Pechuga de pavo a la sal

Por: | 19 de septiembre de 2012

Bocata pechuga pavo
El bocata de pavo definitivo. / EL COMIDISTA

 

Hay cocineros y cocinillas que ven la Thermomix como una especie de encarnación del mal. Para ellos es la negación de la creatividad culinaria, un trasto que le quita la diversión y la emoción al acto de guisar, y cuyo uso sólo resulta aceptable entre personas que no saben ni cocer un huevo.

Mi postura frente a este satánico artilugio es mucho menos radical. Desde que me la regalaron por ejercer de jurado en un premio para chefs jóvenes que otorga la marca, la he utilizado bastante, y con resultados por lo general satisfactorios. He preparado alguna masa que no me ha entusiasmado, pero para picados, triturados, sofritos y otro tipo de operaciones básicas por lo general bastante peñazo, te ahorra trabajo y tiempo. Creo que es como más la usaré, como complemento a los fogones más que como instrumento para preparar comidas completas.

Uno de los aperos que más me gusta de la Thermomix es el recipiente Varoma, y no sólo por su nombre tan de teletienda. Esta especie de fuente se coloca encima del vaso para cocer verduras, pescados o carnes al vapor, pero también es apto para técnicas inesperadas como el cocinado a la sal. Esto no lo descubrí yo con mi prodigiosa creatividad, sino que lo vi en la revista oficial de la marca.

La pechuga de pavo a la sal de hoy está hecha en el Varoma, pero no veo mayor inconveniente en prepararla al horno si no tienes Thermomix. Hay que tener la precaución de retirarla de la sal en cuanto esté lista y eliminar cualquier resto de esta sobre la carne para que no quede demasiado salada. En la receta la sirvo en bocadillo, pero puede tomarse sin pan con ensalada o verduras.

Dificultad

Tienes que entender la diferencia entre "on" y "off".

Ingredientes

Para 6-8 bocatas

  • 1 pechuga de pavo entera
  • 2 peras
  • 1 limón
  • 1 naranja de zumo
  • 150 g de rucola o lechuga
  • 6-8 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de mezcla de hierbas (orégano, tomillo, romero...)
  • Mayonesa
  • Aceite de oliva
  • 1 kg de sal gorda
  • Pimienta negra 

Preparación

1. Sazonar la pechuga con las hierbas.

2. Si vas a usar el horno, cubrir la base de una fuente con sal. Acostar la pechuga encima. Pelar el limón y poner trozos de la peladura encima de la carne. Cubrir con sal. Si usas Thermomix, llevar a cabo el mismo proceso en el recipiente Varoma y taparlo.

3. Hornear 30 minutos a 180 grados. Si se hace en la Thermomix, precalentar un litro de agua en el vaso 8 minutos, a temperatura Varoma y velocidad 1. Después poner el recipiente con la pechuga encima del vaso, y cocer 20 minutos a temperatura Varoma, velocidad 2.

4. Sacar de la sal y eliminar bien cualquier resto de ésta en la superficie de la pechuga, desechando también las peladuras de limón.

5. Cortar los panes y untar una cara con mayonesa o aceite de oliva y la otra, con la mostaza mezclada con un chorro de zumo de naranja.

6. Rellenar el pan con las hojas verdes, pera cortada en láminas y filetes de pechuga aliñada con unas gotas de zumo de limón, otras de aceite de oliva y pimienta negra.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 58 Comentarios

Excelente receta, definitivamente la probaré

Jajaja me parto con lo de «Dificultad:
Tienes que entender la diferencia entre "on" y "off"»... es verdad que con los robots y ollas programables es muy fácil cocinar :)

A las pobres Thermomix les deben de pitar los oídos, con loque las denostan. Yo recuerdo cuando se introdujeron los microondas en España, que eran carísimos y según la peña producían cáncer, leucemias y si me apuras hasta impotencia. Yo tengo Thermomix desde hace 2 años y no la uso para todo (un risotto no lo puede hacer, ni un arroz que no sea caldoso, por ejemplo), pero la uso, al menos, una vez al día, y hay días en que la pobre echa humo. Los puristas de la cocina, que hagan una fogata en el salón, porque como lo cocinado en leña no hay nada...

Ni tengo Tmx ni la tendré, me parece un armatroste. Es la típica cosa que compra la gente y que se convence de que la va a usar y luego ná, es evidente si hay tantas desegunda mano. Es como las liquadoras y las bicis estáticas al final hay que tener voluntad para usarlas, que no funcinan solas.

Eso de "acostar la pechuga" ha quedao muy lúbrico...La nueva temporada de "El Comidista (mentalista)" promete. :)

Por cierto, y no es por meterme donde no me llaman que, además, yo en la cocina pongo interés pero muy bien no es que se me dé: en lugar de horno, ¿se podría hacer en el microondas? Para cocinar al vapor es muy socorrido.

Sergio, es verdad. La verdad es que ese monopolio es un poco... raro (por no decir sospechoso). Porque sí, hay robots de cocina, pero no tienen nada que ver. ¡No hay ningún producto igual!

A mi lo que no me gusta y me hace desconfiar de la termomix es su forma de venta. Igual al principio, cuando sacaron el producto , la mejor forma de convencerte es que un comercial te haga las demostraciones. Pero ahora, por qué no la venden el las tiendas de elctrodomésticos. ¿Por qué no hay robots de otras marcas que le hagan la competencia y abaraten el precio? No lo entiendo

Pues yo si no tengo una Thermomix es porque cuestan un riñón y, encima, no tengo donde meterla.

Hola, Mikel:
personalmente no soy de los que se sienten atraídos por la Thermomix (por lo menos de momento). Puede ser que el precio influya y que si costase la mitad me lo llegara a pensar... no lo sé. Creo que es un aparato que puede englobar bastantes funciones eliminado cacharros de tu cocina, pero con el precio actual bajo mi punto de vista no compensa. Lo que sí me parece curioso es ver cómo hay gente que comenta que se ha aficionado a la cocina desde que la tiene o de cómo algunas personas planean comprarla porque no les gusta la cocina y se creen que van a adquirir un cacharro donde metes todos los ingredientes a la vez, lo programas y tienes un plato exquisito. Ambos planteamientos erróneos bajo mi punto de vista. La cocina debe estar por encima de aparator y utensilios. Sino realmente no te gusta cocinar. Es mi humilde opinión. Sin embargo, soy una persona que prefiere hablar de las cosas después de haberlas probado y casualmente hace dos semanas contacté con un vendedor de Thermomix para que vieniera a casa a hacerme una demostración de esas. Sé cuál va a ser su planteamiento de venta y sé que al final le voy a sacar los colores, pero quiero tenerla delante, verla y confirmar mis ideas sobre ella.
¿la receta de hoy? nos hemos ido por las ramas y no he mencionado nada. Personalmente preferiría pechugas de pollo un poco gorditas (que si no se las "come" la sartén) y hechas a la plancha (que no significa carbonizarlas, como alguno está acostumbrado a hacer). Un poco de sal, pimienta y salsa Worcerstershire y están de vicio.
Un saludo!

Mikel: Si no tenemos el carísimo invento del diablo, en lugar de hacerlo al horno, ¿se puede hacer al vapor en una vaporera? Si no me equivoco, el accesorio de marras que utilizas lo que hace es cocinar al vapor, como quien lo hace en un hervidor de arroz, o con la rejilla sobre la olla de toda la vida.

Definitivamente confirmado: o no cocinas o el 90 % de las recetas que sacas aqui te las inventas.

Esa pechuga a la sal siempre va aquedar salada, muy salada, ya que no tiene ni piel ni grasa que impida que penetre la sal. No es como el pescado.

En este caso no creo que sea buena idea aprovechar el agua del vaso para hacer nada, ya que el resultado quedaría tan salado como para tirarlo a la basura. Un buen regalo te hicieron Mikel, disfrútalo.

Cuanto pesa una pechuga de pavo en Espana?

ayer, casualmente, hice media pechuga al horno (1kg) y se demoro cerca de 90 mins. y la hice a 180 grados (los primeros 20 min a 220 grados).

La tenia, ademas, con un termometro interno para que me diera una temperatura de 71 grados. con 30 minutos me da la impresion que debe quedar cruda.

Pues yo soy muy fan de la thermomix. Tanto como complemento como para cocinar montones de platos "completos" y riquísimos; guisos, pan, legumbres, arroz, repostería....de todo. Además hay blogs geniales como velocidadcuchara y algunos más también muy buenos que inspiran un montón.

Yo también opino que el precio de la Thermo es ridículamente elevado, pero no me he arrepentido ni una vez de haberla comprado y ya hace 2 años (un viajecito menos y la tienes para siempre a tu servicio, porque es indestructible; como con todo, la forma de gastar el dinero es para gustos). Hay cosas que las borda, otras que las hace muy bien y otras que las hace, sin más. El único inconveniente que le veo, aparte del precio y el rollo secta, es que no haya 2 ó 3 tamaños de vaso para las distintas preparaciones (para algunas cosas me gustaría tener uno más grande y para otras uno más pequeño). La verdad es que no hago casi nada que no hiciese antes, ni me queda mejor, pero lo hago con más frecuencia porque me simplifica mucho y da menos pereza.
¡Tirón de orejas para lo del vaso con agua! Igual es porque me crié con el soniquete de mi madre diciendo "apaga la luz, que no somos accionistas de Iberduero", pero soy incapaz de cocinar algo al vapor con el vaso vacío. Siempre puedes preparar una crema de verduras resumen de nevera, o sofreír una cebolla y llenar la despensa con tarritos de tomate casero...
La receta pinta bien, pero con el pavo me pasa como a Atila, me da mal rollo; es como los filetes de pescado limpios que ves en las pescaderías... Aunque la idea de hacerlo a la sal y jugosito me atrae, así que igual me atrevo... Este bicho no lo venden en versión "de corral", verdad???
En cualquier caso, me alegro de que incorpores la maquinita a tus experimentos. Ya nos irás contando...

Pues yo, si no fuera por la Thermomix que me regaló mi madre antes del nacimiento de mi primera hija, jamás le habría cogido gusto a la cocina. Cuando empecé a usarla y me salían las cosas bien, se me despertó una curiosidad insaciable por aprender más de cocina. Ahora la utilizo para hacer algunos platos, otras veces como auxiliar, y todo ellos lo combino con métodos tradicionales. A cada caso lo que me resulte más cómodo, fácil y rentable. Mi familia y yo estaremos eternamente agradecidos a la Thermomix.

Y las peras... ¿como pa que son?
Fijaté que yo tuve la idea el otro día de hacer una pechuga a la sal, pero estaba con la duda de si se salaría demasiado. Al final la hice rellena de champiñones, compota de manzana y piñones, en papillote para que quedara jugosita.

http://50maneras.blogspot.com.es/2012/09/pollo-pera-o-mas-bien-pollo-manzana.html

Probaremos de cocinar esas pechugas de pavo, a ver como sale la cosa!!

Pues la dorada a la sal en la Thermomix es literalmente, un regalo divino. Ni huele la cocina a pescado, ni la sal sale disparada hacia todos lados, por lo que la cocina queda limpita y el pescado está cocinado en su punto y muy jugoso. Vamos, jamás volveré a usar el horno para hacer este plato, es obvio!

Yo tendré que seguir esperando a que alguien me la regala, porque seguro que la amortizo¡ Asi que de momento la receta de hoy al horno.

Las peras te las comes mientras lo preparas?

Se nota que te la regalaron, si te la hubieras pagado tu tal vez la valorarias más. Para mi es una gran ayuda. Me encanta cocinar, con y sin Thermomix.Este enlace te lleva a mi blog de cocina.

JUEGO DE SABORES

Pues que quereis que os diga, a mi me encanta cocinar y la thm la utilizo casi a diario, reconozco que es cara, pero como a mi me la regalaron (mi hermana, no por hacer de jurado, je, je). Hago arroces, pan, tartas, natillas, cremas, pescado y verduras al vapor al vapor, ... Yo sí que la tengo amortizada.

El otro día hablaba con unos amigos a los que les regalaron la Thermomix, por lo visto te resuelve todo tipo de cuestiones... Me la compraria, si no fuera por el precio....
http://www.losbonvivant.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal