Decadencia y caída del roscón de Reyes

Por: | 03 de enero de 2013

Roscon reyes monsieur cocotte
Un roscón casero de verdad. / MONSIEUR COCOTTE

 

De entre todos los momentos que me gustan de las navidades -lo siento, no soy de esos intelectuales que las detestan por ñoñas, consumistas y demás topicazos-, uno de mis favoritos ha sido siempre el desayuno del día 6. Jamás perdono el roscón de Reyes, por varios motivos. Tiene algo de aventura emocionante de la infancia, cuando ansiabas que te tocara el rey y temías dar con el haba. Es uno de los pocos productos que, al comerse sólo en esta fecha, sigue conservando su temporalidad contra viento y marea, lo que aumenta su disfrute. Y si está bien hecho, para mí es uno de los bollos más deliciosos que existen, capaz de llevarte al nirvana si lo acompañas con un chocolate caliente.

Si está bien hecho, claro. Es decir, si se ha elaborado con honestidad, respetando su esencia y utilizando buenos ingredientes: harina, leche, mantequilla, azúcar, huevo, agua de azahar y, a partir de ahí, el toque personal que se le quiera dar a la masa con cítricos, ron, canela o limón. Dejando que fermente el tiempo suficiente y horneándolo. No parece complicado, ¿verdad? Pues sí lo debe de ser, considerando el bajísimo nivel de la mayoría de los roscones que he probado en los últimos años, comprados en toda clase de pastelerías, panaderías y tiendas españolas.

Dichos roscones no guardan mucha relación con mis recuerdos de infancia, ni con las versiones decentes que en escasas ocasiones he tenido la oportunidad de probar. No son más que bollos zafios que se quedan resecos en cuestión de horas, cuya masa la debe de fabricar el hombre que lo hace todo en España del que hablaba Astrud en su canción. Todos saben exactamente igual: a masa estándar de pastelería industrial. Bueno, miento: hay ligeras variaciones dependiendo de los litros de esencias químicas "aromatizantes" que le hayan podido echar para camuflar la insipidez del bollo en sí mismo. Eso sí, la mayoría llevan por encima sus buenos kilos de azúcar y de fruta escarchada a prueba del paso de los milenios, que hay que mantener la tradición.

Más de una vez me he preguntado si lo del roscón chungo era una obsesión mía  o de mi familia, muy quejica con la repostería en general. Por eso ayer pregunté a mis seguidores en Twitter si a ellos también les pasaba. La respuesta fue abrumadora.

Parece ser que ahí afuera hay bastante gente cabreada con la deplorable calidad de muchos roscones. Y con su extravagante precio considerando los truños que te dan a cambio. Casi me parece más razonable lo que te ofrecen los grandes supermercados: roscas de sabor químico sin ningún parecido al original, rebosantes de esencias y grasas hidrogenadas y con una lista de ingredientes de laboratorio más larga que el reparto de Los Miserables, pero al fin y al cabo, baratas.

La decadencia del roscón de Reyes no es noticia de última hora. Yo diría que viene produciéndose desde la introducción masiva de la bollería industrial en la España de los ochenta. Hay un hecho que marca un antes y un después: la aparición de la nata como relleno. Como en tantos otros pasteles, la crema de leche montada cumple la función de enmascarar las deficiencias. Da igual que el bollo se quede más seco que una piedra pómez y que sepa a la nada más absoluta: una buena dosis de nataza hará que la grasa y el azúcar inunden tu paladar y te resulte "rico". ¿Que la nata ya no cuela? No pasa nada, hombre, que para eso tenemos la crema de chocolate, la puntilla que necesitaba el roscón para darse por muerto. Por cierto, el asunto de la nata también encendió pasiones en Twitter.

Nataza en el roscón de Reyes

@mikeliturriaga Si, son vulgares bollos...y el relleno ese de nata empalaga demasiado >_<Vaness@L@rgoS
@mikeliturriaga desde que se permitió rellenar con nata la decadencia de Occidente se hizo carne... masa.Luis Gaspar*
@mikeliturriaga la nata es el ketchup de los roscones :/Leticia Collado
@mikeliturriaga yo diría que más del 90% son bollos con nata de bote, eso no hay quien se lo coma.Érika O'Morrison

 

 

Existen lugares donde todavía se elaboran buenos roscones. El crítico gastronómico de este periódico, José Carlos Capel, publicó ayer una lista de 10 pastelerías en las que no se mancilla el honor de este clásico navideño. Los que por motivos económicos o geográficos no pueden acceder a los productos de esta clase de establecimientos no tienen más remedio que prepararlo en casa. Que tampoco es mal plan: no es el plato más fácil de hacer y se requiere cierta destreza y paciencia para que no te salga una rueda de cemento armado, pero existen buenas recetas en internet que allanan el camino.

Imagino que esta entrada levantará protestas en el gremio de aludidos, con la consabida crítica de siempre: "Estás haciendo daño al sector". A mí me parece que lo que hace daño al sector es la falta de autocrítica y el conformismo, alimentado sin duda por la baja exigencia de unos consumidores aborregados por años y años de repostería cutre. Con el roscón nos ha pasado lo mismo que con el pan, las magdalenas o los cruasanes: se nos ha olvidado cómo eran de verdad.

 

¿Conoces algún lugar donde se vendan buenos roscones? ¿Has intentado hacerlos en casa? Cuenta tu experiencia en los comentarios.

Hay 210 Comentarios

Pues a mí me pareceis unos engreídos culinarios que habéis perdido un poco el norte.
En el 90% de hogares españoles si hay un roscón, será el que esté mejor de precio. Porque no tanta gente puede pagar lo que vale hacer un roscón de verdad. Y al final gana la demanda, es decir, nos dan lo que pedimos, que es un roscón barato.
¿Y desde cuando la bollería industrial está mala? Insana sí, pero mala no. No creo que haya mucha gente que sepa distinguir un aroma natural a otro químico. Y es más fácil que un bizcocho indutrial esté tierno al día siguiente que no uno casero.
En fin. Que creo que lo importante es pasar un buen momento con la familia, y no dedicarse a hacer remilgos. Con donuts o con roscón tradicional.

Yo ya he pasado del roscón, y afrancesada que es una, me compro la Galette, que es la versión francesa de pastel de reyes, hecha a base de hojaldre suave y mazapán. En Madrid hay una panadería que se llama Tartiflette y que está en el distrito de Hortaleza donde una pastelera francesa las hace cada año y están bueníiiiiiisimas.

Tienes toda la razón Mikel. Yo ya llevo 4 años haciéndolo, me harté de pagar 30€ por un bollo congelado grasiento, que hecho en casa, con huevos de granja y mantequilla de la buena no requiere mas de 5-6€ de inversión

En Zaragoza, también se come el día de San Valero (29 de enero, patrón de la ciudad) y por eso se dice "San Valero, Ventolero y Rosconero, porque ese día curiosamente suele hacer mucho viento en Zaragoza (como casi siempre) y porque el roscón es muy tradicional en la ciudad. A mí me gusta muuuuuucho

Hola Mikel, ¿ desde cuando no pasas el día de Reyes en Bilbao?. Saludos desde Apanymantel

Nunca me gustaron los roscones de reyes, a no ser que tuvieran nata,eso si, montada en casa. El año pasado hice un, duro como una piedra, pero con chocolate estaba de vicio, y ahora mismo tengo la masa reposando para hacer otro, y no tiene nada que ver la receta del año pasado a este. Y a mi, que no soy cocinillas pero me gusta cocinar, no me parece mas laborioso que un guiso, lo unico, respetar los tiempos de fermento de la masa.
Hala, despues de este rollo, a portarse bien.

El "secreto" del roscón casero, aparte de los buenos ingredientes que le ponemos (por lo menos sabemos lo que lleva) es RESPETAR LOS TIEMPOS DE LEVADO. Aquí no valen las prisas.
Un saludo y perdón por levantar la voz.

¿Has probado en Bilbao los de "Felipe"?
General Concha 50
Gordoniz 19.

ZURICALDAY!! Pero solo Zuricalday de Algorta o Las Arenas (Getxo). Auténticos, te lo aseguro.

Para mi es muchísimo más sabroso el Pan Dulce Navideño hecho con gran cantidad de fruta seca. Comparto la receta paso a paso. Su sabor es increíble!!
http://contactoconlodivino.blogspot.com.ar/2012/12/pan-dulce-navideno.html?showComment=1356933005238#c3572162108587955081

En Barcelona lo hacen muy bueno (y a buen precio) en el Forn Mistral, en Avenida Mistral nº 60. Es impresionante ver las colas que se ven saliendo del local el dia 5 de Enero, igual que pasa con las cocas de Sant Joan el 23 de Junio.

No es fácil encontrar un roscón bien hecho y con ingredientes fiables. Por eso lo hago yo: sin relleno y decorado con naranjas confitadas en casa. Para mí, la mejor receta es la de Webos Fritos. Es técnicamente impecable, y tan detallada que hasta el más lerdo logra un roscón en condiciones. Ahora que vivo en Barcelona, recomiendo los de Daniel Jordà (Forn Trinitat/PAnes Creativos). Y en Madrid, Moulin Chocolat.

El quid de la cuestión está en tu último párrafo: consumidores aborregados, sin cultura gastronómica y sin memoria culinaria, según parece, que prefieren la mediocridad barata al lujo relativo y ocasional.

Odio la fruta escarchada, que se la coma otro. :D

http://www.compravinoonline.es

Yo nunca le había hecho especial caso al roscón, siempre me parecía insulso y seco, hasta que descubrí la pastelería en frente de mi casa a la que nunca había entrado, con aspecto de insignificante pastelería de barrio: de brioche, no muy hinchado, con una masa que sabe a sus ingredientes, nada seco, con una cantidad razonable de mazapán (típico del roscón en Cataluña) y con buena fruta escarchada. En general hacen buena toda la pastelería tradicional, se llama Pastisseria Viladecans y está en República Argentina 220.

"Valeria de Los Bonvivant" ha tenido una buena idea: Mikel, el post de mañana bien podría ser una lista recopilando los sitios que hemos ido apuntando aquí todos (nombre de la confitería y ciudad), seguro que mucha gente la encuentra útil. Ahí queda la propuesta :)
http://www.gulagalega.com

En Madrid, amén de Roscón de la pastelería de la calle del Pozo, para mi gusto tambhién son muy buenos el de Casa Mira y el de Lhardy, ambas en Carrera de San Jerónimo (aunque el de Lhardy es un roscón un poco "raro", que casi no parece roscón. Pero está muy bueno).

Yo este año me he animado a hacerlos en casa. No hay color. Os recomiendo la receta de Su de webos fritos, fácil y muy bien explicada. Solo necesita tiempo.

Mike, por favor, recopila una lista de lugares donde se pueda comprar un buen roscón de reyes, seguro que habrá algún sitio decente en Barcelona.
http://www.losbonvivant.com/

Hombre, a mí el roscón, como la mayoría de dulces navideños, no me va, pero entiendo bien la cuestión pq a mí me pasa lo mismo con torta cristina, hecha de almendras. Ya casi nose hacen y quien las hace no tiene ni idea de cómo se hacían antaño.

Mi novia se decidió a hacer uno para la cena de Navidad, y aunque no le pusimos sorpresa (no era para Reyes) el resultado fue maravilloso. Ahora que lo que fue más laborioso son las esperas para que la masa suba, por lo que empezó con el tema del roscón el día anterior. La receta la había sacado de internet para la thermomix y aparte de la preparación de la masa hervimos un poco de leche con canela, naranja y limón con lo que el sabor era muy intenso. al ponerlo en el horno en sólo 15 min subió como la espuma y estaba buenísimo, tanto que después de una cena de Nochebuena yo no podía parar de comer. Ahora para Reyes vamos a preparar otro!!

Tienes mucha razón, amigo, yo le pongo mucha ilusión al asunto y me lo zampo con decepción y todo, pero es difícil encontrar un bueno. Los rellenos de nata disimulan un poco, pero a cambio empachan que da gusto. Una vez intenté hacerlo en casa y me salió un ladrillo, así que prefiero el ladrillo comprado que por lo menos no mancha la cocina ni da trabajo. Me han hablado muy bien de los que se hacen con Thermomix, pero no me fío, solemos tender a ser muy indulgentes con nuestras propias creaciones culinarias. En fin, seguiré buscando ese roscón ideal. Este año voy a probar con la pastelería Nunos, que suele darme muchas alegrías.

Yo lo preparo cada año y nos lo merendamos en casa. Ya lo tengo plenamente masterizado y con orgullo puedo decir que es una de mis recetas más celebradas. Nada de frutas escarchadas, ni por supuesto rellenos absurdos, como mucho algo de azúcar humedecido por encima. Lo divertido es que no es en absoluto complicado, pero necesita tiempo y paciencia para que la masa fermente bien. Sigo la receta de la Thermomix (tm) aumentando los tiempos de fermentado y funciona perfectamente. Y detesto los roscos de panadería, masas congeladas más secas y tiesas que Mourinho tras perder una champions. Este año también caerá, acompañado con chocolate, café y unas risas.

Totalmente de acuerdo con el señor Iturriaga, la mayoría de los que venden son auténticos engrudos cocidos y rebosantes de azucar y/o nata. La excepción en Málaga, en la zona oeste, los que hacen en la pastelería Christian en calle Gaucín. Os aseguro que peregrina gente de todas partes a comprar estos magníficos roscones y, en este caso, el que ponen relleno de crema de turrón es bocado de los dioses. Los que seais de la zona pasaros por allí, no decepcionan nunca.

Pues sí, la bollería y los panes en general que suelo comer o que veo que se comen en Espanya son deplorables. Alemania tiene mucha tradición panadera, y aquí los panes tienen contenido (también habrá alguno de estereopor) saben an pan, y duran un montón. Claro que yo me muevo en un mundo donde lo ecológico y lo bien hecho está muy valorado. Pero de verdad, la bollería y la panadería en Espanya son de pena... Cuando venga a Madrid en primavera pienso traer panes a mis hermanos!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal