Arroz salvaje con guisantes, menta y butifarra de perol

Por: | 06 de marzo de 2013

Arroz salvaje con guisantes menta y butifarrra
Platillo volante. / EL COMIDISTA

 

Durante muchos años, los guisantes me parecieron el máximo ejemplo de aburrimiento vegetal. No eran para mí más que las bolitas verde parduzco de lata que te soportabas a duras penas en la ensaladilla rusa o los perdigones verde eléctrico congelados y después cocidos que te tocaban de castigo en el arroz a la cazuela o en el tres delicias de los chinos.

Hablo de días muy lejanos que se pierden en la noche de los tiempos, claro. De cuando no había probado aún un guisante decente, fresco, desgranado en casa y cocinado en el punto justo para no destruir su fino sabor. Desde que vivo en Barcelona, en cuyos mercados es relativamente fácil encontrarlos en esta época del año, son mi legumbre fresca favorita, en dura competencia, eso sí, con las habas. No suelen ser baratos, desde luego... pero tampoco hace falta zamparse 300 gramos. Su sola presencia como ingrediente segundario revive el plato más mustio.

En la receta de hoy hemos manejado el guisante un poco a la catalana, juntándolo con menta y butifarra de perol (si no encuentras esta última, piensa en salchichas, longaniza o en alguna morcilla de cebolla o puerro). El arroz salvaje es una base exótica / saludable que encaja a la perfección con el resto de los sabores, y que ya se puede encontrar en muchas tiendas y supermercados. Va rebajado con un poco de basmati para que no resulte demasiado agreste (de hecho, algunas marcas comercializan la mezcla ya preparada). El conjunto es un primero (¿o un segundo?) al que me declaro oficialmente enganchado.

Dificultad

Para estrellas de mar.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 gramos de arroz basmati
  • 75 gramos de arroz salvaje
  • 300 gramos de guisantes frescos pelados (un poco más del doble si los desgranas tú mismo)
  • 1 cebolla morada grande (otro tipo de cebolla también sirve)
  • 8 hojas de menta
  • 1 butifarra de perol
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Cocer el arroz en agua salada, según las instrucciones del envase.

2. En una olla con abundante agua hirviendo con una dosis generosa de sal, hervir los guisantes durante 3 minutos y enfriarlos posteriormente en agua con hielo para que conserven el color y la textura.

3. Picar la cebolla y saltearla a fuego medio con un par o tres de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, hasta que esté dorada (no transparente).

4. Añadir a la cebolla los guisantes, saltear un minuto más y en ese momento añadir el arroz bien escurrido, dándole vueltas un par de minutos. Incorporar la menta recién picada casi en el último momento. Salpimentar al gusto.

5.- Emplatar el arroz y acabar el plato poniendo encima la butifarra, cortada a rodajas y previamente dorada –sólo un golpe de calor, vuelta y vuelta– en una sartén bien caliente.

Producción y asistencia psiquiátrica: Mònica Escudero.

Más recetas en:

Supermercado El Corte Inglés

Hay 52 Comentarios

http://cort.as/3UN6
Butifarra autentica por favor
http://cort.as/3UN6

Felicitarte por el blog. Cuando uno es un buen cocinero deja a los comensales chupandose los dedos. Probaré con el flan así quedaré como una reina en mi casa, con mis amigos, familiares o quien quiera venir, Gracias.
Os invito a mi blog http://munluisa.blogspot.com.es/

Anoche mismo pusimos la receta en práctica aunque con un par de variantes por la falta de disponibilidad de ingredientes:
- butifarra cruda roja en vez de butifarra de perol
- habas frescas en vez de guisantes
Riquísimo! La menta le da un sabor muy especial.
De todos modos probaremos la receta original...
Gracias Mikel

Superfan de la butifarra!!!!!!!!!! ohhhh yeaaahhhhh!!!!!!!!

No siempre odio los guisantes, sólo cuando como dice Mikel estorban en algún plato. ¿Quién fue el primero en arrojar un guisante a la paella? ¿Por qué ese gesto se reprodujo una y otra vez fastidiosamente hasta nuestros días? ¿Por qué no han dejado todavía de hacer experimentos de clonación con los guisantes? ¡Si no pueden ser más iguales!
Ahora, que yo tampoco me llevo muy bien con los guisantes frescos, saben a fresco sí, pero ¿y? a menos que le pongas alguna salsilla como hace un cocinero de por aquí (Damaso). En fín, los guisantes para mí son como garbanzos de camuflaje. A mí no me engañan.

Muy buena, mañana voy corriendo al huerto a por los primeros guisantes de la temporada y a probar la receta! (Por cierto: *segundarios.. con C!) Saludos!

Timidaosada, gracias por aceptar la broma, un poco pesada. En el VIVERO de San Juan de Aznalfarache al lado del Hipercor, compre una menta "mejicana" que era puro sabor aftereight. El aspecto de ambas es casi el mismo, pero el sabor no. Prueba la menta con Habitas Mata. Saludos, paisana.

Para Guiñol: gracias a mi sobrina he podido entender tu cultismo...:). También desde Sevilla, por cierto. Pues me da que nunca he probado la menta "al natural" ya que siempre he tirado de la hierbabuena que nos regalan en la verdulería de la plaza...probaré si es tal la enorme diferencia...gracias!!!

Esta muy buena la receta... igual pienso que es una Entrada. Y se deberia comer tibia o a temperatura ambiente. Los guisantes no son aburridos!!! Son el contraste ideal para un plato que si fuera por las butifarras, pareceria muy procesado, con demasiada "mano del hombre"... Precisa el verde de los guisantes! Yo como plato Segundo sugiero estos Zucchini Rellenos... Saludos, Mikel. http://polloala.com/2013/03/05/recetas-destacadas/zucchini-relleno-de-pollo/

¿Os habéis dado cuenta? Mikel está enamorao..."Para estrellas de mar"

Muchas gracias por la respuesta.
La duda, más que por el hecho de por qué era sustituible, era más que nada porque normalmente este tipo de embutidos suelen ir especiadas de formas particulares que pueden ser la mejor opción para complementar el resto del plato. La buscaré sin falta, que el resto promete mucho.

Timidaosada, la menta y la hierbabuena se parecen tanto como Patricio a Bob Esponja, perdon por el cultismo. Ambas son mentas pero la primera es intensa (peppermint, chocolate after eight,...) y la segunda, suave y dulce. Pasate por el vivero y casi por 2 eurillos, podras tener ambas.

Carmela, mi niña, desde Sevilla te digo que me has transportado a la mesa de mi suegra en LANZAROTE, ñam. Y un buen caldo de papas con sus arvejitas? Deli(s)ioso!

▲▲▲SORPRENDENTE VIDEO Revela Como BAJAR 15KG AL MES ¡¡SIN DIETA!!.
Tu HIGADO es la CLAVE.
▲▲▲ Mira el video aquí: http://su.pr/2we2i5

Hombre, el merito no son los guisantes, es la butifarra que alegra cualquier plato!! ;P

Yo, que soy tinerfeña, las llamo arvejas y, desde que tengo memoria y voy para 50 añitos de ná, recuerdo con especial cariño cuando mi madre llegaba del mercado con las arvejas en sus vainas y me ponía a desgranarlas. Después preparaba un exquisito plato que llamamos arvejas compuestas. Se trata de hacer una buena fritura y desleir en ella azafrán. Esa fritura y un vasito de vino blanco, se pone a las arvejas una vez guisadas (cocidas) y se les da un hervor para que cojan el sabor. A ese guiso se le añaden unas papas fritas cortadas en tacos gordos y un par de huevos duros. Ni te cuento... sigue siendo uno de mis platos favoritos. De hecho, cuando tengo "mono" lo hago con arvejas congeladas, que no es lo mismo ni se le parece, pero mata el antojo.

ups! seba? noooo ceba!!

pèsols, amb pernil iberic, seba i el toc deliciós de la manta..... mmmmmmmmmmm!!!!
però així també els probarem!

En serio, cásate conmigo.

Bravo!

He seguido el mismo proceso que tú con los guisantes... de pequeño los detestaba. Por suerte descubrí los frescos en mi frutería habitual. La combinación guisantes-menta la había utilizado en alguna crema y es fantástica.
Un saludo

Recuerdo cuando era pequeño y mi madre me pedía que le ayudara a desgranar los guisantes: fiesta mayor! me comía mi plato sin que pasara por la cazuela. Respeto a los que no les gustan, pero creo que no los han probado en su punto (los congelados no son guisantes, son "bolitas verdes"). Si os gustan las verduras aprovechar esta temporada: guisantes, habas, alcachofas,... Os dejo una menestra que además va ilustrada con bogavante, lo dicho fiesta mayor.
http://www.persucar-hipa.blogspot.com.es/2013/02/menestra-de-verduras-con-bogavante.html
Saludos!

Yo en Helsinki los compraba en uno de los puestos que ponían en el puerto, en unos saquitos o cucuruchos de papel, era como comer pipas, estaban un poco dulces y muy ricos mientras paseabas mirando al mar... y en Canadá ponen de aperitivo como unas judías verdes pequeñas que sacas de las vainas -que vas dejando aparte- y que también están como entre dulce y salado, muy ricas...

Los guisantes frescos son para mí una de las mayores delicias del mundo. Cada vez que llega la temporada los compro a cascoporro, pero nunca consigo preparar ninguna receta con ellos porque me los como directamente, sin hervir y son como una adicción, no puedo parar hasta que los termino... Intentaré hacer la receta, pero no sé si llegará algún guisante vivo.... En fin... Mejor eso que en la calle delinquiendo, que diría mi madre...

Para mí es un verdadero error comprar el arroz salvaje ya mezclado con el basmati. Primero porque claramente tienen diferentes puntos de cocción, el primero tarda mucho más que el segundo. Además, el arroz salvaje debe ir remojado durante un día entero. Allí veran que con la hidratación, algunos de sus granos revientan, dejando ver su parte blanca interior, haciéndose más suaves y agradables. Aquí les dejo una buena receta hecha exclusivamente con este pseudo arroz, que si se trata bien es de lo más delicioso que hay. http://contactoconlodivino.blogspot.com.ar/2011/09/risotto-de-arroz-salvaje-con.html

señor comidista, bienvenido al delicioso mundo de los guisantes frescos. Si le gustan los que compra en el mercado ni se imagina lo que es comerlos recién recogidos de la mata, ni siquiera hace falta cocinarlos. Nosotros los desgranamos y los echamos tal cual a la ensalada. Y cuando recolectamos va uno para la saca, otro para el buche, jijiji Son puro dulzor, una golosina vegetal. Según Sarah Raven, ese primer dulzor lo pierden en cuestión de horas. Así que ya sabe, a sembrar guisantes para saber lo que es bueno.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre el autor

Mikel López Iturriaga

es un periodista y bloguero con cierta afición por la comida, que escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser. Antes trabajó en Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com y ADN. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

La cocina pop de El Comidista

La cocina pop de El Comidista

Una nueva entrega del cocinero más pop. Un libro en el que no sólo encontrarás recetas, sino todo el universo de El Comidista, el blog de cocina más completo y popular.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal