40 Aniversario

StreetXo, la versión callejera de un 'tres estrellas'

Por: | 21 de noviembre de 2013

Streetxo tarjeta
La tarjeta de StreetXO sobre la mesa de mi casa. / EL COMIDISTA

 

Suenen las trompetas y las fanfarrias: Madrid tiene por fin un restaurante merecedor de las tres estrellas de la Guía Michelin. Pero yo no voy a hablar de DiverXo, que de alta cocina sabe mil veces más el crítico gastronómico de este periódico, José Carlos Capel. En El Comidista, que es más de andar por casa en zapatillas de paño y bata de boatiné, encaja mejor StreetXo, el local (relativamente) barato del hombre de moda de la gastronomía española, David Muñoz.

Esta barra callejera -en espíritu, porque está en la planta 9ª de El Corte Inglés de Callao- mantiene los principios fundacionales de la cocina de Muñoz: fuerte influencia asiática unida a elementos tradicionales españoles y el refinamiento propio de la vanguardia. Casualidades de la vida, este mismo lunes, dos días antes de que el chef de 34 33 años se hiciera con la calificación más preciada de la restauración mundial, fui a comer allí. Era la segunda vez que iba, y creo que me impactó tanto como la primera, días después de la inaguración.

Como espacio, StreetXo lo tiene todo para horrorizarme. Hay que comer de pie salvo que pilles alguna de las pocas banquetas disponibles. La música suena a todo volumen. Los cubiertos son de plástico, por lo que más te vale saber usar los palillos. Y no hay más vajilla que unos papeles encerados. Pero toda esa incomodidad empieza a diluirse en cuanto te fijas en el trabajo / espectáculo de danza culinaria que los cocineros llevan a cabo delante de tus narices, y desaparece definitivamente nada más probar el primer plato.

El pollo a la brasa marinado en chiles dulces, con un fantástico sabor ahumado y una jugosidad dificilísima de alcanzar en una pechuga, llega acompañado de una ensalada de naranja, olivada y especias. El tataki a la brasa de pez mantequilla es ese pescado que venido de otra dimensión para darte placer. Las gambas x gambas x gambas x gambas x gambas exploran con imaginación las posibilidades de, sorpresa, las gambas. Y el sandwich club se transforma aquí en una especie de bollo al vapor de estilo chino relleno de cerdo, ricota, mayonesa de hierbas, chile y ajo y huevo frito de codorniz con picante japonés.

Streetxo5

Streetxo4

La gamba a la quinta y el pollo. / EL COMIDISTA

 

Ahora bien, no fueron esos mis platos favoritos del StreetXo. Lo que habría comido sin interrupción en los próximos dos años habría sido el tuétano con cococha de bacalao a la brasa y los dumplings. El primero une cocina vasca y coreana para crear algo inexplicablemente coherente. Y el segundo es, sin más, la pura perfección: unas empanadillas chinas con la mejor oreja crujiente que he tomado en mi vida acompañadas de salsa hoisin (la del pato pekinés) pero de fresa, alioli y unas rodajitas de pepinillo.

Streetxo3 Streetxo
Los dos 'greatest hits'. / EL COMIDISTA

 

Lo lógico sería pensar que David (o Dabiz, como se autodenomina en Twitter) está concentrado en su restaurante de primer nivel, que es DiverXo, y que sólo pisa StreetXo de ciento en viento. Pues no. Si este garito funciona tan bien es por dos motivos: el primero, porque su jefe está allí casi todos los domingos y los lunes, y no se le caen los anillos por ponerse a cocinar. El segundo, porque cuando no está él tiene un equipo de cocineros de total confianza capitaneados por Rafa Ferreyra, un señor supervitaminado que te toma nota, te explica todo y que, cuando llega a casa, se debe de derrumbar como un edificio en ruinas de toda la energía que ha gastado en el día.

Tras la concesión de la tercera estrella a DiverXo, la gran pregunta es: ¿qué va a hacer ahora el señor de pelo mohicano? El lunes le pregunté si se iba a Londres. Me dijo que lo único seguro es que abría allí StreetXo en local de 400 metros cuadrados en el pijísimo barrio de Mayfair, y que después llegaría Singapur, destino natural de un cocinero tan marcado por la cocina asiática. También me explicó las claves de su éxito. "Ir a mi bola y tocar sartén". Es decir, no dejarse influir por lo que dictaba la moda ni la crítica, y no olvidar que el cocinero, por muchos ajos en los que esté metido, no puede dejar de mancharse arrimándose a los fogones. "La cocina es como un músculo", asegura. "Si no lo ejercitas, pierde fuerza".

Lo que ha conseguido este treintañero madrileño con sus dos restaurantes sólo lo logran los afortunados, los genios y los que trabajan 15 horas al día. No sé si él pertenecerá a los dos primeros grupos humanos, pero al tercero, seguro. Lo único que puedo reprocharle es que no haya mantenido en la carta el cocido Hong-Kong-Madrid, una de las cosas que más me gustaron en mi primera visita. Pero todo lo demás es digno de aplauso, incluida la ausencia de prebendas: de igual forma que en DiverXo no se cuela ni Emilio Botín, en StreetXo paga todo hijo de vecino, sea periodista, bloguero, famoso, grande de España o familiar del mismísimo David.

Streetxo ticket

A 30 y poco por cabeza. / EL COMIDISTA

Hay 57 Comentarios

Todo un espectáculo. No sólo por la impactante mezcla de sabores y la fusión entre comida asiática e ibérica, sino por todo lo que rodea a la puesta en escena de este restaurante, imitando a los food courts asiáticos. Ruido, cocina a la vista con los cocineros trabajando, agitación, humo, comida en la barra con cubiertos desechables o con la mano. Todo esto como evocación de la comida callejera. He hecho una crítica en detalle, por si queréis verla en mi blog (¡llevo varios días documentándome!):
http://yanzoo.es/restaurante-streetxo-serrano-critica-con-su-carta-y-precio/

El precio me parece exagerado para una barra y ya el punto final, detesto el plástico.
Es una bonita escusa lo de callejero para no poner cubiertos de verdad.
No nos dejemos engañar por las moderneces que a veces nos meten mas de un gol.
Me perderé esos platos que me parecen exquisitos, pero el lugar , las condiciones acústicas y el plástico me lo impiden.

Nosotros lo hemos visitado tres veces y las tres nos encantó. Como única pega el volumen de la música pero el resto de 10!! http://viajesytapas.blogspot.com.es/2014/01/streetxo-la-barra-de-diverxo-made-in.html

Veo que hay diversidad de opiniones , habrá que probarlo y después juzgar. Pero creo que la calidad es cara aquí y en Pekin , si quieres un Mercedes debes pagarlo , ahora bien habrá que ver que calidad y sobre todo la CANTIDAD , que en estos sitios sales con hambre normalmente y eso a mi me jode.

Todo tiene una pinta excelente y seguro que me pasaré a probarlo ahora que se donde está. Lo único es que por lo que he visto me parece un poco caro. Pero bueno... si realmente lo vale está bien.
http://comidadehoy.com

Cómo puede un restaurante/Bar de diseño hacer al cuenta en COMIC SANS!!!!???? El horror!!!!

A mí me da igual a lo que haya querido el chef que recuerde el restaurante a base de musicaza y cubiertos de plástico.
Yo lo que sé es que dos tapas y una birra, de pie y con cubiertos de plástico cuestan 30 euros.
Si quiero probar su cocina, por algo más del doble, como sentada en su restaurante, con cubiertos de verdad, sin música y bien servida.
El chiringuito este me parece un timo.

@Codex y " Qualityfry: El espíritu del Streetfood está muy bien, pero maticemos: Dabiz ha dicho ya, según se ha leído aquí, que tras las 3 estrellas va a hacer algo en Londres y Singapur. Y Codex dice que Dabiz ha dicho que el concepto de los cubiertos de plástico y el comer de pie y el ruido tiene es algo que el ha visto en Singapur. Bueno, pues le reto a que habrá un StreetXO en Singapur a ver lo que dura. En primer lugar, los "Hawker centres", que es así como llaman allí a esos puestos de comida callejera, son emplazamientos en los que uno se sienta en mesas comunales, nada de estar de pie, y el ruido es el propio de un lugar bullicioso, sin que haya música que te vuele la cabeza. Por último, en estos sitios unos tallarines te cuestan entre 3 y 5 euros y son porciones que llenan. A mi me parece que esta alusión al "Street food" para explicar StreetXO es una manera de vestir a la mona. Respeto, por supuesto, que se pueda cobrar (y pagar) cantidades importantes de dinero por comer, pero no te pueden vender como restaurante lo que es un bar en España. Bar: lugar bullicioso donde comes tapas de pie. Y no sé yo si le cambiamos el nombre y le llamamos bar, qué nos parece pagar 91,50 euros.

Gracias David por impulsar el espíritu street food que puede dar una oportunidad a nuevos gastroemprendedores.
http://www.qualityfry.com/destacadas/355

Artículo interesante, gracias por la publicación.

La comida de DiverXO es TREMENDÍSIMA, original, divertida, joven y descarada.... Bien ganadas las 3 estrellas!

StreetXO no es barato, pero la calidad es espectacular... el sabor es el eje central, lo demás puramente secundario... Increible Ramen, increible sandwich... Felicidades por el año!!

Me alegro de que David Muñoz triunfe entre los chef después de haber triunfado con Estopa. Para los que no se puedan permitir StreetXO o prefieran mejor cubertería, aquí va una entrevista y unas recetillas que nos regala:

http://www.noselepuedellamarcocina.com/wp-content/uploads/2009/01/recetas-david-munoz-diverxo.pdf

Por 91,50 Euros, invito a mis 25 mejores amigos al cine el día del espectador y me sobra para el bus de vuelta a casa, ¿Y tú?

¡Pero qué sadismo tan pop!: Música atronadora, comer de pie...francamente, Lhardy lleva más de 150 años en el mismo sitio; ya veremos lo que dura esta modernez...idea gratis para postre: velouté dulce de alkaseltzer con virutas de lexatin servida en chupito de plástico para llevar. No, gracias.

Yo no he tenido oportunidad de comer ni en diverxo ni en streetxo, pero si probé un plato de David en el encuentro de cocineros revelación en el restaurante Ars natura (cuenca) el año pasado, sopa agria de buey con fideos enoki, escandalosamente buena, desgraciadamente este año en el mismo encuentro en Santiago de Compostela nos hizo un feo y no cocino nada (los otros 10 cocineros revelación si). Todos los cocineros que conozco que han ido a diverxo dicen lo mismo, que es un genio. David va en camino se ser reconocido como uno de los mejores cocineros del mundo

Quizá al autor le ha faltado explicar, porque està claro que no se ha entendido, que lo de la música alta, los cubiertos de plástico, etc. corresponde a que David quiso hacer un lugar que recordara los de comida callejera (Street food) de Asia, en especial de Singapur. Obviamente eso permite mantener los precios en niveles relativamente moderados, sin renunciar a la excelencia en la materia prima y a una cocina, necesariamente, compleja y técnicamente muy sofisticada. Para los que hemos tenido la suerte de seguir a DiverXo en sus dos locales, desde el principio, este tercer "macarron" es un motivo de alegría grande por David, Ángela, Javi y toda la panda que llevan años partiéndose la cara y trabajando como mulas.para darnos placer.

¿La "birraaaaaaa" es de larga duración? Parece un sitio interesante!
Por cierto, Comidista, ¿vas a hacer un post sobre Film&Cook, ahora en Barcelona?
http://notonlyeating.wordpress.com

También que no haya prebendas.
*
¿No somos todos iguales ante la ley? (Juan Carlos I dixit)

A ver Iturriaga: te metiste para comer (91,50 por comer de pie y con cubiertos de plástico, pero allá tú), una de albóndigas, otra de gambas, un sandwich, otra de tuétano con cocotxa (por cierto, ¿por qué no "kokotxa" o "cococha"?. En fin...), otra de pollo, otra de tataki y el dumpling pekinés. Todo regado por dos de agua y una birraaaaa....¿Y luego te metes con la dieta de los "vigoréxicos"?.
No me extraña que los ex-jugadores de basket os pongáis tan fondones....

Lo que más me gusta (aparte de la comida que tiene una pinta de miedo) es la clave de su éxito: "Ir a mi bola y tocar sartén".
*
¡Cuánta razón tiene!
*
Debería ponerlo a pie de página en la cuenta, a modo de alegoría, a ver si más de uno de los que van por ahí se aplica el cuento.
*
¿Nos vas a decir algún día por que nivel del Candy Crush vas? Y no esperes a pasar del 100, claro, que así no tiene gracia.

¿Cómo de vieja es la vaca de las albóndigas?

A mi que me esperen.

91 euracos pagados en efectivo. No aceptan tarjetas?

Este me da pereza. Soy muy comodón como para comer como en un tren. Al Diverxo intenté ir dos veces. No daban teléfono. Les mandas (o mandabas, no sé si ahora lo hacen mejor) un e-mail con un montonazo de tiempo de antelación y te contestaban cuatro días después diciéndote que no tenían mesa y no te ofrecían fecha optativa. Y esa misma tarde ¡voilá! te llamaban al móvil, no sé si se lo habrían pensado mejor, les fallaría una reserva, intentan hacerse los estupendos, se organizan de pena o qué. Solo la segunda vez dieron conmigo y decliné la oferta. No me parece una forma seria ni profesional de llevar las cosas. Y siendo un asunto de comer -supuestamente- bien, prefiero gente más fiable desde el principio. Supongo que al crítico de la cosa de los neumáticos se lo pondrían más fácil. Me alegro mucho por el chef, tan joven y tan bueno (todo el mundo lo dice, no sólo aquí).

Me gustaria poder probarlo para valorarlo en justicia y ver si la ecuación calidad / incomodidad / precio es sostenible. La fusión de cocinas e ingredientes siempre supone un aliciente, os dejo como muestra unas gyozas (empanadillas asiáticas) de pato y jengibre en caldo de castañas, humeante y muy otoñal
http://persucar-hipa.blogspot.com.es/2012/12/gyoza-de-pato-y-jengibre-con-caldo-de.html
Saludos!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal