Las guías de las buenas barras

Por: | 06 de septiembre de 2012

Guias club magnificos
20x3: 60 bares para beber. / EL COMIDISTA

 

En un momento en el que webs tan potentes como Yelp, 11870 o TripAdvisor comen cada vez más terreno a las guías impresas tradicionales, parece una insensatez poner en marcha una editorial de libros con recomendaciones de bares y restaurantes. ¿Cómo competir con las valoraciones basadas en miles de opiniones de usuarios que encuentras en Internet, y encima gratis? ¿Qué ofrecer al lector que le convenza para gastarse el dinerito?

La respuesta de El Club de los Magníficos a este dilema es contundente. La serie de guías apuesta por ediciones muy cuidadas, en los que una impecable selección de 20 establecimientos por ciudad y tema llega acompañada de un contenido periodístico que va más allá de la opinión. No sólo nos enteramos de si el bar está bien o mal, sino también de quiénes son las personas que hay al otro lado de la barra y cuál es su historia. Por ahora han publicado tres: Madrid en 20 barras, dedicada a bares de tapas; Madrid en 20 tragos, sobre bares, y Barcelona en 20 coctelerías.

Para su impulsor, Jacobo Armero, el valor diferencial de las guías está en la fiabilidad del listado. "Encargamos a uno o varios autores de confianza que nos cuenten cuales son sus establecimientos favoritos y por qué. Deben ser lugares un poco especiales, cuidados, incluso un poco insólitos si es posible. Digamos que nuestros libros son como tener un guía gastronómico-personal, como un amigo que te dice qué sitios merece la pena conocer. Es algo que Google nunca podrá ofrecer".

En los locales que aparecen en las guías magníficas, la atención debe ser personalizada. Por eso se incluye siempre una fotografía de los barmans o los dueños de los negocios. "Son el alma de los establecimientos que seleccionamos, y retratar a las personas que están detrás de ellos es la mejor manera de explicar lo que vas a encontrar allí. Los de los tres hermanos de la taberna El Boquerón, del japonés Shuzo en su bar, ambos de Madrid, o de Miguel Tirvió en su cocktail bar Tirsa, en Barcelona, por poner algún ejemplo, lo dicen todo".  

Aunque el primer volumen del Club de los Magníficos se publicó en 2011, el embrión del proyecto ya existía en 2005. Un amigo gourmet de Armero, Emiliano Suárez Pascual, quería contar a sus amigos cuáles eran sus restaurantes favoritos de Madrid. Su lista se convirtió en "un precioso libro naranja", Los 20 magníficos, "que hoy es un incunable". "Me consta que fotocopiado vorazmente. Como vimos que la idea funcionaba, seguimos con ella, primero con otra guía de restaurantes también de Emiliano, y ya después con el Club de los Magníficos", recuerda el editor.

El hedonismo impregna de tal manera estos libros que uno se pregunta si el responsable de que estén en la calle no será un vividor. "Hombre, desde pequeñito mis padres me enseñaron que es mucho mejor si te gusta tu trabajo, así que decidí ponérmelo fácil. Claro que somos bon vivants, y tenemos el codo bien entrenado. Si disfrutas algo lo cuentas mucho mejor, se transmite la información de forma, digamos, más entusiasta, y llega mejor al lector. Nos pasa lo mismo que a los personajes que retratamos, se nota que les gusta lo que hacen".

Armero planea lanzar próximamente una guía de Galicia, otra para comer en carretera, y una nueva línea sobre pastelerías que comenzará por Barcelona. Sueña con un directorio de bares de pinchos de San Sebastián -"siempre que voy me cuesta muchísimo elegir entre tantos"-, y se plantea la necesidad de desarrollar algún tipo de aplicación para los móviles, después de que la zona premium de su web no haya cosechado el éxito esperado. Pero las condiciones del mercado no son fáciles, y el Club trata de buscar nuevas vías de financiación en el patrocinio. De hecho, el libro de las coctelerías de Barcelona ya está esponsorizado por una marca de whisky.

"Es la única manera de acercarnos a un umbral mínimo de rentabilidad", afirma Armero. "Es bastante caro hacer estos libros, con buenas fotografías, encuadernados en tela, buen papel, buena imprenta... La inversión es considerable, pero no se pueden vender a más de 25 €. Sin patrocinador no se pueden hacer, pero con un poco de ayuda se consigue ofrecer un producto de mucha calidad a un precio razonable". ¿Pero no compromete la independencia editorial el hecho de que una marca te dé dinero? "No, si la marca entiende que tu materia prima fundamental es la fiabilidad. Nos debemos al lector. Estar en la lista de establecimientos de nuestros libros no tiene un precio, no se puede pagar por ello. Nuestros autores eligen, y no existe razón comercial que condicione los contenidos".
 
Mientras pienso en todas las coctelerías de Barcelona que me faltan por visitar y me prometo a mí mismo que llevaré los libros en la maleta en mi próximo viaje a Madrid, le planteo una última pregunta a Jacobo Armero: ¿están en esto por dinero, por amor al arte o simplemente para beber gratis?

"Estamos por todo eso, aunque con matices", responde. "Dinero, lo que se dice dinero, no se gana, pero se puede conseguir pagar el trabajo si todo va medianamente bien, lo cual es hoy en día ya suficiente. Por amor al arte por supuesto, nos encanta hacer libros y contar historias. Y beber gratis, pues de verdad que no tanto. Siempre está bien que te inviten a tomar algo, pero más que eso nos gusta conocer sitios estupendos y tener un trato personal con ellos para poder recomendarlos".

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 38 Comentarios

--- El peregrino gris:
Me ha parecido interesante tu blog pero como no se te pueden dejar comentarios tengo que hacerlo aquí; dices que no te gusta La Ventana de la cadena Ser, vale, pero la hora de los viernes en la que mi queridísimo Ariel Rot y Urrutia ponían música era genial, éso no me lo podrás negar, ¿no? Además vos también sos argentino, ¿no? qué bueno, ché!

Sinceramente, no confiaría en bazofias como Trip Advisor ni para elegir dónde comerme un bocata. En primer lugar, cualquier indocumentado anónimo puede opinar (qué diablos me importa a mí la opinión de Jimmy Ragpicker, de Appaloosa, South Carolina, comedor compulsivo de hamburguesas "Big Kahuna", sobre un restaurante de Milán??) Y en segundo lugar muchos de esos sitios están bajo sospecha: muchos dueños pagan para que se publiquen reseñas favorables o, por el contrario son sometidos a campañas de desprestigio. Así que si fuera un tipo glamouroso que puede dejarse en un sitio de éstos el equivalente a la mitad de mi sueldo por una cena, no dudaría en comprarlos.

El NUEVO método para PERDER PESO. ¡¡Un éxito en USA!! http://sn.im/24o439v

Pero siempre es mejor ir un poco a la aventura y probar en sitios nuevos, alguno de ellos puede sorprenderte.

Siempre ayuda tener recomendaciones respecto al local donde vas a ir. Sin duda una guia siempre es un buen aporte.
http://www.compravinoonline.es

pues yo me fío de todos, pero sobretodo de mi misma

A mi las listas no me gustan, yo prefiero probar todos los bares y después ya elijo.

También recomiendo La Taberna de Moncloa, en Fernández de los Ríos esquina Andrés Mellado. Tostas gigantescas, tapitas porque sí con cada consumición, muy buen precio y los dueños y el personal son majísimos. Eso sí, el bar se peta rapidísimo.

Vengo de una ciudad de provincias y desde que vivo en Madrid me he propuesto aprovechar para hacer cosas que no puedo hacer en mi lugar de nacimiento, así que a lo tonto me he convertido en una especie de "Madrid en 20 tapas/tragos/lo que sea" con patas. Si queréis un cóctel bien hecho en Joaquín María López (Chamberí) hay una coctelería que se llama Red Velvet que es una pasada, cócteles muy bien hecho y un local encantador, pequeñísimo. Eso sí, id con la idea de gastar pasta en copas!!

Bueno, nos das el enlace de El Boquerón, y las críticas del público son muy buenas respecto a calidad y precio, pero bastante malas respecto al personal, que parecen los típicos sobrados. Así que no entiendo el tema.

Si estáis interesados en temas de nutrición, tal vez os interese este enlace. http://www.facebook.com/modelarlasilueta

Es mejor llevarte un libro en el viaje, que un montón de folios impresos de internet.
Por cierto ¿que os parece esta tapita?
http://50maneras.blogspot.com.es/2012/07/tapita-de-los-restos-del-naufragio.html

Es una pena que no haya más gente como ellos que saque a la venta libros de rutas. Yo, la verdad, es que lo pienso mucho últimamente que voy haciendo rutas.. tengo un libro de Barcelona de Taschen y me gusta mirarlo y remirarlo porque además de indicarte lugares, al que le gusta la fotografía y el buen comer disfruta con el libro. Pero parece que hoy en día nos gusta más hacer daño a nuestros ojos con las pantallas, ¡con lo mal que se lee!!!

Firmado: una que colecciona libros.

¿Y de otras ciudades hay?

Para "Arparove". Salvo que haya reaparecido en el último año, creo que hace mas de cinco años que cerró la pastelería "NIZA". No obstante, coincido en que, a mi gusto, hacían los mejores pasteles rusos que he probado.

Personalmente el libro en papel me parece que tiene un valor añadido sobre internet, siempre es mas personal y mas currado. Buen artículo.
Por cierto, que pesadisimos son los blogeros que utilizan los comentarios para publicitarse, si por mi de poco les sirve.

Cada formato de comunicación tiene su espacio y su público. Me da la sensación que la propuesta de El Club de los Magníficos trasciende el mero directorio de locales más o menos recomendables y se adentra en el territorio del contador de historias, es su valor añadido. Para otro tipo de necesidades e inquietudes, hay otros formatos, con internet y google como gurús.
Por mi parte os recomiento esta tortilla de calabacín con gremolata que bien se merece un pincho.
http://persucar-hipa.blogspot.com.es/2012/09/tortilla-de-calabacin-con-gremolata.html
Saludos!

Interesante, las guías siempre pueden servirte para descubrir lugares en sitios que no conoces... Coincido con Carlos, con la rotación que hay en el sector de la restauración, generalmente la información online (vía blogs o guías) es más fiable que lo que queda en papel.
Siguen siendo fuente de inspiración para blogs como el nuestro, donde ponemos el énfasis en la triple B (bueno, bonito y barato): http://www.losbonvivant.com/

El que no se fíe, pues nada. Yo estoy seguro de que en estos libros todo el mundo puede descubrir cosas que desconocía.

De acuerdo con Manu, yo también miro las opiniones en internet, pero a veces me fío más de la recomendación de alguien con gustos similares a los míos. Las opiniones de la web son fácilmente manipulables además :-). Y como indica Jacobo es interesante ver fotos de locales de hace 40 años y conocer su historia.
Acabo de volver atrás en el tiempo más de 20 años al leer Tirsa, ¡qué buenos recuerdos!. Es otra de las bondades de un libro con una selección sobre las webs, te puede descubrir lugares como éste, que no se encuentra en el centro de BCN precisamente, no funcionaría eso tan típico de: vamos a ver qué baretos tenemos por la zona y qué opinan de ellos!!!
Y cambiando de tema, Mikel, ayer hice caponata según la receta de tu libro, tenía muchas ganas de hacerla desde que leí cómo la disfrutaba Montalbano, ¡muy rica! aunque en casa se quejaron de que había un exceso de vinagre, es que son unos sosos ... :-)

Pues yo recomiendo ambas encarecidamente, y más aún a aquellos que gustan de hablar con la gente de los locales que visitan, y especialmente a aquellos que viven en esas dos ciudades.

Yo también me fío más de varias opiniones de usuarios y consumidores que no de una persona que va a un local, le agasajan, le invitan y puede no tener gustos parecidos a los míos.


Eso sí, recomiendo siempre obviar las mejores y las peores críticas, siempre hay quien está descontento con todo y quien es primo del dueño!!!


Saludos!
http://www.demipueblo.es

Reconozco que yo me fio más de internet que de este tipo de guias, las opiniones de la gente me parecen más sinceras sobre todo cuando hay muchas, que la opción y el gusto de un crítico que puede opinar de manera más subjetiva.
Hay mejores razones para gastarse el dinero de las guias directamente en el restaurante que nosotros decidamos.. y de paso dejo aqui una receta de un clásico de la cocina gaditana, el bienmesabe en adobo que ese no falla en una buena barra andaluza..
http://elpucherodehelena.blogspot.com.es/2012/08/bienmesabe-en-adobo-o-desde-buenos.html

Coméntanos alguna de cada ciudad! Besitos
Almu
http://www.mavieenroseblog.com/

Jacobo: ¿Te cuesta elegir entre tantos pintxos en San Sebastián? Normal, ¿a quién no? En Bilbao te pasaría exactamente lo mismo. ¿Solución? Venir por aquí muchas veces más e ir probando poco a poco en todos los sitios, ¿por qué sólo 20?
Las guías pasteleras sí me interesan, de Bilbao podía hacer yo una, jejé.
Mikeltxu, nos tienes un poco abandonados a los amantes del dulcerío, ¿no? Agurytal!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal