Decadencia y caída del roscón de Reyes

Por: | 03 de enero de 2013

Roscon reyes monsieur cocotte
Un roscón casero de verdad. / MONSIEUR COCOTTE

 

De entre todos los momentos que me gustan de las navidades -lo siento, no soy de esos intelectuales que las detestan por ñoñas, consumistas y demás topicazos-, uno de mis favoritos ha sido siempre el desayuno del día 6. Jamás perdono el roscón de Reyes, por varios motivos. Tiene algo de aventura emocionante de la infancia, cuando ansiabas que te tocara el rey y temías dar con el haba. Es uno de los pocos productos que, al comerse sólo en esta fecha, sigue conservando su temporalidad contra viento y marea, lo que aumenta su disfrute. Y si está bien hecho, para mí es uno de los bollos más deliciosos que existen, capaz de llevarte al nirvana si lo acompañas con un chocolate caliente.

Si está bien hecho, claro. Es decir, si se ha elaborado con honestidad, respetando su esencia y utilizando buenos ingredientes: harina, leche, mantequilla, azúcar, huevo, agua de azahar y, a partir de ahí, el toque personal que se le quiera dar a la masa con cítricos, ron, canela o limón. Dejando que fermente el tiempo suficiente y horneándolo. No parece complicado, ¿verdad? Pues sí lo debe de ser, considerando el bajísimo nivel de la mayoría de los roscones que he probado en los últimos años, comprados en toda clase de pastelerías, panaderías y tiendas españolas.

Dichos roscones no guardan mucha relación con mis recuerdos de infancia, ni con las versiones decentes que en escasas ocasiones he tenido la oportunidad de probar. No son más que bollos zafios que se quedan resecos en cuestión de horas, cuya masa la debe de fabricar el hombre que lo hace todo en España del que hablaba Astrud en su canción. Todos saben exactamente igual: a masa estándar de pastelería industrial. Bueno, miento: hay ligeras variaciones dependiendo de los litros de esencias químicas "aromatizantes" que le hayan podido echar para camuflar la insipidez del bollo en sí mismo. Eso sí, la mayoría llevan por encima sus buenos kilos de azúcar y de fruta escarchada a prueba del paso de los milenios, que hay que mantener la tradición.

Más de una vez me he preguntado si lo del roscón chungo era una obsesión mía  o de mi familia, muy quejica con la repostería en general. Por eso ayer pregunté a mis seguidores en Twitter si a ellos también les pasaba. La respuesta fue abrumadora.

Parece ser que ahí afuera hay bastante gente cabreada con la deplorable calidad de muchos roscones. Y con su extravagante precio considerando los truños que te dan a cambio. Casi me parece más razonable lo que te ofrecen los grandes supermercados: roscas de sabor químico sin ningún parecido al original, rebosantes de esencias y grasas hidrogenadas y con una lista de ingredientes de laboratorio más larga que el reparto de Los Miserables, pero al fin y al cabo, baratas.

La decadencia del roscón de Reyes no es noticia de última hora. Yo diría que viene produciéndose desde la introducción masiva de la bollería industrial en la España de los ochenta. Hay un hecho que marca un antes y un después: la aparición de la nata como relleno. Como en tantos otros pasteles, la crema de leche montada cumple la función de enmascarar las deficiencias. Da igual que el bollo se quede más seco que una piedra pómez y que sepa a la nada más absoluta: una buena dosis de nataza hará que la grasa y el azúcar inunden tu paladar y te resulte "rico". ¿Que la nata ya no cuela? No pasa nada, hombre, que para eso tenemos la crema de chocolate, la puntilla que necesitaba el roscón para darse por muerto. Por cierto, el asunto de la nata también encendió pasiones en Twitter.

Nataza en el roscón de Reyes

@mikeliturriaga Si, son vulgares bollos...y el relleno ese de nata empalaga demasiado >_<Vaness@L@rgoS
@mikeliturriaga desde que se permitió rellenar con nata la decadencia de Occidente se hizo carne... masa.Luis Gaspar*
@mikeliturriaga la nata es el ketchup de los roscones :/Leticia Collado
@mikeliturriaga yo diría que más del 90% son bollos con nata de bote, eso no hay quien se lo coma.Érika O'Morrison

 

 

Existen lugares donde todavía se elaboran buenos roscones. El crítico gastronómico de este periódico, José Carlos Capel, publicó ayer una lista de 10 pastelerías en las que no se mancilla el honor de este clásico navideño. Los que por motivos económicos o geográficos no pueden acceder a los productos de esta clase de establecimientos no tienen más remedio que prepararlo en casa. Que tampoco es mal plan: no es el plato más fácil de hacer y se requiere cierta destreza y paciencia para que no te salga una rueda de cemento armado, pero existen buenas recetas en internet que allanan el camino.

Imagino que esta entrada levantará protestas en el gremio de aludidos, con la consabida crítica de siempre: "Estás haciendo daño al sector". A mí me parece que lo que hace daño al sector es la falta de autocrítica y el conformismo, alimentado sin duda por la baja exigencia de unos consumidores aborregados por años y años de repostería cutre. Con el roscón nos ha pasado lo mismo que con el pan, las magdalenas o los cruasanes: se nos ha olvidado cómo eran de verdad.

 

¿Conoces algún lugar donde se vendan buenos roscones? ¿Has intentado hacerlos en casa? Cuenta tu experiencia en los comentarios.

Hay 210 Comentarios

Feliz año a todos!!!
Buenísimo artículo y con muchísima razón. Menuda porquería los roscones del Lidl, Carrefour, Hipercor, Alcampo, Mercadona, etc... Basura empalagosa y cara, diseñada para darle el mayor beneficio al capitalista, por supuesto. Mejor ni probarlo.
Recomiendo encarecidamente los roscones de una pequeña pastelería situada en la plaza de la Iglesia del municipio de Galapagar (Madrid). Mayca, se llama. Conserva la esencia tanto de los roscones, como del resto de bollería y pan... Probadlo, no os decepcionará!!!

Bueno eso de INTELECTUALES....SOBRA...El roscón de Reyes lo han matado los malos pasteleros que abunadan en este país, si a ello añadimos que las grandes superficies los venden como panecillos a un precio ridículo, pues está todo dicho.El Roscón , como la Mona valencia son dos bollos sencillos de realizar pero que debe mantener su equilibrio en sus ingedientes y si se añade nata debe ser auténtica, nada industrial .Por lo demás , ESPAÑA tiene en Gral un nivel bajísimo en su panadería y bollería...en pastelería más vale no hablar ,el nivel es bajísimo ...faltan buenos profesioneles formados en la materia y no amasadores de harina, levadura y agua y ciertas recetas trasnochadas de andar por casa con huevos y azúcar...Solución , tanto para lo españoles como para los portugueses, (que su pastelería deja mucho más que desear), es que los jóvenes acudan a formarse en Francia cuna de la mejor panadería y pastelería mundial...Ojo y lo dice un chovinista español, pero al César lo que es de César y a Dios lo que es Dios!!.

Yo espero ansiosa el día de Reyes para comerme el roscón! Nos lo tomamos después de comer, con la tensión de ver a quién le tocará el haba, y vigilando al resto de comensales, que siempre hay algún listillo que intenta esconderla... El roscón lo compramos en un horno de mi pueblo y está buenísimo, totalmente casero!

Hi Mikel, nunca he alardeado de nada en este blog, pero tengo que decir que hago un Roscon de Reyes, acojonante, y la tengo mas grande que todos vosotros, ala ya lo he dicho.
Saludos Mikel & Friends

Añado además las discusiones tremendas que he tenido con mucha gente sobre el relleno de nata e inmundicias similares... hay gente que dice que el roscón "de toda la vida" es el que tiene relleno de nata!!! Pero de qué vida habla esta gente?? Dónde han crecido estos infelices??

En Valladolid hay tres roscones excepcionales:

- El que realizan las monjas de las Isabeles.
- El que realiza la pastelería Maro Vallés (para mi una de las mejores pastelerías de España y muy poco conocida).
- El que realiza la pastelería Cubero de Medina de Rioseco.

Mikel, en el fondo es cuestión de buscar.

http://areaestudiantis.com/

En Santiago, pastelería El Coral. Mejor encargar

Totalmente de acuerdo con el párrafo final. Vivimos en una sociedad aborregada a todos los niveles y nos comemos lo que nos echen. Mi pareja es francesa y está horrorizada con el nivel del pan y la repostería en España... y sí, nuestros sectores son muy quejicas, pero es que está acostumbrados a que nos traguemos cualquier cosa sin rechistar...

En madrid los de Venezia estan mas que aceptables.

Hace años preparé un roscón de reyes digno de juego de tronos.
Resulto una corona de piedra para un trono de hierro.A día de hoy no sé que me impulso a preparlo, si el clavel que me metieron un año por uno que llevaba almendra, la vagancia de no para no hacer cola en la confiteria la Playa o la astucia para saber el lugar exacto del haba y del Rey.
Ya no saben que inventar

Me vais a perdonar pero creo que es muy "guay" pensar igual que Mikel. Si lo compras en un buena pastelería los hay mejores y peores, pero más que comestibles.

Nosotros presentamos una receta con Vídeo, hemos decidido que se llame Roscón de Reinas y Reyes, porque para nosotras las únicas reinas son las travestis y las drags y se merecen un Roscon..
Aquí se las dejo, espero que le presten atención a la receta EN VIDEO Y GRATUITA!
http://dimensionvegana.blogspot.com.es/2012/12/roscon-de-reinas-y-reyes.html

Lo que no entiendo es por qué ha de estar el roscón relleno de nata! puaj, qué ascazo! Un buen roscón, tierno y de calidad no necesita ningún tipo de relleno... él solito, mojado en un buen chocolate es más que suficiente!! Feliz Año! Y sí, la mayoría son regulares tirando a malos y sobre todo carísimos... una pena.

Los que vivís en Barcelona, probad en Badía-Roca. Tienen dos pastelerías. La que yo conozco se encuentra en la calle Pàdua, esquina La Gleva. Los hacen de mazapán, nata, etc... Buenísimos. Los de pastelerías más conocidas, un auténtico fiasco.

Hace algunos años, recuerdo ir en peregrinación de pastelería en pastelería de Barcelona buscando un roscón artesano sin relleno... ¡sin éxito! Hoy conozco algún sitio donde los hacen, pero la calidad es irregular y el precio es abusivo. Este año pruebo suerte e intento hacerlo yo.

Para rosco de Reyes en "Le poeme" en Cádiz. No hay nada más maravilloso que levantarse temparanito el 6 de Enero y tomarse un cafelito con leche y uno o dos trozos de ese rosco.
En mi familia existe un glotón que le suele tocar el haba y el rey. Los hay malvados.

Atención comidistas, si queréis probar roscón de verdad pasaros por cualquiera de las panaderías Benipan en Toledo. Descubriréis a un joven panadero que os sorprenderá no solo con el roscón sino con toda su veriedad de panes artesanos. Se llama Antonio y estoy seguro de que este año oiréis hablar de el en los círculos gastronómicos del país.

Los mejores roscones de reyes no se hacen en Madrid ni en Barcelona, como dijo el señor Capel, se hacen en toda España.
Los que no vivimos en ciudades de millones de habitantes y no copamos los medios de comunicación diariamente, estamos un poco hasta los huevos de gallina de Madrid y Barcelona.
En esas ciudades no hay mejores cosas porque sí, porque sois muy guapos o muy listos, sino porque son ciudades aspiradora que absorben el talento del resto de España.

Mikel, saludos desde Portugal, de onde sigo con mucha atención tus crónicas
por aqui se hace "bolo rei" que es casi lo mismo que vuestro Roscón, y yo hace dos años que hago mis bolos/roscones en casa y hasta me he atrevido a inovar, sustituyendo las frutas cristalizadas en azucar por fruta fresca! Mucho mejor
Feliz ano Novo!
http://perfeitaperdadetempo.wordpress.com/2012/01/06/os-reis-da-casa/

Con este serán 8 años los que llevo sin comprar roscones. Probé a hacerlo en casa con la Thermomix y hay que echarle paciencia, pero el resultado merece la pena. Como mínimo es natural y sin química, pero es que además me sale bueno. Mejor que fruta escarchada y toneladas de azúcar, poned almendras y orejones, que le dan un punto ácido estupendo.

También en Alicante, pastelería Ópalo, todo un descubrimiento

Tengo la suerte de vivir en Alicante y poder disfrutar del roscón de Paco Torreblanca. Delicioso.

Hola Mikel:

Te doy toda la razón del mundo. Yo este año estoy a dieta en navidad por diversas razones. Me he pasado sin turrón, me he pasado sin polvorones, sin beber, y sin excederme ni un poco, pero no puedo perdonar un trozo de roscón de reyes. Eso sí, espero que el panadero que hay en mi barrio lo haga bien, que ya le he advertido que si no se lo voy a decir. En mis años viviendo en Pamplona me las veía negras para encontrar un roscón tradicional, esto es, sin rellenos!

Yo desde hace años lo hago en casa. Lleva tiempo pero con una amasadora es muy fácil. Y desde luego, es mil veces más barato y diez mil veces más rico!

Yo lucho en casa para abandonar la bollería industrial haciendo mis propios bollos. He conseguido que mi hija de 6 años aprecie mis madalenas como imprescindibles y me echa la bronca cuando se acaban.
Con el roscón peleo contra la propaganda de mi suegra a favor de "comprarlos no-sé-donde que los hacen muy ricos y te ahorrar el jaleo de hacerlo y el gasto de horno (sic)" En realidad son malos malísimos, pero ya sabemos que la suegra es la suegra...
Este año volveré a la carga con el roscón de webosfritos a ver si derribo ese muro de talibanismo industrial.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal