Daiquiri de caqui

Por: | 18 de octubre de 2012

Daiquiri caqui
Igual no es la copa adecuada, pero es la que tenía. / AINHOA GOMÀ

 

Para los melindrosos a los que la fruta no les hace mucho chiste, y menos si se trata de una fruta un tanto raruna y babosa como el caqui, no hay mejor truco que colársela en un cóctel. Es como cuando le haces el avioncito con la cuchara a un bebé o le pones cualquier verdura a un crío en un puré. Todo adulto admitirá con gusto las vitaminas frutales si van acompañadas de un chorrito de alcohol, salvo que sea musulmán o abstemio.

El cóctel de hoy también sirve para salirse un poco de los daiquiris más convencionales -piña, fresa, plátano- con un producto alternativo y ahora en plena temporada. Cuando ya están bastante blandurrios y no apetece mucho comerlos tal cual, a los palosantos se les puede dar salida en este o en otros combinados: su sabor es bastante amable y encaja bien con casi todo. Eso sí, para usarlos en bebidas es fundamental que estén bien maduros, como globos llenos de líquido a punto de explotar.

Dificultad

Hace falta saber qué es un caqui.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 2 caquis maduros
  • 150 ml de ron dorado o añejo
  • 2 limas (si son grandes y jugosas, sólo hará falta una)
  • 1 cucharada de azúcar integral de caña (opcional)
  • 8-12 hielos
  • Cacao en polvo

Preparación

1. Exprimir las limas. Pelar los caquis. Triturarlo la pulpa de la fruta con el zumo de lima (con unas 3-4 cucharadas será suficiente) y el azúcar, si es que los caquis no están muy dulces.

2. Triturar unos 10 cubitos de hielo con la mezcla anterior y el ron.

3. Si queda muy espeso, añadir más hielo y volver a triturar.

4. Servir con un poco de cacao espolvoreado por encima

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 44 Comentarios

Fíjate tú que a mí que me gusta de todo el caqui no me entra... tendría que probar tu cóctel (donde veo que queda enmascarado) pero es que ya ni la palabra "caqui" me gusta ;)

Tampoco los judíos pueden probar el alcohol.

---Pierde 5KG en 9 DIAS. Te muestro mi método en este VIDEO: http://su.pr/1xuU15

Me encanta la sonoridad de este cóctel, el chirimiri de cacao y el enfoque selectivo que ha conseguido Ainhoa pero veo en esa librería difusa el ejemplar de Microwave for one...socorro.

Ana pero tiene un efecto secundario y no es precisamente que se peguen a las mejillas del culo, son ASTRINGENTES, y para tu peculiar mala leche debes tomar algo que no te estriña más de lo habitual.
Salud.

para LOLO:
te has pasado!

un saludo,

http://ensalsaverde.wordpress.com

Lolo, a la gente le gusta lo que le gusta. A mí no me va el microondas y a ti sí. Pues a otros no les gusta la fruta, aunque a mí tb me parezca increíble. tenago una amiga que no la prueba ni dándosela pelada y cortada y está delgadita, así que...

No me gusta todo tipo de fruta, pero la que me gusta, cuando está buena me parece superior a cualquier otro dulce. Cualquier transformación que sufra a manos de un cocinero sólo va a perjudicarla: prefiero una buena manzana a una tarta de manzana buena (pero también prefiero una buena tarta de manzana a una manzana mala), ¿añadir azúcar a un melocotón? (horror) y no digamos a un mango. Pero bueno, aprecio este intento de transformar un caqui en algo comestible y que no se pegue a la pared de las mejillas, porque los caquis precisamente por este tipo de efectos secundarios no me entusiasman...

Jo pero que requeterico que tiene que estar!!
Saludos

No sabes cuánto te agradezco esta entrada. Tenemos un caqui en el jardín, y jamás hemos sabido qué hacer con su fruto que a nadie en casa nos entusiasma. Ya te contaré qué tal la versión alcohólica, que a eso fijo que nadie le hace ascos...

Qué rico!!! Yo quiero uno, por favor!!! ^_^

Si, si, airearse, mucho rollo macoquero, ahora se le hace ascos al Kiki perdón el Caqui, venga desprecios y reproches a la pobre fruta y para mí que era tu cuca.

Daicaqui, menuda pinta tiene.
http://www.compravinoonline.es

Pues estoy super indignado que degrades así a los caquis ¿Qué pasa? ¿Es algo personal, maldito defensor de sentarse en familia a comer? Y encima metiéndote con los abstemios y los musulmanes ¡Blasfemia! ¡Mereces morirte sólo cocinando caquis en un microondas! ....


Que triste, te odio y pienso irme a llorar abrazado a mi microondas y mis caquis a otro blog donde indignarme por cualquier otra estupidez de la cual aunque parezca imposible, pueda hacerme que me sienta mal


Ahora (en serio) como idea, podías en otra entrada explicar la importancia de que el daiquiri vaya en ese tipo de copa y el porqué de otras bebidas(por ejemplo, cervezas de abadía necesitan airearse etc).


Y sobra decir que lo de antes era ironía ¿no? ¿Seguro? Bueno, por si acaso: ERA IRONÍA MILINDRIS.

Una manera diferente y rica de probar algunas frutas!! De pequeño me hacian tonar los caquis,hace mucho que no los pruebo!!
Saludos!

¿El maestro de hostelería estaba bien?

Tengo caqui-aversión desde pequeño. Mi bisabuela tenía un árbol de estos y cunado me plantaba la fruta pegajosa delante no tenía escapatoria.
De todas formas en el cóctel puede estar enmascarado y a lo mejor puede sacarse algo positivo.
http://www.miscaprichosculinarios.blogspot.com

Me encantan los caquis, pero nunca los he probado en daiquiri, ahora me das envidia!! Tiene que estar muy bueno!
http://juegodesabores.blogspot.com.es/

Una persona a la que no le gusta la fruta no tiene gusto ni razón. No merece leer un blog de cocina ni dedicarle una receta. Yo diría que no es ni persona, sino algo más parecido a una vacaburra.

El caqui me parece una fruta inquietante. Parece un tomate pero no lo es. Es verlos y darme repelús.
Lo siento, pero no me gustan.

Siendo jovencita, un maestro de la hostelería, me introdujo en el difícil mundo de los cócteles y después de unos años sin vernos le sorprendí con dos daiquiris de caqui con un poco de ron y creo que todavía anda flipando.


Hay tal variedad de repugnancias hacia la fruta que se le podría hacer a Carmen Miranda un sombrero grunge.
Me pregunto yo si esto es en todas partes igual o los españoles somos algo tiquismiquis con la fruta.

Los caquis hay que tomarlos muy, muy maduros, sino si que te dejan la boca como un estropajo.

Esta entrada me vine de perlas! Justo ayer ví unos caquis en la verdulería y me preguntaba de qué manera se podrían hacer... Mikel, ¿se te ocurren otros usos para el caqui? ¿lo ves en alguna ensalada o así?
http://www.losbonvivant.com/

Tiene que estar impresionante, la verdad
Gracias,
Almu
http://www.mavieenroseblog.com/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mikel López Iturriaga

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal