conejo al aire libre. / EL COMIDISTA

 

Me cuesta entender a la gente que no come conejo pero sí otras carnes. Yo también quería mucho a Bugs Bunny, pero soy igual de fans de Porky o de Babe el cerdito valiente y no le hago ascos a un buen jamón. Recuerdo que mi hermano Pablo odiaba el conejo hasta que se lo colaron en trocitos pequeños en un arroz diciéndole que era pollo: ese día se le quitaron todos los remilgos. Creo que hay mucho prejuicio injustificado contra este animal, siendo un alimento sanísimo por su poca grasa, asequible, exquisito y muy propio de nuestra cultura gastronómica.

El plato de hoy viene de algún punto indeterminado del mundo árabe vía la casa de mi hermano y mi cuñada en Carranza (Vizcaya). Supongo que fue aquí donde se alcoholizó un poco con el coñac, que no lo veo yo muy del gusto de Alá. Pero en fin, su gracia estriba en el punto dulce y especiado de la miel, las ciruelas y la canela, y sobre todo en el inteligente majado del ajo con el higadito que da vigor a la salsa. Es un guiso largo pero sencillo, que se prepara en dos patadas y luego sólo hay que dejarlo al fuego muy suave un buen rato.

Dificultad

Para tarugos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 conejo troceado con su hígado
  • 1 pimento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • 8 ciruelas sin hueso
  • 3 tomates maduros pelados (pueden ser de bote)
  • 3 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de miel
  • 150 ml de coñac
  • 1/2 ramita de canela
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Poner a remojo las ciruelas en agua un par de horas.

2. Reservar el hígado del conejo. Salpimentar el resto de la carne, pasarla por harina y dorarlo en una cazuela a fuego medio con un chorro de aceite de oliva. Sacar y reservar.

3. En el mismo aceite, rehogar a fuego suave las cebollas y los pimientos picados, los dientes de ajo en entero y el hígado.

4. A los cinco minutos, sacar el hígado y los ajos y majarlos en un mortero. Cuando la cebolla y el pimiento estén bien pochados (unos 10-15 minutos más), devolver la mezcla majada a la cazuela incorporando el tomate picado, los trozos de carne, el coñac, la miel, la canela y las ciruelas. Añadir unos 300 ml de agua y cocer tapado a fuego mínimo unas dos horas y media hasta que esté tierno, mojando con más agua si se queda seco.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 55 Comentarios

Pero hombre de dios, ¿cómo va usted a cocinar el conejo dos horas y media? ¿No será que está guisando una liebre anciana? ¿O es que pretende hacer paté o alguna especie de morteruelo sin siquiera molerlo? Hoy he visto a Arguiñano en Antena 3 cocinar un plato que creo que le llamaba conejo de primavera, con papas, zanahoria, setas de temporada y guisantes. Pues bien, con veinte minutos de cocción nos decía que estaba el plato. Y yo también he cocinado conejo con basntante frecuencia. Si usted cocina un conejo dos horas y media, permítame que yo dude de su pericia en la cocina. Salud.

El conejo es una carne que es muy sabrosa si se cocina bien, sobre todo si es conejo de campo o alimentado con hierbas y cereales (no con pienso). Aquí tenéis otra receta:
http://10000maneras.blogspot.com/2012/04/arroz-caldoso-con-conejo-yo-pollo.html

A mí, si anda a patas no me gusta la carne, pero opino igual. Creo que tienes bastante razón en lo de clasificar la receta para tarugos, igual es el truco para hacerlo bien, recuerdo conversaciones en casa que hablaban de quienes eran las mejores cocinerAs de conejo y que maravillosos calderos hacían sin que se secase la carne ¿a ti no se te habrá puesto un diablillo en el hombro al publicar una receta de este animal verdad?

Muy buenas, aquí ando poniéndome al día tras las vacaciones. Yo tampoco entiendo la fobia al conejo. De hecho, una fantástica receta que tengo de conejo al estilo de Lillo, una especie de conejo al ajillo suavizado con una salsa de vino blanco, ( http://bit.ly/b3FzU5 ) tuve que cambiarle el nombre de " Conejo ... " por ("Conejo o Pollo") y cambió inmediatamente el número de visitas, cosa que me sorprendió. A mi me parece que es una carne llena de sabor, bien tersa y blanquita, y que da mucho juego en la cocina. Un abrazo

Pues el conejo guisado bien rico que está, ya te digo!

ohh mikel, jamás le impondría mi forma de pensar a nadie, pero no puedo dejar de expresarme. Comerse a un bello conejo es algo que me parte el corazón....y la foto es tan extraña que parece fuera el cadáver entero del animal adentro. Con tantas verduras estupendas en la naturaleza, que tristeza que sigamos siendo tan básicos al comer animales. Si vas al campo y miras sus ojos, tan inocentes, es tan difícil pensar que algún día estarán troceados en el plato de alguien.

--- Manu Lo Talleret:
Vale, txiki, no había pillado la ironía, me encanta que me hayas hablado en galego y tu blog me ha gustado mucho, original, un estilo de redacción muy peculiar, ya te he puesto en favoritos, me voy a comentarte algo sobre la pita, biquiños!

Este verano fui a una boda y habrían como 250 personas. Sirvieron multitud de aperitivos calientes, todos estupendos, y “desconocidos” jjajaj…. Entre ellos, unos que eran una bondad y que volaban mas rápido que los colibríes; pues resulta que eran unas brochetas de kataifi con conejo. Estoy segura que mas de uno de saberlo, ni las prueba. A mi me encanta. El conejo con hierbas, sal y pimienta al horno, está espupendo.

Hola Comidista!
Qué le cocinarias a Mario Vaquerizo?
Una Bratswurt de las tuyas?
; ) ; )

Ahora que se saca a colación la carne de caballo. Se puede ser alérgico a la carne de caballo? Lo busqué en google y no lo encuentro.
Comí carne de caballo dos veces en mi vida. Una con conocimiento y otra sin él para no tener sugestión y al final hice mal la digestión. Y como me hizo daño acabé en el baño.
No me lo puedo creer, sí al final voy a ser poetaaa ja ja ja ja ja ja ja ja

Pues yo no como conejos, soy una remilgada y una maritiquismiquis, pero comerme a mi mascota me algo así como repelús, vamos como si te comes al perro.

Como siempre fantástica receta!! Me encanta las combinaciones de especias y demás ingredientes que haces.
Un saludo
Ana

Asi en plan coña, un amigo mio musulmán decía que Alá prohibío el vino y la cerveza, pero del coñac, el whisky, el ron, el aguardiente y la ginebra nunca dijo nada.
No debería ser muy musulman, o muysulman, que dirian Les Luthiers.

Yo hace siglos que no como conejo. Con esta receta podría intentarlo otra vez. Y no por penita, sino porque no se me ha cruzado en el camino ni lo he salido a buscar.
Lo del hígado en la salsa, me encanta.
Mi abuela paterna no comía carne de caballo y siempre teníamos que estar inventando para que creyese era carne de res.
Disfruto mucho el estilo con que escribes la recetas.
Saludos,
Veronica

Muy bien, pero el asunto de la mel convierte cualquier segundo plato en un pastelito de dulce. Me paso con el pollo con aceitunas negras. Mejor sin la miel, modestamente.

Hi Mikel, conejo moruno alcoholizado, donde esta Berlusconi, soy un infame, lo siento a huevo me lo pusistes.
España, tierra de conejos, que no llamaron los Romanos, que querian decir, nooooo otra vez.....
Me voy
Saludos Mikel & Friends.

Que buena pinta, lo voy a hacer sin duda! Tres preguntas:

1)¿ Puedo prescindir del hígado? Vivo en USA y no creo que los conejos vengan con hígado.

2)¿ 3 cebollas?¿ De que tamaño? Me parece mucha cebolla, ¿no?

3) ¿Las ciruelas son pasas o frescas?

Besos!

Maritxu non me gusta moito replicar pero para que non te mosquees. Non xeneralizo, é unha broma que me permito porque o meu pai tamén era galego. A ironía feita cariño ou o cariño irónico. E mira a bica do blog para que non te enfades. Un bico.

mmmmmmmm pero que pintan!!! tiene que estar TAAAN bueno... lo único que me echa para atras, son las dos horas y media. Gracias Mikel!

Seré bruta, pero no veo la diferencia moral entre zamparse un bicho u otro. De hecho de pequeña tuve un pollito rosa de los del mercadillo que se llamaba Rodolfo y que vivió hasta que le dió por liarse a picotazos con las medias de mi madre. Al segundo par de medias, a mi me contaron que habían llevado a Rodolfo a vivir a la granja feliz, para que estuviese con otros pollos. Ese domingo comimos arroz con pollo. Me encantan el pollo y el conejo, el arroz me gusta bastante menos

En fin ,el único problema que veo en comer conejo, es que se presta al chiste fácil y picantón.
Estoy de acuerdo con el tiempo de cocción, cuando más tiempo mejor. En mi opinión es una carne bastante dura y es mejor a fuego suave pero más tiempo.
A mí me encanta el conejo con pimientos del piquillo, con aliolí y con vinagre de módena.
Eso sí, el hígado me parece muy fuerte y la cabeza me da repelús.

Pues yo animo a la gente a comer conejo y dejarse de absurdos prejuicios...carne muy sana, ligera y poco calórica!!!Me apunto la receta...
http://www.elsaberculinario.mujerwapa.com/

__ Manu Lo Talleret:
Siento mucho lo de esa nena, está claro que esa señora gallega era un poco bruta, pero te pido por favor que no generalices, un respeto a tantas mujeres gallegas encantadoras, como lo era mi madre, un saludo.

cada día q te leo me gusta más tu humor. asi hoy ya llevo una sonrisilla más!! m'engusta!!

Aunque no lo coma, sí que lo cocino... y lo de las 2h30 puede depender del tamaño del conejo, de la cazuela con que se cocina y de lo que cada uno entienda por fuego mínimo, como referencia me parece muy bien. Los tiempos suelen ser orientativos, la clave está en el "hasta que esté tierno". Poniéndonos en plan purista, cada parte del conejo tiene un tiempo de cocción diferente, por ejemplo, no será el mismo tiempo de cocción el de los cuartos traseros que del rable... Pero para eso está el cocinero, si una parte está ya tierna y se puede pasar de cocción y secarse, la retiras y se incorpora de nuevo al final, o si lo tienes en cuenta antes, incorporas antes las partes que tarden más en cocinarse.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal